HISTORIA DE MONTORO, PROVINCIA DE Córdoba, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Córdoba

Historia de Córdoba


 


>



PUEBLOS DE Córdoba

Historia de Córdoba

Localización de MONTORO , Córdoba


MAPA DE MONTORO , Córdoba
COORDENADAS GPS:
38.026169 , -4.381874

MONTORO  (HISTORIA) .
MONTORO  - Córdoba.


Datos de la localidad:

    ciudad con ayuntamiento y cabecera del partido judicial de su nombre en la provincia y diócesis de Córdoba (7 leguas), audiencia territorial y ciudad g. de Sevilla (30). Situación y Cuma. Se halla A los 37« 58' 68" de lat. N., y 43« 44 30" de long., en una península formada á la margen izquierda del Guadalquivir que la ciñe por todas partes, escepto el itsmo por donde se une con la campiña: dicha península, toda de piedra, se compone de 3 cerros y otros tantos valles, por lo cual su situado es bastante áspera y desigual. Los vientos que frecuentemente la combaten son los del Este y S.; su clima es saludable, aunque algo frió en el invierno , y las enfermedades mas comunes son las calentuaas intermitentes y las gást rices. Interior De La Población Y Sus Afueras. Se compone de 4,740 Casas, todas construidas de piedra; la desigualdad del terreno y la circunstancia de estar agolpada tanta fmbl. en un reducido espacio, hace que aquellas sean por o regular estrechas y sin comodidades, contribuyendo la falta de aguas á que carezcan de árboles y jardines": cuenta 77 calles generalmente angostas y empinadas, si bien todas ellas tienen un mediano empedrado, y alumbrado de faroles de reverbero, que se costeó por él puebro en el año de 4846: hay 5 plazas, de las cuales la mayor de figura cuadrilonga, es bastante capaz y sirve para el mercado ; y la def Charco, que ecupa el centro de la ciudad, es el punto de reunión y de paseo, hallándose establecido en ella un decente casino. Edificios notables. El mayor y mas grande de todos es el puente que existe sobré el Guadalquivir, de tanta altura y elevación que á pesar de tener solo 4 ojos no han podido llenarlos las aguas del r., ni aun en sus mas estraordinarias avenidas: el arco de enmedio tiene 34 varas de ancho y 22 desde su clave hasta la superficie del agua, estando el r. en su estado normal, y los 3 restantes igual altura y 20 varas de ancho: su long."es de 214 varas y de 40 4/2 su lat., ocupando los muraliones laterales 345 varas de largo y 40 de anchura. Este puente fue costeado por los veciudad de Montoro por suscripción voluntaria, llegando á tanto estremo su entusiasmo que hasta las señoras se desprendieron de sus alhajas de oro, plata y piedras preciosas y las vendieron para esta obra, cuyo costó pasó de 200,000 ducados. Su construcción debió "empezar poco antes del año de 4500, puesto que los reyes Católicos por una real cédula, espedida en Granada en 43 de julio de 4504, concedieron á Montoro eu compensación de los gastos que estaban haciendo sus veciudad para levantar dicho puente, libre y franco de todo derecho aun para los forasteros, la gracia y privilegio de que sus moradores y  sus casas fuesen libres y exentas de huéspedes, y oue les pudiera sacar ropa, bestias, aves, ni otras cosas de guia ni de aposento, ni se alojasen soldados de asiento ni de tránsito, á menos que dichos señores revcs, sus hijos ó sucesores entrasen en la referida población Éste privilegio se halla confirmado por la reina Doña Juana por su carta y provisión dada en Madrid en 26 de noviembre de 1513; por el emperador Carlos V en 23 de setiembre de 4528; por Don Felipe II en 46 de enero de 1580; por Don Fcipe III en 14 de agosto de 460C; per Don Felipe IV en 5 de julio de 1628; ""por Don Carlos II en 18 de setiembre de 1690, y por Don Felipe V en 4 de diciembre de 4704. Otro de los edificios que mas llaman la atención es el del Hospital, que es uno de los mejores de Andalucía; está sil. en lo mas elevado de la ciudad, y es de buena arquitectura y bastante capaz. El principio de este establecimiento la del año,4632, en que se formó por la asociación voluntaria de diferentes sueetos una cofradía llamada de la Caridad, con el objeto de socerrer á los pobres enfermos, acrecentándose poco á poco con los bienes raices y donativos que lo fueron hechos por los veciudad: con ellos y le escasa renta de la obra pia de Caridad, fundada en 1633 por el presbítero Don Alonso de Lara Madueño, erigió el Sr. cardenal ¿alazar, ob. de Córdoba, el espresado hospital con la advocación de Jesús Nazareno, continuando en el mismo local que ocupaba la cofradía; pero siendo este reducido y poco ventilado fue trasladado al sitio en que hoy se encuentra, en II de enero de 1778, habiendo durado la obra, de poco gusto, que se hizo mas de io años. Concedió el avunt. para ella la deh. de Gallarinejo por tiempo de 10 anos, que produjo cerca de 20,000 reales, con mas de 100,000 que donaron también varias personas: después se ha mejorado bastante su construcción desde el año de 184-1 hasta el presente, hallándose ú cargo de la junta municipal do Beneficencia, y servido por hermanos y hermanas de la congregación de Jesús Nazareno. Ademas de las medicinas y socorros domiciliarios que se distribuyen diariamente, y de las eantidades que se conceden ¿ los necesitados por cartas de caridad, y para tomnr los baños de Arenosillo y Fuencaliente, tiene en su recinto 100 camas, en las que se admiten toda clase de enfermos, habiendo ascendido las estancias causadas en el «ño de 1846 á 21,414. Sus rentas en_ el último quinquenio ascendieron en cada uno de los años á 160,000 reales, procedentes de los arrendamientos de las fincas que posee, en virtud de donaciones que le han sido hechas por sugetos acaudalados de Montoro. Cuando fue establecido, estuvo á su cabeza para su dirección el hermano Diego de la Cruz, de la rica y distinguida familia de los Ulloas de Córdoba, viniendo "de los nospitales de Hinojosa y Pozoblanco los demás hermanos y hermanas fundadores. En la plaza mayor se encuentra el pósito, cuyo edificio aunque no es notable por su arquitectura, ticue sin embargo capacidad para 18,000 fan. de grano: en la liquidación practicada en 4834 consistía su fondo en 40,674 tan. de trigo y en 244,369 reales y 23 mreales: en el día se han disminuido mucho ambas partidas, con motivo dolos gastos hechos en la última guerra civil, de lo invertido en el armamento y equipo do la Milicia nacional, y de las considerables remesas para la construcción de la carretera de Córdoba á Málaga. La casa consistorial es de arquitectura moderna con muy buenas proporciones, habiéndolas ampliado considerablemente el ayuntamiento de 1845, con parte del edificio de la cárcel que estaba contiguo á cIJa: los presos fueron trasladados a la nueva cárcel construida en el suprimido conv. de Carmelitas Descalzos, la cual es muy capaz v ventilada, con una hermosa sala de audiencia y secretaria. En 4.» de julio de 1841 se erigió una cuna de espósitos para todos los pueblos del parí. judicial de Montoro, separando del edificio del Hospital un local bástanle estrecho para recibir en él los niños, y para habitación de los encargados en este ramo. Su presupuesto asciende por lo regular anualmente á 37,575 reales y 82 mreales, de los cuales paga la ciudad que se describe 19,521 reales y 26 mreales; Adamuz 5,591 reales y 6 mreales; Villafranca 6,159 reales y 28 mreales, y Villa del Rio 6,302 reales y 30 mreales Se lactan en cada año por un término medio 62 espósitos, y está á cargo de un administrador especial con ci soeU: de 4,460 reales anuales. Escuelas, Hay 2 escuelas públicas, una superior de instrucción primaria' á careo del profesor Don Rafael de í*i^drola, alumno que fue en la escuela normal de Córdoba , coa el sueldo de 3,300 reales anuales , y otra elemental bajo la dirección del presbítero Don Juan Varo con el de 1,100 rs, pagados ambos de los fondos de_propios; la asistencia a L» 2 escuelas será de 200 a 220 niños, dándose la enseñanza gratuita á todos los que son pobres con designación y nombramiento del ayuntamiento; ademas de estas existen otras 3 particulares á la que concurrirán de 60 á 70 niños. La educac«otj de las niñas, fuera de 3 ó 4 pequeñas empresas parüculare*. está concretada á un colegio de educandas, fundado por e vicario Don Juan Antonio del Peral y dotado con sus propios bienes; su renta anual ascendería 12.000 reales Iiqui-iu*; el establecimiento consta de una comunidad de 4 2 beatas, y en el día está á cargo de la junta municipal de mstruccíoa pública. La enseñanza se estiende no solo á leer_y escribn-. sino también á coser, bordar en oro, plata y cañamazo , y todas las demás labores propias del sexo, con coas la música á las que desean poseer este adorno. En él se admites todas lxs niñas esternas que quieran concurrir á la dase ?? retribución alguna; el numero de estas será de 270 á 30* las internas ó pupilas no tienen número fijo, y solo p3£*s una pequeña cantidad por razón de alimentos. Parroquial y ermitas. La parr: matriz de San Bartolomé, sít. en la plaza mayor, consta de 3 naves de 430 pies de loDg. v 6o de lat., con una magnífica capilla del Rosario, un coro Bien labrado con 2 órdenes de sillería de nogal, v un escelente órgano construido en el año de 1797. La fachada de la iglesia es gótica y de mérito artístico; la sacristía y baustáerio son dr obra moderna, y sobre este último está colocado el archivo, cuyos libros baustimales dan principio en el mes de mayo de 1520. En 1807 fue derribado el campanario antiguo y edificada en su lugar una torre toda de piedra, cuva obra *t concluyó en 1817, habiéndose gastado en ella 396,000 r»., y siendo su altura de 157 pies. Está construida según un diseño aprobado por la Academia; pero en su ejecución no se guardaron exactamente las dimensiones que en él estaban marcadas, resultando de aquí, que el tercer cuerpo, de orden jónico , se halla rebajado en mas de 2 varas, y que el templete que debia formar su conclusión esté sustituido por una bóveda octógona prolongada, que hace muy mala figura. Ademas do dicha isl. matriz, hay una parr. auxiliar con la advocación de San Sebastian, situado en el estremo S. de li población, y cuyo edificio se compone de 3 naves; si bien de paca estensioñ para" el vecindario que comprende su feligresia Lss 2 mencionadas parr. están servidas por 4 curas propio* de término, cuyas vacantes se proveen por la Corona en los 8 meses apostólicos por rigoroso concurso y en ternas que presenta el diocesano ; siendo de este la provisión en los 4 meses restantes: hay también vicario ecl. de nombramiento del señor obispo, la cual puede estar unida á uno de los c»ratos ó separada de ellos. En el centro de la ciudad se encuentra, abierta para el culto, la iglesia de San Juan de la Cruz, que lo fue del eslinguido conv. de Carmelitas Descalzos: su fab. es toda de piedra , añadiendo á su solidez, su capacidad y hermosura, por cuya razón es regular que algún día sustituya á la actual auxiliar de San Sebastian. La iglesia del Hospital es de construcción moderna, consta de una sola nave y tiene un coro alto para las hermanas de la congregacioo de Jesús Nazareno que existe en el mismo hospital. La de San Juan de Lelran, que lo es del colegio de educandas, se compone de 3 naves, con una escclenle capilla mayor, y un coro alto y bajo para las beatas maestras y pupilas internas. Cuéntanse también dentro do la ciudad varias ermitas, cual» son; la de Santa Maria fundada en al cast. de la Mota, y primera parr. que fue de Montora; la de Santa Ana, que se naía j al otro lado del puente, sirviendo para oír misa ¡os veciudad del l nuevo barrio del Retamal; la de Santiago, la de San Miguel, : la de San Jacinto y la de San Francisco Solano. Estramuros j existen ademas las ermitas de la Virgen de Gracia y la del i Calvario, que está situado en una eminencia, por cuya falda corre el arroyo del Cedrón; en la parte de la campiña se encuentran la de la Vireen do los Remedios en el desp. de Villavcrde, y la de San Antón en él de la Vega de Armejo; y en ja de la sierra las de la Fuen-santa, San Fernando, el Rosario, la Encarnación y Santa Brigida, sin contar una multitud de oratorios públicos que hay en casi todas las haciendas principales del térra. A la parte del S. se encuentra el cementerio cercado solo con unas tapias, si bien están sacados los cimientos para que sus murallas sean todas de piedra, y para una decente capilla, cuya obra no ha podido realizarse aun por falta de recursos. Finalmente dentro de la población no hay agua alguna potable, pero si al otro lado del r. á la falda de la sierra, en donde existe una fuente denominada la Oliva, muy abundante , de esquistos aguas, de que se surte el vecindario; en el camino que conduce á la campiña, se encuentra otra fuente también abundante, aunque siendo sus aguas salobres solo sirven para dar de beber a los ganados, lo mismo que las de otra pequeña que hay en la calle que llaman de Camino-nuevo. Término. Se estieude 9 leguas de N. á S. y 6 de E. á 0., confinando Por el Norte con la provincia de Ciudad-Real; E. con la de Jaén ; S. Bujalance , Villa del Rio y Pedro Abad , y O. Adamuz. Comprende los cas. de la Venta del Charco , con 6 vec, Navalamoheda con 16, Cárdena con 67, Venta de San Antonio con 9 , la del Cerezo con 25 y Ja de Azuel con 47; y ademas 17 cortijos, 3,400 haciendas de olivar y 36 huertas. Se compone de 212,191 fan., un celemín y 2 cuartillos de tierra, cuya enorme estension no produco á Montoro la utilidad que debia sacar de ella, no siéndole dado á sus veciudad acotar para la plantación de encinas y pinos , mas de las 3 cuartas partes q.ie abraza el terreno llamado Saliega, á causa de un contrato de mancomunidad de pastos, que parece existe con varios pueblos comarcanos. Territorio . El dilatado término que tiene esta ciudad está todo cubierto de montes, en los cuales se crian encinas, coscojas, fresnos, robles, quejigos, alisos, madroñales y toda clase do monte bajo, csceptuando las 33 á 40,000 fan. de cuerda, que poco mas ó menos ocupa la plantación de los olivos. Hay un coto llamado la Dehesa del Rey, y 3 dehesas de encinar, nombradas Navalazarza, Torrubia y Tonubuela , correspondientes al caudal de propios: las de Coreóme. Cordobés, Cañadas, Capillas y Gallarinejo han sido vendidas á censo en pública subasta, y el canon anual que pagan sus propietarios sirve para cubrir en parte el presupuesto municipal. La población y sus inmediaciones están sobre una cantera de piedra molinaza encarnada y de bastante consistencia, la cual se saca con tanta abundancia y facilidad que muchas de sus casas se hallan construidas en parte con la estraida en el desmonte y cimientos del lugar que ocupan: existen igualmente varias canteras de piedra dura que en el pais llaman de Arrayan y sirve para hacer cal; ele jaspe negro en las vertientes del r. Arenoso, encontrándose asi mismo en la parte de la Saliega, otras muchas de piedra de sal y pez, que es la mas útil para la elaboración del fruto de aceituna. Ríos y Arroyos . Ademas del Guadalquivir que rodea la c, se halla el r. délas Yeguas, que nace en las sierras de Quintana; pasa por Fuencaliente. divide el término de Montoro de los de Andújar y Marmolejo, sirve de lim. por el Oeste á las provincia de Córdoba y Jaén, y desagua en el Guadalquivir entre el Marmolejo y Villa del Rio. El r. Arenoso tiene su nacimiento en las Cabezas del Robledillo, atraviesa todo su térra, v entra en el Guadalquivir á una leguas O. de la población: sobre él hay un magnífico puente de piedra, construido en el año de 1845, el cual facilita el tránsito para el estenso pago de Casillas de Velasco, Adamuz, los Pedroches y la provincia de Estremadura. El arroyo de Arenosilla nace junto á Cárdena, cruza casi toda la jurisdicciónde Montoro, y desemboca en el r. Arenoso, media leguas antes que este desagüe en el Guadalquivir: tiene uu puente con 4 ojos, de 40 varas de largo y 5 de ancho , y á su margen se encuentran los baños de su mismo nombre, cuyas aguas sulfurosas se usan para todas las enfermedades cutáneas y sifilíticas (V. el art. de Arenosillo; baños de). El arroyo de Martiu-Gonzalo se forma en la Venta del Charco, desemboca también en el Guadalquivir, y sobre él hay un hermoso puente de piedra de 80 varas de long. y 7 de anchura; corriendo por ultimo por dílerentes puntos de su término, otra muliitud de arroyos de menos consideración, todos los cuales desaguan en los ya referidos. Caminos Y Córreos. Hay dos caminos de herradura, el uno que conduce á Madrid, saliendo á la Mancha por Fuencaliente, y el otro á las v. de los Pedroches y Estremadura. Por la parte de la campiña, se encuentran 2 ramales de arrecife, uno de los cuales, que es escelente se une ¿ 1/4 de leguas de dist., con el general que pasa de Cádiz á Madrid. Los demás caminos son los que dirigen á Cañete, Bujalance y Múrente, los que se ponen intransitables en tiempo de lluvias. La correspondencia se recibe y sale todos los dias por medio de halijero de la estafeta de Villa del Rio. . Producciones. La campiña prod. trigo, cebada, habas y toda claso de semillas pardas , y en la sierra , aunque en menos cantidad . se dan los mismos frutos, encontrándose ademas en ella tres pagos bastante esteusos de viñedo , en los sitios de Navalamoheda, Mañuelas y Garcigomez, cuya cultivo se va aumentando también en la campiña: la uba es de escelente calidad, pero los vinos son de poca sustancia y duración, razón por la cual la mayor parte del mosto se destina á Vinagro. Casi todas las haciendas de olivar tienen interpolados estos árboles con higueras que producen higos blancos, negros y pardos de esquisito gusto: también se cultiva la grangeria'de las colmenas y do la seda, y en los años húmedos se coge bastante grana en sus montes , cuya operación se hace regularmente por valencianos. Lt principal producción del término es la del aceite, de una calidad superior á casi todos los de la Andalucía : la cosecha de un año pingüe será de 330 á 380,*000 a., habiendo hecho la laboriosidad de los veciudad de Montoro , que la plantación de los olivos se haya estendido á terrenos pedregosos, colgados y de poco suelo, por lo que la vida do estos árboles no debe ser de grande duración. En sus campos se cria ganado vacuno, lanar, cabrio y de cerda; los montes abundan en venados, ciervos, jabalíes, corzos, liebres, conejos, perdices, palomas torcaces y demás caza menor, y en sus r. y arroyos se cogen barbos, anguilas y bogas de esquisito gasto. Las minas de alcohol que se encuentran en la sierra son innumerables, habiendo ademas otras muchas de cobre y algunas de cobalto •. la mayor parte de ellas han sido esplotadas antiguamente , pues se hallan galerías y pozos hechos con los mayores conocimientos del arle. En estos últimos tiempos se han formado varias compañías para beneficiarlas , pero todas se han arruinado por los escasos productos que se han encontrado, y mas que lodo por la falta de grandes capitales y de máquinas para sacar las aguas y simplificar las operaciones necesarias al efecto. Industria y Comercio. Ademas de la agricultura que es la principal ind. de los hab. de esta c, hay 152 molinos de aceite, 7 harineros en el r. Guadalquivir, 4 en el arroyo de Martín-Gonzalo, uno en el de las Ventanillas y otro en el de Conejero, contándose también 7 paradas de batanes para paños y estameñas. El comercio consiste en la esportacion de gran cantidad de aceite, é importación de trigo, cebada, habas, vino, aguardiente, pescados y frutas, recibiéndose igualmente de fuera la mayor parte de las lanas, que sirven para la fabricaciou, en la misma c, de los paños ordinarios, de que se visten los trabajadores. Hay por último 9 tiendas de paños finos, lencería y demás géneros, y muchas de abacería. Población. 2,683 veciudad, 10,732 almas, Riqueza I.mp.: 4.794,145 reales Contb.: 682,842 reales, 25 mreales El Presupuesto Municipal asciende á 76,000 reales, cuya cantidad se cubre con 42,558 reales, que producen los fondos de propios, y el déficit con arbitrios sobre artículos de consumo. Historia. Todos convienen en que esta c, es la ant. Epora, mencionada por Pimío en la ribera del Betis; la espresion de este geógrafo se adulteró por los copiantes, que de dos palabras formaron una sola , y por mosc n'pe Epora escribieron mox Ripepora; pero ya se halla corregida en la edición de Arduino. En los fastos eclesiásticos resulta también otra antigua mención de esta ciudad , Jjucs en el concilio Irebcritano pusieron Restituto presb. de Epora. Ocupada por los musulmanes, fue hecha una fortaleza muy importante, ciñendo sus riberas con altas murallas y torreones, de los que existen algunos, y cerrando su única entrada con el casi, de la Cava, después de Julia, del que queda aun un grueso baluarte. El emperador D. Alonso Vil ganó á Montoro en 1453, y desde este tiempo se la dio el nombre que hoy tiene, aludiendo (dicen algunos) á la fortaleza del sitio; pero volvió á poder de musulmanes en 1157, reinando D. Sancho III. D. Alonso VIII la reconquistó en 1190 , y puso por su alcaide y adelantado de la frontera, á D. Ñuño de Lara. El maestre de Calateaba vino á socorrer su guarnición estrechada por los musulmanes en 1209, y retirándose con ella á Castilla, dejó destruidas sus fortificaciones, que los moros se apresuraron á levantar. El Santo Rey D. Fernando, al pasar por sus inmediaciones, año 1236, la dejó bloqueada, conduciendo el grueso de su ejército, sobre Córdoba. Rendida esta ciudad hizo volver gran parte de su ejército sobre Montoro, en donde los árabes hicieron una obstinada resistencia. En 19 de agosto el capitán D Domingo de Lara se apoderó del barrio que en el día lleva su nombre y que estaba fuera de la fortaleza, la cual, estrechada por todas partes, se rindió por capitulación, dia de San Bartolomé, miércoles 44 de agosto de dicho año 1i36, por cuyo acontecimiento se elijió por patrono á aquel santo desde él mismo dia. A principios del siglo XIV se encuentran por señores de Montoro Gil Martínez de Castro y su mujer doña Inés Alfonsa . v á fines del mismo. á Ñuño Godoy y á doña Elvira Diaz Tafur, de quienes fue hijo D. Pedro Martínez de Godoy. maestre de Calatrava: después, hasta mediados del siglo XVII, se halló Montoro bajo la jurisdicciónde Córdoba , de cuya dependencia trató de separarse comprando al rey la jurisdiccióny sen.: para acudir á estos gastos vendió la deh*. de Hardales del Rio y el chaparral que poseia en la campiña: la rasa de los Camachos compró la primera, y la ciudad ele Bujalance el segundo, pero no habiendo entregado la cantidad convenida én el plazo prefijado, fué vendida ln jurisd. en 4658 á D. Luis Méndez de Haro , marqués del Carpió y ronde-duque de Olivares, el cual fue creado duque de Montoro en 4662 por el rey D. Felipe IV. La supresión de I 'S sen. restituyó á Montoro su propia jurisd., tuvo titulo d' v. hasta el 8 de agosto de 1808, en cuyo dia la junta central á nombre de S. M. el rey D. Fernando VII, la ronediú titulo de ciudad leal, noble y patriótica. En la cédula de esta merced, aunque no se omiten los antiguos servic;o< prestados por Montoro á la corona, los principales de (¡no se hace mención son, sus brillantes hechos ríe armas contra las tropas francesas mandadas por el general Dupon. Los vecinos de Montoro que se hahinn armado como todos los de la provincia para la defensa de la capital, lejos de intimidarse con la derrota sufrida en la acción de las ventas de Alcolra , se dividieron en guerrillas y atajaron los comboyes, interceptaron los correos é hicieron prisioneros cuantos destacamentos pasaban por el arrecife, dejando incomunicado ¡i dicho general con la capital del reino y con las tropas que tenia en la Mancha. Irritado por tanto contra Montoro, envió desde Córdoba, dia 13 de junio, una columna de 2,500 hombres con orden de incendiarla y destruirla : sus habitantes , avisados de este intento, la abandonaron retirándose d la sierra , en cuyo fragoso terreno esperaron al enemigo que no podia hacer uso de su numerosa caballería, y llegada la noche evacuó la población Retirado el general Dupon a Andujar, los tiradores de Montoro al mando del capitán retirado D. Francisco Nuno de Lara, costearon la escabrosa márgenes der. del Guadalquivir hasta cerca de aquella ciudad, flanqueando al enemigo por su espalda , y teniéndole continua alarma con daños de consideración. El riesgo y lo interesante de estos servicios, como también la solicitud del pueblo para que se estableciesen en él y á su costa, los hospitales militares, fueron premiados por aquella real cédula. Desde entonces ha gozado el título de ciudad, y como á tal se le nombraron corregidores, siendo los dos últimos D. Antonio Rendero y Villa, fiscal que ha sido del supremo tribunal de Guerra y Marina, y D. Miguel María Duran, jucz de primera instancia de Madrid: entre los títulos que la apreciado D. Francisco Javier Castaños, es uno el de regidor de la noble, leal y patriótica ciudad de Montoro. Esta ciudad por último , ha prestado también grandes servicios al trono de Isabel II, para su consolidación. Los carlistas do la Mancha, comprendiendo desde luego la importancia de la ocupación de Montoro y de su puente sobre el Guadalquivir, la acometieron varias veces, y fueron siempre rechazados: el 4 de enero de 1837 juntos todos, al mando de Peñuela , Oregila y otros, determinaron darla un golpe decisivo, pero los tiradores de Montoro, en número de 400, auxiliados por 30 caballos del regimiento del Principe y por la benemérita milicia nacional de infantería y caballería, alas órdenes de sus comandantes , los soñores D. Pedro Camacho Méndez y D. Juan Urbano, saliéndoles al encuentro, los derrotaron en el pago de Casillas, haciéndoles muchos muertos y cogiéndoles 85 caballos, que con una multitud de armas de todas clases, de ropas y alhajas que habían robado en los cas. de la sierra, fueron llevados en triunio á Montoro, cuya ciudad no trataron ya de ocupar los carlistas desde aquel suceso. El escudo de armas de esta población ostenta un toro sobre un monte en campo de oro , alusivo á su denominación.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.