HISTORIA DE TRUBIA, PROVINCIA DE Asturias, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Asturias

Historia de Asturias


 


>



PUEBLOS DE Asturias

Historia de Asturias

Localización de TRUBIA , Asturias


MAPA DE TRUBIA , Asturias
COORDENADAS GPS:
43.345287 , -5.970162

TRUBIA  (HISTORIA) .
TRUBIA  - Asturias.


Datos de la localidad:

    (fáb. de municiones y fundición de cañones de hierro colado), está enclavada en la parr. de este nombre (aun cuando no depende de ella, pues constituye una castrense bajo la advocación de la Purísima Concepción) conciudad de Grado, provincia de Oviedo; situado á 13*57" lat. N . , y 15'21" long. O. del meridiano de Madrid á la orilla izquierda del r. Trubia, sobre el cual tiene un bonito puente de madera con pilares de piodra, á 1,000 varas de su confluencia con el r. Malón, en un estrecho pero ameno valle abrigado de los vientos, y cuya temperatura es siempre templada y sana en todas estaciones. HISTORIA. Cuando los franceses ocuparon , durante la guerra que con su república tuvimos á l i n t s del siglo pasado, las fábricas de municiones de Eugui y Urbaizeta, y las de armas de Guipúzcoa, se vio el Gobierno obligado por las necesidades de la guerra á buscar el medio y los elementos para llenar este vacio , que lo era de suma trascendencia en nuestro material de artillería, y afortunadamente en aquel entonces hacia muy poco tiempo que el ingeniero director de marina, D.Fernando Casado de las Torres, había recorrido la costa de Cantabria y publicado una memoria importante, en que se designaba como localidad apro- fiósito para el establecimiento de una fáb. de municiones JS cercanías de la confluencia del Trubia y el Nalon. A los abundantes y ricos minerales que decia, habia reconocido á una media leguas de este local , se uníala ventaja (en su concepto inapreciable) de poder emplearse en los hornos de fundición el combustible mineral, estraido de las minas de Langreo, cuyo transporte por el Nalon (canalizado entonces) seria fácil y barato, y sustituyendo el carbón de Í)iedra al de leña, único empleado en aquella época en todos os establecimientos industriales, con notable menoscabo de los montes y arbolados. Penetrado el Gobierno de la importancia de las indicaciones del Sr. Casado, y conociendo las ventajas que traería á la industria mditar, encargó al mismo Sr. Casado, en abril de 1794, la construcción de una fáb. de municiones en el sitio que indicaba, poniendo á sus órdenes al subdirector de las fáb. de municiones de Navarra, D. Ignacio Muñoz de San Clemente , el que se presentó en Oviedo , y no pudiendo hacerlo Casado por razón á sus achaques , fue sustituido por el capitán de fragata, D. Gerónimo Tubern, norpbrado en su reemplazo. Como primero y mas necesario trabajo, comenzaron estos señores á reconocer el terreno y buscar los ricos y abundantes filones de mineral de hierro, anunciados por Casado en su memoria, y aun cuando no tuvieron la buena fortuna de encontrarlos, y sí únicamente algunos fragmentos arrastrados por las aguas y rodados, sus investigaciones dieron por resultado el hallazgo del importante criadero, situado en San Juan de Castañedo del Monte, á 1 leguas de dist. y al Sur del sitio elegido para construir la fábrica. Asegurado el trabajo de esta con la existencia del mineral, en cantidad y calidad apropósito para sus labores, se procedió á levantar los e d i ficios y hornos, quedando el establecimiento bajóla dirección del brigadier D. Francisco de Vallejo, coronel de a r t i llería, y director que habia sido de las lab. de Navarra. A principios del año de 1796 se dio fuego á un horno alimentado con el cock obtenido del carbón de piedra de Langreo, pero ya fuese por la falta de práctica en los obreros, ya la mala calidad del carbón, ó quizás la poca inteligencia en la fabricación del cock, es lo c i e r t o , que este ensayo no tuvo resultado. Continuóse sin embargo ensayando el empleo del carbón de piedra, y aun cuando después de dos años de esperiencias pasó á Francia D. Francisco Datoli, coronel de artillería, acompañado de un fundidor á estudiar en la fundición de Creuzot, célebre entonces por el uso que hacia en sus hornos del carbón mineral, el empleo de este combustible en los trabajos metalúrgicos, no le fue posible, apesar de sus esfuerzos, obtener resultados favorables á su vuelta a l a fáb. de Trubia, y aun auxiliado en su empresa por el célebre químico Proust. Hubo pues necesidad de volver al carbón de leña si se querían obtener algunos productos, y con este combustible continuaron alimentándose los hornos hasta el año de 1808, en el cual la invasión francesa obligó á suspender totalmente los trabajos. Desde aquella época los obreros empleados en los hornos y en la fabricación de municiones fueron trasladados á otros establecimientos y únicamente quedaron en el recinto de la f á b . , los bayoneteros y algunos canonistas dependientes de la fáb. de fusiles de Oviedo, siendo la consecuencia del abandono de tantos años, que se inutilizaron los hornos de fundición y los pocos aparatos y máquinas con que contaba el establecimiento. Tal era el estado de la fáb. abandonada , como de municiones, y nulos y sin ningún provecho sus minerales abund a n t e s , y la fuerza motriz derivada del r. Trubia, cuando en 1844 propuso al Gobierno el director general de artillería D. Francisco Javier Azpiroz su restablecimiento, ensanchando sus trabajos y especialmente con el objeto de fundir artillería de hierro colado para la dotación de la marina de guerra y de las plazas , y baterías de las costas , y en 26 de marzo , del mismo año mandó S. M. que se restableciese la fáb. y que se fundiesen en ella los cañones á l a p a i x h a n s , que fuesen necesarios tanto á la misma marina como á nuestras plazas y costas. En 18 de agosto del mismo año de 1844 fue nombrado director de la fáb. de Trubia, el teniente coronel de artillería D. Francisco Antonio de Elorza, y seguramente con dificultad podia haberse hecho un nombramiento mas a c e r t a d o , tanto en cuanto á la Capacidad y conocimientos necesarios para crear un establecimiento industrial de t a maña importancia, como en la actividad y el celo para llevarlo á cabo. Desde luego se dio principio á los trabajos en el mismo agosto, comenzando por deshacer los antiguos hornos, que debian sustituirse con otros mas capaces y adecuados para trabajar con el cock, suslituvó á los antiguos fuelles de madera una máquina de viento de dos cilindros á doble efecto, y una gran rueda hidráulica de madera; ensanchó de 6 hasta 12 pies la acequia de 1,142 píes de largo, que conduce hoy á las diferentes ruedas hidráulicas 7,000 pies cúbicos de agua por minuto, proporcionando una caida de 24 pies, lo cual da de utilidad una fuerza motriz de mas de 200 caballos. Estableció uu taller de molderia con dos cubilotes para fundir desde luego muchas piezas de hierro colado que se necesitaban en la fáb , y comenzó la construcción de los altos hornos, continuando después con la correspondiente á la fundición de cañones y talleres dé barreno y torno , cuyas obras han necesitado mucho tiempo. El horno número L.u se encendió y comenzó su primera campaña en el mes de agosto de 1848, dando desde luego resultados satisfactorios, y en 25 de julio de este año de 1849 ha empezado ya la fundición de cañones cou la mayor perfección, y las pruebas verificadas con un cañón de hierro colado producto de esta fáb., justifica que son tan buenos como los mejores que puedan fundirse en el estranjero, resultado de mucho valor para el porvenir de nuestra industria militar en la seguridad y defensa de nuestras costas y plazas, y en la dotación de la marina; y debida en su ejecución al c e l o , á la actividad y á los conocimientos del t e rnemente coronel de artillería Elorza, que auxiliado por los demás gefes y oficiales destinados á la fáb. de Trubia , ha sabido corresponder á la confianza y á las esperenzas del Director General de artillería y á las del Gobierno supremo del Estado. Edificios de la fábrica. Ocupa esta un espacio de 900,000 pies cuadrados, en el cual hay 100 casas y 29 e d i ficios destinados para el servicio de almacenes y t a ñ e r e s ; en realidad no forman calles, pero su plaza es grande y de buen aspecto comparada con'la población. La forma un cuadrilongo , cuyo lado mayor es de 264 pies y 108 el menor; sus lados los componen primero, el taller de los altos hornos, el de herrería y las fraguas del de construcción segundo , un edificio llamado el Palacio, que sirve de habitación al d i r e c tor, comisario , capitán del detall; otros dos destinados p a r cero, la capilla y molderia de adornos al S.; y cuarto, la e s trena ¡dad de una manzana de casas al N. Ademas de estos edificios hay otros dos de muy buena arquitectura, que acaban de construirse y que sirven para pabellones de los oficiales de artillaría. Las oficinas ocupan un edificio sólido y capaz , que ademas de los despachos del director y demás empleados de la fábrica , contiene una biblioteca con 950 volúmenes , en su mayor parte de obras científicas de mucho precio, pues correspondiendo á los trabajos y operaciones industriales van siempre acompañadas de planos y láminas de mucho valor. Pero los edificios mas notables y que mas llaman la atención por su grandiosidad y elegancia son los talleres de fundición, de barrenar y tornear. POBLACIÓN, CONTRIBUCIONES É INSTRUCCIÓN. La población sube á 581 hab., y solo paga la contribución de consumos, que asciende á "2,613 r s . Hay una escuela de primeras letras para niños, á la que asisteu 65 alumnos, y cuyo maestro tiene asignados 3,000 reales al año pagados con exactitud; y otra de niñas con 44 discipulas, á las que se les enseña á leer , escribir, hacer calceta, coser e t c . ; y desde el mes de enero próximo de 1850 se establecerán por la noche clases de geomet r í a , mecánica y dibujo aplicado á las a r t e s , parala instrucción de los obreros; siendo condición espresa en todos los que se contratan actualmente la asistencia á estas clases, tan luego como se establezcan en la fábrica. INDUSTRIA. Lá fundición de cañones y la fabricación de municiones de hierro colado , son los primeros y mas atendibles objetos de las labores de la fábrica; pero ademas se han planteado molderias de máquinas, adornos, y la fabricación de acero y de limas, en la esteusion bastante para abastecer de estos artículos á todos los establecimientos del cuerpo de artillería. La fusión y beneficio de los minerales se obtiene en dos altos hornos, situados en el centro del taller de fundición, exactamente iguales en su forma y dimensiones. Su figura es la de una pirámide truncada de 36 pies de lado en la base inferior , y 24 en la superior con 48 pies de elevación, y á espaldas de estos hornos se hallan colocados los aparatos para calentar el airé inyectado en los hornos , siempre que sea necesario. A su der. está el taller de molderia de barro, el cual tiene su grúa vertical con la elevación y resistencia para las operaciones propias de este taller. Inmediata al mismo y al lado del horno alto, número primero, está situada la máquina de viento sin balancín, y compuesta de dos cilindros de hierro colado de 5 pies de diámetro y 6 de carrera los émbolos. El viento se deposita Í conduce á los hornos y cubilotes por un tubo de chapa de ierro llamado regulador, de 100 pies de longitud v 5 1/2 de diámetro; y por último, esta máquina recibe el movimiento de una rueda de artesas de 27 pies de diámetro, cuyos cajones tienen 8 1/2 de longitud y uqo de altura; gasta 1,600 pies cúbicos de agua por minuto, y su fuerza es la de 40 caballos próximamente. _ Dentro del mismo taller de los altos hornos se ha establecido la molderia ordinaria, destinada á fandir piezas de maquinaria y otros objetos de hierro colado, y para este t r a bajo hay dos cubilotes y una grúa trasversal (ó cabriolé perfeccionado) que tal vez sea la primera de su clase, que se haya establecido en el continente; y destinada á facilitar el movimiento de las cajas y la conducción de los moldes etciudad Las carboneras están situadas á espaldas del taller de que va hecho mérito y son capaces y sólidas. Fundición de cañones. Este taller tiene 84 pies de largo y 60 de ancho, y adosados á la pared del testero se hallan 6 hornos de reverbero unidos dos á dos , y al frente de estos hornos la fosa para colocar los moldes en que se funden los cañones. Inmediata y al lado está una magnifica grúa vertical giratoria, apoyada solo por su estremo inferior y capaz de sostener pesos de 550 quintales Ademas hay también otras dos grúas portátiles para facilitar el moldeo de los cañones , y otras mas pequeñas destinadas á cargar los hornos. La armadura de esta oficina es de hierro forjado elegante v sólida á la vez, y la cubierta de chapa de hierro. Taller de tornear y barrenar artillería y de construcción de máquinas. Se halla este taller próximo al de la fundición de cañones, y es de 244 pies de largo y 48 de ancho, y contiene \ .° dos máquinas de barrenar y tornear artillería; 2.°, una para tornear les muñones; 3.» una de centrar las piezas; 4 . ° , una destinada á abrir el oido. La grúa de este taller es capaz de levantar pesos de 330 quintales Ademas deben establecerse en este taller 4 máquinas de barrenar , con las cuales podran concluirse anualmente 300 piezas de artillería de grueso calibre, agregándose asi mismo los tornos máquinas de aplanar, de taladrar y demás necesarias en el taller de construcción de máquinas; detras del taller se hallan establecidas 6 fraguas y un banco con los tornos necesarios paa la forja y lima; y por último, y á espaldas del taller de barrenar artillería se ha colocado el de fabricación de municiones coú el cubilote destinado á su trabajo. La fuerza motriz en este taller se deriva de una rueda de hierro de 36 pies de diámatro, y 6 1/2 pies de long., y 15 pulgadas de profundidad en los cajones y la cual da también el movimiento á dos ventiladores, que dan el viento al cubilote y fraguas con una fuerza de 40 caballos. El techo de este taller es de chapa de hierro acanalada. Fabricación de aceros y limas. ínterin se construye el edificio para la fabricación del adero en las dos clases de cimentado y fundido, asi como dé limas, se han establecido dos talleres provisionales con un horno de cementación y otro de ac¿ro fundido de ensayo j y 6 fraguas, con la d o t a ción de obreros limadores y 14 picadores de limas naturales del p a i s , los cuales dirigidos por dos maestros estranjeros fabrican ya limas de muy buena calidad , y en cantidad suficiente para el consumo de las maestranzas y fábricas de artillería una rueda hidráulica de hierro colado de 18 pies de diámetro mueve el martinete empleado en estirar el acero de cementación v fundido; pero cuando esta fabricación tenga su completo desenvolvimiento se establecerán otros martinetes movidos con máquinas de vapor. Hav también una molderia de adornos en la cual se funden los b l ' a u s t r e s , antepechos y balcones que se necesitan para los edificios de la fábrica; algunas piezas delicadas de mecánica, toda clase de bustos, y balas de metralla, todo con notable perfección y mucha economía. Para el trabajo de este taller hay una grúa vertical giratoria apoyada en sus dos estremos un cubijóte y dos hornos de viento, y en lo sucesivo se construirá otro cubilote destinado á fundir bronce. Para el servicio de la fábrica ¿iene asi mismo los talleres de herrería, cerrageria y carpintería y hornos destinados á la fabricación continua de c a l , de tejas y 15 destinadas á la del cock. Está en construcción el edificio en que deben establecerse los cinceladores de los bustos fundidos, la litografía, el taller de modelos y el de escarpa; y se halla ya concluido y en trabajo el laboratorio completo para hacer los ensayos y los análisis de los minerales, escorias y demás sustancias producidas en la fabricación. Los molinos de la arena y tierra destinada á la molderia, asi como el carbón y el Cock, reciben el movimiento de una rueda hidráulica de hierro colado de 18 pies de diámet r o , que también es el motor de los cilindros destinados á la limpia de las municiones, y de la máquina que trabaja y prepara las arcillas empleadas en la fabricación de ladrillos refractarios. Actualmente se va á proceder ala construcción del taller destinado á la fabricación del hierro forjado , y en lo s u c e sivo se hará del edificio en que se acomode el trabajo de las piezas de hierro de igual especie para máquinas y aun cañones de este metal de grueso calibre y con b a s t a n t e economía. Fabricación de fusiles. Para utilizar las aguas del Truí n a , s e h a n establecido en esta fab. los bayoneteros, baqueteros y canonistas de la de fusiles de Oviedo. Hay 6 barrenas verticales movidas por otras tantas ruedas horizontal e s ; y se ha aprovechado el agua que se emplea en la rueda hidráulica de la máquina de viento en otra de hierro á la P o n c e l e t , d e 18 pies de diámetro destinadaen moverlas máquinas nuevas de barrenar y tornear los cañones de fusil; para abrir las roscas de las chimeneas, los oidos, e t c . , asi como las piedras de desbastar las baquetas y de acicalar estas y las bayonetas. Se están construyendo casas y fraguas en el barrio Junigro situado á la orilla der. del r. Truiba y á la parte opuesta del puente, con el objeto de reunir todos los armeros existentes en esta fáb. y en Grado, y con el tiempo los de Oviedo, con grandes ventajas y economías p a r a la fabricación de fusiles. Alrededores de la fábrica. Frente á la confluencia de los r. T rubia y y alón se ha establecido la bateria de p r u e b a s , á la cual conduce un hermoso y sólido camino construido por cuenta d é l a fáb., y plantados sus costados d e acacias y otros á rboles exóticos en el pais. También se ha establecido las casamatas y hlindujes necesarios, y el almacén de pólvora entre la fáb. y la espresada bateria. Se ha procurado fomentar el arbolado, aprovechando cuantos terrenos han po dido hacerse de la fáb.; pero como los pueblos colindantes se resisten á ceder por muchos anos parte de sus terrenos comunes, no ha sido posible dar á los plantíos el desenvolvimiento que seria de desear. Sin embarco, se han desmontado varias especies de á r boles , cuyas clases y número espresa la adjunta tabla ó estado. (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.