HISTORIA DE RONCAL, PROVINCIA DE Navarra, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Navarra

Historia de Navarra


 


>



PUEBLOS DE Navarra

Historia de Navarra

Localización de RONCAL , Navarra


MAPA DE RONCAL , Navarra
COORDENADAS GPS:
42.807545 , -0.955896

RONCAL  (HISTORIA) .
RONCAL/ERRONKARI  - Navarra.


Datos de la localidad:

    valle en la provincia y ciudad §. de Navarra, audiencia territorial •y diócesis de Pamplona, partido ¡ucl. deAoiz: se compone do 7 v., a saber: Burqui. Garde,"Isaba, Roncal, Urzainqui, Ustarroz y Vidangoz; las cuales en los asuntos económicos están á la disposición de una junta compuesta de los ale. y Î dip. de cada v , sin preeminencia alguna entre ellos, haciendo de presidente el ale. del pueblo donde se celebra; sin embargo, debe advertirse, que en los asuntos nuevos la junta no resuelve sin dar cuenta de antemano al vecindario de cada v. : en la de Roncal tiepe el valle su archivo, en donde conserva todos los documentos de su ant. nobleza y los de gracias y privilegios concedidos por los reyes. Se halla Situación en el terreno m'as áspero de la prov , al'pie de los Pirineos, rodeado de ¡iltbimos montes. Sus pueblos están en la circunlerencia del elevado monte de Sl¡i. Bárbara, que ocupa casi el centro del \alle , y sus collados ó estribos llegan á todos menos á Garde, cuya situado es un poco mas al E. La figura es un cuadrilongo de 7 leguas de largo, desde el Pirineo hasta los confines de Salvatierra >provincia de Zartipoza'1; y 3 1/2 de Este á Oeste desde las mugas de Ansó (provincia fie Huesca; hasta el valle de Su la zar Confina N. Francia pot el alto del Pirineo; E. Ansó y Fagq; S. Salvatierra y Ca>ti'lo Nuevo, y O. almiradio do Navascues y valle de Salazar; siendo de 3 leguas la estension por la parle del Pirineo. cuyos ¡illos principales son , contando desde Aragón . Anelane be 6.000
    ? Íes sobre el nivel del mnr; Arras y Hernaz. Arrngoiti, luimbaleta. Carchóla, Baracheta, Osbgorri, Mnlliidova y Eserburi, de los cuales salen v;n-ios estribos y collados principales , todos en dirección de N. á S.. como el de CliHinanchoye que con distintos nombres sigue hasta el r. Eren, donde concluye entre l'rzainq'ii é Isaba; es un segundo puerto, en el que están las grandes alturas de Ezcaiirre, Berrueta y Vedaguirnpicoa; y como á su tercia parle sale otro rollado quu se dirige sobre Garde hasta Puveta , muga de Ansó: el segundo grande brazo es Garvisa é Igardarna, que finaliza al E. de Isaba en Errezarra, después ríe 3 horas de grandes alturas: el tercero es Larrondo, que termina ni N de la misma v. en el alio de Ardividegaña, v es unn cord de i boras de estension : el cuarto es Gojemnuru ó Durgui, que finaliza en el monle de San Juan de' Uslarroz á su N. : el quinto es Cruchela, quu siguiendo con varias inflexiones concluye en los grandes alies de Santa Bárbara y Fabros, encerrando el valle por O. Las faldas de todos estos montes se hallan pobladas de hayas, abetos, pinos y otros muchos géneros de arboles. H;iy infinidad de fuentes de esquisilas aguas, de las cuales se forman varios arroyos y riach. , como el de ?larroz v Mínchale, asi como el r. 'Ezca.. que baña todo el valle. Caminos : hay uno que cruza el vallo do N. á S. ó viceversa hasta Francia, y tiene su comunicación por Ustarroz y Pirineo de Cruchela, ó por Isaba y Pirineo de Arraco, donde tiene una venta , y el puerto es "corto, pero no está habilitado por parte de Francia con aduana. Prod.: trigo, cebada y avena en corla cantidad á causa del escesivo frió y muchas nieves; las patatas son mas abundantes, particularmente en Isaba: cria ganado lanar, del que habrá sobre 90,000 cabecera, que 5 meses solamente pueden estar en el pais y los 7 reslanles bajan á-tierra templada y á las Bardanas reales, dondo tienen goce los naturales d •! va.le, por haber sido conquistada la propiedad á costa de su sangre en la batalla do Ocharía : hay mucha caza de osos, lobos, jabalíes, zorros, ardillas, buitres, sarrios, tordos y malvises. Ind. : consiste en el corle de maderas de todas clases, fabricación de paños por las mujeres al estilo del pais, y la de quesos riquísimos y requesones con que suplen el aceite y grasa e¡i su mayor parte. Comebcio: se reduce á la eslraccíon dtí lanas , quesos, ganado lanar y maduras por el ?., ? á la importación de lienzos y algunos comestibles. Pobl.. 3,9:;o aim. Riqueza : 1.568,160 reales Historia. La población de esle vallo es ¡ndudablemenle insigne en la historia de Empaña. ¡, Aparecerían ya los ?????lèses desde la dominación goda bajo el nombre de Rucones, qusse Ice en San Isidoro ? Los reyes Sisebuto y Suintila les hicieron guerras, según aquel erudito historiador. El monge de Albelda los U nía rascones ; 1« que no contradice á la espresion de Sun Isidoro, siendo como eran vascones los roncaleses. Pudieron descollar en aquellas guerras los Rucónos, y merecer por olio quo el hispalense hiciera mención especifica de ellos. Esta precisión no agradaría al Albeldense, encontrando que aquellos monarcas no hubieron de abrir sus campañas contra una parcialidad vascona, sino contra loda aquella vasla y belicosa región. El Rieláronse los llama Aragonés , cuyo nombre ha sido generalmente considerado como degeneración del de fíucones, y por ello se lia dicho haberse producido de Rucones Arugones y Aragonés, para dar nombre al r. Aragon y á lodo el reino asi llamado. Sin embargo, nosotros qué convendremos sin difkullad en que el nombre fíoncal sea derivado del Rucones ó Ruconia. ¡maque el P. üenao, después de largas disquisiciones, dudó

    «i por Rucoues poHrian ser entendidos Jos riojanos, ?? podemos admitir esta doctrina. ¿Es verosímil que mientras el nombre de esta región liuconia paraba en líonoal, f je.se llevado también fuera do sus lim. y allí produgese elro nombre (Ji.stinto, el<le Aratjon, para un ? que tío pasaba por ( su terr., que no alcanzaba á su razou denominante, para un reino que tampoco había de comprenderla? Si los roncaleses sou los cint. rucones , y de este nombre se ha derivado aquel, cuando no ha denominado esta región al reino de Navarra, quo Ja comprende , ni al r. Eica, que la atraviesa, ¿como ha podido denominar al reino de Aragón y al r. del mismo nombre que caen fuera de ella? Al traiar de este reino ya espusimos nuestra opinión sobre el origen de su nombre , sin que atribuyésemos la menor influencia al de lus Uucones. La Ruconia lejos de haber denominado r. alguno, te. nemos por muj verosímil hay» recibido su nombre del que hamos dicho cruza el valle. La vo/ oriental ¡\'ahar equivale a nuestra apelativa rio; el propio que le distingue, Kzca, puede ser derivado del también oriental Encha, habiéndosele impuesto en razón de ser la bise de la fecundidad del valle y aun su progenitor: de Xahar-Eicha pudieron llamarse los bal), de sus riberas Naharezchanos ó ?'?????;c/iones, y por medio de aféresis usuales do Naharschones, quedan Rechones, de cuyo nombre solo se diferencia ya el de /tacones en 2 seucillas variantes, cuales son la ? ? la u, a ch y la c: por lo que hace ¡i la primera, estos nombres se escribían en su origen sin vocales, y respecto do la segunda la c/í se pronunciaba como la ciudad

    El Sr. Yanguas, on su Diccionario de las antigüedades de Navarra, atribuye las numerosas mercedes que refiere haber obtenido de los monarcas este valle, á que sus naturales «fueron eu compañía del rey D. Sancho I y llevaron la delantera en una batalla que hubo con los moros en un lugar llamado Ochurran, en la cusí el rey salió vencedor; y poique en tiempo del rey D. Fortuno García, padre de dicho D. Sancho I en otra batalla, en el lugar llamado Olast, vencieron los ronnaleses á ios moros y mataron al rey do Córdoba llamado Abderramen » Por nota aumenta, que, a pesar de los reparos hechos por algunos críticos á este ac ulecimienlo, el Diccionario geográlíco-hislórico de la Academia lo defiende EISr. Abolla en'el art. do Roncal valle, que dio à este Diccionario, aunque lo refiere igualmente, dijo antes: «Sin meternos ahora á decidirlas (las controversias), porque seria asunto largo, nos contentaremos con seguirla opinión comunmente recibida, etciudad» Algunos puntualizando mas los acontecímiínlos, refieren que'«en 810 en el sitio de Olasti, derrotaron los roncaleses al rey Abd-el-Kaman de Córdoba, que habia entrado victorioso hasta Tolosa; pelearon hasta las mujeres con vestidos de hombre; prendieron al rey, y estas lo degollaron sobre un puente; por lo que pusieron en su escudo de armas sobre campo azul, un puente de 3 arcos de oro. corriendo un r. pordebujo, 3 rocas salentes del r., y sobro el puent R la cabeza de un rey moro chorrean lo sangre.« listas relacione* han herho que el desfiladero de Roncal á que se han adju.licado, sea casi tan célebre como el de Roncesvalles Ya viniesen el art. Navarra, que es de los reyes Fortun G ircés y Sancho Garces, cuyos fallecimientos coloca el citado Diccionario de la Academia en 801 el primero, y en 824 el segundo, no obstante atribuir á estos reyes las ï batallas mencionadas: á D Fortun García la primera que se supone dada en 810 , ya D. Sancho García la segunda en 821. Aquí se ofrece desde luego un grave error cronológico: una vez remontada la monarquía navarra hasta los primeros tiempos de la dominación árabe en España, ya no ha sido difícil adjudicar acontecimientos de unos reinados ;¡ otros, abultados al gusto de sus abuladores. Kl suceso que ha servido de base á estas relaciones tuvo lugar un siglo mas tarde por lo menos. Sancho Garciís, primer rey de Navarra, titulándose tal desde el año 905, aiisilió al rey de Asturias Ordoño por los años 9íO á 921, contra Ahd-el-Rahman. El califa en venganza de esto hizo que el Modháfer, que estaba guerreando en la España oriental contra el hijo de Hafsun , invadiese sus estados. Este derrotó en Valdejunquera las fuarzasdc N.ivarra y Asturias, acauli!la:l-is por sus reyes alíalos. Sancho pjrtùi bs desvelos dol goSk?rn ) y de In guarra con su hijo barcia. El Modhafer después de esta victoria tramontó el Pirineo por •1 puerto de Jaca. Según, la tradición del pais debidamente

    espurgada y recibida por Moret, Abarca y otros historiadores, Sancho y García se rehicieron de aquel desastre sobn los desfiladeros del Pirineo, donde esperaron á los musulmanes y los aplastaron volcando sobre olios sus peñascos, en cuyo triunfo se cubrieron de gloria los roncaleses. Sin embargo, Murphy refiere que Abd-i>l-Rabman después de haber recorrido los llanos de Navarra y arrasado sus fort., penetró hasta su eslremo opuesto; sus enemigos se esforzaron en vano por cortarle el paso en las gargantas y desfiladeros; pues lodo lo venció sin menoscabo. No obstante la espresion de Murphy, Abd-el-Kanman consta que no acaudilló aquella expedición. También debieron ser mas funestos de lo que supone estos desfiladeros al Modhafer ; pues una tradición, sancionada por tan ant. y grande celebridad, no carece tan absolutamente de fundamento. La derrota de los musulmanes se supone acaecida á su regreso de la escursion sobre los eslídos francos; asi es mas probable y no se opone á ella la re.ación de Murphy. En razón de los servicios prestados eo esta jornada obtuvieron los antiguos roncaleses privileged« hidalguía y otras gracias particulares, todas las que fueron confirmadas por los revés sucesores de U. Sancho el Mayor, quien lo hizo el ano 4015. Eran los roncaleses aforado; à los fueroi de Jaca y Subrarve, y por quitar diferencias lo fueron al fuero general del reino 'En 133í, Enrique de Sul!i, gohem.idor de Navarra, mandaba al tesorero que nicíe-e dar provisión á los labradores roncaleses que iban i las labores de los cast, del rey, verificándolo según fuero. En 141 i, el rey U. Carlos 111, confirmando sus privilegios é este valle, añadió entre otras gracias que su tributo no se entendiese en calidad de pecha ni de censo; porqiie los infanzones no debian ser pecheros, y concluía esplicaodo el derecho que los roncaleses tenían en cierta parte de 1» Barden». En 1??. los roncalrscs y los vec de lúdela se hacían guerra por los pastos de esta posesión. También se hicieron guerra muchas veces los roncaleses y los del valle de Bretons en Francia, porque debiendo pagar este á aquel el tributo anuo de 3 vacas de un dentuge, pelage y cornag«, se negaban á efectuarlo; en 136o nombraron arbitros estos valles para determinar sus diferencias; estos declararon que debi.i pagarse el tributo anuo, bajo la pena de 3,000 marcos de plata. En su consecuencia acudieron los bretones y roncaleses el día 13 de julio al puerto de jas Arras, llamado Hernaz, y piedra de San Martin, divisoria de los term, de España y Francia para verificar el pago ó entrega con ciertas ceremonias notables. En 4514 se sometió el Roncal en Burguele por medio de apoderados al duque de Alva, general del rey Católico, cuyo acto se verificó en 3 de setiembre á condición de que se les guardarían sus ant. fueros y priyi.egios. D. Fernando lo confirmó todo en Î1 del mismo ha!.ámlose en Logroño. Poco después los roncaleses vieil lo que el desgraciado rey D. Juan Je Labrit, que no solo h.tbia pasado á Francia perdiendo su reino, sino que aun habia tenido quo dar satisfacción de su propia desgracia á aquel rey, aprestaba fuerzas para venir sobre Navarra, se alzaron contra oí poder de Castilla; el valle de Salazar y el mariscal da Navarra, que hasta entonces habia permanecí do neutral, so declararon igualmente ; el último pasó unirse con los franceses. Por este valle de Roncal entró pronto D. Juan con sus fuerzas auxiliares. Varios capitones de Fernando acudieron con intento do atajarle el paso. Fernando de Valdés corrió á la defensa de Burgui, que era plaza poco fuerte; pero la combatió el ejército de D. Juan y se apoderó de ella, aunque con pérdida de 400 hombres; de sus defensores murieron también varios ; entre ellos el mencionado Valdés. Otros muchos pueblos siguieron entonces el egemplo del Roncal ; mas el ejército de D. Juan tavo que abandonar su empresa en el cerco de Pamplona, levantándolo el 30 de noviembre, y retirarse á Francia por el puerto de Maya. En la indicación que de esta tentativa de D. Ju-in sobre Pamplona hicimos en la reseña histórica de aquella ciudad, se ha alterado la fecha escribiendo 1511 por 1511, lo mism'i que sucedió antes ya á lo* señores de la Academia de la Historia en su apreciable Diccionario. Roncal volvió al poder de Fernando. En 15tfi, el mismo rey destronado, (juiso hacer nueva tentativa sobre su unt. «i». La campana debía empezar tomando él la plaza de San Juan de Pie de Puerto, y penetrando el mariscal de Kavw?? por el valle de Roncal: pero aquel fue rechazado y este derrotado y prisionero del coronel D. Pedro Villalva. En 4523 el emperador Cirios V confirmó 1?? privilegio* de los roncaleses Diciendo mención de otras coafirmaciones anteriores. En lí'.i i redimió el valle dos cenws perpetuos que pagaba al rey por el goce de la rama y vizco de la Birdena, y" por las yerbas y aguas de los montee y térra, liamado-i Erlaz ó Erinu, y Arras ó Arra, por lo cual dio la surname 3,100 ducados. En 1797 concedió el rey á Honcal que añadiese á su escudo de armas un cast y un lebrel en memoria de los servicios que había prestado en la última guerra contra los franceses. En 27, 28 y tS de agosto de 1809 contrarestó Renovales el Ímpetu de los franceses en Roncal, retirándose hasta el término y boquetes de la v. de Urzainqui; mas agolpándose allí los franceses del valle de Ansó, los de Solazar y una división procedente de Oleron en Francia. no fue ya posible resistir por mas tiempo á tantas fuerzas. Renovales deseando salvar de mayores horrores á los roncaleses, determina que D. Melchor Ornat, veo. de la v., capitulase honrosamente por los valles, como lo hizo, asegurando á los naturales la libertad de sus personas y el goce de sus propiedades. Renovales con varios oficiales, soldados y rusos desertores, se trasladó al Cinco. En abril de »812, el general Dorssenne reuniendo unos 2ü,000 hombree penetró en el valle de Roncal, abrigo de enfermos y heridos, depósito de municiones de boca y guerra. En abril de 484 3 entrando Abbé en este valle, si por una parte trató bien á los prisioneros, por otra no dejó dequem.irlos hospitales y sus enseres y algunas casas y edificios en Isaba. Este valle tiene la gloria de coatar entre sus naturales al famoso Pedro Navarro, que tanto figuró en 'a conquista de Ñapóles, inventor de las minas y el primero que las usó con buen éxito.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.