HISTORIA DE PUIGCERDA, PROVINCIA DE Girona, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Girona

Historia de Girona


 


>



PUEBLOS DE Girona

Historia de Girona

Localización de PUIGCERDA , Girona


MAPA DE PUIGCERDA , Girona
COORDENADAS GPS:
42.431347 , 1.927728

PUIGCERDA  (HISTORIA) .
URBANITZACIO DEULOFEU  - Girona.


Datos de la localidad:

    v. cabecerade ayu.nl. que forma con Rigolisa y Ventajóla en la provincia de Gerona (20 1/2 leguas1, partido judicial du Ribas (4 4/2), audiencia territorial, ciudad g. de Barcelona (20), 'lióciudad de Seo de Urgel ;6j: Situación on una pequeña moniaña, que se levanta en medio del Ihmo de las dos Cerd<mas ; reinan con frecuencia los vientos del Norte y E ; ti Clima es muy frió en invierno, y templado en verano; las enfermedades comunes son catarros , y pulmonías. Tiene 3GO Casas, distribuidas en 7 calles , una plaza y 3 plazuelas; casa consistorial, cárcel, un colegio de instrucción diiigida por los P I'. Esculapios, á quienes se les abonan li,400 reales vn. de los fondos de propios, una enseñanza de niñas, sostenida con la renta de una manda pia, una escuela particular de instrucción primaria, común á ambo; sexos; un paseo con arboladj, una iglesia parroquial (Santa Bárbara), de la que son anejas las de Rigolisa y Pallerols servida por un cura de í.1 ascenso, y 21 presbíteros residentes, llamados colegiales, de los cuales uno es el párroco, y i penitenciarios. El TÉrm. confina N. y O. Rigolisa ; E y S. el mismo , el tcrritorie francés , y Ajíi. El Tkrni:v> participa de llano, y moule con algún arbolado de pinos, mnta baja y yerbas de pasto; le cruzan los r. Ser/re., Jtaur \ Arabo, cujas aguas fertilizan los huertos y algunos prado-. Los Caminos son locales , de herradura. El r.onBeo se recibe de Barcelona los martes, jueves y domingos, y se despacha los miércoles, viernes y domingos. Pboo.: centeno, poco trigo, y patatas; cria ganado vacuno y yeguar, y pesca de truchas esquisitas. Ind. : fáb. de mediasde
    Historia. Aunque que se dice ser Puigcerdií fundación real., bajo la protección de ¡os soberanos, como no s« prueba esto, pudo ser mera reedificación d^ otra población mas antigua,ó amplificación de alguna de las diferentes dependencias que lenian las ciudad de la España primitiva. Eu eílasf han conservado restos de grande antigüedad y una inscripción : Deo Fulgvratttre Ara. Esto es altar de" Dios Júpiter. Sabemos por las medullas haber existido una ciudad llamada Ou ret, y es muy propable fuese la capital ó acrópoli denominante de los cere 1???? ó cerrttunofa meiiciouados por J<M escritores del imperio romano, y cuyo nombro conservahoy la Cerdeña. Los mismos escritores presentaron aquel pueblo, ó la región cerretana , dividido en dos parcialidades encabezadas y denominadas por dos ciudad distintas-, ¡os cerretanos Julianos, cuya capital era lulia Lybia y los augustonos, capital Augusta. La ciudad asi llamada , antes que tomase este nombre en honor de Cesar, es muy verosímil tu
    D. Sancho de Miranda y una guarnición de 3,300 hombres con todos los honores militares. El duque de Nouilles hizo demuler todas sus fortificaciones, y se llevó la artillería y demás utensilios de guerra, que sirvieron para la plaza de Monlluis. En 21 de abril de 1707 los hab. de Puigrerdá con cuatro compañías de Migueletes resistieron el asalto de un ejército francés que se retiró á la una de la noche , después

    I . I f _ * I _ L _/!•*_ l.MMAl . . ' f •

    [ocr errors]
    rando siempre como apellido el de Augusta. En este concepto ningún nombre se le puede atribuir tan naturalmente como el mencionado de Ceret, que sin antecedente topográfico por el cual pueda conjeturarse su correspondieucia, cabe solo reducirlo por la alusión que presente á alguno de los nombres de la geografía moderna, autorizándolo la an tiglledad de la población que distinga El erudito O. Miguel Cortés y López dijo también, en su Diccionario, que la ciudad cerretana Augusta es hoy Puigcertlá. Festo Avieno llama Cœretes á los cerretanos, cuyo nombre es mas análogo al que ostentan las medallas. Esto supuesto, conocida es la importancia que debió disfrutar bajo la dominaciouromana. Su escelente posición militar situada en lo mas alto de las montañas , y en el centro del llano de la Cerdaña , sobre la linea divisoria de las dos partes modernamente separadas y llamadas de España y Francia, debió ser también muyim 8 orlante unías guerras, por medio de lasque vino ásuceer la dominación goda a la romana, y cillas frecuentes que alteraron aquella monarquía hasta su término , arrollada por la pujanza del islamismo. Nada sin embargo puede especficartíc de aquellas épocas y solo es (!o asegurar sucumbiría á las grandes vicisitudes que en ellas obligaron el pais. ????? para el cultivo de los huertos y campos han desaparecido hasta nuestros dias varios trozos de muralla, se ven aim casi todos sus cimientos. Por esta razón, cuando se creó el condado de la Cerdaña, los condes residieron en Hix. En el siglo XII la reedificó Alonso I, y hallándose en lo mas alto de la toma, del nombre topográfico latino Muns ceretanise, t~u llamó Puigcerdá. En I Hfi, estaba ya reedificada : su forma era semicircular, herniosa v fuerte, y su población de- unos 500 a 600 veciudad Al tavor Je los privilegios y franquicias que se concedieron á sus pobladores, se aumentó de modo que en poces años fue preciso darle un ensanche como de 240 pies en loria su circunferencia. Su fortificación fue construida entonces según las mejores reglas de aquel tiempo; pero aun no fue hn-iiaute esta amplitud y creció mucho en sus arrabales: á fines del siglo XIII se contaron hasta 0,000 habitantes. En esta ('•pora el condado déla Cerdaña, formaba parte del reino de Mallorca, y acogió leal á su desgraciado rey destituido por el de Aragón; aunque sin empeñarse en una temeraria defensa. En los cuatro primeros siglos de su restauración sostuvo, según se asegura, mas de doce ataques y asaltos, sin haber sido jamás torunda á fuerza por sus enemigos. En 13 de junio de \ I17.se distinguió notablemente rechazando por si sola las fuerzas que las rivalidades armadas contra los derechos de losreyesde Aragón y de Navarra, introdujeron en el país y hasta enla misma villa. En 10W, recibió guarnición francesa, como las demás plazas de Cataluña (en cuya época paree-1 disfrutó el privilegio de acuñar moneda v. Salal] ; y fue de las primeras que sacudieron el yugo francés en KVH. Desde 7 de julio de 1853 hasta 13 del mi^mo m que llogó el virey de Cataluña, pura ausiliarlii, resistió denodadamente los ataques y multiplirados asaltos de las tropas francesas al manilo de Chantillón, quien abandonó c) cerco en vista del socorro. Al año siguiente 165i cayó sin embargo en ????? de aquellas tropas -. estas la dejaron guarnecida, y antes île retirarse A Francia, por el célebre tratado de los Pirineos, desmantelaron sus fortificaciones. Juzgándose luego la provincia de Cataluña abiertas por esln parte sus fronteras, resolvió fortificar nuevamente á Puigcerdá y hacer ja plaza considerable: lo puso en ejecución en 166V y siguientes; se aumentaron sus obras esteriores, con especialidad en la parte superior del estanque, donde s* habían construido ya varios fortines circunvalándolos todo*, y unidos á la v.,"cuando el duque de Noailles la sitió con su numeroso ejército. Comenzáronse las operaciones del sitio en 27 de abril de 1678 Los defensores de esta v. rechazaron dos fuertes embestidas en 3 y 15 de mayo, pero al fin tuvieron que capitular, y salieron su gobernador
    ta. En 13de setiembre del mismo año volvió á rendirse álos franceses ; saliendo antes su guarnición que constaba solo de 400 hombres. Construyeron aquellos dos fuertes y también los destruyeron antes de que dejaran retirarse por la paz general. En 28 de agosto de 1793, el general español Lapeña, después de haber perdido una bat-.ílla en el llano de la Percha , se retiró con sus tropas y la guarnición de Puicerdá á Uigel, y al dia siguiente ocupo esta v. el general francés Dagoberte. Los franceses permanecieron en ella hasta que el general español D. Gregorio de la Cuesta, en su célebre jornada de 26 de julio de 1795, después de haber reducido á cenizas el campamento enemigo en el llano de Rigohia, se apoderó aates de mediodía , de Puigcerdá, á pesar de la casi increíble resistencia que aun le opusieron los franceses, parapetados en las bocacalles, y enseguida ocupó toda laCerdaña, haciendo prisioneros do guerra á cuantos sobrevivieron á los primeros combates. Ocupáronla de nuevo los franceses eu 17 de setiembre de 1810 al mando del general Carean, que la hall) sin guarnición, y se apoderaron de gran cantidad de géneros coloniales pertenecientes á varios particulares. En 21 del mismo mes salió de Urgel Milans, para atacarlos, pero tuvo que retirarse á los fuertes de aquella ciudad rechazado por Carean. En 29, el general Campoyerde con una división do 4.000 infantes y 300 caballos, vino sobre este punto, y habiéndolo evacuado los franceses, no consiguió darles alcance hasta Llus, donde logró derrotarlos. En 24 de marzo de 18M el general francés Quésmel, con una división de bOO infantes y 200 caballos, ocupó á Puigcerdá, ? ?? abril se dirigió á sitiar los fuertes de Urgel. ^En 15 del mismo mes, D. .losé Carnario!, comisionado de la junta superior del Principado, pasó á Puigcerdá con una pequeña partida de migueietes y voluntarios de Aragón, y fue sorprendido por unos 200 "caballos franceses, procedentes de Monluis, que mataron á algunos cuando iban á refugiarse en oí l'uig. de San Marti: el gcfe se salvó en el asilo que halló preparado por la li-altad, tíentro déla v. Los franceses se contentaron entonces con hacer impunemente algunas correrías desilc Moni luis á este punto, para cobrar contri- . buciones. F.^to duró hast n el 8 del inmediato agosto que los generales Lacy y SarsfieU con 1,300 infantes v 300 caballos restos de varios cuerpos del ejércilo de Cataluña, se dirigieron á esta v., y en seguida á Sallagosa, donde les opusieron alguna resistencia los franceses, antes de retirarse á Montlnis. El 10 salió Sarsfield de Puigrerdá con unos 100 infantes y ISO caballos, cobró algunas módicas contribuciones en la Cerdaña francesa, recibió 10,000 duros que le entregó Puigcerdá y se fue con sus tropas al cuartel general de Berg» ElTrancés" Gureau volvió á ocupar esta v., y en último-< de octubre se retiró, noticioso de que subía de Urgel á ella al barón de Eróles No obstante e^la retirada, dos dias después salieron de Monlluis para atacarle en este punto: mas perdieron In batalla y se retiraron precipitadamente á aquella plaza, perseguidos por las tropas españolas. El bizarro militar nuestro distinguido amigo D. José Manso, tuvo no pequeña parte en esta gloriosa jornada. En 29 del mismo octubre, se internó una parte de este ejército en Francia saqueó la v. de ?? , y después de haber quemado el pueblo de Maren*, se retiró á Puigcerdá, y luego toda la división salió de la Cerdaña. En 10 de febrero de 4813 el general D. Pedro Sarsfií'ld con una división de 5,000 infantes, pasó desde Puigcerdá á Tarancon di- Ariege, y se retiró después dc haber cobrado una contribución de 1(H pueblos franceses. En 21 de abril, el genoral Quesnel volvió á posesionarse de esta v.: se constrjyeron entonces los franceses una mala fortaleza; hicieron la" v. cabecera del departamento del Segre, y residió en ella el prefecto con su tribunal y los suhprefectos de Urgel y Solsona, que nunca pudieron hacerlo en sus respectivas viceprefectura». En 12 de marzo de 1814 la evacuaron definitivamente, después de haber voladoel fuerte y llevándose los veo. principales á Moptlujs, por quie
    nés tuvo que pagar la v. un crecido rescato. En 23 de mayo de 4822, se dirigió á Puigcerdá una división realista, que la ocupó y fue atacada por los nacionales. El 28 de junio volé vieron los realistas á ocuparla. En I.* de noviembre, la re
    realistas que h/ibian vuelto á ocupar esta v. ; los desalojaron y pusieron guarnición en ella. En 4 í de abril de 1823 entraron las tropas francesas con los realistas, habiéndola evacuado antes su guarnición. En ü de junio se aproximaron algunos tropas nacionales, pero sin atreverse ú atacar, se marcharon hacia ribas. Después en 14 del misino, esta di\¡sion, atacada en la montaña de Palau, á la lista de Puigcerdá, habiendo hecho una vigorosa resistencia, se_entregó prisionera de guerra ¡i los generales francés y español, y su caudillo pudo escaparse por las montañas de Carol. acosado por las tropas realistas. En 27 de setiembre da 1827 bs sublevados de Cataluña ocupáronla v. de Puigcerdá, desalojando de la casa de los Frailes sita enfrente de las Guinguetas ó Coug-Madame, al destacamento de tropa y migueletes, que, con el gobernador de la misma, estaban parapetados en ella, y les obligaron á retirarse á Francia. En i cíe octubre inmediato, intimó el alcalde mayor á los sublevados el decreto del rey, mandándoles deponer las armas, y lo verificaron. En 31 "de agosto de 4829, se creyó amagada por una fuerza que se presentó en sus inmediaciones, y su gobernador y demás autoridades tomaron activas providencias y con el destacamento de tropas que á su disposición existía, los alejaron hasta el pueblo de Güilo. En las guerras civiles, que se han sucedido, Puigcerdá ha figurado de un modo secundario sin ofrecer nada que merezca especial mención. .Esta, v. tan considerable en lo aul. no es estrañoque al trabes de tantos padecimientos haya venido á perder tanta parte de su población y de su importancia: ya hemos visto en la cabecera de este articulo y su parte descriptiva á que se halla reducida después de sus antiguas grandezas y aun habiendo sido modernamente cabecera de un corregimiento de 1i leguas de terreno á lo largo del Seyre, con crecido número de población dibidido en 1827, en dos subdclegaciones llamadas de Arriba ó de Puigcerdá, comprensiva de la Cerdana con sus valles adyacentes que vierten las aguas al mencionado ?., ? do Abajo ó de Urgel El escudo de armas de esta v. ostenta una flor de lis. Es patria de ?. Juan de Qucralt. gobernador do Cataluña en 1093; de D. Luis Saris, ob. de Barcelona y de Solsona; de D. Antonio Oliva, que publicó tres tomos eu folio de leyes y uno sobre el Usatge ele. ; de Tomás Castellar, dominico, historiador de los mártires de su orden y de laproy.de Méjico; de D. Francisco Piguillen, famoso en medicina; de D. Domingo Marti Aldrán, secretario de la sociedad patriótica de amigos del pais, y autor de un discurso impreso sobre las utilidades que pueden reportar al público y particulares del establecimiento de esta sociedad económica en la v. de Puigcerdá y su corregimiento.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.