HISTORIA DE PROVINCIA DE MURCIA , PROVINCIA DE Murcia, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Murcia

Historia de Murcia


 


>



PUEBLOS DE Murcia

Historia de Murcia

Localización de PROVINCIA DE MURCIA , Murcia


MAPA DE PROVINCIA DE MURCIA , Murcia
COORDENADAS GPS:
37.983444 , -1.129890

PROVINCIA DE MURCIA   (HISTORIA) .
  - Murcia.


Datos de la localidad:

    una de las en que modernamente se ha dividido el ant. reino de su nombre. En lo civil y administrativo es do segunda clase; en lojudicial corresponde á la audiencia territorial de Albacete; en lo ecl. á la diócesis de Cartagena , cuya sede reside en la cap. de la provincia; en lo militar á la ciudad g". de Valencia, y en lo ranrítimo al departamento, tercio y provincia de Cartagena. Situación, Clima T Vientos. Se encuentra la provincia de que vamos á ocuparnos entre los 3"" 19' y 38" 39' lat. y los ° 3' 2" long. oriental del morid, de Madrid, al SE. de la Península en la costa del Mediterráneo. Su clima pertenece á la 5." división geográfica Écuato-Boreal y la atmósfera es suave y templada en el invierno, escesiva de calor en el verano y deliciosa en primavera. La humedad saturada cu el aire es mayor en el verano que en las demás estaciones por la menor oblicuidad de los ravos solares, que evaporando las aguas producen una doble irradiación sobre las magnificas vegas donde se halla situado la cap. Las costas de la provincia y los estensos campos inmediatos á ella disfrutan de una temperatura deleitable producida por la brisa marit., desde el equinoccio ascendente basta el fin del mes de octubre. En la parte NO., las altas montañas constituyen un clima fresco en estío y defienden en el invierno los valles meridionales de los vientos frios del Norte, observándose cubiertas de nieve las laderas septentrionales y de frutos y flores las opuestas. La temperatura media puede referirse á tres zonas Miso Thérnicas, correspondientes á otras tantas series de elevadas montañas que la cruzan de NO. á SO. La temperatura de la zona intermedia donde está la cap. puede determinarse entre 3 y tí" cu tiempo frió y 22 y 33 en tiempo caloroso, ambas sobre el punto de congelación de la escala de Reaumur. Llueve con escasez en la parte meridional del país en todas las estaciones; las grandes llovías se verifican en las turbonadas que forma el viento del S. y SE. en los equinoccios, y frecuentemente tarde para el desarrollo de los cereales; los vientos boreales son impetuosos en el otoño, pero una corriente oriental nocturna templa los calores radiantes del dia. Termino Y Confines. La actual provincia de Murcia con los pueblos que han sido agregados á otras en la última división terr., formaban el ant. reino de su nombre, el cual se componía de 9 partido que eran el de la capital, Cartagena, Lorca, Villena, Chinchilla, Hellin, Albacete, Cieza y Segura de la Sierra. Su límite N. era con la provincia de Cuenca; por el NE. con el de Valencia, que encerraba en si laciudad y huerta de Orihuela; por el E. SE. con el Mediterráneo;* por el SO. con el reino de Granada por comprender todo el terr. que hoy forma la provincia de Almería, y por O. y NO. con Mancha y algunos pueblos de la de Cuenca. Asi venia constituido este reino desde ant., cuya división aceptó el señor conde de Floridablanca en su división terr. ó arreglo de provincia por los años de 1789, hasta que proyectada en 1809 la división por departamentos, se declaraba á Murcia como cap. del que debía llevar el nombre de departamento del Rio Segura, siendo sus limites iguales á los que se le señalaron en la nueva división terr. por prefecturas, decretada en 17 de abril de 1810 por el intruso José Bonaparte, pero diferentes á los que como reino comprendía, por cuanto en la demarcación del O. abrazaba á Huesear, los Velez y otros pueblos de la sierra de María y Grillemona, que hasta entonces habían pertenecido al reino de Granada. Según este proyecto , la prefectura de Murcia á la que oslaban subordinadas las subprefecturas de Cartagena, Huesear v Albacete en una ostensión de 860' O. leguas cuadradas de 20 al grado, confinaba por el SO. con la dé Granada, siendo su limite la línea que partía de un punto al NO. próximo á Castril y como al SE. del nacimiento del r. Guadiana, y dirigiéndose hacia el S. pasaba al O. de Castril, entre Cortes y Castilleja, entre la venta de las Vertientes y el Chirivcl, y continuando al E. de Tahal, Albox, Arboledas, Antas y" Vera que quedaban dentro de los limites de la prefectura de Granada, venia á terminar en la costa del Mediterráneo en la torre do los Villaricos. El limite O. lo tenia con la de Jaén arrancando como el anterior muy próximo á Castril, desde donde tomaba la dirección N. pasando al O. do Santiago del Hornillo, y continuando las cordillera de montañas siempre al N. descendía al E. de Salero, Hornos, Segura do la Sierra, Orcera, Benatae, Siles y Cotillas que quedaban en la prefectura de Jaén, terminando cutre Veste y Cotillas, aquel de la de Murcia y este de la precitada de Jaén, puntos situados entre los nacimientos de los rios Mundo j Segura. Al NE. confina con la prefectura de Ciudad-Real, empezando el limite adonde el anterior concluía ; de allí se dirigía al E. de Riopar, y luego hacia Fuente de la Higuera, la Cañada y Provencio, y cortando el r. Mundo entre Aira y Lietor continuaba al E'de las Peñas de San Pedro y del Santo Cristo del Saúco, donde terminaba, dejando al E. para la prefectura de Murcia á Yeste, Villares, Elche de la Sierra, Lietor, Pozohondo y Ntra. Sra. de los Llanos. Por el Norte limitaba con la de Cuenca partiendo el punto desde el Santo Cristo del Saúco; dirigíase después al E. de Pozuelo y al O. de la Gineta y Grajuela hasta encontrar el r. Júcar, cuya dirección seguía marcando hasta que pasando Junquera terminaba en el puente de Alcalá del Rio. La prefectura de Alicante servia de limite E., y partiendo la linea desde el punto donde hemos dejado la anterior, tomaba al E. de San Lorenzo, Casas do Valiente, Bete, Igucruela, Corral Rubio, Piñuela, Fuente-Lcspino, Garrobo, Fortuna y Santomcra , que eran de la de Murria, dejando al E. v por consiguiente á la de Alicante Lator, Carcclen, Bonete, Moutealegre, Yecla y Orihuela, y encontrando el r. Segura entre el pueblo de este nombre y el de Santoniera , seguía la dirección de dicho r. hasta su embocadura en el mar. El límite S. era con el Mediterráneo, abrazando la linea que quedaba comprendida desde el coufin de la prefectura do Granada, que era próximo á la torre de los Villaricos. hasta la de Alicante inmediato á Torrevieja. Blanca, desde la cual dobla algo mas alia la cosía hasta una punía de peñascos llamada Calnegre. Desde esta punta va la costa de mediana altura á la mar formando después un poco de ensenada con playa que corre para el E. hasta la Torre de Mazarron, cuya ensenada que está á la parte de E. tiene del EO. poco mas de 3 1/2 millas; á la parte E. se halla la torre de la Subida con dos cañones y después el cabo así nombrado, corriendo la costa al ESE. 2 1/2 millas hasta el cabo Tinoso, que también es alto y escarpado. Doblado dicho cabo entra una ensenada quo se estiende para el N. 3 4/4 millas, siendo lo demás tierra llana hasta una playa llamada de Porlús. Al fin de la citada cosía se encuentra la isleto de Torrosa, la que hace punta occidental de una ensenada en que hay dos calas nombradas las Algamecas; a muy poca dist. está la punta y fuerte de Podadera, cuya descripción, así como la del puerto de Cartagena y Escombrera puede verse en el articulo de dicha ciudad Después de la punta meridional de Escombrera corre la costa alta al E. hasla Cabo del Agua y á 3 millas de él al E. 28» N. está el puerto de Porman, cuyo fondeadero es de figura casi redonda y de unas 700 toesas de estension , en'el que se pueden acoger buques de todos portes. Continuando la costa en la misma dirección se halla un cabo nombrado Cal-Negre ó Negrcte, y después una caleta llamada del Cargador. El cabo de Palos, sil. por lat. 37° 36' 55", y long. 5» 37' 40", es bajo, y por la parte del Norte tieno una gran llanura con abrigos del viento S, A 2 2/3 millas de la torre del cabo está la Hormiga grande, que es una isleta pequeña y rasa , y después la Hormiga chica á 4/2 milla de la anterior. Desde el citado Cabo de Palos sigue una gran playa para el N. haciendo una angostura que llaman la Manga, pues de la parte de adentro hay un lago que nombran la Mar Menor (V.). Dist. 6 1/3 millas déla Torro de Palos se ve la isla Grosa, alta, con la figura de un triángulo; se fondea á 4 /2 cable de ella en 5 brazas de fondo alga. Al N. 38° O. de dicha isla 4 4/2 milla se halla la torre del Estacio, que hace un pequeño pedazo de ensenada con fondo de 3 brazas, donde se acogen las embarcaciones pequeñas de tráfico. Al N. 24» O. dist. 2 1/4 millas de la precitada torro, está la boca del Mar Menor ó el lago ya espresado, donde hay una torre con 2 cañones llamada de la Encañizada (V.), desde donde forma la costa un poco de ensenada siempre de playa, hasta otra torre nombrada de la Horadada que tiene un canon, en cuyo punto termina la costa de la provincia de Murcia y empieza la de Alicante (V.). Toda esta costa comprende 25 leguas de cstension. Territorio. Las montañas mas considerables de la rov. de Murcia, son la de Espuña ó España, Ricote, Pias, Carrascov, Carche y Culebrinas, elevadas las dos primeras á 992 y 800 2/3 vaVas sobre el nivel del mar. Estas montañas se enlazan en diferentes series y forman la geología del pais, siendo la de Espuña el núcleo que entendiéndose al O. y tomando los nombres de Ponze, la Silla, Albarda y Culebrina salen de los lim. de la provincia, formando pequeño arco por el confín de la misma; se enlaza después con la de la Sagra y Segura . formando parte de los montes del sistema Marianico en la vertiente Ibérica. Partiendo de Espuña al E. continúan enlazadas Pliego, Muía , Ricote, Lloro, Ascoy, Pila, Pinoso, Abanílla y Carche, y saliendo de la frontera oriental de la provincia se unen á las de Alicante que terminan en el Mediterráneo, en el elevado pico conocido con el nombro de Cuchilla de Roldan, cerca del puerto de Altea. Otra montaña de consideración se eleva en el centro de las vastas llanuras de los campos de esta provincia, con el nombre de Carrascoy, y comienza á unas 3 leguas al SO. de la capital y continuando á la parte del E., disminuye progresivamente su altura y da paso á los puertos de la Cadena en la carretera de Cartagena y á los de San Pedro del Pinatar, Salto de Muía, Rebate y otros senderos , y á los caminos de Orihuela y Almoradi y pueblos de la costa, terminando en el mar en el cabo Roch. En la costa meridional hay otras altas montañas que tienen su origen en la célebre" sierra de Almagrera, provincia de Almería , que continúa muy elevada en el confín occidental de la provincia con el nombre'de Pilar do Jarabía, Vulcanos, Marina de Cope, Lomas de Bas, Almenara, Ramonete, Mazarrón, Portús, Roldan, Atalaya y Galeras, dando entrada al puerto de Cartagena (V.). Continúa después en las montanas de San Julián, Sancti-Spirítu , Quebrada del Infierno, Cabezo Negro, Posman , Juncos, Don Juan, y finaliza en una punta saliente al mar en el Cabo de Palos. El terr. de la provincia de Murcia ofrece en sus parles constitutivas fenómenos dignos de toda atención. El óxido de calcio, el protóxido de bario y el silicio forman con toas frecuencia las bases de los terr. llanos. Las homogénea* y cuarzosas cumbres de las montañas y la figura piramidal en algunas, manifiestan su primitiva formación é inflamación ^antigua, hallándose frecuentes lenicitos en las de Espuña, Ricote y Abanílla. Los montes de segunda formación y los terr. terciarios se componen do margas calizoarcillosas, combinadas con el sulfuro, carbono y yodo. El hierro, el cobre, el plomo y la plata se eucuentran en grande abundancia; estos metales están tan umversalmente esparcidos, que la variedad de matices que forman sus óxidos se descubren á largas dist., hallándose como pintadas artificialmente todas las montañas. Cuevas Y Curiosidades Naturales. En las montañas de este pais se hallan oquedades ó cuevas de singular mérito. Citaremos únicamente como las mas principales la de Barquillo en la montaña de Caravaca, y la de Don Juan cu el cabezo de su nombre, cerca de Cartagena: ambas están incruslradas de esalácticas de formas admirables, y en la última se encuentran magníficos cristales de roca teñidos por los óxidos de hierro y cobre, formando una variedad de esmeralda y amatista , de las que se han obtenido algunas de un tamaño grandioso en perfecto estado de cristalización, habiendo en la iglesia parroquial de Cartagena una cruz de cristal estraido de la referida cueva de 20 pulgadas de longitud. Corren también por su centro diferentes arroyos que se pierden en el caos de inmensas galerías naturales, y á donde por los peligros que ofrece, no ha llegado el caso de una perfecta investigación. Ríos Y Arroyos. Fertilizan esta provincia diferentes r. y arroyos que la serpentean en varias direcciones, siendo los mas principales el Segura 6 ant. Stader, que nace en la provincia do Jaén, en las sierras que llevan el mismo nombre del r., á 662 varas sobre el nivel del mar. Úñensele diferentes fuentes cerca de su origen llamadas Guijas, Tejera y Arroyo Azul. El r. Madera nace en las crestas deMoyano. El Rio Frió en el pinar del Duque, Puebla de Don Fadrique El Zumeta y arroyo Miller en término de Segura v Socobos. El Tus que se "reúne al Segura en las Vueltas Carrizosas, y el Taibilla en el sitio de las Juntas. Cerca de las minas del azufre se reúne al Segura el caudaloso Mundo, el mayor de sus afluentes. La fuente del Espino colocada en un gran plano de la montaña inmediata al Calar del Mundo, se cree con razón ser el principio de este r., á 463 varas sobre el nivel del mar. Reúnensele las aguas sobrantes de Tobarra y el arroyo grande de Vinatea, y después el r. Atarace o Moratalla, que nace en el Charco de los Peces, campo de Zacatín; el Argos ó de Caravaca en la rambla y ojos de la Buitrera, campo déla misma v. Entra también en el Segura el r. Muía, que en las inmediaciones de la ald. de la Puebla, so junta con el r. Pliego. El r. Sangonera ó Oualenlin es otro do los afluentes del Segura, en la clase de torrente-rio, que después de regar las puertas de Lorca, derrama por el Ramblar cerca de Tu misma ciudad, v uniéndose á las ramblas de Viznaga, fuentes de Totana, Albania y Librilla, se introduce en el Segura, á la parte de S. E. de la capital y á dist. do 1 leguas Todo el curso del Segura es muy tortuoso, y en sus diferentes curbaturas tiene 37 leguas dé estension. pe estas emplea 42 por la provincia de Jaén, 20 en la de Murcia y 5 en la de Alicante, fertilizando desde sn nacimiento las hermosas y frondosísimas huertas de la Alcantarilla do Jover, Casas" del Rio, Cerrajo, Hondón. Bautista , Las Minas, Salmerón, Monrcal y el Bayo; TorresArenas, Monarquo, Cueva y dehesas de Monreál, Marro y Minas del Azufre, término dcHellin v Moratalla. Las huertas do Hondonera de 2 lea. de ostensión en el término de Calasparra : las de Cieza , las del delicioso y pintoresco valle de Ricote, todo de limoneros, naranjos, manzanos, perales y otras frutas; las de Lorquí, Ceuti, Alguazas y Molina, y finalmente, las do Murcia y Orihuela de 40 leguas "de long. y 2 de lat., formando en total una estension regada de 80 leguas superficiales. Desde las primeras corrientes del r. Segura y los afluentes que quedan referidos, empiezan a emplearse sus aguas en el riego de las pequeñas áreas que constituyen las riberas del mismo, según va dando lugar lo escabroso del terreno por doude transita. Las aguas se elevan por medio de presas, hallándose 8 desde la Alcantarilla de Jover hasta el término de Hellin, cuyas presas dan el riego por medio de acequias, brazales y norias. Entrando el r. on jurisd. de Calasparra, se presenta la presa grande de Hotos, que fecunda la preciosa huerta de la Hondonera. En término de Cieza so halla la presa de Don Gonzalo; sigue otra llamada del Moxó, y la de Jatego; entrando el r. en jurisd. de Abaran se encuentra una sólida presa llamada de Charrara , y después la de Solvente; sigue la de Villauueva, y mas abajo una ataguía para la acequia de Caravija , que riega la huerta de Archena; sigue á esta la presa de Lorquí y Molina, y luego la famosa contraparada, presa la mas considerable do cuantas tiene el Segura. Después de esta se hallan las dos qne hay situado en la ciudad de Murcia, poco distantes entre sí, y fundadas para dar movimiento a tres series de molinos harineros, á la der. é izquierda del r. Ademas de las ya mencionadas, se ha construido otra cerca del canal de la ondomina, que da movimiento á los molinos del marqués de Camachos. Las presas que tiene ademas el Segura fuera de esta provincia entrando en la de Alicante, son 8 , de las que haremos mención al hacer la descripción general del citado r. El Gualentin ó Lorca tiene una presa entro la ciudad de su nombre y el barrio de San Cristóbal, cubierta por las arenas que arrastran las corrientes, pero que sin embargo represa las aguas de la infiltración y da origen a las aguas de la fuente del Oro de la misma ciudad, y aumenta la dotación del real canal de Tercia. En el término de Totana se hallan dos presas ó .ataguías para contener también la inlillracion y aumentar las aguas que riegan las huertas de Pareton. Finalmente, en el campo de Sangonera hay diferentes ataguías con el mismo objeto que las anteriores y proporcionar agua á los cauces y Brazales de riego de poca estension. Dejamos de mencionar otras muchas presas que se ven en los r. Muía, Pliego, Argos ó Caravaca, Moratalla y otros, por no dar demasiada estension a un asunto, si bien curioso por sí, no de necesaria inserción. La altura de las mismas practicada por nuestro ilustrado corresponsal, el Sr. Mancha, es de 10 1/2 varas tomadas desde el lecho del r. La de la Coutraparada que distribuye las aguas a la huerta de Murcia, tiene de long. 113 varas comprendidas desde el muro del Norte de la presa vieja hasta el estribo del monte en la parte de O.; ademas de esto tiene un muro do represa en la parte superior para encauzar las aguasólos dos azudes, siendo la longitud de este murallon 08 varas y 2/3; la altura vertical del salto del asua en el nivel de la misma en el pantano quo tiene al pie de la esplanada, es de 3' 1/2 pies. De estas presas se deriban infinitos cauces ó acequias que dan riego á las huertas ya referidas. La de Ojos tiene de long. unas 1 ,200 varas, y la de Ulea cerca de 3,000; la de Archena 4,000, la de Caravija 1,760, la de Ceuti y Alguazas 4,200, la de Molina 3,700, la de Churra La Nueva 12,500; la acequia mayor de Aljufia ó San Andrés, tiene una long. en su3 aguas vivas de 18,200 varas, aunque dividida en cauces de otra denominación; la de Barreras ó Alquibla tiene 24,500 gubdividiéndose en otra porción de pequeños cauces. Dejando para la descripción particular del r. Segura el número de fan. de tierra que con sus aguas se riegan, concluiremos con manifestar, que con las dos acequias mavores que so deriban del azud mayor ó contraparada, divididas en otra porción, cuya nomenclatura seria sumamente difusa y que todas constituyen el sistema de riegos do la huerta de Murcia , se fertilizan con la acequia de Aljufia, en la parte del Norte, 43,036 tahullas, y con la do Alquibla ó Barreras, en la parto del S., 46,746, cuyo total es de 03,822 tahullas de 4,600 varas superficiales, equivalente á2 celemines de tierra del marco real de Castilla. Caminos. Los caminos reales que se encuentran en esta provincia son , el que de Albacete se desprendo en dirección á Cartagena. Su estado en la actualidad está mejorándose notablemente, pues en las leguas de penoso y difícil tránsito se están practicando por cuenta del Gobierno ohras de alguna consideración, con los cuales quedará todo como el trozo de magnifico arrecife quo hay desde la cañada de Morcillo término de Molina, hasta la cumbre del puerto de Cartagena dando vista á este campo y el de Murcia. Este camino pasa por Cieza, Molina, Murcia, El Palmar ó 1. de Don Juan, ásubir al puerto anteriormente mencionado. El que de la ciudad de Murcia sale para Orihuela y Alicante se encuentra en mal estado, á causa de ir la calzada por medio de la huerta, cuyo piso por entre acequias y tierras de regadío ha quedado enteramente destruido, en términos de ponerse intransitable en los meses de invierno. El camino de Lorca que va á Andalucía está también muy deteriorado y bien necesitaría de reparos de alguna consideración. Esto es en cuanto á la parte meridional de la provincia En la set. la naturaleza del terreno no permite sin costosos dispendios facilitar buenas vias de comunicación; por esta razón casi no pueden llamarse caminos los que desde Muía y Cieza conducen á Caravaca, Moratalla, Cehegin y demás puntos del Norte de la provincia, y mucho menos los que prestan comunicación á estas pobí. entre si. La feracidad de todo este pais debiera servir de estimulo para facilitar medios de poder transportar de un modo fácil los prod. de la tierra; entonces la riqueza de la provincia se aumentaría de un modo prodigioso, y no estarían estancados muchos de los frutos que en ella se producen con tanta profusión por la diGcuítad de los transportes. Correos. La adm. general reside en la cap. de la provincia y de ella dependen las estafetas do Cartagena, Albacete, Lorca, Tovarra, Hellin, Cieza, Caravaca, Mula,Velez, Totana, Alhama, Vera, Álbatera, Jorquera y Montealegre, en las cuales hay los empleados establecidos en la plantilla general de correos. Los dias que entran y salen en cada pueblo puede verso en sus art. respectivos. Producciones. La sil. topográfica de la provincia y su clima templado proporcionan la vegetación roDusta de todos los árboles y plantas de las zonas templadas , y también de un crecido número de las que pertenecen á los climas ardientes. Los valles que forman la serie de montañas , regados en parte por arroyos y defendidos del viento N., son aprovechados en el cultivo de esquisilo3 frutales, y en las huertas las legumbres, y las plantas crecen de un modo rápido y feraz. En la huerta de Murcia se hallan grandes plantaciones de moreras, con cuya hoja se alimenta la preciosa oruga de la seda, do la que se obtiene una prodigioso cantidad delibras, y cuya cosecha pudiera repetirse por 2 veces en la misma estación, según se ha esperimentado en varios puntos. Los cidros, naranjos, limas y limoneros embalsaman el ambiente; mas donde estos árboles se multiplican y crecen con asombrosa rapidez es en los terrenos que constituyen lo que se conoce por el valle de Ricote, en el partido judicial de Cieza, en medio de los huertos de acido descuellan con magostad las palmas ó palmeras y otros árboles de América y Asia. Cultívase como cosecha principal en los terrenos el trigo, maiz ó panizo do diferentes clases (V. Lohca), avena, cáñamo, lino, pimiento, judias, habas y todo género de legumbres. En los secanos, que comprenden mucha parte de los partido judicial de Murcia, Lorca, Totana y casi todo el de Cartagena, el trigo , la cebada, la avena y la barrilla ó sosa, pero con la gran desventaja de la falta de lluvias que hacen casi improductivas unas tierras, que con el riego serian de las mas fértiles del mundo, pues existen fajas de tierra en el campo de Lorca que en los años abundanteshanproducidounciento por nno. En las huertas de Calasparra (N. de la provincia) se cultivan arrozales, de los que se hacen un consumo bastante considerable. Las montañas de Lorca, Rioote, Caravaca, Cehegin y Moratalla se hallaban pobladas de altos y corpulentos pinos, encinas y carrascas, pero estos grandes bosques han sufrido talas en la mayor parte de sus mejores árboles, estando reducidos en el día á la clase de nacientes. El esparto es otra de las prod. ut ¡lilísimas que contiene el terr. de la provincia de Murcia. Nace osla planta espontánea en todos los desvastamíentos de los montes secundarios y especialmente en la parle inculta de los campos de Muía," Albudeito y Ricote, y con mas abundancia aun en los campos de Lorca y en las marismas de Jaraviay Cope. El aceite se produce en los partido de Murcia, Muía, Lorca, Cartagena y Totana en bastante cantidad y mayor será en lo sucesivo por las grandes plantaciones que so hacen de estos árboles. La cosecha de vino ha disminuido de la grande importancia que tenia en años no muy distantes. Los grandes derechos que se le impusieron al cultivador originaron en el campo de Cartagena la tolal ruina de este precioso fruto, cuya uva producía un liquido que competía en calidad y (lemas accidentes con los mejores del reino. En Yccla el cultivo de la vid, que no hace 20 años era tan considerable, ha ido decreciendo por no poder sostener la competencia de los vinos del Pinoso y otros pueblos de la prov, de Alicante; mas en cambio, en la huerta de Cieza y en el partido de Muía se han dedicado los labradores al fomento de la viña y á renovar y mejorar sus calidades, ofreciendo en Cieza "resultados muy satisfactorios. La agricultura en los terrenos de regadío casi ha llegado en esta provincia á su perfección. En ellos se suceden las producciones sin interrupción , cogiéndose dos cosechas al año y algunas veces tres, á mas de la hoja de morera ú otros árboles que se ponen en las lindes. En los secanos no se hace mas que preparar la tierra y esperar las lluvias, que por algunos puntos del campo de Murcia, como las cañadas que llaman de San Pedro , el Cañarejo, campo de Sangonera y otros con pocas que sean , tienen asegurada la cosecha; lo propio sucede por las marismas y tierras ligeras. No es difícil calcular con toda exactitud el prod. de cereales que debe resultar en una estension de terr. de regadío y en otra de secano, segun los término en que generalmente se hace el cultivo en esta provincia, pero conlrayéndonos al prod. de cereales que puede dar el término de la" cap. atendiendo á la parte de su terr. que hay puesta en cultivo, diremos, que teniendo la huerta unas 93,822 (allullas, y suponiendo que una tercera parte de ellas esté dedicada anualmente á cereales, hallaremos que al respecto de 6 fan. por cada tahulla que se calcula de rendimiento, dan un resultado de 187,6*4 fan. de solo trigo, por no cultivarse la cebada en la huerta. La parte de campo que tiene Murcia incluyendo en él algunas nuevas v. asciende á 120,537 fan. superficiales de marco real plantadas algunas de olivar , y suponiendo que se dedique al cultivo de cereales la mitad de esta estension , según el orden agricolar que se lleva en estos campos, tendremos destinadas fi0,269 fan. de tierra , y calculando por término medio en cada año 40. fan. de prod., dará un resultado aproximado de 304,340 fanegas de trigo, cebada y demas semillas. Debe tenerse en cuenta que en el término de Murcia, que es el que hemos tomado por tipo, hay 37,860 fan. de tierra montuosa y erial en que no obstante se ven en medio de ellas una décima parteen riego y cultivo, cuyo prod. no puede calcularso ni aun por aproximación por ser muy vario, pero con la suma menor de las dos partidas anteriores que juntas forman la de 488,984 fan. de prod. de cereales . el partido de la capital tiene los suficientes para mantener toda su población, rcsnltándolc aun un sobrante de cerca de 400,000 fan. que puorlc esportar ó almacenar.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.