HISTORIA DE PROVINCIA DE HUELVA , PROVINCIA DE Huelva, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Huelva

Historia de Huelva


 


>



PUEBLOS DE Huelva

Historia de Huelva

Localización de PROVINCIA DE HUELVA , Huelva


MAPA DE PROVINCIA DE HUELVA , Huelva
COORDENADAS GPS:
37.257153 , -6.949522

PROVINCIA DE HUELVA   (HISTORIA) .
  - Huelva.


Datos de la localidad:

    una de las en que modernamente se ha subdivido el ant. reino de SeviPa ; en lo civil y administrativo es de tercera clase; en lo judicial corresponde á la aud. terr. de SeviPa, y se divide en « partido que son , Ayamonte, Aracena, Huelva, La Palma, Moguer y Valverde del Camino , antes el Cerro de Andebalo , compuestos de 78 pueblos, que con igual número de ayuntamiento son los que tiene la provincia, ademas de 32 ald. que forman parle del lérm. municipal de Jas v. á que eslan agregadas en lo militar constituye una com. g. de. las 4 en que está distribuido el terr. de la ciudad g. de Sevilla ; en lo ecl. pertenece casi en su totalidad al arz. de aquel nombre , á escepcion de Carrion de los Céspedes que es de la abadía de Olivares, provincia de Sevilla, (diócesis nullius), y Arroyomolinos y Cañaveral de León, que son parle del Priorato de León de la orden de Santiago y vicaría de Santa Maria de Tudia en lo marit. es provincia y partido de su mismo nombre, correspondiente al tercio naval de Sevilla en el departamento de Cádiz. Las dist. que median entre los pueblos que son cabecera de p a r t . , y las (pie hay de ellos á la audiencia territorial, d i ó c, ciudad g. y la corte, se demuestra en el siguiente cuadro. (Ver en el original) S I T U A C I Ó N Y C U M A . Esta provincia tiene la figura de un triángulo truncado por el N. cuya base es el Océano; el ángulo E. es el limite que la separa de la de Sevilla, y el O. forma por esta pártela frontera de Portugal; las leguas cuadradas que contiene, aunque no es fácil espresarlas por la irregularidad de su figura , s>* consideran en 360 de las españolas de 17 1/2 al grado. Se encuentra al S. SO. de la península entre los 36" 45' 38* 9' lat. y los 2" 2 0 ' 5* 18' long. occidental del meridiano de Madrid los vientos que con mas frecuencia la combaten en el invierno son los del NO., los N. no son tan duraderos y los del O. algo mas las lluvias por lo regular son con los del S. SE. y SO. Los del Este soplan algunos dias ; los NE. en dicha estación son muy constantes de noche en la costa , á veces se sostienen de dia y otras ceden al apuntar el cuadrante los otros vientos. Se observa que cuando el N. ó el NE. sopla con violencia algunos dias, pasa con prontitud al E. , al SE. y al SO. declarándose en vendaval y lluvias. En el verano es el SO. el mas constante con tiempo sereno ; refresca la atmósfera en la costa y se estiende al interior hasta unas 4 leguas El clima en la sierra es frió á causa de las nieves; las primaveras no son templadas, asi es que el estio es de corla duración, aunque ardoroso; el otoño desigual y destemplado. En las llanuras hace frió , si bien no tanto como en los terr. montuosos, las primaveras son mas templadas ; el estio de mas duración y bien ardoroso ; el otoño mas templado y á veces caloroso. Ea las costas y sus cercanías los inviernos no son tan rigorosos, el termómetro ce Reaumur pocas veces llega á 6" sobre 0 ; las primaveras mas tempranas y templadas . el estio aunque ardoroso se templa con la brisa del SO. que entra por lo regular de 9 á 10 de la mañana; el termómetro rara vez llega á 28* sobre 0 ; por último , el oloño aunque á veces lluvioso , tiene dias de calor; estas cualidades atmosféricas , el género de vida de los individuos y las circunstancias particulares de las localidades, son la causa que predisponen las enfermedades mas frecuentes que se observan en toda la p r o v . ; en los parages elevados, las afecciones cerebrales, pectorales y de garganta son muy comunes; las fiebres intermitentes, tercianas y cuartanas se advierten en estas alturas especialmente en el verano, y en los terr. llanos las inlermitcntes. Generales son para toda la provincia las calenturas biliosas, si bien se notrm menos en los sitios montuosos; por regla común, en los puntos donde en este pais el aire tiene menos obstáculos para su ventilación, hay menos enfermedades , á no ser que concurran causas especiales y determinadas, habiendo en los terrenos bajos mas predisposición para el desarrollo de las dolencias ya espretadas. COIVFINES Y L I M I T E S . La provincia de que nos ocupamos formaba antes con oíros diferentes pueblos, el part de la ciudad de Sevilla, que era uno de los 8 en que se dividia este ant. reino ; en los continuos arreglos y variaciones que sufrieron todas ellas para regularizarla división terr., siempre formó parte de su ant. matriz, y hasta cn el nuevo sistemado departamentos adoptado por los franceses durante su dominación en la guerra de la Independencia , Huelva con todos los pueblos que hoy le pertenecen, eran parte de los que constituían el llamarlo departamento del Guadalquivir Bajo (Sevilla). E n e s t a c y año de 1810 el intruso José Bonaparle aprobó una nueva división con el nombre de Prefecturas, siendo Sevilla una de ellas, á la que se le dieron por limites la de Mérida, frontera de Portugal y costa del Océano, quedando comprendida en ella todo el lerr. de la actual provincia de Huelva, siendo Ayamonte y Aracena la residencia de un Sub-prefeclo. Espulsados los franceses de la península vinieron á tierra todos estos trabajos quedando las provincia en cuanto á su división terr. en la misma Corma que lo habia estado antes de la invasión , mas 'os defectos de aquella eran bien patentes á todos los hombres entendidos en la ciencia de la administración, por cuanto comprendiendo las provincia estensos térra, y dentro de ellos multitud de población, la acción rápida de las auloridades tenia que tsperimeHtar entorpecimientos y dilaciones nacidas de la viciosa organización, por la que lenian que regirse con graves perjuicios de sus administrados. Variado el sistema político de la nación en el año de 1 8 2 0 , los cuerpos colegisladores se propusieron como una de las medidas de mas pronta urgencia, arreglarla división del terr. de una manera mas propia á las necesidades de la época, y después de consultar varios dalos análogos a la materia, decretaron en 182-2 el nuevo arreglo de prov en el cual se creó la de que ahora nos ocupamos , asignándole por límites los que tiene en la actualidad , sin otra diferencia que comprender en ella los pueblos del Fregenal y Bodonal, cuando por la nueva organización decretada en 1834 se han es' cluido y adjudicado á la de Badajoz. Hecha una rápida reseña ¿cerca1 de las modificaciones que en distintas épocas sufrió la jj limitación de las p r o v . , pasemos ahora á meucionar la manera con que esta de Huelva quedó constituida. Confina al N. con la de Badajoz; por el E. con la de Sevilla ; por el S. con el Océano, y por el Oeste con Portugal. El lim. N. principia en la rivera de Ardda hasta que á esta se incorpora la de Murtiga, después tira una linea recta al nacimiento del r. Culebrin, dejando dentro de esta provincia á Encinasola, Cumbres, Hinojales, Cañaveral y Arroyomolinos; y á la de Badajoz, el Bodonal é Higuera la Real, El lim. E. parte desde la citada rivera ó r. Culebrin, y siguiendo una linea arbitrar i a atraviesa Sierra-Morena dejando fuera al Monasterio real de la Jara y el Bonquillo, é incluyendo dentro de la linea de demarcación á Santa Olalla; desde aqui se tira una recta que pasando por entre el Berrocal y el Madroño sigue como al S. SO. hasta el arroyo Carrallon y caño de lasRosinas, cuyo curso continúa hasta su desembocadura en el Guadalquivir. El Berrocal, P a t e r n a , Escacena , Carrion , Hinojos y Almonte, quedan en la provincia de Huelva; el Madroño, Aznalcollar, Castilleja del Campo, Pilas y Villamanrique sirven de lim. E. con la de Sevilla. La confrontación del S. empieza en la desembocadura del Guadalquivir frente á Sanlucar de Barrameda, y termina en la desembocadura del Guadiana, comprendiendo la costa llamada de Castilla ó de Arenas Gordas, la Barra de Huelva, la del Rompido, déla Higuerita y Ayamonte. El lim. O. principia por este último pueblo en la desembocadura del Guadiana y continúa por la orilla izquierda de este r. hasta la desembocadura del Chanza, poco mas de 2 leguas al N. de Sanlucar de Guadiana; sigue después la ya mencionada rivera de Chanza hasta donde llaman la nueva población del Rosal de Cristina, que continuando.su t é r m . , el de Aroche y Encinasola, viene á concluir en ia rivera de Ardila. Por todo este l i m . e s frontera de Portugal conforme ha estado reconocido desde tiempos antiguos. C O S T A . Confinando esta provincia al S. con el Océano , creemos propio de este lugar fijar los puntos de la costa por donde Íiasa la linea divisoria para la mejor inteligencia de nuestros ectores. Principia aquella en la barra que se forma en la desembocadura del r. Guadiana entre las 2 puntas ó bajos llamados picachos del Este y del O., aquel de España y el último de Portugal desde luego se encuentra á Ayamonte y para entrar en su barra se debe enfilar primero la iglesia de Cazela con un mogotillo que hay cerca de Montegordo, nombrado Mogote-azul, sigúese esta eufilacion hasta 2 molinos de viento que están á la parle E. del cast. de Ayamonte, y volviéndose á enfilar uno por o t r o , que será cuando ambos demoren al N. 30° 3 0 ' O. se seguirá este rumbo hasta ir por medio del canal á 2 cables antes de llegar á estar de través con la punta de San Antonio, y dejando toda marca se tomará por la medianía del Rio hasta estar EO. con Villa Real, en donde con embarcaciones de algún porte se dará fondo, y con chicas se seguirá para dentro cuanto se quiera. En baja mar , los dias de conjunción y oposición, hay solo una braza de fondo en la b a r r a , y al paso que se interna se aumenta á 2 ó 3 , advirtiendo que crece el agua en dichos dias mas de 2 brazas, sucediendo en ellos la pleamar á las 3 de la tarde. La punta citada del E., esto es, la de la parte de España , se llama de Canelas, tomando este nombre de la torre vijia que hay inmediata, construida sobre las marismas y arenales próximos de la costa ; desde esta punta sale hacia el S. un placer de arena de 2 millas de largo, que termina donde llaman el Picacho. Una leguas larga de la torre de Canelas al N. 27* E. de ella, está el pueblo de la Higuerita ahora Isla Cristina, con barra á su entrada al SSE. d é l a población y los placeres que la forman, salen como 1/2 milla de la costa. Para entrar por esta barra se deberá enfilar la punta del Caimán con la iglesia y se seguirá esta enfilacion hasta estar próximo á dicha punta, que ya se estará de la parte de adentro de dichos bajos , y luego dirigiéndose por la medianía del canal, se i rá á fondear frente del pueblo por 3 brazas en baja mar. Al E. de la barra de la Higuerita, dist. 5 millas, está la de Tula, formada por una punta de arena baja en su parte del E., y por la del O . , el estremo de una isla que formó el canuelo mas N. de los que se citaron al hablar de la barra de Ayamonte; la de Tuta queda en seco y solo tiene uso en pleamar para barcos costeros ó pescadores, de quienes solo bay algunas barracas para depósitos de unos peltrechos de almadrava. Como al E. 1/4 NE. déla barra de Tuta, 1 leguas larga está la barra del Terrón, que abrió un temporal años pasados con la boca al S . , muy estrecha, y en baja mar solo tiene 5 palmos de fondo. Al N. 79" O. de la boca de esta barra dist. i / 2 l e g . , está la torre del Catalán , situado en un alto de tierra abarrancada y colorada, que continúa al O. hasta la barra de T u t a , y al N. 67" E. se ve la torre del Terrón; sigue luego la barra de la Marijata, que la forma una punta de arena que sale á la parte E. con placer hacia el SSO.; esta barra y la anterior conducen á Lepe y Cartaya. Vése después la punta de Umb r i a , que es la primera y occidental de la barra de Huelva, nombrada Engaña-bobos por lat. N. 37° 8 ' 5 6 " ; frente á dicha punta empieza un placer dejando canal entre él y la costa, en cuyo estremo y otro que sale de la punta de Picacho , se forma la boca principal de la entrada de Huelva , nombrada Barra de Rodrigo; para entrar se enfilará y se verá un islote muy raro que llaman la Ballena y demora desde la torre de la Arenilla N. 40° O.; y habiendo rebasado el islote, se gobernará en demanda de aquella población que dista 3 / 4 de l e g . ; si se fuese á Palos ó Moguer, se deberá hacer la misma derrota hasta la precitada torre de la Arenilla y de esta por el brazo del r. que sigue al N. 47* E. A la parle N. de la punta de la Umbria pegado á la costa, hay varias isletillas con Canalizos que en pleamar facilitan los tránsitos. De la punta del Picacho al S. 65" 30' E. está la torre de Oro , y á 1 leguas de esta la del Asperillo ; al S. 5 4 ' 30' E. y á la dist. de 2 leguas escasas, vése la de la Higuera , y como unas 4 millas al S. 47" E. la de Carboneros, y por último la de Salabar al S. 24° E. de la anterior. La de San Jacinto al S. 24" E. de la espresada torre de Salabar, es el principio septentrional de la boca del r. Guadalquivir, donde empieza la Costa de Cádiz descrita ya en su art. correspondiente. Toda la costa que hemos recorrido comprende la estension próximamente de unas 20 leguas F R O N T E R A C O N P O R T U G A L . Empieza en Ayamonte y en la línea de 1 5 leguas que contiene, se encuentran los pueblos de Villablanca , Sanlucar de Guadiana, el Granado, la Puebla, Paimogo, Bosal de Cristina, el Almendro, Aroche y Encinasola, de cuyas circunstancias nos hemos ocupado y pueden verse cn sus art. respectivos. T E R R I T O R I O . Las dos terceras partes de su estension hacia el N . la ocupa la cordillera mas occidental de Sierra-Morena, tomando las denominaciones de sierra de Aroche, Aracena y Andebalo, según los puntos ó pueblos mas próximos á ella; la parle meridional de la provincia es terreno de aluvión cortado por frecuentes colinas. De los 6 partido judicial de que consta, los 2 mayores, el de Aracena y Valverde del Camino, ocupan las sierras espresadas, y los de Ayamonte, Huelva, Moguer y la Palma, el litoral y la campiñ j que eslo mas poblado y floreciente. La sierra ó sea la parte N. de la provincia puede dividirse en 2 clases, la mas elevada que es la de Aroche y Aracena, abunda en aguas y se producen con lozanía los castaños, cerezos, nogales, encinas, alcornoques y muchos frutales, que constituyen la principal riqueza de sus pueblos; la de Andevalo también elevada es mas seca y estéril, criando únicamente pinos y encinas, si bien sus muchos montes son muy útiles por sus abundantes pastos para el ganado. Delasmontañas principales la masalta en laprovincia es eJ monte de San Cristóbal, situado entre el pueblo de Minas de Rio Tinto y la ald. de la Adelfilla, teniendo el circuito de 1 leguas Síguciudad'e en elevación el cerro de Andevalo qne da nombre á la sierra; hay otro cabezo alto llamado la Peña, 1 /2 leguas al E. de la Puebla de Guzman; al lado de Aracena se ve la montaña llamada de San Giués y la sierra del Castillo del Cuerno, en el lérm. de Arroyo- molinos; las entradas y salidas de las precitadas sierras son muchas atendiendo al espacio que contienen , siendo las principales, Santa Olalla, Algarrobo, Ronquillo, Fuente de Cantos, Monasterio, Sla. Bárbara y Valverde del Camino, cuyos nombres los toman de dichas población Toda la cordillera de Andevalo presenta á cada paso indicios de minerales donde predomina el cobre y en ella se encuentra la célebre mina de Rio Tinto , de la que nos ocuparemos en su a r t . correspondiente, enla de Aroche y Aracena se conocieron en otro tiempo minerales argentíferos, mas en el diano se benefician, y hay también ricas canteras de mármoles y jaspe. En las gargantas y laderas de las montañas y en lo que hay cultivable, los terrenos son silíceos mezclados con tierra calcárea, óxidos de hierro y los restos de cuerpos organizados de animales y vegetales que han sufrido muchas y variadas combinaciones y descomposiciones ; los óxidos de hierro que abundan mucho en esta s i e r r a , se ven en diferentes grados de oxigenación desde el amarillo claro, hasta el rojo mas subido. Manifestados los acccidentes y la naturaleza del terreno en la parte montuosa , réstanos esponer que el litoral, si bien no es una superficie completamente plana, pues se encuentra interrumpida por diferentes sinuosidades y pequeñas alturas, 1 se diferencia notablemente de aquella. En su mayor parte el terreno es de aluvión , que sin duda en tiempos remotos estuvo cubierto por el mar ; las capas que se ven, unas son de arcilla y otras de arena, mas ó menos gruesa. Los mas fértiles se encuentran en Trigueros, la Palma , Escacena, Paterna , Villarrasa, S.Juan del Puerto y Huelva ; son de arcilla compacta interrumpidos de algunas vetas mas ó menos entremezcladas con silice; lo mas general, en especial hacia las costas, los terrenos son siliceos , y aunque entre ellos se encuentran algunos arcillosos , son de limitada estension , habiendo también otros que llaman albarizos muy propios para el plantío de viña y olivos. Ríos Y A R R O Y O S . Todos los que surcan por esta provincia, nacen dentro de ella. Las riveras de Murtiga y de Chanza pasan a desaguar al Guadiana en Portugal, teniendo su origen la primera en la sierra de Aracena y en la de Aroche la segunda. El r. Piedras nace en la de Andevalo, y pasa á desaguar en el Océano por la barra del Rompido ó de Cartaya, después de haber recorrido de N. á S. Ia corta estension de 4 á 5 leguas El Odiel se forma en la sierra de Arácona, atraviesa un espacio de 16 l e g . , hasta terminar en el Océano por la barra de Huelva , y el Tinto que tiene su nacimiento en las minas de cobre de su nombre, toma la dirección de SO. hasta confluir en el Océano por dondelo hace el Odiel, uniéndose en su desembocadura. En estos r . vienen á confluir todas las riveras y arroyos de la p r o v . , menos aquellos que pasan por los limites de la de Sevilla, que por un descenso natural van sus aguas al Guadalquivir ; entre otros puede nombrársela river a de Güelva ó Huelva, la de Sanlucar, el arroyo Carrallon, y caño de la Rocina. Las aguas de dichos r . se aprovechan muy poco para el regadío , ya porque no puede darse altura a l a s mismas, porvenir muy precipitadas, ó ya porque el terreno no es á propósito para el cultivo y producción; mas sirven en algunos puntos para dar impulso á varios molinos ha rinero y otros artefactos. A G U A S M I N E R A L E S . Las que merecen nombre en esta prov son las que á continuación vamos á espresar. En primer término son las de Fuente Tintilla que tienen su origen cerca de las casas de la ald. de la Coronada, que da nombre á los ba nos que hay en ella establecidos tiene su fuente y caño he chos de material, y reúne agua la suficiente para dar movi miento á un molino harinero de cubo. Remansadas sus aguas en una concavidad espaciosa , es donde se bañan los enfermos, desaguando en el Rio-Tinto por el sitio que se dice de la Coronada. Estos baños son muy útiles para los dolores reu máticos y de gota , para las obstrucciones del hígado , bazo y demás entrañas , para las úlceras del útero , y también pa ra la debilidad de la vista y nervios, siendo muy espuesto el beber esta agua de la Fuente Tintilla, cuyo gusto es agrio en alto grado. Trae dicha agua en disolución sulfato de cobre, lo que se deduce por la facilidad con que aquel metal se incrusta en el hierro que se echa en ella, por la especie de vitriolo azul que hay en las inmediaciones , y por las muchas escorias que se ven alli. Para favorecer la acción de estos baños , se recomienda por los inteligentes el uso de una agua ferruginosa que se encuentra yendo desde la ald. de la Coronada hasta 1/2 leguas mas allá de Calañas , al pie de la sierra que le circunda. Otras aguas de una virtud muy prodigiosa para estirpar llagas de toda especie, aun las mas rebeldes, son las de las Minas de Rio-Tinto, tan cargadas de partículas cobrizas. La horrorosa enfermedad de los carcinomas uterinos, con laque mueren casi rabiando las pacientes, encuentran aqui un eficaz y portentoso remedio. Asimismo son muy apreciables las de Sanlucar de Guadia na ; los baños se toman en las márgenes del r. huyendo de la rápida corriente que lleva; como la marea llega hasta esta par t e , los enfermos que quieren disfrutar de toda la virtud del agua, se bañan en baja mar. Tienen estos baños de muy antiguo, acreditada fama de ser útilísimos como tónicos del siste ma nervioso , antiespasmódicos , resolutivos y anticancero sos. Se cree que estas aguas tienen en disolución sulfato de cobre por el mucho mineral de esta clase que hay por toda aquella sierra con incrustaciones de hierro en estado de óxido en toda la superficie ; asi es que se han visto buenos resultados en las afecciones reumáticas, obstrucciones t debilidad de la v i s t a , vértigos y úlceras. C \MINOS. Desventajoso es el estado de estos en la provincia de que nos ocupamos el terreno por una parte , y por otra las circuntancias en que muchas veces se han visto todos los gobiernos para no poder prestar su atención hacia un ramo tan necesario ó importante, ya para la industria como para el comercio y la agricultura , han influido estraordinariamente en esa especie de olvido en que se han tenido los caminos ; con todo, en la actualidad se construye el que de Sevilla ha de dirigir á Huelva pasando por Manzanilla , Villalva , La Palma, Villarasa , Niebla y San Juan del Puerto; está y a proyectada la carretera que desde Huelva ha de llegar á Radajoz cruzando la Sierra-Morena por la parte mas próxima á la frontera de Portugal; los demás son de travesía , carreteros por el litoral, y de herradura por la sierra , todos en mal estado. P R O D U C C I O N E S . Debe distinguirse entre la parte montuosa y la llana en la primera abundan mucho los castaños, cerezos, noga'es, encinas, alcornoques y otra porción de frutales; los pastos, las semillas y cereales, si bien estos son en cantidad insuficiente para el consumo de la población, esta falta la compensa la abundancia de bellota con la que se ceba mucho ganado cerdoso que constituye el principal ramo de riqueza de estos pueblos; la parte llana es m u y á propósito para toda clase de plantíos y también para la labor; los olivos, viñas, higueras, naranjos y limoneros abundan por toda ella; en sus costas se coge mucho pescado tan vario como sabroso, y en sus esteros y marismas porción de mariscos. C O R R E O S . Para un servicio tan importante h a y en la cap. de la provincia una adm. con los empleados correspondientes y estafetas particulares en los pueblos de La Palma, Niebla, Trigueros, Gibraleen , Lepe, Ayamonte y Aracena. cuyos empleados son dependientes de la adra, principal de Sevilla los dias en que sale y entra la correspondencia en estos pueblos y demás puntos que de ellos dependen , pueden consultarse en sus a r t . respectivos. La falta de buenos caminos I'm pide el que por esta provincia transilen diligencias, haciéndose los medios de trasporte bastante lentos. I N D U S T R I A Debemos hacer distinción entre Ja que existe en Jos pueblos de la sierra y los de la costa; en los primeros 6e fabrican tejidos de lana y lino, especialmente en los del partido de Valverde del Camino, de los cuales usan todos los h a b . , cuya industria está encomendada a l a s mugeres, que también labran con penoso ti abajo mantas de mucha duración ; en Villanueva de los Castillejos, Valverde, Zalamea, Atajar y Calañas , se blanquea en diferentes lagares la cera que produce la p r o v . , y mucha que se introduce de Portugal; en la Higuera hay fáb. de tapones de corcho; en Zalamea , Aracena, Almonaster y Villanueva, diferentes de curtidos de cordobanes , becerros, baquetas y mucha suela; varias de botones de latón en Villanueva de los Castillejos, y en Almonte y Cartaya .5 hornos para sacar de los pinos brea; otra parte de los hab. se dedican al cultivo de los terrenos de labor y á la conservación y aumento del ganado lanar, y otros muchos se ocupan en cebar piaras de cerdos para abastecer el consumo de las provincia co-lindantes en los terrenos llanos la agricultura , especialmente la plantación de viñas y árboles frutales, es la ocupación dominante de sus moradores, y en la costa hay porción de fáb. de salazones, singularmente en la Isla Cristina, ejercitándose la pesca de atún, sardinas, bonito, corbina, merluza ó pescada. surtiendo del fresco á Sevilla, y del salado á toda la costa de levante con especialidad á Cataluña; en Huelva h a y varias fáb. de espartería, y tanto en este punto como en Cartaya y Ayamonte, se construyen barcos muy buenos de diferentes toneladas, ya con destino á los propietarios y fabricantes de la provincia que se ocupan en el comercio de cabotaje, ó y a para los negociantes de Cádiz, Gibraltar y Cataluña que prefieren labrarlos eu estos astilleros por su acreditada construcción y menos coste de materiales y jornales. Nuestros lectores apreciarán el estado que á continuación fijamos , que les demostrará el total de los buques construidos en los astilleros que espresa y en los añosa que se refiere. (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.