HISTORIA DE REAL ACEQUIA DE ALCIRA , PROVINCIA DE Valencia, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Valencia

Historia de Valencia


 


>



PUEBLOS DE Valencia

Historia de Valencia

Localización de REAL ACEQUIA DE ALCIRA , Valencia


MAPA DE REAL ACEQUIA DE ALCIRA , Valencia
COORDENADAS GPS:
39.151588 , -0.440464

REAL ACEQUIA DE ALCIRA   (HISTORIA) .
  - Valencia.


Datos de la localidad:

    en laprovincia  De Valencia; tiené su principio en la casa llamada de Compuertas á 200 pasos NO.  Del 1.  De Antella, en el r. Júcar, y termina cerca del pueblo de Albal, á 1 leguas  De aquella c„ enelpartidojudicialde Catarroja y sitio llamado el Barranco Seco, que divide los término  De ambos pueblos; estando comprendidas en toda esta estension la primitiva acequia, y la conocidacon el nombre de la del Nuevo Proyecto, que no es mas que una continuación de aquella; y forma en su totalidad una long.  De 13 1/2 horas poco mas ó menos, ólo que es lo mismo 1 1/2 desde el azud hasta el cano junto á la v. de Algemesi que es la acequia primitiva, y 6 poco mas ó menos desde Algemesi hasta cerca del citado pueblo de Albal donde termina, que es lo que comprende la del Nuevo Proyecto.  Este famoso canal tiene su origen (como se ha dicho) en el r. Júcar, por medio de un magnífico azud, obra admirable y de mucho mérito por su solidez y elegancia: se halla construido sobre el r.á unos 3oO pasos NO.  De Antella y forma un arco de mas de 1,500 píes de estension: es de piedra sillería con fuerte trabazón de hierro y madera, y está dividido en cuatro tramos, de los cuales el último ocupa transversalmente casi todo el cauce deír., y los otros tres están en linea casi en dirección recta.  Esta grande obra sirve para detener y comprimir las aguas del r.; las dirige hacia el punto dónde principia la acequia, y da paso á las sobrantes, que vuelven al mismo por medio de 3 grandes portillos, de los cuales el último se halla dividido en dos por un anillo.  Estos portillos tienen 12 pies de ancho, forman un plano inclinado, y por ellos encuentran también paso los maderos que de tiempo entiéropo se couducen por el Júcar.  En cada eslremo del azud hay una escalera para bajar.  Tuvo principio esta obra* en .1835, y se concluyó en el siguiente año 1836, habiendo durado los trabajos tan solo 17 meses, cosa que parecerá imposible atendida su magnificencia y firmeza y el gusto y esmero con que está acabada; debiéndose tan inapreciable beneficio, y tanta celeridad en sn ejeencion á los estraordinarios esfuerzos, celo éinteligencia del síndico de la comunidad de regantes, bajo cuya dirección se realizój habiendo ascendido su coste áunos 3.000,*000 de reales  Motivó la construcción de este nuevo azud, el haber destruido el que habia una avenida del Júcar en 1831; era aquel poco sólido, como construido provisionalmente en sustitución del anterior, qué á pesar de ser bastante Tuerte fué inutilizado por la inundación de 1805.  La CASA llamada de Compuertas, está situado  Junto al mismo azud sobre un puente de piedra de tres arcos y con barandas á los lados.  La figura de esta casa es cuadrilonga con 54 píes de long., 27 de lát.  Y 21 de altura, terminando por almenas.-fué construida en 1732. Dentro dé ella hay tres compuertas dé las cuales dos pertenecen á la comunidad de regantes, y son las del ant.  Riego, y la otra algo mayor es propiedad del duque de Hijar; cada una de ellas corresponde á un arco del citado puente; son unos grandes y gruesos tablones de 9 palmos de iat.  Que subiendo y bajando por medio de unos espirales colocados convenientemente, sirven ,áe dique ó contra-azud para detener y hacer retroceder el agua del r. cuando se quiere quitar á la acequia, y para graduar ia cantidad que se desea dejtfr entrar.  En loalto de la casa hay una especie de galería ó mirador en el que en un palo alto se pone una bandera que sirve de señaá los trabajadores del campo para comenzar y ¿tejar .las faenas, y. en otra se enarbolael pabellón español en las fiestas nacionales y días deS.  M. Encima de la-puerta en una lápida de mármol negro se lee la inscripción siguiente:

    «AÑO 1835 3º  DEL REINADO DE ISABEL II Y SIENDO BAILE GENERAL D. ANTONIO GONZÁLEZ MADROÑO; SE HIZO LA OBRA SOLIDA DELAZÜD, DE LOS CAUDALES DE LA COMUNIDAD DE- REGANTES DE LA REAL ACEQUIA BE ALCIRA.»

    En el lienzo de la misma casa que mira á la acequia en otra lápida también de marmol negro se lee:

    REAL ACEQUIA.

    LE DEBO MI PRINCIPIO AL REY D. JAYME,

    AL JUSTO D. MARTIN SU PRIVILEGIO,

    Y LA GLORIA DE VERME CONCLUIDA

    AL MONARCA MAYOR CARLOS TERCERO.

    Y encima de ella las armas úe ispaffiu Betsta «asitasale ya formada la Real acequia, nutrida con las aguas del r eti yo paso facilitan las mencionadas compuertas: su cáaeé por término medio tiene 30 palmos da ancho, aunque en sn origen llega á 40 y 11 y 1/2 de profundidad, si bien en algunos puntos es mayor por las circunstancias del terrenolas paredes del cauce son de piedra; en su principio en una ál ellas hay grabados desde el fondo hasta lo alto, desde el ' número i hasta el lt y 1/2 que son los palmos de a^uaen que está dotada, cuya numeración sirve para graduar y saber con exactitud el agua que lleva; y encima de la numeración se lee «Año 1835.  Dotación de la Acequia Real» Este larguísi, mo canal corre haciendo los convenientes^giros y curvas para atravesarlos término  Que fertiliza hasta llegar al de Algemesi en cuyo boquete ó fesallamada de Cotes, termina la primitiva acequia; y riega los término  Délos pueblos de Antella, Gabarda, Alberique, Benimuslen, Puchol, Alcira, Algemesi, Alcudia, Guadasuar, Montartal y Masalavés, que forman la ant.  Comunidad de regantes, y como agregados á ella losdéSo^ llana y Albalát de Pardines.  En dicho punto de la fesade Cotes dist.  1/4 de hora de Algemesi, están grabadas en piedra las armas del rey D, Jaime, como señal del fin y complemento de la tan laudable empresa que acometió.  En esté punto empieza la acequia del Nuevo Proyecto , ó sea continuación de la anterior, á cargo del duque de Hijar; fertilizalosterm.de Algiuet, Trullas, Aleaieia, Torre de Romani, Almusafes, Benifayó, Espioca, Silla, Picasent, Alcacer, Beniparrell, Albal y Catarroja.  Este precioso canal en todo su curso de agua por mas de 300 boquetes ó aberturas, que según su magnitud y figura toman el nombre de fesa, dantelí, boquera, aldufa, etciudad, sirviendo algunas de ellas para dar origen á otras acequias subalternas de las cuales las hay muy grandes, como la particular de Alcira, la de Anguilera y otras que suministran el agua á las tierras; y otras para dar salidas a la sobrante y permitir otra vez su entrada en el Júcar.  En el año 1764- se asegura que de las aguas de esta acequia se regaban cerca de 67,000 fan.  De tierra, moviéndose ademas á suímpulso 20 molinos harineros; y sin embargo esto ha variado en tal grado desde aquella época, y varia tanto continuamente^ que es imposible presentar sobre ello un cálculo exacto; mas á pesar de todo, bien puede decirse que las aguas de este hermoso canal riegan sobre 170,000 hanegadas por un cálculo aproximado, en esta forma; 90,000 pertenecientes ala ant.  Comunidad de regantes, y las demás á las del Nuevo Proyecto, debiéndose advertir que en I'm año regular, solo pueden regarse 120,000, y esta escasez es la causa de losáis turbios que todos los años se mueven por el riego: algo mas de la mitad de estas tierras son arrozales, y las demás huerta* Tiene lá acequia en su long.  I 5 puentes de obra muy sólida que parte es de piedra y parte de ladrillo, délos cuales hay tres en e!  Térm.  De Antella, uno en el de Gabarda, cuatro en el dé Alberique y los restantes en el de Guadasuar: son anchos y bien acabados; por todos ellos pasan carros, y sirven para la precisa comunicación de uno á otro lado.  Pasa también este eanal por varias minas que sirven de puentes.  La obra mas grande que hay en esta acequia, después de la del azud, es el cano llamado de Guadasuar, dist.  1/2 hora .de Alberique.  Mandado construir por el rey D. Jaime, al mismo tiempo que la acequia.  Este cano es una especie de grande bóveda ú acueducto subterráneo por el que pasa el agua de la acequia por debajo de la rambla de Algemesi ó Barranco Seco, evitando de este modo que sus avenidas impidan el curso de aquella.  Tiene 9,000 pies de long.  Poco mas ó menos, y sobre 20 palmos de ancho: componen la obra dos grandes planos inclinados que se unen en el centro formando un ángulo obtuso, de modo que la velocidad que lleva el agua al bajar por el plano descendiente, le da suficiente empuje para ascender por el plano opuesto: á la entrada del subterráneo hay una grande reja de hierro para impedir la broza y malezas que puede llevar la corriennle.  Toda esta obra es de piedra y de mucha solidez; se ignora su costo> pero se asegura que no teniendo el Rey dinero para concluirla, resolvió poner su busto en pedazos de cartón y otras materias, que después fe; nian el mismo valor de las monedas; Ademas de este cano o acueducto subterráneo, hay también otros de mas ó menos estension y solidez para el paso por debajo déla acequia de las aguas que se recogen de los toarranec-s; y entre ellos se distingue por la solidez de su obra, hecha en el tiempo deJa conquista, el quese halla en el término  De la Alcudia.  La mondaó limpia de la acequia se verifica todos los años por el mes de enero, y se hace por pequeños trozos á la vez, ea lo que se emplean de 700 á 800 hombres, haciéndose ademas ea la misma época las; ohras y reparos que exige el estado del canal.  Para esta operación se dejan caer completamente las compuertas, precediendo siempre la publicación de un bando para que llegue á conocimiento de todos los pueblos, á fin de que los redantes tomen sus disposiciones con respecto á sus -campos para atender áeste trabajo, que siempre cuesta unos 50,000 r s .  , se pagan por derecho del agua sobre 2 reales  Por hanegada, cuyo fondo no tiene oíra inversión ; y queda cada año un pequeño sobrante que se deposita, y que de tanto en tanto tiempo forma un total suíicieutepara cubrir en un año los gastos de la limpia, y se dispensa en aquel á los contribuyentes e!  Pago de cequiage.  Para el régimen y gobierno inmediato de la acequia hay un síndico procurador general de la comunidad, nombrado por la misma en junta compuesta de diputados de todos los pueblos que tienen derecho al agua: uu depositario, y un acequiero que vive en la casa en donde se celebran las juntas, contigua al nacimiento de la acequia, y está encargado de vigilar continuamente sobre ella- con mas cuatro guardas que recorriéndola constantemente procuran la buena distribución de las aguas- Todos los años en el mes de diciembre debe celebrarse junta general ordinaria, presidida por el Gefe político; y estraoídtnarias cuando el caso lo requiere ajuicio de aquella autoridad, y á propuesta del síndico.  El rey conquistador D. Jaime I de Aragón, al paso que estendia sus conquistas por el fértil reino de Valencia, no perdía de vista las mejores que podían contribuir al bienestar de sus nuevos subditos, y uno de los monumentos debidos á su mano benéfica, quizá el que mas honra su gloriosa memoria y que mas bienes efectivos ha producido á los pueblos, es la construcción del cauce denominado de Alcira.  Este debia esteridersé, según el plan trazado entonces, desde el r. Júcar, tomando sus aguas en Antella, hasta el barranco de Catarroja, fertilizando la vasta llanura que media entre uno y otro punto, y uniendo sus aguas con las del Turia, hacer llegar igual beneficio á algunas tierras de la der.  De este r. que esperimentau escasez de agua en verano.  Este plan, que á pesar de los vivos deseos de aquel Monarca no pudo realizarse, porque los eseesivos gastos de la guerra le imposibilitaron la conclusión de 3a obra/nunca hubiera podido completarse por oponerse á ello la misma escasez de agua.  No se consiguió pues, por entonces hacer llegar dicho canal sino hasta poco mas abajo del Cano de Guadasuar en el boquete ó tesa llamada de Cotes, dejando el Rey á cargo de sus sucesores la conclusión de tan útil empresa.  Tuvo principio la obra en el año 1239, reservándose dicho Rey el dominio de la misma, y concediendo el paso de sus aguas á los pueblos de la comunidad ant., mediante la retribución de cierto canon.  Observando sin embargo dicho Monarca que de ello se le irrogaban mas perjuicios que ventajas, é imposibilitado de poder subvenir á los gastos de la conservación y limpia del cauce, hizo donación de la acequia en 1273 á la universidad de Alcira , ó dígase á los pueblos que hoy día componen la ant.  Comunidad, bajo ciertas condiciones onerosas que poco á poco fueron desapareciendo, quedando por último á disposición de ellos, utilizándolo, perfeccionándolo y acomodándolo á sus necesidades.  La precisión de trabajar de mancomún para lograrlo, obligó á dichos pueblos regantes á unirse bajo ciertos pactos, y de aquí el origen de la comunidad de regantes de la real acequia de Alcira que á tanto grado de prosperidad ha llegado con el tiempo.  En te de enero de 1404 el rey D. Martin espidió una cédula ó privilígio invitando á varias corporaciones y particulares á que tomaran á su cargo la prolongación del canal con el fin de proporcionar riego á los pueblos de la ribera baja, que mas arriba quedan anotados, hasta el punto que mas les conyiniera, autorizando competentemente al que acometiere aquella empresa, para poder tomar del r. Júcar toda el agüe que necesitase, conduciéndola por el azud de la acequia real de Aleira, ensanchándola y profundizándola en los parages que le pareciese «con tal que fuese sin perjuicio de los ant.  Regantes » absque tamen leesione ac damno Villce ejttsdem el alliorum de cequia rígamtium.  Este privilegio no produjo efecto por de pronto y estavo archivado hasta que en 1771 lo aceptó el Excmo.  Sr.  "duque de Híjar, y en su consecuencia se k concedió permiso por el Gobierno para prolongar el eanal desde Aigemesí en adelante, abriendo la nueva acequia que hoy se llama del Proyecto, lo cual hizo á sos espensas proporcionando agua á muchos pueblos que antes no la tenían, mediante la retribución de una cantidad, cuyo derecho se conoce hoy con el nombre de veintena por ascender á la visesima parte de los frutos.  Para tomar pues, mas porciou=de agua del Júcar, fué por lo que colocó el duque la compuerla que le corresponde.  La escasez de agua, la siempre creciente necesidad de los pueblos por haber hecho de regadío muchas tierras que antes eran de secano, y convertido en arrozales mas terreno del que el duque podia regar con la acequia de su proyecto, el haberse abierto las grandes de Escalona y Carcagente, y otras causas unidas á estas , son un manantía"!  Perenne de disputas y reñidas contiendas entre todos los partícipes de las aguas del Júcar, existiendo continuamente espedientes en que cuestionan sus derechos.  Sin embargo de ser la acequia real de Alcira un canal de bastante consideración, carece de reglamento particular.  Desde su creación han sido varios los modos de gobernarla, y los empleados en su gobierno.  Antiguamente había un juez especial nombrado para entender en todo lo relativo á la acequia, quien residía en uno de los pueblos inmediatos á su origen ; pero easi siempre ha estado á cargo del baile general del Real patrimonio en representación de S. M., porque aunque algunos monarcas han cedido á favor de ios pueblos regantes sus derechos y prerogalivas, nunca han abdicado la de decidir cuantas dudas ó controversias se han ofrecido sobre el aprovechamiento y uso de las aguas del Júear.  Después que se separó el baile de este cometido, pasó á ser juez protector de la acequia el gefe político de la provincia, quien continúa todavía en esíe cargo.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.