HISTORIA DE TAFALLA, PROVINCIA DE Navarra, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Navarra

Historia de Navarra


 


>



PUEBLOS DE Navarra

Historia de Navarra

Localización de TAFALLA , Navarra


MAPA DE TAFALLA , Navarra
COORDENADAS GPS:
42.530334 , -1.674269

TAFALLA  (HISTORIA) .
TAFALLA  - Navarra.


Datos de la localidad:

    ciudad con ayuntamiento, cabecera del partido judicial de su nombre en la provincia, diócesis y audiencia tetr. de Pamplona (6 leguas). S I T U A C I Ó N C L I M A T V I E N T O S . A la falda de una colina en cuya cima hay una llanura, que en lo ant. sirvió de plaza de armas y en la última guerra de fortilicacion, se asienta esta c . , cuyo clima y temperatura es tan benigno, que en tiempos de epidemias ó enfermedades contagiosas se han trasladado á ella los tribunales de la provincia é infinitos hab. de la misma; siendo el viento N. el que con mas frecuencia la combate. I N T E R I O R D E L A P O B L A C I Ó N . Compónese esta de 020 C A S A S de regular construcción con buenas comodidades interiores, las que forman cuerpo de población, y se encuentran repartidas en 32 calles y 3 plazas; tiene casa de ayuntamiento en la cual hay algunos departamentos destinados para los presos del juzgado; un hospital para dar asilo á los pobres enfermos, servido por 5 monjas hermanas de la caridad; en su clase es de los mejores de la provincia, tanto por el esmerado servicio que se tiene con los enfermos, como por las comodidades que proporcionan sus localidades un palacio que fue de los reyes de Navarra y contiene otros edificios y varios jardines cercados de murallas; 2 conv. que pertenecieron á los frailes franciscos y capuchinos; en uno de ellos se hallan establecidas dos escuelas de instrucción elemental y superior de niños, concurridas por 300 y servida por tres preceptores é igual número de ayudantes, y una de niñas á la que asisten 200; director y maestros están dotados con los fondos del común; 2 iglesia parroquial unidas, bajo la advocación de Santa Maria y San Pedro, servidas por dos vicarios y varios beneficiados; un conv. de monjas de recoletas descalzas con el título de la Purísima Concepción; un paseo que confina por un lado con las murallas del palacio y por otro con el camino real, plantado de olmos negros y blancos ; 2 fuentes de escelentes aguas, situado la una al Occidente muy inmediata ala población y la otra en el punto céntrico de la misma, cuyas obras están sin concluir; las aguas se conducen encañadas desde su nacimiento que está en término de Balgorra ; por último, hay una ermita dedicada á lá Purísima Concepción en el descenso de una altura titulada de Santa Lucia, y un cementerio que en nada perjudica á la salud pública. T É R M I N O . Confina Por el Norte con Pueyo y Artajona; por E. con San Martin; S con Olíte, y O. con Larraga, Berbinzana , Miranda y Falces; su estension de N. á S. es de 1 /2 leguas y de 2 de Este á Oeste Corre por el término el r. Cidacos, pasando al E. de Tafalla, en cuya jurisd. le cruzan 2 puentes. El T E R R E N O que comprende la jurisdicciónde esta c , participa de llano y monte, de secano y de regadío; hallándose cultivada la mayor parte y plantada de viñas, huertas, olivares, y abundantes pastos; tiene 2 montes nombrados el Alto y el Plano, situado el primero á 1/2 leguas de la población en dirección N., roturado y labrado en sus tres cuartas partes, y el segundo cubierto de chaparros y coscojos. Hay 1o deh. corralizas para el ganado, las cuales abrazan unas 3 le», de estension y 3 prados naturales, titulados del Escal, Balmayor y Balditres, de cuyas yerbas disfrutan los ganados vecinales. CA M I N O S . El real á Pamplona y Tudela, y los trasversales á San Martin, Artajona, Larraga, Miranda y Falces, todos en regular estado. El C O R R E O se recibe diariamente, tanto de la corte como de Pamplona; hay estafeta. P R O D U C C I O N E S . Vino, trigo, cebada, avena, maiz, alubias, habas, arvejas, patatas y toda clase de frutas, verduras v hortalizas; hay ganado lanar, vacuno y mular para las faenas del campo", y abundancia de perdices, liebres y conejos,INDUSTRIA  ademas de la agrícola, hay 9 fáb., 5 de tenería ó curtidos, y 4 de aceite,"varios alambiques de aguardiente y 3 molinos harineros. El C O M E R C I O se reduce á la importación de cereales y de telas para vestir, y á la esportacion de los frutos sobrantes del pais. Celébrase anualmente una feria desde el 3 al 11 de febrero, muy concurrida , haciéndose en ella muchas ventas de ganado mular, caballar y vacuno, y semanalmente un mercado el martes, y otro el viernes para la venta de granos. P O B L A C I Ó N 626 v e c , 4,330 almas R I Q U E Z A L.672,972 reales H I S T O R I A . En el Diccionario Geográfico Universal publicado en Barcelona, donde hallamos prohijadas no solo cuantas noticias relativas á Tafalla pudo acumular el ilusrado autor del art. de la misma c , publicado antes en el Dioccionario de la Academia de la Historia, sino hasta los diferentes conceptos críticos que en él asomó el indicado académico (Sr. Abella) al redacTABlo, se afirma rotundamente que se llamó en lo ant. Tubalia y Tubalica, se desprecia la opinión que ha atribuido su origen á Túbal, y se determina que la primer mención de Tafalla pertenece al año 1040. Nosotros no respetamos menos la autoridad del Sr. Abella, robustecida nada menos que por la insigne Academia de la Historia que adoptó su trabajo para una obra á que ella misma daba su venerando nombre; pero nos es imprescindible confesar que vanamente nos hemos desvelado en buscar documentos de autenticidad, por donde conste que Tafalla haya tenido en algún tiempo aquellos nombres, ni aun antes del año 1040 en que se fecha su primer mención; mucho menos después, siendo asi que en todos los monumentos posteriores se la nombra siempre Tafalla^ Tafailla y Altajailla. No seria de poco interés un testimonio semejante de haberse formado el nombre Tafalla por degeneración de Tubalica ó Tabalica; pues entonces ¿qué diferencia existiría ya entre este nombre Tabalica y Gabalaica, como se lee el de cierta ciudad Várdula en las Tablas de Ptolomeo, edición de Erasmo? La G y la T son letras sumamente permutables, con particularidad en la escritura griega por su gran semejanza; en el mismo Ptolomeo son muy numerosos los casos en que se presenta este cambio; no pudiera dudarse la identidad de ambos nombres. Y hallándose Tafalla en lo que formó la parte oriental de la región Várdula, donde precisamente se hubo de hallar también Gabalo3ca ¿qué podría oponerse ya al aserto de identidad sobre ambas poblaciones? La doctrina ant. aplicada con exactitud ó contestada armónicamente por la localidad y la identidad de los nombres ¿son muchas las reducciones de la geografía comparada que se funden en mejorar datos? Harto poderosos son estos, aun cuando no se pruebe que Tafalla se llamase antes Tabalica, para que se pueda afirmar sin gran peligro de equivocación que no se tiene noticia alguna de esta ciudad perteneciente á los tiempos de las dominaciones romana y goda, como lo hacen los señores mencionados; pues la ant. Gabalceca, de origen muy anterior sin duda a ambas dominaciones, como lo acredita sobradamente su nombre mismo, que no pudo ser tomado de ninguno de aquellos pueblos; no siendo latino y habiéndolo mencionado Ptolomeo siglos antes que los godos ocupasen el pais, no puede ser reducida á sitio alguno con tanta probabilidad como á Tafalla. Ya hemos dicho que la doctrina geográfica resultiva de Ptolomeo se cumple en esta c . , y el nombre Taialla puede ser muy bien degenerado de Gabalceca ó Tabalceca. La noticia de que Tafalla se llamó Tabalica ó Tubalica, aunque noticia nuevamente tradicional, no deja de ser admisible en apoyo de lo mismo; sobre todo, coincidiendo con la poderosa circunstancia de ser innegable que el nombre Tafalla tiene una razón etimológica, pues se conserva el primitivo que se dio á la c . , cualquiera que sea la adulteración sufrida, sin que haya venido á sustituirle otro la sinonimia en los varios idiomas que sucesivamante han preponderado en el pais, como ha sido tan común en la nomenclatura geográfica. De Gabalceca ha podido formarse muy fácilmente las letras G y T se han confundido segun se ha espresado y se prueba por el examen de todos los documentos ant. igual sucede siempre con las letras de un mismo órgano, por lo que no debe estrañarse el cambio de las letras v y f; las consonante medias se han doblado segun el gusto de los tiempos, especialmente la e; y con solo que haya producido sobre el nombre ant. estos naturales y frecuentes cambios la huella del tiempo, nos resulta el actual Tafalla. ¿Qué otra aplicación se dará á este nombre etimológico que no venga á ofrecer mayores dificultades? El ilustradísimo Mariana ridiculiza con gran razón el capricho de los que, atribuyendo el origen de esta ciudad á Túbal, dicen que todo el pais se llamó Setubalia, ó interpretan este nombre Compañía de Túbal, que si se hubiese compuesto de la voz latina caitas, compañía, y Túbal; debiendo para ello haber hablado ya en latín este poblador de España. Ahora bien, si Tafalla es probablemente la Gabalceca de los ant. várdulos, y su nombre actual, procediendo del ant. tiene una razón etimológica ¿nos empeñaremos en apurarla? El erudito ilustrador de nuestras antigüedades D. Miguel Cortés y López cree derivarse del verbo voleo que interpreta arrojar dardos «y en esta suposición, dice, significaría que era unaciudad cuyos hab. peleaban arrojando dardos.» Pero ¿no podría deducirse igualmente de otras mil radicales, por ejemplo Gah-Bal-etaque por crasis dan el nombre tal como aparece en el lugar citado, sin mas variantes que la C por T, cuya variante es de tan poca entidad. La voz Gha se interpreta altura , Bal es uno de los nombres que los ant. daban al Sol, y tta es radical que juega en las nomenclaturas de tantas regiones y ciudades que con toda seguridad se la puede creer esplicacla en nuestra voz apelativa población ; Gabalceca podría significar asi entre otras cosas, población de la altura dedicada al Sol; lo que seria muy propio para Tafalla, ciudad situado en la falda oriental de una colina ovalada y que blasona de ser una de las ciudad primitivas españolas. Pero es preciso confesar que estas investigaciones {locas veces conducirán mas que á probar la imaginación y os recursos de quien se engolfe en ellos uejando casi siempre en su mismo estado el objeto que las susciTABa. Son sin embargo apreciables para la historia de las población, por cuanto la falta del resultado propuesto arguye siempre contra la posibilidad de averiguarse la razón y época denominante de estas, lo que es la mayor prueba de antigüedad que pueden conTAB en «u apoyo. ¿Con qué argumentos se negará á Tafalla el honor de conTABse entre las población de la España primitiva, si se ignora su origen y el de su nombre, siendo ademas probable su identidad con la Gabaiseca de Ptolomeo ? Para que una ciudad pueda afirmar que ha existido desde lo mas remoto ¿no basta su actual existencia sin que se sepa cuándo ha empezado á existir? ¿Por qué, pues, algunos llamaron crédulos á los autores que apoyan la opinión cíe que Túbal fue el fundador de Tafalla, si esta ciudad tiene el derecho que cualquiera otra á conTABse entre las población de la España primitiva? Si es que no se conforman con los intérpretes del historiador judaico, Flavio Josefo, y pretenden negarles que Túbal fuese el poblador de España, negando igualmente á la mitología la grande espedicion del Hércules Ibero, que es el Túbal de las Letras Sagradas, y cuyas Memorias pululan en todo el Occidente., ¿podrán desentenderse asimismo de darnos siquiera por poblador al Sol, que como hemos dicho, es el Bal de los antiguos? Es innegable que atribuir á Túbal la fundación de una ciudad vale tanto como decir que fue poblada por los primitivos españoles, con lo que resulta no ser fábula tan ridicula este origen como lo ha encontrado cierta crítica moderna. Sentada la existencia de Tafalla desde lo mas remoto, su historia se limita á una aplicación de la general del pais hasta una edad bien moderna por falta de documentos que especifiquen la suerte que le cupiera. En el Diccionario Geográfico Histórico de la Academia antes citado, se lee «la primera vez que se halla el nombre de Tafalla es en la escritura de arras del rey D. Garcia el Bestaurador, que con otros pueblos la dio á su mujer Doña Estefanía en el año 1040 » Lo mismo se lee en su Diccionario de Barcelona. No desaprobaremos á los eruditos redactores de esta apreciabilísima obra que lo hayan adoptado literalmente; pues también nosotros tenemos por ocupación poco digna la de disfrazar estas adopciones, cambiando maso menos solo el modo de decir las cosas; lo que, es preciso confesarlo , constituye actualmente la ciencia de no pocos, sin que baste á veces" su esmero á no hacerlo con perjuicio de la exactitud, por no comprender bien antes los conceptos. Ni estrañamos tampoco la falta de referencia, ó de los incisos que se acostumbran poner en semejantes casos; pues, como redactores de un Diccionario, especialmente ocupándose de cosas históricas, pudieron muy bien creerse dispensados de ello. Pero sí, debemos ciTABlos porque no rectificaron ú orillaron siquiera algunos muy graves errores. El rey D. Garcia de Navarra, esposo de doña Estefanía, en 1040, era D. Garcia Sánchez el de Najera ; el Restaurador que era D Garcia Ramirez entró á reinar en 4 134 por consiguiente debieron haber sustituido al dictado de Restaurador el de Nájera. Ademas, respecto de ser la mención de Tafalla, que se cita, la primera conocida , hay también poca exactitud, faltando no menos en la relación del sitio que la puso el rev D. Ramiro I de Aragón. El señor Abella fecha este sitio en 4 043 Ferreras y Moret lo anticipan al 1042; pero hubo de ocurrir aun mucho antes. Ape- T A F ñas supo Garcia la muert e del rey D. Sancho, ocurrida en 1033 , que se apresuró en acudir á sus estados desde Roma, á donde su padre lo habia enviado de embajador verosímilmente; y á su llegada halló ya á su hermano sobre Tafalla, habiéndose aprovechado de su ausencia para invadirle el reino , con el apoyo de los emúes musulmanes de Zaragoza, Huesca y Tudela." Asi resulta de los escritores mas inmediatos al hecho, y por consiguiente mas autorizados asi nosotros no dudamos colocarlo seguido á la muerte de Sancho, época la mas propia para una guerra suscitada probablemente por el concepto de perjudicado en que se hallaba Ramiro con la parte de la herencia que le cupiera. Dicese también que puesto el sitio á Tafalla «sus naturales la defendieron con tanto valor y esfuerzo, que alcanzaron una victoria completa de los enemigos, por cuyas gloriosas hazañas el rey D. Garcia VI de Navarra dio el titulo de nobles , leales yesforzados á sus v e c , y mandó colocar dos grandes pieilras en los término de Toi reta y Barranquel hacia el SO. y medio cuarto de leguas de la ciudad que todavia se conservan y en la primera se conoce haber habido inscripción.') En los verbales se conserva y se conoce, si quf eran de entidad las comillas si los señares del Diccionario de Barcelona se guiaban solo por lo que veían en el de la Academia, pues habian trascurrido desde la publicación de aquel demasiados años y vicisitudes para que ya hubiesen cambiado las cosas mayormente atendido lo poco que se ha hecho nunca entre nosotros por la conservación de tales monumentos. Nótase con particularidad que en la derrota sufrida por Ramiro ante los muros de Tafalla no se menciona á Garcia (que era el II de este nombre y no el VI que no lo hubo), atribuyéndolo todo á los naturales Mas ajustado á lo que consta polla historia de Mariana dice D. Garcia rey de Navarra... era ido á Roma á la sazón que su padre falleció.... D. Ramiro su hermano quiso aprovechar de aquella ocasión de la ausencia de D. Garcia para acrecenTAB su estado;.... puso liga y amistad con los reyes de Zaragoza, Huesca y Tudel a . . . rompió por las tierras de Navarra, y en ella puso sitio sobre Tafalla, villa principal en aquellas partes. Sucedió que el rey D. Garcia volvió á la sazón de su romería; y avisado de lo que pasaba, con golpe de gente que juntó arrebatadamente de los suyos (de los pamploneses), dio de sobresalto sobre su hermano y su hueste.... El sobresalto fue tal y la prisa de huir tan arrebatada, que le fue forzado salTAB en un caballo que halló á mano sin freno y sin silla por escapar de la muerte y salvarse.)) Ya se ve cuanto se lia desfigurado este hecho; pues si bien es innegable á los naturales de Tafalla la honra de haberse sabido sostener hasta que Garcia acudió en su socorro , la victoria sobre Ramiro perteneció á aquel rey. Después de este acontecimiento, que se puede fechar en 1035 (por el mes de agosto segun se refierej, ocurrió la campaña de Garcia en ausilio de su hermano Fernando contra el rey de León; y mas TABde el casamiento con su prima doña Estefanía, á quien dio esta población en arras como se ha dicho á la sazón la gobernaba cierto Oliólo Sánchez. Sancho Ramírez, que obtuvo el reino de Navarra en 107G por la desgraciada muerte de Sancho Garcia el de Peñalen dio fueros á Tafalla , y no conocemos otros anteriores á pesar de que, como hemos visto se atribuyen varios privilegios á Garcia Sánchez el de Nágera. Sancho Ramirez decia en estos fueros Fació hanc cartam vobis po/julaloribus de Tafalla. Pero esto ni que el concejo de Tafalla. presenlando al rey una relación de estos fueros para que los confirmase, digesen que, el rey D. Sancho edificó esta v. y les dio sus fueros «Daminus réx Sancius , qui istam villam edificabit et donabit nobis nostros fueros » no basta ó persuadir que aquel monarca hubiese sido su fundador el concejo pudo creer motivo suficiente para espresarse asi la citada frase del mismo fuero «hago esta carta para vosotros pobladores de T.dalla;» y el rey no necesitó por razón de este lenguaje mas que haber aumentado la población, como lo probó el P. Aleson y lo acreditan de un modo incontrastable las memorias que hemos citado de Tafalla anteriores al tiempo de Sancho Ramirez. Con notable error el señor Abella atribuyó este fuero al rey D. Sancho el Sabio, como dado en 1157", época en que este rey lo confirmó , añadieni do solo la forma en que los veciudad habian de disfruTAB el monl te. En 4206, D. Sancho el Fuerte concedió á los hab. de Tafalla que, pagándole 400 cahíces de trigo, otros 400 de cebada y 4,600 sueldos al año, quedasen libres de toda otra pecha y de ir á labor alguna fuera del pueblo sino á las heredades que el rey tenia en esta c , dándoles el pan. El rey D. Teobaldo I dio, en 4245, todas estas heredades á los labradores de Tafalla por el canon anual de 1,400 sueldos de cualquier moneda que corriese en Navarra. En 1255, Don Teobaldo II confirmó los fueros de esta población, declarando algunas cosas oscuras. En 1270, el rey D. Enrique juró la observancia de los mismos, y añadió que nadie fuese preso ni embargado, en su cuerpo ni en sus cosas, dando fiador de derecho segun el ale. mandare, escepto los traidores y ladrones manitiestos ó encartados. En 1307, habiéndose quejado al rey los labradores de esla población. de que sus merinos les hacían agravios, tomándoles mucho mas de loque debian de pecha, D. Luis Hutiu mandó que solo pagasen de 20 cahices uno , y que el valle del rey no reyese los robos, sino el mayoral ó jurado ú otro de la vecindad En 1316 el concejo de Tafalla, fue demandado por el procurador del rey, para que acudiese a l a reedificación y sostenimiento del cast., y de los molinos y palacios reales, pagando todos los materiales y jornales; y á trabajaren las heredades de propiedad real pero el concejo espuso sus privilegios porlos cuales resultaba, que los labradores solo tenian obligación de ir á las labores del cast. y de las heredades del rey, dándoles este el pan y la cebada para las bestias y fue absuelto de la demanda, quedando solo obligado á presTAB el servicio en estos términos. En 1323 el rey D. Garlos el Calvo, confirmó sus privilegios á Tafalla, y mandó se le guardase la posesión que tuviera acerca de pagar las pechas dentro del mismo pueblo. D. Carlos el Malo, repitió esta confirmarion en 1355. El barón de Ansoain, uno délos señores principales de Navarra , fue puesto preso en el castillo de Tafalla , y habiéndose atraído toda la guarnición, se levantó conlra el rey en 1380 el cast. fue lomado por> asalto; la tropa fue pasada á cuchillo, y el barón decapitado




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.