HISTORIA DE VALENCIA, PROVINCIA DE Valencia, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Valencia

Historia de Valencia


 


>



PUEBLOS DE Valencia

Historia de Valencia

Localización de VALENCIA , Valencia


MAPA DE VALENCIA , Valencia
COORDENADAS GPS:
39.470238 , -0.376805

VALENCIA  (HISTORIA) .
VALENCIA  - Valencia.


Datos de la localidad:

    ciudad con a y u n t . , cap. de la p r o v . , p a r t . judicial, d i ó c , audiencia t e r r . , c g., departamento de artillería y ant. reino de su nombre; residencia de todas las corporaciones y oficinas provincia y de distrito; sede metropolitana con los tribunales ecl. competentes; distrito universitario para la incorporación de los estudios, hechos en los diferentes e s tablecimientos que comprende; tercio naval dependiente del departamento de Cartag e n a , provincia marítima, distrito y puerto de mar con los gefes de marina y matrícula que le está asignada; plaza de comercio de primera clase con su j u n t a y t r i b u n a l , y t o das las demás dependencias como cap. de primer orden. S I T U A C I Ó N Y C L I M A . En las playas del Mediterráneo, sedescubre una vasta llanura, cuyos límites orientales constituye la línea, que en forma de cuerda corre 10 leguas desde Cutiera á Murviedro empieza en estos 2 puntos un grande arco, formado por una serie de altos cerros que le cierran en forma de anfiteatro los del Norte son los del valle de J e sús, que se unen con los de la Calderona y Loma de Rétera; siguen luego los de Villamarchante, Cheste y Chiva hacia O., los cuales cierran el llano de Cuarte, y últimamente corren hacia Turis, Montroig y Niñerola ; dejando entre este arco y el m a r , cuanto riega el Turict. En Cutiera se eleva el monte del mismo nombre , al cual siguen los de Cervera ; van de Este á Oeste pasando por delante de Alcira hasta Játiva y constituyen los límiles S. de la ribera que baña el caudaloso Júcar. En este precioso r e c i n t o , poblado de árboles, casas de campo y lugares, dispuestos en ordenada y vistosa confusión, que parecen mas bien una ciudad de muchas l e g . , casi á igual díst. de Cullera y Murviedro, á 1/2 leguas del mar y á la máre. der. del" furia, vemos levantarse esta c , rodeada de jardines y de flores, ostentando sus gallardas torres en medio de un celage siempre claro y trasparente su posición geográfica es á los 35° 27' 15" lat.; 3 o 48' Wg. E. del meridiano de Madrid, siendo el major dia de 14 horas y 48 minutos, y tos. El clima es de los mas templados de España-, son raros los grandes cambios atmosféricos; lo mismo las nieves y c a lores escesivos su temperatura media es de 14° Reaumur pocas veces baja á cero este termómetro, y es un feuómeno el verlo por bajo de este grado Lo mas común en los inviernos regulares es estar sobre 3 o , asi como en los v e ranos no suele pasar de 28.° marcando casi siempre de 24 á 26. El viento que por su frecuencia podría llamarse c o mún , es el de E . , el cual es húmedo y fresco el O., que reina por intervalos, durando unos 3 días, es cálido y seco; el N . , no t an frecuente, es frío y seco también, y el S., que es el mas r a ro de todos, es húmedo, cálido y el menos sano, porque pasando por aguas detenidas y por los campos donde se cultiva el arroz, suele incomodar con los miasmas pantanosos que a r r a s t r a . No hay enfermedad que se pueda llamar propia de esta ciudad ni mucho menos endémica lo único que podrá decirse en razón de la proximidad al m i r , al viento tan frecuente de Levante, á las numerosas acequias que circuyen, penetran y se ramifican bajo el suelo de la c , es que su atmósfera es húmeda, y que da margen á las supresiones de transpiración y á los afectos catarrales de aqui los reumas, los c a t a r r o s , las inflamaciones generales y parciales, las t i s i s , las leucorreas e t c .  también se p a decen irritaciones de vientre, perturbaciones en la digest i ó n , y diarreas; pero esto tal vez dependa, mas que del clima, de las aguas selenitosas de los pozos, cuya abundancia de sulfato de c a l , se manifiesta con la mayor facilidad. Por complemento de estas noticias,añadiremos las observaciones que pub'ícó la sociedad económica en 1812. «Durante el presente año ha granizado 7 veces, siempre «con viento NO., pero en cortísimas cantidades. Ha habido »i7 tronadas las 33 con viento S E . , y las restantes con «SO. y NO. 23 de ellas han arrojado aguaceros, la mayor «parte de poca consideración; pues solo en uno de ellos su- «bió el pluviómetro á 2 pulgadas y una línea 7 de ellas han «despedido algún granizo, del llamado vulgarmente mata- »cabra; y las restantes se han disipado en signos de elec- «tricídad y turbonadas de viento. Se han visto repetidas ve- »ces halones lunares, pero una sola vez se han presentado «con viveza los colores del iris. El día 2 de octubre á las 10 «horas, SO minutos de la noche, empezó á formarse un pa- «raselene sobre el Mongó; pero saltando repentinamente «la brisa de tierra , disipó el cirro-cúmulo sobre el cual se «reflejaba la imagen de la luna, é impidió el metéoro. Han «caido en diferentes ocasiones bólidas y exhalaciones inflj- «madas de la región elevada de la admósfera; y particularamenté á las 7 horas de la tarde del día 27 de octubre, en «que por espacio de 2 minutos aparecía desprenderse de la luna, una lluvia considerable de ellas que iban al parecer »á sepultarse en el mar. Últimamente, se han presentado «en repetidas ocasiones arcos-iris solares y lunares de c o - «lores brillantísimos, algunos do ellos dobles y aun triples; «aunque el interior raras veces se ha visto bien terminado. O B S E R V A C I O N E S . 1. «De los 56 dias lluviosos, 33 han sido indicados por «el barómetro con un descenso bastante notable; en los «restantes la columna de azogue permanecía estacionaría. «Igualmente de las 17 tempestades de \ i e n t o que se han «conocido en este a ñ o , 14 habían sido indicadas algunas «horas antes por este precioso instrumento de las 3 r e s alantes , una fue momentánea, y las otras dos no presenta- «ron indicio alguno precursor. 2 . a De la 12a columna resulta que la temperatura media «del invierno fue de I 1 U , 4 centígrados-, la de la primavera «de 17», 8 la del verano de 2 4 u , 9 ; y finalmente la del otoño «de 19°, 6. Según esto, Valencia se halla próxima al límite «meridional de la tercer zona, isothermal, en la linea «que pasa por Ñapóles, Cabo Matapan, Acre, Bender- «Abassi, etciudad etciudad 3 . a «Ochenta y cuatro observaciones termométricas «ejecutadas en 7 pozos diferentes del barrio de Pescadores «han dado 2.° 3 centígrados por ta máxima diferencia entre «la temperatura de sus aguas en invierno y verano. La pro- «fundídad media de estos pozos es de 18 pies De aquí p u e - «de deducirse con bastante fundamento, que la profundi- «dad de la capa invariable en Valencia es de 76 pies con «poco mas ó menos. 4.* «La declinación de la aguja imantada era en diciem- «bre de 1840 de 20" 33' NO; promedio de 12 determinacio- «nes diferentes por otros tantos azimutes de sol y estrella. «Dicha declinación en noviembre pasado, e i a d e 2 0 » 3 1' «NO; promedio de 18 azimutes y 6 pasos por el vertical «primario. «La inclinación no se pudo determinar por falta de i n s - «trumentos á proposito sin embargo, por un método apro- «ximativo se fijó entre 64° y 72° y el autor de estas observa- «ciones índica, que el paso de la tierra por la gran faja de «cosmolitos, que se supone giran al rededor del sol, cor- «tando nuestra órbita por los puntos próximos al 12 y 13 de «noviembre , parece haberse retardado este a ñ o ; pues a p e - «nas llegaron á 15 los cosmolitos observados en dichas dos «noches; al paso que en las de los dias 18 y 19 se observa- «ron centenares de ellos, moviéndose la mayor parte en d i - «reccíon poco difereute del Este al O. Esta altura del barómetro es el promedio de 620 observaciones hechas á las 9 horas de la mañana y á las 4 horas de la tarde. La temperatura media 18°,425 es promedio de 730 observaciones homologas, y solo difiere 0'2 de otro promedio de 220 observaciones hechas á las 8 horas, 30 minutos de la mañana. Advertiremos ademas, que ambos instrumentos estaban colocados en una sala, cuya elevación sobre el nivel del mar se ha calculado de 232 pies de Burgos, y cuya esposicion es al S. El pluviómetro estaba en una azotea 18 pies mas elevada, y lo mismo el atmidómetro. MURALLAS , PUERTAS , FORTIFICACIÓN (*) el asiento que tenia esta ciudad desde su fundación , comprendía solamente el ámbito que se contiene en el altizano que se forma desde la calle del Milagro, hasta la plaza de la Constitución, y desde las Platerías por la subida del Toledano de este modo, d e bió correr la muralla desde los baños del Almirante á la calle del Barón de P e t r é s , por la plaza del cementerio de San Esteban, calle del Almodin, abrazando la casa de la c , á la calle del Reloj Viejo , portal del Toledano, cruzando la calle de Zaragoza á la de Cabuleros y á la del Milagro a terminar en los mismos baños. Los árabes en el reinado de Yuzuf, ensancharon este pequeño recinto, tomando desde el Temple, de donde continuaban los muros por el lado de la iglesia de San Jaime de Veles hacia las puertas de la Trinidad y de Serranos , en d o n d e , torciendo por el t e r r e n o que añora ocupan las casas de la manzana 162, delante de la de las rocas, cerraba por el Oeste la calle de Roteros, y siguiendo por la acera der. de la calle de Santa Eulalia , hasta la de Santa Cruz , entraba por las caballerizas del mesón del Ángel y Horno quemado, cruzando la calle del Sagrario y la manzana fronteriza al horno ; seguía al portal de Valldigna , calle de Salinas, y declinando un poco al O. por d e t r a s de las casas que sacan puerta á la calle de Caballeros, salía por la última de la manzana 381, señalada con el número 58; cortaba la calle de Caballeros y cruzaba las casas de éntrente hasta llegar á la columna de piedra , que sostiene la galería de la casa número 2 viejo , en la plaza del Esparto , en que volviendo un poco al E., seguía por dentro de la misma casa á la plaza del Horno de San Nicolás; se introducía por Jas casas de los señores León, saliendo por la calle de las Danzas, hacia la de Cajeros y Cordellats, por el jardin de la Lonja de la seda , hasta poco mas allá de la esquina de la Lonja del a c e i t e ; cruzaba la calle Nueva y la del Trench y se dirigía en línea recta por la de Cerrageros, á la mitad de la cual se inclinaba un poco á la der , para venir á salir á un lado del mesón llamado Hondo, en la calle de San Vicent e cruzaba esta calle y entrándose por el horno de la Pelot a , scguia por dentro "de la casas de la mano der. de la plaza de este nombre y calle de Corredores; cruzaba la de Barcelonina y se dirigía á la plazuela de San Vicente ó Chamorra de allí por tas espaldas del estinguido colegio de San Joiüe se encaminaba á la calle deis Transíts, cruzando esta por la mitad, atravesaba por donde es ahora el palco escénico del actual teatro , salia á la calle de las Ranas , y s i guiendo por las del Cementerio de San Andrés y Bordellet deis Negres á espaldas del colegio de Sto. Tomás (La P r e sentación) , continuaba por dentro de la Universidad, cortaba por la calle de la Nave y casas de la acera izquierda de la plata de las Comedias hasta llegar á la de la Congregación; Entraba y atravesaba á lo largo la actual iglesia parroquial de Santo Tomás, y por dentro del huerto del hospital de Pobres s a cerdotes hasta salir junto al horno del Vidrio, do.de inclinándose la á der., corría por todo el actual cas. y palacio del Temple, donde se unía al punto de donde hemos partido. No constan las puertas que tuviese el primer recinto; rero del que acabamos de r e s e ñ a r , parece que habia 8 en »s puntos y con las denominaciones siguientes Alibufat- Muley; unas 70 varas al E. del actual arco, que llaman portal del Cid, y fue cerrada en 4597 cuando se abrió la del Real Khena-Sarachi; puerta del Sol ó de Levante , donde ahora está la de la Trinidad- Sagunto; casi en el mismo p a - rage donde se hallan las torres de Serranos Bebelaix; que se llama ahora portal de Valldigna Alcantarak; en el m i s mo sitio donde está la columna que hemos citado, en la plaza del Espejo Tudela; en donde ahora se llama la puerta nueva junto al Mercado Boatella ; calle de San Vicente, junto al horno de la Pelota Xarea ; plaza de la Congregación, en el mismo sitio en que hoy está la puerta de la iglesia; pero su frente miraba á la calle de la Congregación, de modo, que los estribos del a r c o , uno estaba deutro de lo que hoy es iglesia y otro en la plaza. Esta muralla y puertas eran las existentes al tiempo de la conquista , y permanecieron en el mismo estado hasta el año 4356 en que el rey D. P e dro IV de Aragón llamado el Ceremonioso, hizo construir la muralla actual, dando á la ciudad gran ensanche por los lados E., S. y O., sobre un plano de figura elíptica , cuyo diámet ro mayor tiene 3,298 varas , y el menor 4,654. Esta muralla, perfectamente conservada, está coronada de almenas en toda su línea (V. el a r t . de la ciudad g . ) ; precedida de un foso, con fuertes torreones en algunos lienzos y otros mas sólidos á la inmediación de las puertas. Tiene también 8 entradas; las 4 se denominan propiamente puertas , y las otras 4 portillos las primeras son la de San Vicente , salida para Madrid, reedificada en 4835, con un arco principal y 2 laterales , sobre los cuales hay grandes targetones con inscripciones dedicadas á S. M. la reina Daña Isabel II y á su e s - celsa Madre la del Mar, que conduce al puerto; fue reedificado el arco de la der. en 4764, y el de ta izquierda en 1842 la de Serranos, salida para Aragón y Cataluña; quedó concluida con sus magníficas t o r r e s , que la flanquean en ambos costados en 4381 la campana que se ve encima del arco de la puerta á la parte interior, perteneció á la iglesia de San Antonio de la calle de Murviedro y fue colocada donde está, para tocar á somaten en las embestidas del r ey D. Pedro de Castilla en 1363 durante la obra de las tórresela de Luarte, que conduce á Madrid por las Cabrillas, abierta en 1444 , y tiene también 2 altísimas torres, que suelen ser el depósito de prisioneros , y en las de Serranos se halla la cárcel principal. Las clasificada» como portillos son-, la del Beal, construida y hermoseada con 3 puertas, el año 1801 conduce á la alameda ó paseo y á los jardines del real patrimonio la de la Trinidad, reedificada en 1792 la de San José ó nueva, abierta en 1419, y construidas sus t o r r e s en 1514, y la de Buzafa en 1786. Todas las torres que hemos indicado son la principal fortificación de la ciudad , por su elevación y solidez, y forma su complemento la Ciudadela, situado al E. ent re las puertas del Real y del Mar. Este fuerte era antiguamente una gran casa ó depósito de armas , que se fortificó en el vireinato del marqués de Mondejar en 1574 , con motivo de estar amenazadas estas costas , de una invasión de turcos y polacos, que se habian conferedado en 1707 pasó á la propiedad del Estado y tomó el nombre de Ciudadela entonces se fabricó el torreón que mira á la plaza de Santo Domingo, demolido en parte en 184L. INTERIOR DE LA POBLACIÓN. Hasta mediados del siglo XVI presentaba Valencia un hacinamiento confuso de casas de mal aspecto, y casi todas de un solo piso alto, de puertas bajas y e s t r e c h a s , y de pequeñas ventanas de mal gusto, que apretadas en tortuosos y húmedos callejones, formaban como una especie de alfombra, vieja y agugereada, al pie de los sólidos y espaciosos edificios que habitaban los monges, y de los palacios del Estado; era ya entonces costumbre adornar las calles con r e t a b l o s , en que se colocaban pinturas de mas ó menos mérito, que representaban varios santos declarados tutelares de las mismas calles, y de aqui las fiestas que todavia se celebran en ellas; se contaban mas de 700 de estos altares, que alumbrados por mezquinos faroles, daban un aspecto mas misterioso y triste á la c , el cual venían á completar los cementerios de cada una de las p a r r . , encerrados dentro de las murallas y en los centros de la capital A fines de aquel siglo, y sobre todo á principios del XVII, comenzó á renovarse el c a s . , pero con pocos adelantos en el ornato público, hasta que en el último tercio del XVIII se emprendieron las mejoras, que de suyo reclamaba una ciudad susceptible de ellas. Durante el reinado de Carlos III desaparecieron una multitud de c a s u -chas situado junto á la puerta del Mar, y en su lugar se levantó el magnífico edificio de la aduana; entonces se construyeron también la hermosa casa enseñanza y la no menos notable de las Escuelas Pias; El mariscal Suchet hizo derribar en los años 4812, 13 y 1 4 , abonando aquel gobierno su imp o r t e , otra porción de casas viejísimas, que ceñian por la parte de-la ciudad la citada aduana, y se formó la estensa plaza que lleva el nombre de este edificio; el capitán general don Francisco Javier Elio hizo plantar el banito paseo de la Glor i e t a e n 1817; pero cuando mas progresos se han hecho y continúan sin interrupción, es desde 1836 en adelante, en que puede decirse, que la c está renovándose en todas sus localidades; mucho le falta todavía para merecer un lugar distinguido en su parte material, como una de las principales de la Península. Las calles, cuya enumeración es casi imposible por las frecuentes revueltas y encrucijadas, son estrechas y tortuosas, como sucede en todas las población ant., y es tal su disposición, que impide la entrada de los rayos del sol, ó hace sumamente fugaz su permanencia en muchas de ellas. Pero dedicadas las autoridades locales con celo y desinterés á mejorar el estado de su c a p . , se está verificando el ensanche y alineación en todas aquellas en que la construcción de nuevas obras ofrece ocasión para esta importante mejora; muchas se ven ya hermoseadas notablemente , y otras construidas de nuevo en su totalidad; entre estas debemos citar las tituladas del Rey D. Jaime, del Moro Zeit y de la Conquista, abiertas en el terreno que ocupaba el vasto conv. de la Puridad; obra importante, que ha dado á aquel barrio gran animación. Las plazas no son mucho mas desahogadas; algunas son tan reducidas, que en otras ciudad no pasarían de el título de una estrecha callejuela, y ninguna ofrece notabilidad de ningún género. Citaremos, sin embargo, como principales la de la Constitución , la de San Francisco, la de Sto. Domingo, la de la Aduana y la del Mercado; en la primera se hallan las casas de la ciudad y del Vestuario; pero situado en esquina, presentan sus fachadas firincipales á otras calles; en otro lado aparece el ábside de a cated. con su puerta de les Apóstoles, y el principal frente lo ocupa la capilla de Ntra. Sra. de los Desamparados, que presenta una fachada sencilla, de poca elevación y escasos adornos; esta plaza era en otros tiempos el sitio destinado r m a la ejecución de las sentencias de muerte pronunciadas contra los nobles; allí estaba la picota. La de San Francisco era á principios de este siglo el huerto del conv.; hoy es un gran espacio triangular con una calle de árboles en su* 3 lados; cajones para la venta de ropas hechas, zapatos y j u g u e t e s , y en el centro una farola alumbrada por gas, sobre una gruesa columna de piedra de mal gusto; la de Sto. Domingo es prolongada de forma irregular; en ella está el palacio del conde de Cervellon, donde se han hospedado los reyes D. Fernando VII y Doña Isabel II; en él se propuso al primero el restablecimiento de la inquisición ; se firmaron los famosos decretos de 4 de mayo de 1814, y abdicó la reina Doña Maria Cristina en 1840 la regencia de España; junto á este palacio se eleva el de Rioflorído, hoy del marqués de Montortal, donde se hospedó D. Rafael del Riego y arengó al pueblo desde los balcones; frente de estos se ostenta el conv. de Sto. Domingo, cuya bonita fachada es mas propia del palacio de un magnate que de una casa monástica; con razón ha sido elegido para la ciudad g. La plaza de la Aduana trazada, según hemos dicho, por el mariscal Suchet, es la mas regular y la mas grande de la c , formando uno de sus lados el palacio que le da nombre, y en los demás las casas de los señores Beltran de Lis, D. Javier Paulino, y otras de sumo gusto y arquitectura moderna. Concluida que sea la fachada que mira al E . , será la localidad de mejor aspecto de la población; su figura es un cuadrilongo perfecto, adornado con 8 hileras de árboles que forman calle á los 4 frentes. La plaza del Mercado es un dilatado espacio prolongado, sumamente irregular y sin alineación; es el sitio destinado para la venta diaria de comestibles y efectos de consumo, presentándose en prodigiosa abundancia toda clase de a r t . , le cual ofrece una animación estraordinaria; los puestos de vender se colocan sobre las anchas aceras, debajo de toldos sujetos á pilares de hierro fundido, que el ayuntamiento ha empezado á colocar como arbitrio para la casa de Beneficencia; los centros de la plaza, empedrados de adoquines, que forman las direcciones de las calles ad- •ÍCIA. 371 yacentes, quedan páralos transeúntes. Esta plaza fue desde muy ant. el punto destinado á los torneos, justas, fiestas de toros y otras diversiones públicas; era también el de las ejecuciones, y en ella habia una fuente, que se surtía de una noria existente en la calle de la Acenia; y se encuentran el edificio de la Lonja y la parr. de los Stos. Juanes. En uno de los costados se halla también el mercarlo nuevo, construido en 1838 en el solar del conv. de las Magdalenas consiste este edificio en 2 galerias laterales sostenidas sobre 40 columnas cada una, y cerradas en su cabecera por otra galería que presenta 8 columnas de frente; estas galerias de 5 pasos de anchas, sirven de pórtico á 34 casitas á cada lado, con otras tantas tiendas á su frente, é igual número en la parte posterior; en la fachada de cabecera se está construyendo la casa del repeso, y corona toda la obra un antepecho y balaustrada de buen efecto; en el espacio que queda entre las 2 galerias hay otras 2 series iguales de puestos fijos, defendidos por un largo cobertizo de madera pintada de verde, quedando por supuesto entre las 4 líneas de vendedores el espacio necesario para el tránsito de las personas; el piso está elevado 2 gradas sobre el de la plaza, todo embaldosado y perfectamente limpio. Es notable la abundancia de surtido de carnes de todas clases, legumbres, pan y frutas que allí se reúne (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.