HISTORIA DE VALLE DE ARAN , PROVINCIA DE Lérida, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Lérida

Historia de Lérida


 


>



PUEBLOS DE Lérida

Historia de Lérida

Localización de VALLE DE ARAN , Lérida


MAPA DE VALLE DE ARAN , Lérida
COORDENADAS GPS:
41.625069 , 0.606423

VALLE DE ARAN   (HISTORIA) .
  - Lérida.


Datos de la localidad:

    y partido judicial (') deentrada en la provincia de Lérida, diócesis de Seo de Urgel, audiencia territorial, ciudad g. de Barcelona, compuesto de i v., 26 1., 8 aid., 4 cas. y 3 santuarios, que forman 27 ayuntamiento, cuyas población mas importantes tienen entre si con la cap. de provincia, Madrid, y las dos ? referidas, las dist. que aparecen en el cuadro siguiente:
    Situación. Puede decirse que este valle se llalla enclavado dentro del Pirineo entre elevadas montanas, que desde los puntos mas culminantes de aquella importante cord, sc desprenden por la vertiente set. hacia el terr. de Francia, á una dist. casi igual entre Bayona y Perpiimn, centro por consiguiente de la dilatada linea con que la naturaleza lia marcado los lim. de España; al pie también, para la mayor importancia del pais que se describe, del encumbrado pico de la Maladeta, objeto de admiración de naturales v cstrangeros. Confines. Por el Norte con el departamento del Alto Garona y con el del Ariege, por E. con esto último y cl partido judicial de Sort, provincia de Lérida , Por el Sur con dicho part, y el de Bollaba provincia de Huesca , y por O. con esta misma provincia y el ya mencionado departamento del Alto Garona: la simple designación de los confines demuestra que la mayor parte del valle está rodeado de terr. francés, puesto que la'casi totalidad de sus variadas montañas traza los lim. de España y Francia. Territorio. En los diferentes diccionarios, en que se ha hablado del valle de Aran, se ha dicho que este pais tenia 7 leguas de largo y 6 de ancho, sin duda adoptando para fijar la primera dist. el punto de Tredós basta Puente de Rey , lim. do España y Francia; y para la segunda el terreno que media entre los montes que están sobre Viella ó sobre Arties y los confines del suelo francés , en las escasas y difíciles comunicaciones que se hallan á la der. del r. Garona. Pero en el señalamiento de estas dist. ha habido á no dudarlo esceso de ligereza y escasez de estudio, porque el terr. que comprend*

    ["] Este part, iigura en la Guia con el nombre de Viella , su V ? i>. , pero en cl pais lo llaman juzgado del valle de Aran. I y

    el partido judicial del valle de Aran, el que estaba en lo ant. su jeto á la autoridad del gobierno militar del pais, gobierno conocido con el nombre de Castcl-Leon, el que por tantos siglos se ha visto regido por fueros especiales de aquella comarca, es mucho mas eslenso, porque comprende desde el hospital de la Bonaigua, va vertiente meridional del Pirineo, confinando con pueblos del partido judicial de Sort, ant. corregimiento de Talara , hasta llegar cruzando siempre el valle, bordeando constantemente el r., al referido Puente del Rey : otra estension pudiera también trazarse del valle de Aran desde el confín oriental de las posesiones correspondientes al santuario de Montgarri en sus confines con el pueblo de Alos, partido judicial de Sort, última población de España al pie del puerto de Salau, siguiendo la magnifica y sorprendente llanura deBeret, pasando por el mismo nacimiento del r. Garona hasta llegar á Tredós y Salardu, y entrar en el camino que viene de la Bonaigua : en uno y otro caso la estension, ? hablando con mas propiedad, lo largo del terr.no baja de 11 ¡i 12 leguas En la anchura del terr., si adoptáramos como término de partida el hospital dicho do Viella (también en la vertiente meridional, lindante con los pueblos de Senet y Aneto , de Lérida el primero , de Huesca el segundo , situado á der. é izquierda del Noguera Ribagorzana), para subir el puerto del nombre de la capital del valle, descender á esta y cruzar el Garona, a fin de doblar después las montañas que se hallan sobre Vilach con dirección al terr. francés, hasta alcanzar los lim. de ambas naciones cerca del pueblo de Senteny del departamento vecino, no se haria seguramente esta travesía en el espacio de 10 horas. Hecha esta aclaración, que hemos rreido necesaria para no incurrir en errores que otros han cometido, seguiremos describiendo el terr. de este valle presentando las mas importantes modificaciones de su suelo. Elevadas y ásperas montañas le circuyen por todas partes, siendo la principal conocida en el pais con el nombre de pico de la Maladeta, al SO. con dirección á Benasque, provincia de Huesca. Esta abundancia de montes que unos á otros se suceden, rodeando el valle sin interrupción desde Tredós hasta el puente del Rey , bien se tómela dirección de la izquierda del Garona por Arties, Casarill, Escuñau, Betren, Viella , Casau, Gausich, Las. Bordas, Bossost y Bausen, bien la de la der. por Bagergue, Tredós, Salardu, Uña, Gesa, Garos, Vilach, Mont, Montcorbau, Betlan, Aubert, Vila, Arros, Begós, Benós , Vilamos, Arró, Arres, Les y Canejan; esta abundancia de montes, repetimos, hace que ú la vez la llanura del valle no llegue ni á medio cuarto de hora ; en algunos puntos ni á 5 minutos, abrazando en otros solo el cauce del r. y el camino que á su lado marcha hasta llegará Francia.

    En un pais tan monlafioso, con nieve perpetua en algunos puntos es natural broten diferentes fuentes que dan nombre á r. masó menos importantes y varios de ellos caudalosos. El r. principal del valle de Aran es el Garona, ya porque le cruza en toda su estension , ya porque lleva el mayor caudal de agua , ya en fin porque da el nombre á uno de los mas grandes que la Francia conoce, cruzando una vaste estension de su terr. Caminando desde Salardu á Montgarri y cuando apenas se ha marchado t/4 de hora por aquel áspero, pendiente y peligroso camino, se descubre el monte , que mas bien pudiera llamarse y nosotros llamamos llanura de Beret (V.). Con dificultad puede un viajero verse mas agradablemente sorprendido al llegará la altura, desde donde se domina una gran parte de terreno llano, ó bien cubierto de nieve en cantidad considerable, ó bien ocupado por grandes rebaños de ganado de toda clase , nacionales y cstrangeros : á poca dist. desde que la llanura principia , siguiendo un camino de herradura poco conocido , y junto á él, hállase una luentecita que ofrece muy escasa cantidad de agua ; aquel manantial es conocido en el pais y designado en el Jenguage que allí se usa con el nombre de titteiil rfe Garona (Ojo del Garona). iCuáiitas veces con personas notables del pais, con hombres influyentes del vecino reino de Francia y otras naciones , visitando esta fuente, hemos comparado su soledad, su humildad, su escasez de agua, con el aspecto que presenta la conclusion de aquel mismo r. en la ? de Burdeos, donde ofrece tanto movimiento , tanta animación , tanta vida , si bien por desgracia, lo sentimos en el fondo de nuestro corazón , no tanta riqueza como debería tener una población que va perdiendo su importada mercantil, al paso que el Havre y Marsella ostentan su inmenso poderío! Esto manantial que

    nias del punto que designan en cl pais eon el nombre de Cap de Aran , se marcha disfrutando à cada paso nuevas vistas, risueñas todas, todas pintorescas ; barrancos por todas partes que se cruzan por peligrosos puentes hacen diticil y en algunas épocas del año peligroso el tránsito; pero eso iro impide que se contemplen los pueblos situado en montes elevadisimes como cuando se pasa por frente de Vilamós , de Arres, á dondo conduce un camino estrecho, y temible por una cuesta prolongada que doblan sin ninguna dificultad, aun con nieve y con hielo las caballerías del pais habituadas áaquel terreno ¡l'n dirt llegara, abrigamos esta dulce esperanza, en (pie este valle sea un punto predilecto de concurrencia para los nombres que en la estación del verano abandonan sus hogares à I'm de buscar en las pequeñas población descanso á sus fatigas, y en el ambiente libre y puro de aquellas frascas montañas uñ alivio á su salud quebrantada ! Para que esto se consiga, para que puedan un día ser felices los araneses, necesario será adoptar algunas medidas, yestas medidas las indicaremos nosotros en lo que falla de este articulo. Caminos: Hablando con propiedad, puede decirse que el valle de Aran solo tiene un camino desde Tredós hasta Puente del Rey, generalmente bordeando el r. y cruzándole algunas veces puentes, ya de madera, ya de piedra , como en Tredós , Arties, Viella , Auberl, Les (') y Puente del Rey : este último es de madera, seguro, bastante ancho, corto, porque el r. va encajonado entre dos peñascos, situado en terr¡ español á r> pasos del francés. El camino generalmente es malo ; desde Tredós hasta Viella es solo para caballerías, y en algunos puntos bastante peligroso ; desde la capital hasta Puente del Rey van carretas y aun carros de i ruedas, en su mayor parte de madera, biro que algunas forradas de hierro y tiradas únicamente por bueyes para conducir ¡as maderos de sus bosques: por esta razón hay empleado crecido número de caballerías, no solo para los trasportes del interior del valle, sino para los de los pueblos de Fos, San Beat y otros de Francia con quienes tienen relaciones los araneses. La necesidad primera del pais es facilitar la comunicación desde Tredós hasta el Puente del Bey, á cuyo punto llega el camino real de Francia , que contrasta por cierto con el que présenla la España: la carretera no.ofrece cu punto alguno dificultades, porque en la casi totalidad de la estension que hoy tiene, pudiera servir el actual camino dándole mayor ensanche y solidez. Para la construcción de esta carretera se hace necesaria la intervención del Gobierno, porque el pais por si solo no puede sufragar tanto gasto; los demás caminos del valle son todos de herradura, lodos en cuesta y la mayor parte peligrosos : las comunicaciones de uno á otro pueblo generalmente son por veredas, intransitables gran parte del año; los demás caminos estio. en los puertos (pie conducen á Francia y á las provincia de Lérida y de Huesca, y de los que haremos mención por su importancia. Para comunicar el valle de Aran por el camino que desde Esterri de Anco ( part, de Sort ) va a Tremp y Lérida, ó por la izquierda á Barcelona, tienen que atravesar los araneses el puerto qne unos llaman de Pallas y otros de la BÓnaigua: este puerto no es elevado, pero en cambio es sumamente largo, no bajando de i horas , y es de advertir que en las épocas de peligro , doblado el puerto no cesa el riesgo, porque en las dos riberas, particularmente en la 'de Tredós, ocurren muchísimas desgracias. Este puerto, el principal del valle , el mas concurrido, aun cuando esté cubierto de nieve, aunque la haya en grande cantidad,, se Iransita, contal que el tiempo no" sea tempestuoso , porque si reinan vientos fuertes ó es muy espesa la niebla, el valle de Aran se incomunica con el resto de España por to , 20 v aun 30 días , y hasta con muchísima dificultad reciben el correo en determinadas ocasiones, retardando el paso mas de 8 dias algunas veces y doblando el puerto con grave riesgo, acompañado de varias personas de uno y otro iado. Esle. puerto puede considerarse completamenlcabierlo, derretida la nieve del tránsito cinco meses; cuatro y medio comunicable á beneficio de los esluerzos del país y del. valor proverlúal de los hab. para luchar contra este género de peligros, pudiendo decirse (pie

    (*) Con eile nombre se conoce no solo el puente que hay dentro de la poblaciónde Les, sino también el que «e halla al terminarla llanura en dirección á Francia , al que llaman en el pais Pout de la Una de L»s , (puente del llano de Le$).

    los dos meses y medio mas rigurosos del invierno estaría completamente cerrado para las personas, como lo está para las caballerías, si no tuvieran los araneses necesidad de proveerse en este lado del Pirineo de los artículos indispensables de la vida. De aqui las desgracias que ocurren en este puerlo, en el que apenas pasa un invierno en que no tenga el pais que llorar la muerte de honrados ciudadanos, de hombres laboriosos, de padres recomendables. Con dificultad podrá en lar. eos tiempos olvidar el valle la terrible catástrofe de febrero de 1843, de que liaremos ligera mención, por la importancia que eslos hechos puedan tener, á fin de lijar la suerte y el porvenir de esle pais, digno de la protección del Gobierno. Varios veciudad,. de esos que ganan el sustento de su familia luchando contra todos los elementos quo la naturaleza presenta en aquellos países, algunos de ellos á quienes personalmente conocíamos, residentes en Viella, Arties, Gesa, Salardú y Tredós, se hallaban con sus caballerías al otro lado del puerlo en la v. de Esterri. Claro el dia, apacible el horizonle , sin ninguna de aquellas señales que auguran una tempestad próxima, emprendieron su marcha: -en lo alto del puerto cambió el tiempo, principió á caer abundante nieve, comenzaron los riesgos, sobrevino la fatiga, nació el desaliento; poco después un fuerte torbellino vino á complicar la situación de aquellos desgraciados, y ya, como a una horade Tredós , abandonaron- las caballerías para salvarse. Pero era larde ; habían perdido el camino, al paso que agotado sus fuerzas. En aquel instante se dispersaron ; 5 de ellos murieron; 1 logro llegar al pueblo moribundo, y otro pudo ganar con las caballerías una cabana, y allí permaneció 4 (lias hasta que pudieron socorrerle.

    En época mas reciente, 23 de enero de 1845, en este mismo puerlo, y cerca del mismo punto de aquella catástrofe, un capitán de carabineros, uno de sus subalternos, 2 franceses y 4 españoles perecieron por otro torbellino, salvándose solo una de las 10 caballerías que llevaban cargadas, sin que nadie tuviese noticia de esta terrible catástrofe, hasta que al cabo de 4 dias el relincho del mulo qne vivía, llamó la atención del correo, quien, al volver la vista, hubo de presenciar el triste cuadro i[uc ofrecía el aspecto de tantos cadáveres: el animal sufrió cuatro dias, siguió al correo y llegó á Tredós. El mismo autor del Diccionario , separándose del orden cronológico, puede referir, como testigo presencial, el hecho siguiente: hallándose en el año 1835 , en aquel pais, degobernador y juez de primera instancia del valle ('), tuvo precision de doblar çl puerlo para una operación militar de importancia ; con este motivo salió á las 12 con una columna á sus órdenes de la capital del partido, y llegó á las 4 de la tarde a Tredós; al darla* disposiciones para emprender el movimiento, después de un corto descanso , instáronle vivamente sus amigos para que no pasara el puerto de noche ("); pero el movimiento no podía retardase nt un instante; la sorpresa que se verificó, debía realizarse antes de amanecer : salimos á las 5 de Tredós con varios paisanos que sirvieran de guia y auxiliaran la marcha de los caballos : la mayor parte de aquellos huyeron en la misma ribera de Tredós y'mucho antes de subir á lo alto del puerto, los animales hubieron de detenerse fatigados hasta el último punto : Ja columna siguió su marcha , y á las lo de la nocho perdió el rumbo; el frió era estraordínario , la nieve abundantísima , los palos elevados que señalan el camino , estaban cubiertos ; la situación era critica , los momentos decisivos: los hombresmenos valerosos temían próxima la muerte; la risa,' señal del próximo fallecimiento-, asomaba á los labios de los menos robustos; un teniente del pais se vio ya perdido , cuando el autor de esta obra mandó que dos tambores le pegasen grandes golpes con las correas de la caja ; esforzados araneses y pallarcses se separaron de la columna para ver si encontraban la señal délos árboles: en. aquel estado de inesplicablc agonía, el camino se encontró ; al rceibir la noticia el

    (') El juzgado lo tenia en comisión, .por ser en propiïiUd juez de. primera instancia de Barcelona.

    (**) En el país se tiene puY muy arriesgado, y lo es ciertamente pasar el puerto en el invierno, después de las dos de la larde, y todos prefieren salir de los'puntQi habitados antes de amanecer; primer«, porqucla nieve esta mas {irme; segundo, porque son raras la* tempestades por la mañana; es pues un adagio en lenguagc de aquella comarca, mi port i/ al molí de malí (al puerto y al malino d* malta »ai. que estas lineas escribe, en lo mas alio del puerto en aquella posición angustiosa, «nos hemos salvado, gritó con voz esforzada «columna, viva l.i libertad, viva Isabel II;» todos respondieron con entusiasmo, y abriendo camino, emprendimos la marcha entrando .i poco tiempo en el hostal (mesón) de la Bonaigua. Nunca podrá olvidar el escritor de este articulo el interés que inspiraba la conducta délos hombres, que Í(rimero llegaron a aquel sitio, cuando, después de tomar un igero alimento, se lanzaron de nuevo al puerto para auxiliar á aquellos de sus compañeros que, no habiendo podido resistir tanta fatiga, se habian quedado rezagados: nadie murió Íior fortuna, y solo á un soldado franco fué necesario hacerlo a amputación de los dedos de los pies. Hechos son estos que nadie puede desmentir, y que deben llamar la atención del Gobierno , porque dignos son, á no dudarlo, de la protección de su Reina, los españoles que el valle de Aran habitan, á pesar de que la naturaleza les baya colocado fuera de los limites naturales de la España. Por lo pronto es de absoluta necesidad la construcción de un hospital al pie del puerto en la vertiente set., al principiar la prolongada y peligrosa ribera deTrcdós. Bien conocemos que la naturaleza opone un obstáculo poderoso eir otra de las falalidades que aquejan á los que habitan la falda del Pirineo; hablamos de lo que en el pais se llama Inuels, en francés avnlanche ó sea desprendimiento de nieve caída de lo alto de las montañas. Aquellas inmensas moles en dias de calma se desprenden, destruyendo cuanto á su paso encuentran , bajando mezcladas con enormes peñascos, con árboles robustos. De muy lejos, los habitantes oyen el ruido de ? aquella prolongada detonación, sobrecogiéndose de espanto al contemplar las desgracias que ocurrir hayan podido. Y es de notar que estas catástrofes sobrevienen en el dia mas sereno, con el sol mas brillante, con la atmósfera mas despejada. Nosotros hemos pasado este puerto en el mes de abril, hemos tenido la precaución, que no deben olvidar los militares, de hacer una fuerte descarga en lo mas alto, porque allí no pueden alcanzar los desprendimientos (') : tres dias después volvimos á pasar el puerto, y un valle profundo y dilatado le encontramos cubierto por una cantidad inmensa de nieves, piedras disformes y árboles estraordinarios: para que nuestros lectores formen una idea de loque suponen estos desprendimientos, diremos dos cosas: primera , que mucho antes de llegar la avatanchc, el viento que la precede arranca de cuajo los árboles mas robustos ; segunda, que á una columnadp 1,000 y 2,000 hombres, un mediano desprendimiento la envuelve sin que quede ni señal de haber ocurrido tal catástrofe. Nosotros hemos presenciado avalanches en los Alpes suizos, hemos visto cerca de Grindelwald desprendimientos délos elevados picos de Eiger, Mettenbcrg y Welterhorn, y podemos asegurar que nos han parecido mas terribles, mas desastrosos los de la parte del Pirineo que describimos. Sigan pues, las respetables autoridades del valle de Aran, particularmente su dignogobernadorD. Ignacio Fabián de la Puenle , el pensamiento que han concebido de construir el hospital deTredús; secunden esle proyecto los hombres ilustradosy filantrópicos de este pais , y no duden que tanto el autor del Diccionario , como otras personas que por la suerte de los Unen se interesan, auxiliarán con sus fondos la construcción del edificio.
    Desdo la v. de Ardes sale un camino que despuos se divide en dos ramales al puerto que llaman do Caldas y Rius ; el primero , al que acude también otro caminüo desde Tredós, va con dirección á los baños de Caldas do la provincia de Lérida , y el segundo se dirige al hospital de Viella y entra en el camino que marcha á la der. é izquierdadel Noguera Ribagorzana, dividiendo el Aragón y Cataluña: estos puertos son intransitables en el invierno y basta difíciles en el verano.

    A 1 hora escasa déla cap. con direccioná España, por la parte de Vilaller para alcanzar la línea divisoria entre Cataluña y Aragón, hoy entre las provincia de Lérida y Huesca, se halla el puerto de Viella, al que dirige el camino de la ribera de este nombre. El puerto es corlo, pero elevado y peligroso : no ofrece riesgos en las riberas de uno y otro lado , porque en uno y otro hay localidades^eguras para socorrerá los desgraciados. En la parte set. está inmediatamente la cap., y auu an

    (') Mandando á una compañía que haga una descarga , las mole' de nieve que nocslan asegurada» so desprenden, y el paso entonces oo ofrace grandes riasgos.

    tes diferentes cabanas y cuadras para un momento de apuro. En la meridional, al pie del puerto mismo, se halla el hospital dicho de Viella, porque á esta población pertenece; magnifico edificio, de mucha solidez y de gran capacidad: hay en él un hospitalero ú arrendatario con su familia, y un sacerdote de los de la capital del valle, que hacen por turno esleservicio: el viajero encuentra en esto hospital buena comida , buen cuarto, chimenea y buena cama: como acuden clases no muy acomodadas á este edificio, el gobernador del valle ponia los preciosa las raciones ó comidas que se daban á los transeúntes: este puerto desde noviembre hasta junio está intransitable para las caballerías: como el puerto es tan corto le atraviesan las personas cuando los dias son muy buenos.- aunque se ha dicho que hasta junio no cruzan las caballerías este puerto, deberemos sin embargo hacer presente que en dos épocas hacen los naturales increíbles esfuerzos para que aquellas doblen la cordillera: llevan los araneses, siempre laboriosos, sus ganados mayoresá las ferias mas importantes del pais : celébrense por desgracia en el invierno las dos muy concurridas en Sariñena (provincia de Huesca): ó es preciso renunciar á la venta de las caballerías, ó arrostrar los riesgos del puerto, alternativa terrible para un pais cuya principal riqueza consiste en sus prados , cuyo único comercio es el ganado: espérase con ansiedad un dia despejado, y si amanece al fin, afanosos los comerciantes dirigen sus caballerías precedidas de 30, 40 y 50 bueyes para abrir camino y pisonar la nieve : empieza la marcha del convoy con 600, 800, 1,000 y mas caballerías, no solo de los araneses, sino también de mulateros de los valles vecinos: cuantos se interesan en el bien del país miran la comitiva subir el puerto, y cuando ya han alcanzado la cima de aquellas elevadas montañas , cesa el sobresalto de los que tienen allí comprometida su fortuna , pendiente de la mas pequeña tempestad que pudiera sobrevenir en aquel delicado trance: si alguna vez la desgracia de los bab. es. tal que ni por Viella ni por la Bonaigua pueden pasar sus ganados, la aflicción del pais es estraordinaria, no solo porque dejan de vender las.caballerias (pie han criado ó recriado , sino porque contándose con aquella salida, si no se realiza, escasean las yerbas con grave perjuicio de los habüanles. Comunica también el valle de Aran con el de Benasquc, ya de la provincia de Huesca, por el puerto de su nombre: el punto ordinario de partida es las Bordas por el santuario ó ermita que llaman de Arlirja tic Lili, si bien en el verano desde Viella se puede marchar por el camino que llaman del bosque de Uaricauva pasando por Gausarli: el puerlo no es muy alto, pero sumamente largo, por cuyo motivo es intransitable en el invierno, porque puede decirse que hay peligro en el espacio de 12 horas, por ser larguísima la ribera de Bennsque, do cuyo punto en ciertas épocas no pueden salir las ca ballenas : para que nuestros lectores puedan formarse una ideado este puerto, diremos, que nosotros lo hemos atravesado á píe, andando sobre nieve , desde las 4 de la mañana hasta las 9 déla noche, en que entramos en la referida v. de Benasque; admirando en el tránsito ala izquierdadel camino el tan memorable pico de la Maladeta. Desde la Bordeta una vereda dificilísima y desde Bossost un camino bastante peligroso, conduce al que llaman portillón , que se dirige por el pueblo de San Mamet (francés), á la pintoresca población de Bañeras de Luchon: el tránsito es corto y poco peligroso por la nieve, pero como desgraciadamente no hay camino en la parte de España, y como las aguas se detienen y se hielan , el paso es dificilísimo para las caballerías en lo mas rigoroso del iuvierno.

    A la der. del Garona , apenas deben llamar la atención las comunicaciones que se encuentran: desde luego en el invierno están intransitables los puertos y solo en el verano se pasan los de la Orqueta y Orla , que conducen á las población de Senteny y Castillon del departameno del Ariegc , podiendo decirse que casi toilos los pueblos de la der. del r. tienen pequeñas veredas que dirigen álos dos puertos referidos.

    Producciones. Dividiéndosecl terreno en praderiasque ocupan las orillas de los r. que les proporcionan riegos, se cosechan sustanciosas yerbas para alimentar el ganado : este durante el verano pasta libremente por las praderas que presentad pais en todas parles, y en el invierno se alimentan de las mismas yerbas (pie los araneses recogen cuidadosamente y las conservan en los pajares que tienen en las bordas y cuadras: en el terreno de cultivo o sean tierras blancas, se siembra uu año
    siguientes : l." Que el camino de Tredós á Puente del Rey so habilite para carruages y ofrezca completa seguridad hasta el piriito de poderse servir de caballerías en vez de bueyes: este camino podría hacerse á poca costa, ya porque, como so ha dicho, no hay dificultades grandes que vencer , ya porque estan en la mano los materiales necesarios : 2." Que la dilicilisima f peligrosísima vereda (pie conduce, á lo alto del Portillón , dirigiéndose á llaneras de Lurhon, se convierta en camino seguro , sólido , no ciertamente para carruages ,pero si caballerías de todas clases: grandes serian las utilidades que reportaría el pais de habilitar este camino, porque desdo el centro del valle se puede ir á Batieras y volver en un dia, porque en el interés de los araneses está conservar y eslre; char relaciones con esle último punto lo mismo que con Fos y San lieat, y porque facilitada esta comunicación, la mayor parle de las personas que van a los baños de llaneras, pasarían al vahe de Aran , (suponiendo que se habilitaran casas correspondientes para dar decenle y cómodo hospedage), protegiendo de esle modo su ind. favoreciendo su comercio, y dejando des le luego en el pais caudales de alguna importancia. 3." Que se fije por el Gobierno de una vez la suerte d-este valle , ó bien procurando que de los art. de primera necesidad , se hagan grandes acopios para aquellos hab. antes de las nevada», ó permitiendo que en circunstancias extraordinarias. para el consumo de los araneses, y solo en los días quel.i incomunicación, dure, se permita importar de Francia lo* art. mas precisos, liscalizando los empleados de la aduana su mirada, á Bn de que no se hiciera contrabando á prelcslo de supuestas necesidades: i." Que se aprovechen los elementos que el pais ofrece para 'establecimientos industríales, á lín de evitar la emigración ipir deploran todos los hombres ¡lustrados del valle. 5.. y última: Que se activen los trabajos preparatorios para (esiitver de una ve/, el espediente sobre abrir un litnnrl en el Pirineo, t.i necesidad de proporcionar un camino entre Francia y España, atravesando la cordillera del Pirineo está generalmente reconocida: un camino por la parte central es del interés de ambas naciones, hoy (pie desapareciendo las preocupaciones que antes existían para facilitar las comunicaciones entre pueblos vecinos , se pronuncia fuerte y robusta la opinión en favor de una carretera central del Pirineo : el Gobierno francés tiene muy adelantados sus trabajos; el español por desgracia no ha hecho masque manifestar en diferentes épocas sus deseos : á la vista tenemos datos curiosísimos sobre esle proyecto, y para nosotros, conocedores del terreno, eslá fuera de toda duda (pie el interés nacional reclama quo el litiinel en el Pirineo se abra por el valle de Aran , por el puerto de Víeila, por la montaña que llaman Coll de Toro. Remontando desde Yiella el r. Negro, y dejando á la izquierda el puerto , se encuentra la roca indicada, y abriendo allí el tunnrl se halla inmediatamente el valle (pie traza el r. Noguera Hilniorzana. La naturaleza de este art. no permite que entremos en todos los detalles de este proyecto importante, que lautos beneficios proporcionaría á la España, muy particularmente á los pueblos de las provincia de Lérida y dclluesM: nos limitaremos pues á decir que en los dos punios que se señalan para abrir el subterráneo, la estension en el uno es do 1,822" 38, á una altura de l.TJ'.l " 2 sobre el nivel del mar, y en el otro de 2,90fi.m 02, á una altura de 1578." 92 : hubo un liempo en que nosotros consideramos quimérica laaper tura de este lunnel, pero después que hemos visto los que se hallan abiertos en el camino de París á Orleans y Rúan , de Lion á San Estaban y Rouanne, y muy particularmente los que se encuentran desde Manilas á Colonia (Bélgica y Prusia), tenemos por sencillísima la operación de perforar el Pirineo en la roca de Toro, facilitando asi el comercio de aquellos países, y uniendo por este medio al resto de la nación unos pueblos que, aunque separados por la naturaleza del terr. propiamente español , están de tal modo identificados con la suerte de sus campal ripias , qu« con dificultad habrá naturales mas amantes de la nacionalidad y de la independencia de su país. ?

    CiR.\crr.R. rsns YCOSTUMBSES OS Ios ábanksbs. Son laboriosos, emprendedores y atrevida para especulaciones mercantiles : no d,esmjvan . aunque no les sonría la fortuna en sus negocios, particularmente en las compras de muías para llevarlas ;i las ferias del interior de España: criados en un pais que ofrece tantos peligros arrostran los riesgos acaso con poca prudencia: aunque como ten-, de pequeño* pueblos cumie la chismografía, no es de mala Índole y aun los mismos que por eslo causan algún daño , se arrepienten luego: hay emulación, pero no hay grandes enemistades en el pais, naciendo de aquí,que aunque se entablen muchos pleitos, luego los transijen y se reconcilian las partes; la criminalidad es poca , como severa mas adelante, siendo los delitos lo\es, sin que en anos enteros haya heridas ni homicidios: tienen los aranosos grande apego á su pais, v no gustan abandonarle , los hombres por especulaciones Je comercio ú otras carreras , ni las mujeres por casamiento : las diversiones durante el invierno, como el pais está cubierto de nieve, son poquísimas; en el verano cada pueblo tiene su liesta ; se celebran funciones en las ermitas ó santuarios, y como los pueblos dist. tan poco, la gente alegre se reúne frecuentemente para las diversiones habituales.

    Fueros De Los Aiuseses. No obstante que muchos de los privilegios del valle de Aran haivcaido en desuso , ó han veuido á confundirse por su identidad con las garantías generales de la Nación , otros han sido derogados por oponerse á la unidad del sistema administrativo, y-ser muy poros lo» que continúan en observancia como relativos á los intereses municipales, nos parece oportuna y que deberá agradar á nuestros lectores una resena de la ant. división terr., gobiernos, leyes y costumbres de este pais. Se hallaba dividido en 6 Tusones ('); á saber,, el de Viella que se componía de esta y. y de los pueblos de Gausach, Casáu , Bctrcn , Escuúau , y Casarill; el de Pujólo, compuesto de la v. de Salardú , y de los 1. de Tredós, Dagerguc , Una y Gesa ; el de Arlies que comprendía la v. de su nombre y el pueblo de (jaros ; el de .í/nrcaZosaqueeonstabadela v. dcVilach, yde los I. de Moni, Montcorbau, Betlan, Auberl, Vila y Arrús; el Terson de Irisa que abrazaba la v. de Vilamnsylos pueblos de Arres, Arró, Benús , liegos y Bordas; y el Terson de Hossost, que se estendia á la v. de su nombre y á los 1. de Les, Canejnn y Bausen. Su gobierno se distinguía en espiritual y secular, el primero pertenecía al ob. de Comenge, en cuya dióe. se hallabacl valle, y era cometido aun provisor, que en nombre de aquel ejercía la jurisd., con mayores poderes de los que comunmente confiere el derecho canónico á los oficiales ó vicarios foráneo», y tenia su tribunal en Viella, para juzgar con arreglo al precitado derecho , y según las bases del concilio de Trcnto; y para decidir las competencias de jurisd. que se suscitasen entre dicho provisor y el gobernador del valle, que lo era el Castellano de León, existían ciertos capítulos, llamados acordados, que establecieron y firmaron ios reyes de España con los ob. de Comenge. Pero en la actualidad , y después que los sucesos separaron este valle de toda dependencia estrangera, existe el régimen ccl.' en el oli.de Seo de Urgel, del cual, como delegado , hay en Salardu un oficial ó vicario foráneo. El gobierno temporal ó secular era esencialmente diverso del de los demás pueblos de la prnv.; pues en cada uno de los de este valle había un consejo particular , compuesto de los propietarios de las casas mis distinguidas, que trasmitían este derecho ásus sucesores. Dicho consejo procedía anualmente á la elección de ayuntamiento, á pluralidad «le votos, debiendo recaer precisamenle en individuos del propio consejo; á cargo del ayuntamiento estaba la adm. comunal, con anuencia y dependencia del cuerpo electoral. Ademas del consejo municipal habia otro que se titulaba consejo de Terson, compuesto del consejero del mismo (que era Presidente) v de los individuos do los consejos particulares, que hubiesen oblenido en sus respectivos pueblos ios mas distinguidos cargos de ayuntamiento Superior á los dos espresados se conocía otro en la eab. del valle ¡en Viella), con ei nombre de consejo general, que constaba del gobernador (Presidente), su asesor, un consejero de cada Terson y del síndico procurador general ; este era el que avisaba á los respectivos consejos de cada Terson, acerca del objeto de la asamblea, y estos por medio de los regidores mayores, comunicaban el mismo aviso á los consejos particulares; cada uno de ellos discutía por separado la materia; *e reunían después en el consejo de Terson con el mismo objeto; y luego en el general del valle, para decidir lo convenien['l Terson significaba la tercera parte del valle, porque en un principio se dividió esle en tres parles ó tercios, cada uno de los cuales comprendía determinado numero de pueblos ; después cada tercio ó Terson fue gubdividido en dos, de donde resultaron los seis deque »» liar» mérito.
    te, r oslas determinaciones económico-administrativas eran noticiadas por los consejos de Terson á los de cada "pueblo. También había en cada eab. de Terson un baile general inamovible, quien, á propuesta de los consejos de los pueblos, non.braba sus bailes subalternos , y eslos y aquel eran los ejecuíoros de las providencia» que dimanaban dei gobernador y juez real ordinario. Igualmente disfrutaban los hab. del valle los privilegios de exención (¡el papel sellado (que aun conservan) y de los derechos de pasage, pcage y de generalidad', el do sorel valle, terr. separado del r sto del principado de Cataluña: el de patronato ó presentación para los curatos y beneficios ecl., y que unos y oíros hayan de proveerse necesariamente en hijos del pueblo en que ocurre la vacante, silos hubiere,, y caso que fallasen, en naturales del valle; el de que en ningún tiempo sea el valle cnagenado de la corona de España ; el de libre dominio de sus haciendas con absoluta y común libertad de las aguas para pescar, moler y regar; uso de montos y selvas para pastos y corte de madera, corar' bustibie y de construcción , y domas aprovechamientos; y otras varias prcrogativas que seria prolijo enumerar, debiendo advertirse, que c! gobernador, nombrado por la corona, anles de lomar posesión do su destino, tenia que prestar juramento do guardar y hacer guardar los privilegios, sin cuyo requisito no ora reconocido por tal-, y que las úrdenos que emanaban del Supremo Consejo de Casulla so comunicaban directamente á dicho gobernador; asi como el sumario ó bula de la Cruzada era trasmitido por el comisario*gí-neral al comisario del valle. Agregado este á Cataluña fue regido, en cuanto á lo civil y contencioso por las leyes y constituciones de dicho principado ;' pero en los asuntos criminales conservó también ciertos privilegios, quo le fueron concedidos por diversos reyes, entre los cuales era muy notable el que no se pudiesen castigar los delitos do (pie no acusara la parlé ofendida, á menos que por su naturaleza y gravedad merecieran la pona capital ó perdimiento de miembro; y que los esecsossusceptihles de perdón de la parte iludiesen componerse con dinero: aunque osle privilegio ó estatuto era solamente relativo álos delitos y heridas leves, adquirió luego mucha mas ostensión, pues poco á poco se introdujo la costumbre de aplicarlo á crímenes de gravedad , y de aqui resultó que los homicidios, robos, incendios, y hasta los sacrilegios, se componían con dinero y quedaban impunes; fáciles son do calcular las funestas consecuencias que con semejante abuso se originarían contra la moralidad y paz de los hab., puesto que el dinero ora el único y solo medio de cubrir los mayores escesos, y el que lo poseía , estaba seguro de delinquir, y delinquir sin freno , al paso que la genle pobre,-no solo era la víctima de los crímenes de.los ricos, sino que en c'l caso i!ecometer undelito, por Impremeditación , ó por otra causa atenuante y disimulable, sufría lodo el rigor do la ley; el rey D. Felipe III mandó al Castellano de León ó gobernador, que de ningún modo so compusiesen en lo sucesivo los dolilos por dinero; poro, sin embargo de esta prohibición, continuó por mucho tiempo tan falal abuso, sostenido por la ignorancia do unos, y por la fiereza de los mas. El gobernador del vallo, nombrado por la corona, ejercía toda la jurisd.' civil y criminal , y aun en ciertos casos la suprema y reservada al Rey, como la facultad de perdonar delitos , la de crear notarios, dividir término, ole. Tenia un ase-' sor, llamado Jtitge (Juez), con cuyo parecer habia de pronunciar las sentencias, asi civiles como criminales: dicho juez ó asesor podia por su parle pronunciar las inlerloculorins; tenia jurisd. y podía prender infraganti delito, advírtiéndose que debía administrar justicia tros (has á la semana en Viella, y los viernes en el cast. de León , residencia del gobernador. Tanto este, como sus delegados, eran obligados á ¡ener tabla de justicia de tres en tres años, cuya operación se redticiaá residenciar á los empleados por lo que hubiesen delinquido ó fallado en sus respectivos oficios, durante el trienio; los jueces encargados ile desempeñar esle-eargo se denominaban jueces de tabla, y eran nombrados por el gobernador, cuando los enjuiciados eran el asesor ó los bailes. Asi como dicho gobernador antiguamente era aragonés, en términos que los nal), so hallaban facultados para no admitir otro que fuese natural de otra provincia, el juez ó asesor unas veces era catalán, y otras aragonés, pero los bailes debían ser naturales del valle.

    Sin perjuicio de ocuparnos alhablaidolaprovinciade Lérida de la pohl. y riqueza de esle pais, presentamos comodato oficial el:

    Teodosia en una vertiente «si llana, en cl hermoso valle de Arana; ceñido ??? N. y S. de elevados montes; Clima frió, pero muy sano, tienne 5G C\sas y la licué para elayuntamiento con buena sala consistorial ; la cárcel con dos calabozos, is segura y sana: la escuela para ambos sexos, está dotada con 33 fan. de trip) y concurren á ella unos 100 alumnos. La iglesia parroquial (San Vicente Mártir)> está servida pur 3 beneficiados con titulo perpetuo de noinbramiculo del cabildo, y uno de ellos cura ad nulttm- amovible del ordinario : bay 3 ermitas: la primera situado en la cúspide del puerto de Sla, Teodosia (con csla advocación;; tiene cas. para el ermitaño con obligación de dar hospitalidad á los viajeros, con especialidad en tiempo de nieves: al N. y á 1/8 de leguas está la ermita da San Esteban iglesia parroquial que foe del boy desp. lierberiego, y al Sur de la v. á 12 minutos se encuentra la de N'Ira. Sra. de Velguralde. El Ti.r.M. confina porelN. con Uiqtcgui;al E. con el de Alda, al S. con Orbiso y Oleo, y por O. con Sabando; le bañan distintos arrnyuclos y los derrames de muchas y buenas fuentes. El TF.ni'.KNO es de primera calidad y los montes de la parte N. están cubiertos de robles y bayas , y en los del S. abundan los robles y encina», y finalmente es frondosa su grande deb. Eos Caminos son muy medianos, tanto el que por la sierra se dirige á Salvatierra, como los <pie van áStaCmz, Maestu y Navarra : el coiuu:n so recibe de la capital del partido, lunes jueves y sábados, y salomarles, viernes y domingos: pnou. trigo, centeno, maiz, avena, legumbres de todas especies, lino, mudio pasto y bellota: cria ganado vacuno , lanar, yeguar, cerdoso, mular y cabrio; hay caza de perdices, codornices, liebres y palomas por el otoño ; su iso. está reducida á la agrícola y pecuaria : hay un molino harinero: Pobl. ó¡ vec, 200 almas.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.