HISTORIA DE PROVINCIA DE VALENCIA , PROVINCIA DE Valencia, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Valencia

Historia de Valencia


 


>



PUEBLOS DE Valencia

Historia de Valencia

Localización de PROVINCIA DE VALENCIA , Valencia


MAPA DE PROVINCIA DE VALENCIA , Valencia
COORDENADAS GPS:
39.470238 , -0.376805

PROVINCIA DE VALENCIA   (HISTORIA) .
  - Valencia.


Datos de la localidad:

    una de las t r e s en que se halla dividido el ant. reino de su nombre ; en lo civil y administrativo es de primera clase; en lo judicial depende de la audiencia t e r r . estaolecida en la c a p . ; en lo militar corresponde á la ciudad g. del mismo nombre, constituyendo también una de las tres com. g. que componen este d i s t r . ; en lo marítimo I)ertecece al departamento de Cartagena; y por último, en o eclesiástico á las diócesis de Valencia, Orihuela y Segorbe. SITUACIÓN Y CLIMA. Se encuentra en la costa del Mediterráneo entre los 40° 9' 30"; 38° 5 2 ' 30" l a t . , y los 2o 19' 35" y 3» 33' 20" long. E. del meridiano de Madrid. Si se hubiese de describir por separado la diferente temperatura de los pueblos que forman esta p r o v . , seria necesario dividirlos en varias secciones, puesto que es tal su variedad, según los puntos donde se hallan, que influye sobremanera hasta para que sus moradores difieran mucho unos de otros en hábitos, temperamento, enfermedades y género de vida. En efecto, unos viven en cierta opulencia, mientras otros son en estremo infelices; unos arrastran una existencia débil y muy achacosa , en tanto que otros disfrutan de una robustez verdaderamente estraordinaria. Esta diversidad consiste sin duda no solo en que unas población están combatidas por los vientos del Norte y otras por los del S., sino también en que se hallan colocadas, bien en llanuras, bien en sitios montuosos, á lo que se agregan otras causas que no pueden menos de influir naturalmente en la salubridad pública. Los pueblos que están situados hacia el O. de la capital gozan de un clima no tan benigno; en ellos el frió y el calor se hacen sentir con alguna violencia; no son tan raras las nieves y hielos, pero son menos húmedos que Valencia y mucho mas sanos. Los que se acercan al E. de la provincia son muy templados y mas húmedos, debiéndose en gran parte esta humedad que en ellos reina á las lagunas y á los arrozales que se cultivan en las inmediaciones del Mediterráneo y en los campos de la ribera del Júcar. En estas insalubres tierras, las enfermedades surgen con mas abundancia que en el resto de la p r o v . , y las calenturas intermitentes y los rebeldes males que suelen ser su consecuenc i a , apenas dejan disfrutar de salud á los hab. de esta comarca, precipitándolos prematuramente en el sepulcro. En suma, ei clima de la provincia de que nos ocupamos es suave y templado en los países meridionales, siendo duro y bastante frió en la parte s e t . , y sobre todo en el llano de las Barracas, donde se observan las estremas temperaturas. En toda ella se respira por lo regular un aire p u r o ; las posiciones del t e r r . varían á cada paso, constituyendo unas sitios en que se crian delicadísimas frutas, y formando otras deliciosos jardines, que embalsaman la atmósfera con la fragancia de sus muchas plantas aromáticas, haciendo esperímentar por consiguiente sensaciones en estremo agradables. Diariamente, entre 9 y 10 d é l a mañana, se levantan los vientos del mar, los cuales templan el calor hasta las 4 de la tarde en los puntos en que casi no se conocen los rigores del invierno, y los hielos suelen s e r , según hemos dicho, un fenómeno estraordinario. TÉRMINO Y CONFINES. Como ya hemos manifestado en otros artículos de esta especie , el territorio español ha sufrido diversas divisiones desde fines del último siglo. La primera, pues, que presentamos á la consideración de nuestros lectores, es la división de la Península en provincia é intendencias, mandada formar por los años de 1789, siendo ministro el ilustrado conde de Floridablanca, y según la cual la provincia ó antiguo reino de Valencia , se componía do los partidos y poblaciones que se espresan en el siguiente estado (Ver en el original) En la división de España en departamentos decretada en en el mes de abril de 4 8 0 9 , se designó á Valencia como c a pital del departamento del Guadalavtar bajo , siendo sus confines por el N. los departamentos del Guadalaviar alto y del Ebro; por el E. el Mediterráneo; por el S. el departamento del cabo de la Nao, y por el Oeste el del Júcar alto. En 17 de abril de 1810, tuvo lugar otra división del t e r r i torio español en prefecturas por decreto del intruso rey Don José Bonaparte; y en su consecuencia se declaró á Valencia como cap. de la de su nombre , sujetando á ella las subprefecturas de la misma c , Segorbe y Castellón d é l a Plana con una superficie de 330 leguas cuadradas, de 20 al grado, y conservando los mismos lím. que tenia en la anterior división por departamentos, que eran los siguientes. Por el S. confinaba con la prefectura do Alicante, limitándola el r. Júcar desde el punto donde se une con el Cabriel, hasta su d e s embocadura en el mar por el Oeste con la prefectura de Cuenca, de la cual se hallaba separada por una línea que partía desde el r. Guadalaviar, media leguas mas al Sur de Sta Cruz; se dirigía hacia el S . , pasaba al E. de Talayuelas , de Aliaguilla, de Fuenterrobres y de Villalgordo, que pertenecían á la prefectura de Cuenca; seguía por el Oeste de la Yesa , Ares, Sinarcas, Utiel y Caudete /correspondientes á la prefectura de Valencia ; y encontrando el r. Cabriel cerca y al O. del mismo Caudete, continuaba su dirección basta su confluencia con el Júcar por el NO. confinaba con la prefectura de Teruel. formando sus límites una línea que partía de un punto que se halla un poco mas al Sur de Vistabella , entre este lugar y los de Villahermosa y Lucena; pasaba al N. de Víllahermosa , de Cortes de Arenoso y de San Agustín , e n t re las Alcotas y el Toro, e n t r e Avejuela y la Yesa; marchaba hacía el O . , y siguiendo por entre las Aras de Alpuente y el Collado, terminaba en el Guadalaviar, media leguas mas al Sur de Santa Cruz ; por el N. con la prefectura de Tarragona , y la linea que las separaba partía del mismo punto que la anterior, un poco al Sur de Vistabella , entre este lugar, y los de Villahermosa y Lucena; y dirigiéndose hacía el E., pasaba al Sur de Alcalá de Chisbert, yendo á t e r m i n a r e n las orillas del mar en la t o r r e y cabo del Cuervo , e n t r e Oropesa y Peñiscola finalmente , el Mediterráneo le servia de l í mite por la parte del Este Vuelta á dividir la España en provincia por decreto de 30 de enero de 1822, se le dieron á la de Valencia por confines al NE. la provincia de Castellón de la Plana; al NO. la de Teruel ; al O. la de Cueuca; al S. la de J á t i v a , y al E. el mar Mediterráneo. El lím. O. empezaba en el r. Gabriel un poco al O. de Cofrentes; seguía al N. á buscar la sierra de Mart é s , desde cuyo parage se dirigía como al NO. á pasar por las cabeceras del r. Magro y por el Oeste de Caudete y Aliaguilla, comprendiendo la vega de Requena; continuaba fuego hacia el N. en dirección á la sierra de N e g r e t e , y cortando el r. Guadalaviar, concluía por debajo de Santa Cruz. En este sitio principiaba el lím. NO. por la orilla izquierda del r. Arcos; pasaba por la sierra de Jabalambre; iba hacía el SE. á la sierra de Sabinas; atravesaba por entre Alcotas Avejuela, y tomando la sierra continuaba por el N. de oro, O. de Barracas, y E- de San Agustín, terminando un poco hacia el N. El lím. NE. empezaba en este punto, y marchando por la cordillera que divide las aguas al r. Palancia y al Millares, pasaba por el N. de Villanueva de la Reina entre Higueras y Gaibiel, por el pico de Espadan; se dirigía hacia e¡ SE.; continuaba por el Oeste de Hain, E. de Chova, O. de Alfondeguilla y Cuart, y por el N. de Benifair ó , Faura, Santa Coloma y Canet, concluyendo en el mar en la torre y cabo Canet. El lím. E. era el mar Mediterráneo desde dicho cabo Canet hasta la orilla izquierda del Júcar en Cullera. El lím. S . , por último, lo formaba toda la orilla izquierda del mismo r . , incluyendo á Alcira hasta el monte Caballón confluencia de aquel con el Gabriel, continuando por este asta el punto donde empezó el lím. O. A consecuencia de la reacción del año de 1823, quedó abolido todo lo hecho durante el sistema constitucional, volviendo por lo t a n t o el ant. reino de Valencia á constituir una sola provincia; asi continuó, hasta que por la última división terr. de la Península, decretada en 30 de noviembre de 1833, que es la que hoy rige con muy ligeras escepc i o n e s , s e formaron de aquel las tres provincia existentes de Valencia, Alicante y Castellón de la Plana. Según esta división, confina la de Valencia por el N. con las de Castellón de la Plana y Teruel; por el E. con el mar Mediterráneo; por el S. con las de Alicante y Albacete, y por el Oeste con esta última y la de Cuenca. Él lím. N. empieza poco mas arriba del mojón de Castilla, Aragón y Valencia, y sigue el mismo que tiene actualmente con la provincia de Aragón hasta la sierra del Toro, desde cuyo punto hasta el mar es el que va se ha descrito para la nueva provincia de Castellón. El hm. E. lo forma la costa desde este punto hasta 1 /2 leguas mas al Sur de la t o r r e de Valldigna. El lím. S. principia en este último sitio, y se dirige por el S. de Tabernas á la sierra de las Agujas, por cuya línea divisoria de aguas sigue por el N. de Beniganim a c o r t a r el r . Albayda entre Baños y Guadasequies, continuando al monte del Tosal por el N. de San Pedro y Ollería; después va por la divisoria de aguas á los r. Albayda y Cañóles ó Mantesa hasta la ant. línea de Valencia con Murcia en el puerto de Almansa, pasando al N. de Fuente de la Higuera. El lím. O. continúa también desde aqui por la ant. línea divisoria de Valencia con Murcia hasta poco mas arriba del mojón de Castilla, Aragón y Valencia, dejando el t e r r . de Ademuz á esta p r o v . , que se le habia segregado en las divisiones anteriores. Posteriormente, como ya hemos indicado, se han hecho algunas alteraciones en la provincia de Valencia , pues por real orden de 1836 se le agregaron los partido judicial de Albayd a , Gandía y Onteniente, que pertenecían á la de Alicante se han variado las capitalidades de algunos p a r t . , como el de Catarroja que pasó á Torrente , y el de Ayora á Jarafuel, si bien este último volvió otra vez á Ayora y finalmente, por otra real orden de 21 de noviembre de 1847, se han segregado de la provincia de Alicante el partido judicial de Pego, los pueblos de Oliva, P o t r i e s , Fuente-Encarroz, Villalonga y Rafelcofer, incorporándolos á la de Valencia , partido. de Gandía , del cual se desmembraron los de Terrateíg, Montichelv o , Benícolet, Ludiente y P i n e t , que han pasado al partido de Albayda. La provincia de Valencia, tal como hoy existe , cuenta sobre 289 leguas cuadradas de superficie. Se compone de 3 c , 82 v., 190 L., 17 baronías y varias pequeñas ald. ó cas.; estando t o das estas población distribuidas en 281 ayuntamiento y 18 partido judicial, los cuales, asi como las dist. que median de unos á o t r o s , á las provincia confinantes y á la Corte, aparecen en la escala que insertamos al final del párrafo de CAMINOS. COSTA. La v. de Oliva, situado á 3 1/4 millas de la orilla del mar, es el primer pueblo de la provincia de Valencia en la costa por el lado que confina con la de Alicante, comenzando cerca de la embocadura del riach. Bullent ó Calapatar. Al N.. 20- O. de Oliva 4 2/3 millas, está la ciudad de Gandía, en la orilla izquierda del r. Alcoy, y apartada de la ribera del mar 2 1/4 millas-, frente de esta c , desde 16 brazas para tierra, son piedras sin mas abrigo en toda esta costa que para los vientos de tierra. En la medianía de estas dos p o b l . , á la orilla del mar , hav una torre de vigía llamada de Miramar, desde la cual sigue la playa al N. NO. 5° O . , y á dist. de 7 millas hay otra torre con un canon, nombrada de Jarac o. Después continúa la costa baja de arenales en la misma dirección , y á dist. de 5 3/4 millas desemboca el r. Júcar, en cuya punta hay una torre con cañones, y 2 millas antes otra nombrada de Ball. El r. Júcar es de poco fondo y con barra que solo barcos chicos pueden entrar en ella á cargar de arroz, de que hay bastante tráfico. En la márgenes set. de dicho r., poco mas de 1/2 milla de su embocadura, se halla la v. de Cullera al pie de la sierra de este nombre , que otros llaman de las Zorras, cuyo estremo set. finaliza haciendo punta, á la que llaman cabo de Cullera, y en el que hay una torre de vigía, é inmediata una islita nombrada de los Pensamientos, que pudiera abrigar embarcaciones pequeñ a s , pero no es posible por estar llena de bancos de arena toda su inmediación; de modo que con poco viento , particularmente del L." y 2.° cuadrantes, rompe el mar que imposibilita buscar el pequeño abrigo que pudieran tener de ios vientos del Norte y NE., que son los mas dañosos en esta parte. Un poco al Ñ. de la embocadura del r . , próximo á la playa, y justamente al NE., 1/4 E. de Cullera, nay una piedra" descubierta llamada el Moro. (En el art. de Cullera damos noticias sobre la formación de un buen puerto en esta villa.) Pasado el cabo de Cullera continúan las torres Casa del Rey y Nueva. y á su espalda la Albufera , por la costa que sigue" rasa de arenales al N. 17° O. 17 millas hasta el Grao de Valencia poco hondable, y asi es muy peligrosa eu las estaciones de otoño , y los vientos que ofenden mas y con los que suceden diariamente las desgracias, son los del NE. al SE., y el E. no deja rebasadero por ser este parage del Grao el punto mas occidental del golfo en estas playas se encuentra un banco de a r e n a , el arrecife de la barreta y el muelle del p u e r t o , en cuya punta hay una linterna con luz fija , elevada 40 pies sobre el nivel del mar , y puede verse á dist. de 7 millas. Pasado este p u e r t o , sigue la playa 11 millas de largo al N. NE. sin poblado á orilla del mar mas que la torre del Puche, y tierra adentro varios lug a r e s , hasta el Grao de Murviedro , que consiste en una torre de dos cañones y algunos almacenes este tampoco es fondeadero seguro por ser playa descubierta, aunque no tan lleno de escollos como el de Valencia; dista la v. de Murviedro de la orilla del mar tres millas. Desde este Grao sigue la costa al NE. 5U N. 5 1/2 millas de dist., en que hay una punta rasa nombrada cabo Canet, donde finaliza la provincia que describimos y comien/a la de Castellón de la Plana. TERRITORIO. Al hablar de esta materia nos ha parecido oportuno hacerlo por p a r t . j u d . , recorriendo ligeramente de N. á S. la deliciosa provincia de que nos ocupamos. El partido de Chelva es pues el primero que se encuentra por aquella parte , cuyo terr. ademas de las estensas llanuras que e n cierra , comprende algunas montañas y colinas aisladas, cubiertas de pinos, sabinas, álamos, enebros, encinas ó higueras, y de multitud de diferentes arbustos, plantas aromáticas y medicinales, y ricas yerbas de pasto para la manutención de toda clase de ganados. En el rincón de Adeinuz el terreno es bastante fértil por las muchas aguas con que lo riegan los r. Guadalaviar, Ebron y Boilyues; siéndolo todavía mas en el vizcondado de Chelva por los manantiales que nacen en Tuejar y dicha última v., cuvas aguas forman el r. de su nombre; pudiendo muy bien decirse que en general, todas sus tierras son á propósito para el cultivo de granos. El partido de Villar del Arzobispo es montuoso en sus estremos del Norte y S., quedando solamente en el centro una llanura de bastante estension, la cual constituye parte del campo de Liria y de la baronía de Chulilla. El titulado Pico de Andilla y mucho mas la Bellida, famosa por sus muchas nieves, destemplan estrordinariamente la atmósfera; pero Quedando hacia el S. y SE. diferentes hondonadas al abrigo el N., se dan en ellas gran número de prod. Con frecuencia se ven canteras de mármoles negros, entre los c u a l e 5 se distingue el conocido con el nombre de Alcublas, de c o lor pardo y sin manchas ni benita; blancas, como son r e gularmente los de aquellos montes hasta Segorbe. Las c e r canías de la v. de Alcublas están cultivadas en una estension de mas de 1/2 hora , y en ellas se encuentran frondosos sembrados y viñedos; cesando del todo el cultivo hacia la parte del Este en donde empieza el grupo montuoso de Cue_va S a n t a , correspondiente ya al partido judicial de Segorbe, provincia de Castellón de la Plana. A la izquierda del Turia se encuentran las pedrizas de Gestalgar con recortes hacia el SO., habiendo atravesado antes dicho r. el grupo de Chulilla, entrecuyos montes se distinguen losnombradoslaMuela, Pedriza, Punta y Carrasquilla, separados en la actualidad por profundos y estrechos surcos formados por la corriente de las aguas. Es muy digna de examen la parte set. de la punta titulada Salto de Chulilla, no porque las aguas del Guadalaviar se precipiten en cascadas magníficas como en otros r., sino Í)or la escasa dist. de los muros que las contienen, y la proundidad del cauce por donde corren; quedando hacia el S. de Chulilla y á la der. del espresado r. un desierto de algunas leguas de estension , que después entra en el partido judicial de Chiva , y continúa por Castilla , en cuyo terreno se oponen al cultivo los frecuentes riscos y peñascos , entre los que se crian gran porción de pinos, enebros, romeros, jaras y mucha maleza , que sirve de guarida á c o r z o s , lobos, cabras monteses y otros animales dañinos , y de pasto á bastante número de ganados. El estremo N. del partido judicial de Liria está compuesto de muchos cerros, que formando cadena con los de Portaceli y Naquera por el E . , y con los de Cueva Santa al O., se e s tienden muchas leguas separando las aguas del r. Turia de las del Palancia. Su suelo es calizo, y en su superficie se descubren canteras de mármol negro con vetas blancas, bast a n t e esparto y algunos pinos, siguiendo de este modo hasta el barranco de Carraixet situado entre Marines y la ald. de Olla, el cual circunda á Olocau por el Oeste y S . , abandonando en seguida el partido por la Cartuja de PortacelL. Por la parte meridional se levantan en cuadro los 4 montes Rodanas, denominados Rodana Grande ó Loma del Lestisco, Rodaría Blanca, Rodana Parda y Rodana del Pico; los cuales se componen de piedra roja y jaspe de diferentes colores, habiéndose encontrado en ellos algunas minas de plata y cobre, que se están esplotando en el dia por particulares aunque con escasos resultados. Al estremo N. del término de Liria se encuentra el monte de Lacobas formado de peña viva, elevándose también en las inmediaciones de la misma población los cerros de Santa Bárbara al O. y de San Miguel al S. aquel se compone de bancos y pedruscos de color morado oscuro con mezcla de greda y arena , y este es calizo y por lo general de un mármol sonrosado con vetas espáticas, habiendo también en su falda SE. una cantera de mármol amarillo, sembrado de manchitas de rosa con puntos blancos y negros. Hállase, finalmente, en este partido el célebre campo de Liria, plantado en toda su estension de olivos y frondosas viñas, siendo la parte mas piivilegiada de este hermoso terr. las deliciosas y siempre verdes huertas de Benaguacil yValIbona, que se hallan á la márgenes izquierda del r. Turia ó Guadalaviar. Las montañas del partido judicial de Murviedro principian á Hna hora del mar, y á ellas siguen otras cordillera que van elevándose progresivamente á proporción que se internan, para introducirse después en ios partido de Liria, Segorbe y Nules, cuyos dos últimos pertenecen á la provincia de Casteílon. Las cumbres de dichas montañas y las laderas mas pendientes se hallan peladas por lo general; pero sus faldas, asi como también los valles que ellas mismas forman, están plantados de higueras, algarrobos, viñas, olivos y a l gunos pinos. La mayor parte del terreno que comprende es calizo con mezcla de" guijarros, arena y bastante arcilla , y en los montes existen canteras de cal y y e s o , y de piedras silíceas, conocidas con el nombre de rodeno. Hay por último en este partido dos estensas llanuras, de las cuales la una llega desde el mar hasta mas allá de Rafelbuñol, y la otra está cerrada por su lado occidental por la sierra llamada de Espadan. El terreno del partido judicial de Moneada, empieza á elevarse á la dist. de poco mas de 1 leguas del Mediterráneo, formando una cordillera aislada de pequeña altura, la cual arranca desde el N. del partido v lo atraviesa en toda su estension, perdiéndose por el S. en el de Torrente. Esta parte alta dejiue hablamos , está toda poblada de algarrobos, olivos, viñas, romeros, aliagas, retamas, sanguinaria y otras yerbas medicinales; abundando también en cariteras'de piedra sillar y de cal. Comprende asimismo una dilatada llanura , que desde la falda de dichos cerros va estendiéndose hasta la orilla del mar; toda ella se halla plantada de copudas moreras, de manera que vista desde un punto elevado, no puede menos de presentar una brillante y bella perspectiva, á lo que también contribuye mucho la multitud de casas de campo que se ven salpicadas en diferentes sitios de esta deliciosa llanura, beneficiada por las aguas del Guadalaviar. El t e r r . del partido judicial de Torrente es casi todo llano como parte constituyente de la hermosa huerta de Valencia. A la der. del barranco de Chiva se ven deliciosísimas huertas regadas con las aguas de varias fuentes , y también dilatados secanos en que se levantan algunas lomas que, humildes en las inmediaciones de la v. de Torrente, van elevándose por el lado del O., hasta que últimamente llegan á formar cerros y montañas que se dirigen en seguida hacia Turis; siéndola mayor parte de ellos de naturaleza caliza, y algunos de mármol amarillo, que puesto á fuego lento se transforma en rojo con manchasá manera de nubes. A la izquierda de dicho barranco de Chiva, se encuentra, en fin, el magnífico llano de Cuart e , poblado todo él de olivos y algarrobos, formando un ameno y dilatado bosque. Casi todo el t e r r . que abraza el partido judicial de Chiva se halla sembrado de montes y asperezas, y muy especialmente en la parte que linda con Chera, en cuyo punto hay también un inculto y despoblado desierto de no pequeña estension. Al SE. se elevan los cerros de Carencio, en los que existen canteras de mármol rojo-oscuro con manchas de varios colores caminando hacia Torrente se encuentran otras de color amarillo, que se altera por medio del fuego, tornándose en rojo y encarnado; y en las lomas de la Dehesa las hay igualmente de mármoles sumamente duros y de un pardo que tira á negro. Al SO. de Yátova e s - tan situado los montes de Malacara, de donde proceden generalmente las tempestades; mas encontrando estas al paso el nombrado de Azafareche, que se halla en la parte occident a l , las obliga á dirigirse por dos valles muy dist. uno de otro. El terreno de este partido es por lo regular bastante fértil y abundante en buenos pastos para toda clase de ganado ; existiendo en él diferentes llanuras q u e , por falta de a g u a s , no pueden convertirse en deliciosas h u e r t a s , como son las que hay en los término de Chiva, Buñol y Turis. El t e r r. del partido judicial de Ayora está compuesto en su mayor parte de un grupo de montañas mas ó menos elevadas, entre las cuales son bastante notables la escabrosa sierra de Martes, cuyas vertientes aparecen rápidas y aun perpendiculares en diferentes puntos el monte Caballón, que va sirviendo siempre de muro izquierda al r. Júcar; el conocido cerro de Caroche, cuya altura es tan estraordinaria, que los navegantes distinguen su cima con el nombre de Sierra de Enguera ó Pico de Caroche las sierras de Ayora, que procedentes de la de Aleóla en jurisd. de Jarafuel, continúan hasta el puerto de Almansa, después de haberse enlazado con el espresado monte de Caroche y las sierras de Bicorp, Queso y Enguera el titulado Monté Mayor, que elevándose al SO. de Aycra, á una altura bastante considerable, marcha en la misma dirección hasta formar el collado de San Juan, por cuyo medio se enlaza con el Mugrón de Almansa; y por último la Muela del Oro, de la cual se desprenden multitud de montes escarpados que parecen sus raices. Entre los valles que comprende este partido es el mas notable el amenísimo llamado deCofrentes, cuyo suelo está formado de colinas y pequeños cerros, que alternan con algunas vegas, vallejos y riberas de poca estension su terreno se halla cubierto de árboles de diferentes clases, ofreciendo ademas una vegetación lozana, que solo se interrumpe en alguna que otra altura del interior, por estar compuesta de yesares y piedras de amolar. En el mismo partido hay canteras de mármol negro, alabastro y yeso, y en ellas ó en sus inmediaciones suelen encontrarse también jacintos de Compostela, de color de castaña, blancos y encarnados. (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.