HISTORIA DE PROV. DE SALAMANCA , PROVINCIA DE Salamanca, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Salamanca

Historia de Salamanca


 


>



PUEBLOS DE Salamanca

Historia de Salamanca

Localización de PROV. DE SALAMANCA , Salamanca


MAPA DE PROV. DE SALAMANCA , Salamanca
COORDENADAS GPS:
40.964970 , -5.663025

PROV. DE SALAMANCA   (HISTORIA) .
  - Salamanca.


Datos de la localidad:

     una de las que formaban el antiguo reino de Castilla la Vieja. En lo civil y ndiu. es de segunda clase ; en lo judicial corresponde á la audiencia terr de Vaíiadadolid, en lo ecl. pertenecen, unos pueblos á la dióc de su Ili .¡in. nombre , otros á la de Ciudad-Rodrigo, vacíos á la de Coria, Avila, Plasencia y Zamora; algunos están ag.egados á la vicaria de Barrueco Pardo , prierai » de San Marcos de León, orden militar de Santiago; y por último, la 'vicaria de Santi Spiritus de la misma órdeu también cuenta algunos pueblos de esta provincia: finalmente, en lo militar es comandancia general dependiente en un todo del capitán general de Castilla la Vieja. Situación , Clima Y Vientos. La provincia que vamos á describir es aledaña por todo su lado occidental con el reino de Portugal, formando el r. Duero el limite divisorio desde Fermu.selle provincia de Zamora hasta el lerm. de la Fregeneda, partido judicial de Vitigudino; desde este punto hasta la Bouza el Águeda sirve de línea divisoria , luego el r. Turones hasta el término de !a Alameda, partido judicial de CiudadRoJrigo , y por último la cordillera de maníes que desde Fuentes dé Oiuro va bajando por Alamedilla , l'uebla de Azava, Albergueria, Casillas de Flore-; y Navas-frías á los puertos de San Martin y Villamiel hasta "Trevejo y Cilleros. Esta provincia se encuentra enclavada entre los 40° 10' y los 41- 25' lat. N. v los 1° 2V 3» 6' long. O., de suerte, que la cap. se halla á los 1° 35' long. O. poco mas ó menos, y los 41" 5' lal. N. El estado atmosférico de ella es vario en Hstrerao asi ComiÓ su clima. Los vientos que con mas frecuencia reinan son el NO., que se conoce con el nombre Gallego, y por Bjrgalés alN., mas comunmente denominado Cierzo: tamtiien son frecuentes el S. y SO , que en muchos puntos de la provincia generalizan con el nombre de Serrano. Las enfermedades mas comunes que se padecen son intermites, fiebres gástricas y tifoideas, con abundancia de catarrales y pulmonías. ????. ? Confines. La prov de que nos ocupamos se componía en 1TJ8 de tres part, administrativos; eran estos el du la cap., el de Bajar y el de Ciudad-Rodrigo; á ellos estaban agregados, no solo los pueblos que en la actualidad la componen, sino los que formaron después el part, del Burcu de Avila quo en la división terr. de 1833 se segregaron de aquella ; entonces la provincia tenia mas estension por la parte oriental-meridional. El part, de Béjar se estinguió á consecuencia de haberlo propuesto el intendente de Salamanca en representaciones de 1~ de setiembre de 180Î y 27 de enero do 1803, las cualesfueron estimadas Por el Sur M., quien á propuesta del consejo de Hacienda decretó, que desde 4.° de enero de 1805, li provincia de Salamanca se dividiese en dos partido, agregándose los pueblos del de Béjar para el pago de contribuciones á los de la capital y Ciudad-Rodrigo ; uno y otro se sub livitlieron en Quartos y Rodas Componían el part, de Salamanca los Quartos dé Armuña, de Baños, de Peña del Key, de Val-de Villoría, de Rio al Mar, de Cantaibeque, de Allende el Rio, de Abajo y de Arriba, del Campo , de Valvaned.t, de lo Llano, de la Sierra , de Ojeda, del Rio, de Abajo en la jurisdicciónde Salvatierra de Turmes, de Arriba en dicha junsd., de San Pedro, del Orillar, de San Bartolomé, de Aravalle y de Santa Lucia; Las Rodas de Ciperez, de Mieza, de Villarino, del Campo y
    de Garci-Rey; los pueblos comprendidos en lo que se llamaba jurisd. del Mirón y 45 v. eximidas. El part de CiudadRodrigo lo formaban lo< pueblos enclavados en el Campo de aquel nombre y en el de Agadones, Robledo, Algalian, Camaces, Yelles y 28 v. eximidas. Con arreglo à la division de que nos vamos ocupando se agregó á Salamanca un pueblo del part, de Toro y 3 del de Avila, pasando del de Salamanca á Valladolid, Bobadilla del Campo, y al part de Ciudad-Rodrigo 9 pueblos; ademas los Sexmos de lo Llano, de la Sierra y de la Rivera que pertenecían al de liéjar se agregaron para el de Avila, pasando también S pueblos del part, de Ciudad-Rodrigo al de Alcántara en la provincia de Estremadura, y viniendo de esta para aque pl pueblo de Navas-frías, y do Plasencia Soto Serrano. Constituida la provincia en la forma que dejamos espuerta, sn lim N. confinaba con las de Zamora, ???» ? parte de la de Valladolid , el cual se cslendia al E. desde Canlalapiedra hasta cerca de. Aldi-huela do Flores de Avila, en donde esta provincia empezaba á colindar con la de Salamanca por el lado oriental -. 11 linea se prolongaba desde Cepcdosa á Mei cadillo y dejando dentro de aquella provincia el parí, del Mirón y el Sexmo de Piedrahila, venia á terminar por bajo de la confluencia de Arroyo Garganta en el r. Aiberche. La provincia de Est remadura y alguno que olro pueblo de la de Ti/ledo componían el lím". merid., y el reino de Porlugal todo el occidental La división de España por departamentos proyectada en 1b09 variaba completamente el anterior arreglo: de la pruv. de Salamanca se hacían dos de aquellos, uno titulado departamento del Tormén , su cap. Salamanca, y el piro del Águeda, su cap. Ciudad-Rodrigo; el primero debía confinar por el N. con los departamentos del Esta (León) y del Currion (Palenciat; por el Oeste, SU y S. con los del Duero y l'isueraa (ValUMLl) y el del Águeda, y por O. con el Duero frontera de Portugal. El departamento del Águeda CiudadRodrígo) confinai),i por el N. con el del Ti>nn'.s. empezando el Tim. cercada! r. AL-Síar cuyo curso seguia hasta ?u confluencia con el Turnus ; después pasaba al Sur de Villagonzalo y al N de Montcrubío de la Sierra á encontrar las Veguillas, y lomando aqui la dirección del r. Martilla y la del Huebra buscaba la del Yeltes hasta su unión con él Duero, en cuyo punto terminaba el limite por ser ya frontera de Portugal. Era aledaño por el E. con los departamentos del ????? y Pisuerga , el Tajo (Oáceres) y el Alvcrche; pjr el S. con los departamentos del Alagan y Tajo y por el Oeste con el reino de Portugal. José Bonaparle decretó en 1810 otra nueva division territorial por prefecturas, ateniéndose casi en un todo ? la divUiua por departamentos; la provincia de Salamanca formaba dos; la una llevaba aquella denominación, la otra se llamaba de CiudadRodrigo: el prefecto de la primera debía residir en la cap. y en Zamora y Toro un subprefecto. Ciudad-Rodrigo debía ser cabecera de prefectura, y Navarredonda y Béjar residencia de dos subprefeL'los. De la simple inspección de los lím. se ve que parte de las provincia de Zamora y Turo se agregaban al departamento y prefectura de Salamanca, no teniéndose entonces en cuenta para nada la línea que v» formando el Tormes entre una y otras provincia. y que siempre se ha cunsiderado como la mas natural y conveniente para la división de las mismas. Una nueva división terr. con calidad de provisional decretaren las Cortes en 30 de enero de 1822, y por ella la provincia de Salamanca quedó constituida en la forma y con los lim. que se adoptaron después , en 1833, los cuales son los que tiene en la actualidad y espresamos á continuación (•). Confina por el N. con'la de"Zamora; la linea de demarcación empieza en la orilla der del r. Tormes en su confluencia con el Duero entre las v de Fermoselie y Villarino, siguiendo dicha orilla hasta Villasequillo de Abajo; atravesando el r. va á parar al Sur de Carbellmo y N. de Polilla y Zorita ; al E. de Vadima; al N. de la Samaza, la Sagrada y E<¡>ino Mojado; at S. de Santaren, O. de Asmcnal, N. de Sanliz, S. de Mayalde, N. de izcalina, Izcala, San Cristóbal del Monto, Aldeamieva de Figucrua, Parada de Rubiales v Empino de la Urbada; corta en seguida el r. Guarefia en dos ue sus brazos que se reúnen al N. de Mollorido y pa-ia ¡il N. de Tarazona, donde concluye el lim. selenlrional. El del Este es con las provincia de Valladolid y Avila, empezando en el punió quo nos dejamos el anterior desde,donde parle para el E. de Viilatlores, Cantalapiedra, Palacios Rubios, O. del Oi-cajo de las Torres; E. de Hegama, Paradinas y Canlai acillo á buscar el r. .Wcniws, por cuyo curso continúa hasta la confrontación de Girmlconque queda para Avila ; sigue luego á atravesar el r. Al-??? por el Oeste de L)uruelo; corta en seguida el r. Zamptnn y el Martjañan, v se dirige por el E de Alcaraz, dejando para Avila los pueblos de liiego Alvaro, Martinez, Arcvalillo y Aldea del Abad á buscar el Oriente de Gallegos de Solmiron y la confluencia del Cjrneja con el Turmes, dirigiéndose luego por el S. de Tejados ; N. de Medinilla; O. de Neila y Puerto de San Bartolomé, terminando en las lagunas de Béjar. El lim. S. lo tiene con la provincia de Cáceres; empieza donde el anterior concluye y siguiendo la linea de aguas á los r. Duero y Tajo por el N. de Baños y (¿aguililla; S. de MontemayorfN. de Abadía, de Camino-morisco, de Nuuomoral, y O. de Pino y Gisar de Palomero va la sierra de Gata por donde continúa á la raya de Portugal por el S. de Navas-frías, que queda para Salamanca. 5l lim. O. es la frontera de Portugal hasta el Duero y después la márgenes izquierda de esto r. hasta la confluencia con el Tormes.

    (*{ No estará demás reproduicamos iquí la advertencia que hemos hecho en otras ocasiones Los nombres de ciertos pueblos, de los que vamos citando, tienen una nomenclatura diferente ala que se les daba en lo antiguo , y aun la ortografía también ha variado. Para designarlos tal como aparecen en nuestra obra , hemos consultado diferentes datos , tanto ant. como modernos , y de los mejores , de los mas auténticos y de los que en documentos oficiales y eslraoficiales se usan generalmente hemos compuesto el nomenclátor que nos hh servido de guia en esta provincia.

    También debemos advertir que hay muchos nombre« de alq., desp , acthai y montaracías , cuyo tí!rm. formaba anl*i ayunl. de por si . y que ahora están agregados i otras municipalidades , asi como en la actualidad varios ayuntamiento no eran «a lo ant. m?i qu« simples alq. desp. 6 aceñas.

    De la reseña que acabamos de hacer, muy fácil de comprender, teniendo á la vista el mapa , se ad'vierle que la diferencia quo bay entre la actual división terr. y la antigua consiste, en que la segunda contaba en su comprensión todos los pueblos que formaban el parí, del Mirón y los Sexmos de ?? Llano, de la Sierra y de la Rivera, que perteneciendo al aut. part, de Béjar fueron segregados para Avila, viniendo en el dia á formar el partido judicial del Barco de Avila. Aun después de la división terr. de 1833 se hicieron algunas alteraciones en los partido judicial de Ledesma y Lumbrales, hoy Vitigudino, segregando de esto para el primero seis pueblos Cflb. de ayuntamientoT los cuales volvieron después á Viligu.iino en razón de las dificultades que muy luego se tocaron por esta desnivelación en el lerr. de los dos partido

    La provincia de Salamanca, tal como se halla en la actualidad afecta una finira que se aproxima á la de un trapecio, el mayor de cujos lados, casi paralelos, es el occidental, que va desde Navas-frías á Viibrino y corresponde á la frontera de Portugal, forman lo por la paite inferior y á la der. con el meridiano un ángulo de 14° con su abertura hacia ' " Este mismo lado enlre otros senos del tercio superior uno de consideración, formado por el tér.n. de la ? re qut; confina ca oriental las de Bejar, y en medio las de Francia. El lado mavor (occidental),que es la frontera de Portugal, tiene Î54/Î íeg. de las do 20 al grado; el setenlrional 22; el oriental 4*7. y el meridional 48, por lo cual el área de este trapecio es de. 420 leguas cuadradas masque menos. En dicha área las ocho cabecera dé part, están situado del modo siguiente: Ledesma, cerca del lado setentrional con inclinación al occidente; Salamanca, á 8 leguas del vértice romo del ángulo superior oriental; Peñaranda do Bracamente, al tercio superior del lado oriental; Alba de Tormes, cerca de su medio; Bejar.eo su ángulo inferior oriental ; Sequeros, no lejos del medio del lado meridional; CiudaJ-Rodrigo, en mitad del ángulo inferior occidental, v á 8 leguas de su vértice, y Vitigudido un poco mas arriba de la mitad del lado occidental por frente de la Fregeneda y á 6 leguas de ella. El centro de la provinciapuede figurarse entre Malilla y Peramato, hallándose distribuidas las cabecera de part, hacia la circunferencia. La dist. que media entre unas y otras y la que hay á la ciudad g. y á las prov colindantes se manifiesta en el siguiente cuadro.

    [table]
    Territorio ? sus Accidentes. El lado SE. de la figura que presenta la provincia está festoneado por montañas graníticas que se enlazan v forman parte de la cordillera Carpeto jnsu abertura hacia el N. Vetónica, uniéndose por el E. ala sierra de Avila y por el S. os y salidas présenla al fin j á las de Gata, en una ostensión de 8 á 10 leg , cuvas raonU

    — _- —ideracion, formado por el ! ñas se conocen con los nombres de sierras delJéjarv di

    regeneday limitada al N. p ?-el Duero, con el ¡ Francia Cerca del punto de contacto de estas dos y "á U ;asi todo el tercio superior llenos de senos y sa- l parle S. se levantan un núcleo de ellas que esparcen dife
    lidas subalternas. En una de ellos está la Hinojosa ; cerca de Otro subiendo Saucelle; Vilvestre en el tercio por cima de Espa Ja-en-Cinta, pueblo portugués allende del Duero; Mieza se ve cerca del cuarto; Aldeadavila del quinto y Villaríno cerca del seslo, enfrente de Ventosa, pueblo portugués. í,os dos tercios inferiores de esle lado están casi limitados por el r. Águeda, escoplo cu la parte inferior, que presenta una curva iio muv cóncava por cima y por bajo de San Felices, Ja cuil pasa á ser convexa por cima y por bajo de Fuentes de ?????, enfrente de Vula-fermosa , pueblo portugués, allende el r. Turón.

    El segundo paralelo que es el oriental, y viene desde Palacios Rubios hasta las Casas del puerto de Tornavacas, forma un ángulo un poco mas abierto con el meridiano, hallándose su seno mayor mas bajo del puente del Congosto, que separa esta provincia de lade Avila. El superior divide en su parle máxima la prov de Zamora, y en su minima por el NE. la de Valladolid. Este lado es muy irregular y corre con alguna oblicuidad de O. á E , deprimiéndose hacia este panto cardinal. El lado inferior abarla esta provincia de la de Cáceres y forma lodo él una gran concavidad hacia esla última, delineando en su unión por el lado occidental una punta de corazón , v en Lagumlla una salida. Viniendo al estremo occidenlal de este lado están las sierras de Gata, alrentes ramales al rededor, formando uno de ellos el puerto de Baños; otro marcha al N. de Bucedas, Medinilla, pueblos de Avila, V'aldelacasa y los Santos, y se incorpora con ja sierra de Francia. El tercero de dichos ramales loma la direccionalS. del Barco de Avila, comunicándose con las sierras de Gredos; el cuarto marcha hacia Plasencia. En la mayor de estas montañas hay región de nieves perpetuas y grandes lagunas en los bacinetes. Las sierras de Francia forman, degradándose, varios ramales y contraviesas hacia el NO.; uno de aquellos viene por los pueblos de Linares, F rades y Fuente Santa, corriendo otro al NE. E deCiudbd-Rodrigo, á la dist. de 4 leguas, formando el monle Tenebron, y rematando enlre Serranos y Santi-Spíritus. Par« trasponer la sierra á la de Francia se encuentran cuatro puertos ; el de Pajares, enlre los Santos y San Esteban de la Sierra; el de Tornadizo? ó de Linares; el de la Rinconada ola Quilama y el de la Calderilla. Al pasar de la provincia de Cáceres á la de Salamanca, no solo sostiene la elevación que le dan las sierras en el puente de Baños, á la salida de la Alberca, junto á las Batuecas, y desde San Martin de Trevejos al part, de Ciudsd-RoJrigo, sino que viene elevándose hacia la cap. y hasta fuera de la provincia Se deja conocer por lo espuesto, que los parí. judicial de Bejar y Sequeros comprenden eu su mayor parte un terr. quebrado, siendo sus montañas graníticas. Los valles contienen buen mantillo, y como abundan las aguas, se encuentran muy metidos en cultivo, aunque poco esmerado, atendida la difícil y escasa esportacion de sus productos. Los schitos asoman viniendo de B¿jar á Alba hacia Pizarral y Salvatierra, estendiéndose por las cercanías de la Maya y Beleiia. Mas cerca aun de Bejar, en Fuentes, el Guijuelo y "el Guijo, se encuentra mucho guijarro y grandes y numerosas hojuelas de mica entremezcladas con algún granito. A los alrededores de Mozarbez la pizarra présenla muchas variedades, la micácea, la e.sleálica, la arcillosa; asi como acercándose á la capital en todas direcciones, la piedra arenisca y arcillosa, aunque también hay abundancia de calcárea. Bajo este aspecto, esto es, bajo la forma de graderías, se levantan los tesos de Cabrerizos y de Carbajosa y los Arapiles. Pur lo demás, la cal blanca se espióla abundantemente i-n los alrededores de los Villares, de Aldeascca y Cabrerizos. Se encuentra también piedra berroqueña granítica en las inmediaciones de Tamames, de Fuentes de ?????, de Linares,el Escurial y Fuenle Guínaldo , donde la hay pizarrosa como en los arribes, media hora del Duero. Las dos márgenes del Tuimes, desdo I leguas por cima de Ledesma , están cubiertas de piedra berroqueña, abundando en las cercanías de dicha v. y en lo Jo el pais, entro Ledesma, Vitigudino y el Turmes, la que se 11?:?? ramayeria En el terr. del part, de Ciudad-ÍU>Jrigq,se encuentra mas pizarra berroqueña y de granito, especialmente en las inmediaciones dé los pueblos de Robleda y Gallegos del Mirón. Hay también allí en una isla que forman cl Dettes y el Ayueda una piedra que ? la vista parece caliza y da chispas.

    Se encuentra en las sierras varias canteras de piedra de construcción y una sola útil para los molinos. Entre las primeras son notables las de Villamayor y la de Calzadilla, á 1/2 leguas al O. de LeJcsrna.la cual es berroqueña granítica. La de molinos e-tá en Morille, que se describió al hablar del partido ¡uJ. de la capital Ademas de los criaderos de cal 8e que queda hecha mención , los hay en la deh. del Pilo, en la de Pastores, en el término de Guinaldo y en la montaña de Qjílama, term, de Valero, así corno en Villarino, cerca del Duero Entre las sinuosidades y parages peligrosos que existen en la parte montuosa de la provincia, son notables bajo diversos aspectos los dos sitios en la sierra de Francia, el de las Batuecas y el de la cueva de Quilama, que aquí no describimos por haberlo hecho en olro lugar.

    Las tres cuartas partes del territorio de la provincia están cubiertas de arbolado, especialmente de encinas, bastante roble, algún fresno, chopo y álamo; en las sierras de Francia y Linares habia antiguamente muchos castaños , para cuyo territorio era un pingüe ramo de riqueza, qua casi del lodo ha desaparecido ahora. En la contravesia que se desprende de las sierras de Béjar y de Francia en dirección de Este á Oeste existen muchos lerr. baldíos por roturar, cstensas lomas y altillanos cubiertos de matorrales, dejara torvisco y palma, terr. conocido al E. con el nombre de baldíos de Salvatierra, y al O. con el de baldíos de Ciudad-Rodrigo. La parte mas rasa de la provincia es el pais de la Armuña y el part, de Peñaranda al NE. de aquella y la cap. Brotan muchas plantas y yerbas medicinales en todas las sierras, especialmente en la de Francia ; flores cordiales , plantas lechosas, Dornas, aceites, todo se encuentra por aquellos sitios. El beleño, el estramonio, la brejonia , el elecho macho y hasta el té se da espontáneamente en algunos punios de dicha sierra (Miranda del Caslañar). La grama, la borraja, la viólela, el malvabisco, el marrubio blanco son cumunes en todo el terr.; la fina y aromática manzanilla se da en abuudancia en el part, de Salamanca y en el valle de Cabrera.

    Minas. Existen muchas en la provincia denunciadas. no ha muchos años y abandonadas casi lodas en la actualidad. Se encuentra en el parí, do Vitigudíno la de Bermellar, de estaño y plata ; la de Hinojosa del Duero, de arenas argentíferas V mas bien de cuarzo hialino ferruginoso; la de Fregeneqa, de arenas uriferas, y la deVillasbuenas de falsos topacios. En el part, de Sequeros hay una de escelente hierro situado en Herguijuela de la Sierra; otra de antracita en los cerros de Linares , esta por esplolar y aquella mal trabajada , sin contar con las muchas desconocidas, eomo la de Quilama y otras. Si se desea una prueba de que el terr. de la sierra de Francia contiene metales en abundancia, obsérvese que el Alagan, que lame la« falda» de aquellas montañas arrastra en sas aguas arenas de oro puro que re-r cogen los habitantes de las Jurde*, al pasar por tan ignorado, sombrío y escabroso país. En el part, de Alba se encuentran las minas del Guijuelo, Campillo y Palacios de Salvatierra, de sulfuro de plomo; por osle último pueblo pasa un arroyuelo, cuyas aguas llevan granitos da oro. que recogen alguna vez los veciudad de él. Di; notar es la multitud de IraquiUs, tefrinas y otrasprod. volcánicas, que se recogen en las inmediaciones de Salamanca: la peña del hierro al O. de la ciudad é inmediata al r. es un irrecusable testimonio. Abunda en la provincia la arcilla roja , y en las cercanías de Salamanca, Tamames y Peralejos de Abaja la arcilla plástica , por cuya razón son estos 1res pueblos el centro de la industria de alfarería. Son muy notables los ejemplares primitivos de aragonila que se encuentran por varios punios; en la sierra de Francia ; los hay de turmalina, y en las cercanías do los B.iïios de Ledesma se ven lipidolita con grandes y muchos espejuelos de mica. El gres rojo y el abigarrado compone muchas de las capas que se ven en las cortaduras del terr. en dondo esluvo el fuerte de San Vicente (Salamanca;. El cuarzo opaco, blanco , lechoso y tinturado por óxidos de hierro se juila en donde qu.era qua la pizarra abunda, y la cuiilu ó pretosilez -agrisado con todos los caracteres de fonolita, se encuentra en las orillas del Tormet por cima de Salvatierra.
    Ríos ï Arroyos. Los r. mas notables que corren por la provincia son, el Duero, el Termes y el Alayim, de los cuales son tributarios iuliuidad de riach. y arrojos que se mencionarán mas adelante. El Duero después de haber atravesado la provincia de Zamora y separádola de Portugal, entra en la de Salamanca bañando el limite occidental, desde Yillarino de los Aires por Pereña, Aldeadavila , Vilveslre , Mieza, Saucelle é Hinojosa hasta por bajo de la Fregeneda, sirviendo en esta eslension, que es de tí á T leguas de frontera á los dos reinos, sin que de allí adelanle vuelva á bañar territorio español. En el espacio que corre por la provincia de Salamanca va estrechado, como se ha dicho , por ambas riberas, formando un cauce profundo, pero cortado por enormes peñascos, quo ofrecen otros tantos escollos y bagios; uno de estos, el mas peligroso, el que hu impedido hasta el presente que los barcos que suben a la Fregeneda pjdierau llegar á Zamora, con infinitas ventajas para estas dos provincia, es el llamado Cacliun de Mieza que sin estremados sacrificios pudiera taladrarse, haciendo de él un pequeño Túnel, con lo cual la navegación del Duero daría diferentes resultados que los que ahora reportan las provincia españolas que le son aledañas. Son alluentes de esle r. por parte del territorio de la provincia, esto es. por su orilla izq en primer término el Turmes, entre Fermuselle y Yílbrino; sigue el r. Musueco, al cual aíluye un poco autes de desembocar en el Duero el riach. de las Ceas : uno y otro y muchos mas arroyos tienen su origen en las conlraviesas que se destacan de la sierra de Francia y su eslabón occidental que viene á perderse en el part, de Ciudad-Rodrigo; es decir, que nace en la confluencia de los part, de Sequeros, Ciudad-Rodrigo, Ledesma y Viligudino, cuyos terr. riegan y dan ocasión á los frescos valles, amenas cañadas y hondas riebrasen que aquellos están cortados. El Yeltes es otro de los tributarios del Duero, que con mas caudal viene desde Linares aumentándose con el Huebra. procedente de aquellas sierras ; pasa por Peramalo y Huebra, crece con otras riveras al Sur de Yecla, donde tiene un puente, abulta ya mas al O de Guadramiro con el nombre de r. Cerralbo donde tiene otro puente ; se le incorpora junto á Bermellar el riach. de Camaces y asi enriquecido el Yeltes se arroja al Duero cerca de Saucelle , por entre escarpados riscos y fragosos arribes Lo mismo hace el Águeda, que aumenta sus corrientes con las aguas del A~aba y del Encalao, y después de pasar lamiendo los muros de Ciudad-Rodrigo llega al N. de la Bjuza, puebb portugués, comenzando á servir de limite á los dos r. basta que se pierde en el Duero, en el sitio de la Vega de Terrón, por bajo de la Fregeneda.

    El Tormes es el segundo de los r. notables que atraviesan esta provincia Sus primeras aguas vienen de Baraujas y Navarredonda, en el part, de Piedrahita, provincia de Avila . incorporándose á él muchos arroyos y el r. Aravallf. Desde el pueblo de la Solana se dirige al de Tejado provincia de Salamanca : cqrre oblicuamente del EES. al OON., despues a« inclina al Sur de Salvatierra , toma luego la dirección N. hasta Alba que tuerce su curso háoia el NO. á entrar en el Duero cerca de Fermosclle. El Tormes mueve en todo su curso porción de piedras de molinos harineros, algunos lavaderos de lana y varios bátanos de rmntas y paño bui do ó sayal. li! Alagan es también r. notable en esta prpv., el cual lleva sus aguas al Tajo. Entre los afluentes del primero es el principal el r. llamado Cuerpo <le Hombre, cuyas corrientes se emplean en beneficio de las máquinas de papel continuo del pueblo de Candelario, y en las fabricas de tejidos é hilaza de Béjar.

    AÜuas Ímm.i:\> :.s. Las aguas termales y sulfurosas y mas las ferruginosas abund.in'en esta provincia Son notables en primer concento las de los baños de Ledesma à 2 leguas E. de dicha población que alcanzan de i3 á 4Í» de calor , con la notable particularidad de que crece aquel progresivamente á lo que se advierte. A \ leguas al O. de la misma v. de Ledesma hay otra fuente termal y sulfurosa abandonada completamente por efecto de la m:is reprensible incuria. Otro manantial recientemente aprovechado hay á 3 leguas SE. de Citidad-Rodrigo, conocido por los baños de Caldillas, de poco calor, pero de muy buenos efectos. Comu ferruginosas y de propiedades saludables son dignas de notarse las aguas de Bübilafuenle, las de Tamames, Berrocal y Espino de los Doctores. Calidad Del Terreno. En los alrededores de la capital de esta provincia, asi como en el parí, de Peñaranda y mucha paite del de Alba, el terreno es feracísimo, aunque árido por lo mns; pero lo es con especialidad todo el que se comprende en lu que se conoce como cuarto de Armuñas; en él abunda la cal y la arcilla, asi como en lo demás de la prpv., y sobre todo en los part, de Ledesma y VilíguJino el silice. El terreno margoso de la Armuíía, Peñaranda y parle del de Alba da píngiies cosechas de granos Hay puntos en donde la producción de cebada es de 40 y 45 fan por una, y de 20 j 30 l¡i de trigo. Los hay en que solo descansan las tierras un año entre cinco v sels, aunque en lo geiural es uno en cada tres y alternando. E! terreno es fresco en lo general, hallándose entrecortado por valles y cañadas, siendo apropósilo para pastos y arbolado El campo de Argañan en el part, de Ciudad-Rodrigo es de lo mas feraz, en'especiul su milad en dirección del r. Águeda. Pero lo que mas hace notable esta prov es la preciosa variedad de terreno y de prod. Cereales de todas clases, sabrosas legumbres, ricas trutas de lodos los climas, vinos y aceites, desde la arveja hasta e' lino ; de^de la socorrida patata hasta la delicada alcachofa; desde la sombría encina al verde castaño , al llorido almendro y a! precioso olivo, no se buscara una planta, un fruto que no se encuentre en algún punto de esta provincia Si se observa por su patte oriental y selentrional se encontrarán fértiles llanuras por los parí, de Peñaranda y Alba, cubiertos á trechos de copudas encinas y elevados pinos; eu el part, de Salamanca se presentará la" pelada , vasta y feracísima Ibinura de la Armuña porîa p.irte NE. de la capital, mientras que hacia el S. y NO. las sinuosidades que ya comienza á formar el terreno presentarán á la vista una variedad de aspecto y de producciones que se reproducen á cada paso. Ellas son como las 'iUimas degradaciones de las sierras de Francia y de Bejar; asi es que se van aumentando en la dirección S. y SO. de la capital, dando lecho y descanso á las aguas que vierten aquellas sierras y lugíir á las cañadas y anchos valles donde se apacentan grandes rebnïios y las mejores vacadas de Españn. En el mismo part, de la capital son notables- entre sus cañadas y valles, el de la ¡Uvera de Cañedo al NO. de aquella y el de Cabrera al S Siüuiend» á uno y otro lado de la capital hacia los part, de Alba y Ledesma se advierte un cambio notable y hasta de temperatura, por efecto de los muchos bosques, especialmente de encina. Su leí reno, pobre en lo genera' para el cultivo, solo se utiliza en sus pastos, habiendo en él infinitas deh., desamortizadas hoy, por haLer pertenecido en otro tiempo á manos muertas. Únese el part, de Alba con los de Bejar y Sequeros por e! S. y el de Ledesma con los de Vitigudino y Ciudad-Rodrigo al O. y SO. y en ellos se veri Sean cambios continuos de rústicos paisajes. Por una parte, arribes de amontonadas piedras berroqueñas estrechan el lecho del Tormes y del Duero hasta tal punto, que el de aquel se ve casi corlado á 2 leguas por bajo de Ledesma, en el sitio que llaman Salto del Gitano; por otras montañas altísimas y de frondosas faldas parece que se obstinan en cerrar el paso á los r. Cuerpo de hombre, Alagan, Francia, Sangnsin y el Quilama, siendo espesísimos los bosques de castaño?, robles, jaras, madroñeras y lentíncos que ofrecen una guarida segura al cerdoso jabalí v al uraño lobo. Por último , las hermosas laderas cubiertas áe viñedo, de frutales y olivos; las copiosas y cristalinas fuentes; los mansos arroyuelos y las vistosas cascadas ofrecen al espectador un paisage lle'no de atractivos.
    Caminos, tan solo un camino general cruza el terr de esta provincia, que es el de la famosa calzada de la Plata, subsisten a gunos trozos en buen estado, aunque en su mayor parte está deteriorada. Lo propio sucede con la calzada "del Duero que tantas utilidades debiera reportar á todos los pueblos de esta provincia y mas principalmente á los del part, de Ledesma, Salamanca y Viticurlino : á pesar de todo, por esa punible incuria que se'advicrle ya en los particulares ya en las corporaciones, un camino que debiera ser fecundo manantial de riqueza en este pais, aprovecha de poco por las dificultades que presenta p.ira los trasportes y acarreos en grande escala délos frutos y géneros de la provincia que debieran encontrar su salida principal por el ? Duero. La naturaleza del terr. no permite sin grandes esfuerzos establecer buenas vias de comunicación, por lo cual las que hoy presenta son las mas necesarias é indispensables para la conducción de los frutos del p lis de unos a otros pueblos, i costa las mas veces de grandes incomodidades y no pocos dispendios. Correos. Solo hay en la cap. de la provincia una adm. general con los empleados y sueldos de plantilla, dependiendo de ella 7 adm. subalternas: los balijeros están pagados por el presupuesto de gastos de sus part, respectivos, percibiendo los administradores ó estafeteros el 3 por 400 de lo que despachan.

    Producciones Por lo que queda espuesto en los párrafos anteriores, infiérese que esta provincia es rica en cereales de toilas clases : la cosecha de lino es también de mucha consideración, sin que sea escasa la de hortalizas, legumbres, castañas, frutas, vino y aceite. Sobresale entre la riqueza de sus varios ganados en primer término el vacuno ; en segundo el lanar merino, entreliño y churro, y en tercero el caballar, mular y asnal. Todavía abunda la caza eu medio de sus muchos perseguidores; en la sierra de Francia se encuentran jabalíes, y á uno y otro lado de sus faldas corzos y venados. Los r. de esa misma sierra alimentan mucha y esqiiisita pesca; los arroyos y lagunas, especialmente en los part, de Ledesma y Vitigudino, crian sabrosas tencas v muchos y sustanciosos cangrejos

    Industria. La provincia que describimos es esencialmente agrícola. Arrinconada á uri confín del reino , y sin comunicaciones espeditas con Portugal y ni aun siquiera con las provincia limítrofes y la corte, ïÎi circulan sus prod., ni los capitales encuentran colocación, y meóos estimulo para ponerse en movimiento. En Béjar y Candelario tiene aluuna animación la ind. fabril; en Peñaranda se esfuerza algún ! tanto, aunque con poco fruto. La fabricación de curtidos en Salamanca prospera, asi como en Herguijuela de la Sierra; en Villavieja se sostiene y en Ledesma decae. En Candelario existe una máquina de papel continuo y otra de harina en Arauro , parí, de Peñaranda Los jornales en las fäb de Béjar son crecidos, y han llamado hacia este punto mucha» brazos; en el campo son mezquinos, y sin embargo se nota que hay mas desahogo en los jornaleros del campo que en los que se ocupan en las artes é ind. fabril. Comercio. Son objeto de comercio en esta prov los art. que ella produce, los cuales se eslraen para Portugal v las provincia limítrofes. Las manufacturas de Candelario, Béjar, Salamanca y Peñaranda se llevan á diferentes puntos del reino , en los cuales tienen salida. Se importan géneros ultramarinos, paños finos, sedas, drogas y demás articulo?, tanto de los de lujo como de los necesarios para la vida. Ferias Y Mercados. Se celebran en la provincia i ferias principales : la de la capital, la de Alba de Tonnes , la de Vitigudino y la de Ledesma : todas son de ganados como art. de valía y consumo, en especialidad de muletas la de Salamanca; de toda clase de caballerías, la de Alba; de ganado vacunóla de Vitigudino, y de cerda la de Ledesma.

    El estado número 4 .* se ocupa de las persouas, esto es, del número de acusados, de los absueltos, de los reos presentes y contumaces, de los reincidentes ; de la edad, sexo, estado , instrucción y ejercicio, y de la proporción que las espresadas circunstancias guardan entre si. Cuu cuanto motivo huyamos dicho al principio, que el número de acusados que del estado resultan no corresponde à los accidentes topográficos y morales que la provincia disfruta, se conoce fácilmente de las reflexiones que del mismo estado se desprenden. La población de la provincia de Salamanca se gradúa en 2)0,344 aim., y siendo los acusados lío, ja relación entre los primeros y los segundos es de 290'088 á 1, la cual la coloca en el 22.° lugar de la escala comparativa de las provincia, e i decir, distante aun del término medio que resulta en toda la luición 26 unidades. La junta de gobierno de la aud terr. eu su informe al Sr. ministro de Gracia y Justicia, espuso no hallaba los fundamentos especiales del desarrullo de la criminalidad en esta provincia. atribuyéndola á causas accidentales que le eran desconocidas; tampoco son á nosotros conocidas, sin embargo, en nuestra opinión podia esplicarse por su situación á lo-; lim can el vecino reino de Portugal, que ofrece á los crimín.iles un medio fácil de clu lir la vindicta pública, y que favorece el contrab.mdo. Indúreno? á ci errlo asi. en que enlre tudas las provincia es la de Salamanca la q je pro lorcion límente da mviyor número de acusados por delitos de'fraude ? 11 H xieuda Pública En el art. de Cnruña, nuil. (V.), hicimos notar que la propensión al contrabando en los gallegos, era uno délos vinos mas dominantes, lieg indo al eslrcmo de causar marcada influencia en la desventajosa proporción que presentaba la comparación entre los hub. y los acusados; pues lod:ivia es mayor el número de acusados" por contrabando en la provincia de Salamnnca. En aquel ten-, la rebicion enlre los acusados por fraude y el numero de aim. es ) ¡i ?,fií8'3í, y en esta provincia resulta 1 por ?,286'02, esloes, 34i hab. menos por cada delito Siguiendo el examen de los dt'mas que contiene el estado número 1.°, se ve que lus absuellos son ¡i los acusados como 1 á8,y que han sido absueltos de U instancia tres quintas partes y las otras dos libremente; que los contumaces están con los"reos presentes eni razón de 1 á9, los reinciilentes en la de 4 á 44, y que reincidieron casi dos terceras partes en el mismodeliio y poco mas de una en otro diferente, siendo el intermedio desde la reincidencia al delito anterior 3 años y 3 meses por término común. Coasta también, ^ue una quinta parte de los acusados cuenta de 40 á 20 años; algunos mas de las tres quintas partes de 20 á 40, y que los del último período no llegan á otra quinta parte; que las mujeres se hallan con los hombres en relación de 1 ¡i 8, siendo solteros mas de las dos quintas partes y los restantes casados; que casi una séptima parle délos acusados saben leer, una cuarta parte leer y escribir, / que los restantes carecen de toda instrucción; y últimamente, consta, que los que profesan ciencias y artes liberales están con los que ejercen artes mecánicas en proporción de 4 á 30. Descendiendo de las consideraciones generales á la averiguación de los part, quo han contribuido con el máximo y el mínimo á la suma de los 72S acusad' s, que lo fueron en toda la provincia, hallaremos el primer término en el de Dejar, que con una población de 27,006 hab. dio 41? «usados, y por tanto la proporción de 4 de estos por Í33'33 de aquellos: siguen á este los de Ledesma y Peñaranda de Bracamente , en los cuales la relación por su orden es \ ? 2Gä'29 v 4 á 2"2'47; el término mínimo lo presenta el de Ciudíid-Rodrigo 4 á 74246. Los de Alba de formes, Salamanca, Sequeros y Vitigudino tienen la proporción entre 4 á 340'38 y 4 á 338M7.

    El estado número 2.° se contrae á los delitos de homicidio y de heridas y á las armas empleadas en su ejecución. Los resultados de" este estado colocan á la provincia ae Salamanca en el mismo grado 22 de la escala comparativa de criminalidad en que la vimos , siguiendo el cálculo de la proporción por el número de acusados. En efecto, contando como ya queda dicho la provincia de Salamanca con 240,314 aim. y subiendo el número de delitos de sangre á 223, y la relación es943'44 á 4, y no es lo mas desventajoso que el estado presenta la espresada relación, sino que se ve dominar grandemente en ella la propensión á los delitos contra las personas, y un desconocido encarnizamiento en la comisión de los delitos, apreciando aquel por los instrumentos ooupados, á 201 alcanz» el número de estos, y entre elkn se cuentan 4 35 entre armas de fuego y blancas, 97 de uso licito y 38de ¡licito, sin quo pasen de una tercera parte los instrumentos contundentes. Éntrelos parí, el de Salamanca dj el término medio proporcional puesto que la relación de los hab. con el número de delitos es ll'Jo'31 á 4 ; distan mucho

    Cuadro nliii'ilitlrii por partite» judiciales, de lo concerniente á la población de dick«

    con Ion pormenor«* de

    [table]

    NOTA. La matricula catastral de esta provincia presenta acerca de la riqueza de la misma los números y clasificación*»

    Respecto á contribuciones contiene las que siguen : En concepto directo. Paja y utensilios. . Frutos civiles. . . . Subsidio industrial. Culto y clero. . . .
    [blocks in formation]
    Relación de cada una de estas contribuciones con la riqueza sobre que recae mas directamente, con la total y con la La de Poja y utensilios es el 2'60 por 400 de las riquezas territorial y pecuaria reunidas , y el 2'24 por 400 de la total; Los Frutos civiles son el 8'19 por 400 de la riqueza urbana , y el 0'53 por 400 de la total ; 5 reales 48 mreales por vecino, y El Subsidio industrial y de comercio es el 4'48 por 100 de la riqueza de su nombre, y el 0'36 por 100 de la lotal; 3reales La contr de Culto y clero es el 2'64 por 400 de la riqueza lolal ; sale á razón de 27 reales 42 mreales por vecino, y 6 reales 21 El derecho de puertas peculiar y esclusivo de la ciudad de Salamanca es el 29'65 por 400 de la riqueza de la misma, v Las demás contribuciones indirectas son el S'95 por 100 de la riqueza total, y salen á 61 reales 22 mreales por Vecino, y I* El total de contribuciones, esclnidp el derecho de puertas de Salamanca, aciende al 44'69 por 100 de la total riquM», birán las contribuciones de la provincia á 440 reales 22 mreales por vecino, 34 reales 4 mreales por habitante, y al 43'57 por 100subirán




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.