HISTORIA DE MADRID, PROVINCIA DE Madrid, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Madrid

Historia de Madrid


 


>



PUEBLOS DE Madrid

Historia de Madrid

Localización de MADRID , Madrid


MAPA DE MADRID , Madrid
COORDENADAS GPS:
40.416691 , -3.700345

MADRID  (HISTORIA) .
VELEZ-BLANCO  - Madrid.


Datos de la localidad:

    provincia central de primera clase, una de las 5 en que se halla dividido el t e r r . de Castilla la Nueva, y la primera de la nación en el orden administrativo en lo judicial depende de la audiencia t e r r . que reside en la c a p .  en lo militar de la ciudad g. de Castilla la Nueva , formando tambien una de las comandancias generales del d i s t r . ; y en lo eclesiástico de la diócesis de Toledo , escepto el pueblo de Valdequemada, que pertenece á la de Avila, y los de Aran juez y el Pardo á la j u r i s d . exenta de la p a t r i a r c a l , como sitios real e s el Escorial de Abajo y San Lorenzo del Escorial, ó sean los dos Escoriales, que correspondían antes á la jurisd. abacial del monasterio del mismo nombre, han vuelto á la diócesis de Toledo. Se compone la provincia de 13 partido judicial, de los cuales 6 se hallan en la capital con los nombres del Rio, Maravillas, Barquillo, Vistillas, Lavapies y P r a d o , y los 7 restantes en Alcalá de Henares, Chinchón, Colmenar Viej o , Getafe, Navalcarnero, San Martin de Valdeiglesias y Torrelaguna (*), que forman 197 avunt. en 225 población, de las que son 134 v . , 81 L. y 1 ciudad, cuyos nombres se especifican en los artículos de los respectivos partido judicial Las dist. de las cap. de estos entre sí y á las provincia colindantes , se espresan en leguas en la siguiente escala (Ver en el original) SITUACIÓN. Está situado la provincia en el centro de España, éntrelos 41» 7' 46" y 39» 53' 48" l a t . , O» 35' 15" y O» 50' 22" long. del meridiano de Madrid, teniendo por límite N . el Alto de Somosierra, y al S. el término de Aranjuez ; al E. el r. Tajo, y al O. las primeras vertientes del r. Tietar. Considerando para la diferencia de long. el meridiano de Cádiz, sus grados son en el límite E. 3.» 11' 50", y en el O. L.» 46' 13" CLIMA. Pocas provincia gozan en general de un cielo tan hermoso como la de Madrid, donde aparece siempre puro y sereno. Sin embargo, las cordilleras cuyosjmntos culminantes forman su h o r i z o n t e , casi todo el ano cubierto de nieves, y que se desparraman por la superficie, hacen muy variada su temperatura. Los aires son sutiles y penetrantes en todas las estaciones, y principalmente en el invierno; influyen poderosamente en el sistema nervioso, ocasionan é las veces supresiones repentinas de la transpiración, y esto les hace muy peligrosos para los pechos débiles y para los que tienen el sistema nervioso demasiado sensible. No pierden su sutileza ni aun en el estío, cuyos calores son por lo común abrasadores, y momentos hay en que, pasando repentinamente del sol á la sombra, se sienten los calofríos precursores del catarro pulmonar ó de la pulmonía aguda. La causa de estos fenómenos es la elevación del terr. sobre el nivel del m a r , y su situado entre las montañas que describen sus límites. La parte del SE. y S., que forman los partido de Alcalá y de Chinchón, se halla exenta de aquel inconveniente ; pero en cambio no es tan saludable su clima. Los vientos que reinan con mayor frecuencia son el N. en el invierno, los del O. y-S. en la primavera los primeros son muy frios, los segundos calientes y húmedos. Las primaveras son en lo general templadas, algunas cálidas y con frecuencia lluviosas; los estíos abrasadores; los calores de julio y parte del mes de agosto son por lo regular sofocantes. El otoño es la estación mas agradable , y el invierno rigoroso, haciéndose tanto mas sensible cuanto mas r e cios son los vientos N. El clima es sano, y apenas se conocen otras enfermedades endémicas que las que se esperimentan en la corte , efecto de las pasiones de animo propias de las grandes poblaciones. . TÉRMINO Y CONFINES. Ignoramos cuándo empezó á existir la provincia de Madrid, como una división de t e r r . En los nomenclátores oficiales del siglo pasado la vemos figurar ya entre las que formaban la monarquía, componiéndose de ms partido de Madrid, Casa-Rubios del Monte, Maqueda y Villaviciosa, con otra porción considerable de pueblos en míe no se espresa el p a r t . á que estaban sujetos, cuyo t o tal de poblaciones era 92 en los términos siguientes. (Ver en el original) Por la división territorial en intendencias mandada hacer Por el Sur M. á propuesta del Consejo de Hacienda, y que empezó á observarse en L.» de enero de 1801, se organizó la provincia de Madrid en dos p a r t . administrativos, que lo fueron Madrid y Alcalá de Henares, y para ello se extinguió por real orden de 8 de diciembre de 1799 el partido de Colmenar Viejo, que era uno de los t r e s que componían la de Guadalajara, incorporándolo al de Madrid se unieron al mismo otros pueblos de los ant. partido de Segovia, Toledo, Alcalá y Ocana, y se pasaron á los de Alcalá, Guadalajara y Huete los que parecieron convenientes. El partido de Alcalá" era de la ant. provincia de Toledo, y quedó comprendido cn su mayor parte en la de Madrid. De s u e r t e , que componiéndose la primitiva provincia de este último nombre de 92 pueblos se le separaron 24 y se le añadieron 27 del p a r t . de Colmenar Viejo, 11 del de Guadalajara, 22 del de Segovia, 39 del de Alcalá , 8 del de Toledo, 2 del de Ocaña, que todos eran de otras provincia, y los 3 sitios reales de San Fernando, San Lorenzo y el Pardo, que no tenian provincia señalada, y componen 112 agregados ; quedando organizada con 179 pueblos los 122 del partido de Madrid y 57 del de Alcalá. El Sr. Miñano propone en su diccionario como pertenecientes al partido de Madrid 124 pueblos, y al de Alcalá 63 , lo cual consiste en haber considerado como pueblos las ventas y caseríos denominados del Portazguillo, Santa Catalina, Campillo, Encinar, Vilches, la Cabeza, Peradilla y Vaezuela. Asi continuó la provincia en los primeros 8 años de este s i glo, hasta que en abril de 1809 el Gobierno Bonapartista mandó formar el proyecto de división en departamentos, que hemos citado en las anteriores provincias, denominándose del Manzanares el que tuvo á Madrid por su capital, y los límites siguientes. Confinaba al NE. con el departamento del Tajo-alto, su cap. Guadalajara, del que le separaba una línea que cortaba el r . Tajo , un poco mas arriba del l. de Estremera, dejando á Mondejar al E . ; atravesaba el r. Tajuña por un puente situado al Sur de Loranca, seguia dejando al O. á Pozuelo ; al E. Pioz y el Pozo ; cortaba el r. Henares próximo al puente que se halla en el camino del Pozo á Azuqueca; de allí pasaba al N. de Meco entre este l. y Buges, cruzaba el r. Torote, el Sarama en Pesadilla , y subia por el arroyo que pasa por San Agustin, hasta su origen en la sierra de Guadarrama y límite del departamento del Duero y Pisuerga (Valladolid). Desde este punto le rodeaba por NE. y S. el departamento del Tajo y Alberche (Toledo), determinando los límites una línea cuyo origen estaba algo mas al N. de San Agustin, en las orillas del arroyo que pasa por e s t e l . ; seguia casi en línea recta á encontrar el r. Guadarrama un poco mas arriba del puente que se baila en el camino de las Rozas á Galapagar; bajaba luego en la dirección del Guadarrama hasta cerca de Gasa-Rubios; desde allí atravesaba el puente largo de Jar ama, pasando antes al N. del Viso, Illescas, Yeles y Esquivias. subia por el Jarama, y seguia la dirección del Tajuña hasta los confines que antes hemos establecido del departamento de Tajo-alto sobre el mismo rio. A este proyecto siguió la división decretada por José Napoleón en Sevilla á 17 de abril de 1810, llamándose esta provincia Prefectura de Madrid, y sus límites fueron los mismos que acabamos de señalar; pero tales variaciones subsistieron solamente durante el Gobierno i n t r u s o , y las c o sas volvieron á su anterior estado en 181 i . Las Cortes estraordinarias, según lo prevenido en la Constitución, hicieron la nueva división del t e r r . , que se publicó en la ley de 30 de enero de 1822, y en ella empezó á existir la provincia de Madrid , tal cual hoy la conocemos, con insignificantes variaciones. .La reacción de 1823 deshizo aquella obra, hasta que por el real decreto de 30 de n o viembre de 1833 se constituyó en los términos siguientes. Confina al N. y NO. con la de Segovia; E. Guadalajara ; S. Cuenca y Toledo, y O. Avila. Sus límites N. y O. son la gran cordillera délos montes Carpetanos, empezando un poco al Sur del puerto dc Arcones , sigue por los de Lozoya, Peñalara, la Morcuera, Fonfria y Guadarrama; por entre Cereceda y Zarzalejo , quedando éste para Madrid y aquel para Avila; por el Oeste de Valdequemada v San Martin de Valdeiglesias, por entre Cadalso y Majadiflas, Rozas de Puerto Real y la Adrada, perteneciendo e s t a y Maiadillas á Avila, y Rozas de Puerto Real y Cadalso á Madrid. Su lím. S. empieza aqui y sigue por el S. de Cenicientos y el Prado , á cortar el r. Alberche por el N. de Méntrida, que queda para la provincia de Toledo; continúa después por entre Navalcarnero y Casa-Rubios, y atravesando el Guadarramaral Sur de Batres y N. de Carranque y Ugena, va por entre Espartinas y por el N. de Seseña á buscar el Jarama por mas abajo de su conr fluencia con el Tajuña, dirigiéndose luego (después de dejadentro de la provincia todas las posesiones de Aranjuez) por el N. de Oreja , provincia de Toledo , S. de Colmenar de Oreja al Tajo, cuya orilla der. sigue hasta mas arriba de Eslremera. El lim, E. empieza en este sitio, y se encamina á atravesar el Tajuña por el SO. de Mondejar; pasa entre Loranca y Pezuela, por el Oeste de Pioz , entre el Pozo y Santorcaz , y atravesando el Henares, va por el Oeste de Azuqueca y Buges", aquel de Guadalajara y este de Madrid; E. de Camarma y Rivatejada, O. del Casar; E. de Palazuelos, Valdepie- Iagos y Yallunquera, y cortando el Jarama entre Uceda y Torremocna, este de Madrid y aquel dc Guadalajara, se dirije por su orilla derecha hasta el punto llamado Pontón de la Oliva , ó sea algo mas arriba de la confluencia de aquel r . con el Lozoya , donde principia el canal de Gabarros ó de Torrelaguna sigue luego por el E. de Atazar, Puebla de la Muger-muerta, hasta Somosierra , quedando estos pueblos dentro de la provincia Según esta división, comparada con la de 1801, han entrado en la provincia y han dejado de pertenecer á ella los pueblos que se anotan cn los dos siguientes estados. (Ver en el original) CORDILLERAS. Desde los confines E. de la provincia de Guaoalaiaravpor el SE. de la misma vienen las ramificaciones de dos de los grandes brazos en que los geógrafos estimaron conveniente dividir el sistema de montanas interiores, después que, mediante un largo tiempo de meditación . «le grandes investigaciones y de estudiar la naturaleza geológica de aquellas^ abandonaron la antigua v muy vulgar o p i - n'on, deque las ramificaciones de las sierras que por todas partes rodean y cercan el suelo español, traían su origen del 1 trineo. El primer grande brazo, conocido en su origen Por sierra de Molina', toma luego el nombre de Solorío, que cambia después en el de sierra Ministra, con el c u a l , y también con el de Alcolea del Pinar, penetra hacia el centro 0 0 ' a provincia de Guadalajara en dirección SO. No lejos de la ^presada v. se reúne con este brazo dc las montañas I b é - , ' £ a s , el otro que se desprende del Moneavo . y junto á Ulereóles toma el nombre de sierra dc Muedó. Juntas anidas s i e r r a s forman va una sola cordillera en dirección ().. cuyos i i , ? s ruluñnantes"se conocen con los nombres de Cuesta "Vj Cuerno, Cuesta de Prade, Torremochuela, Torreplazo, fierra Pela y Sierra de Aillon , que cambia en el de Somo- ^erra cuando llega á su mavor elevación v principia á for- "«r-el lím. \ o . de la provincia de Madrid, ó sea la línea que la separa de la de Seeovia. Desde el nacimiento del r . Janana, que se halla en el espresado punto, describí una gran curba " e s p e c i e de honda, en cuyo eslremo mas occidental se halla n - Pu e r to de su nombre, elevado sobre el nivel del mar 3,230 Pl e s , por el cual pasa la c a r r e t e r a real de Francia. Vuelve á levantarse la cordillera, cubierta de nieve casi todo el a ñ o , y p r e senta un pico mas elevado en perfecta dirección al N., desde el cual vierten infinita multitud de arroyos y manantiales que dan origen á diferentes r. Principia luego á descender al SO., siempre igualmente áspera y fragosa, pero transitable en muidlas épocas del año por los puertos de la Aceveda, el de los Aviones, el de la Ciñera y de Navafria ó de Lozoya, s i t u a dos en los t é r m . de los pueblos de que toman las espresadas denominaciones. Ca configuración de la sierra e n t r e el pico de Somosierra y el que forma el puerto de Malagosto describe otra curva de mayor estension que la mencionada antes, con algunos salientes, la cual marca con toda exactitud la división de las aunas entre los r . Duero y Tajo, concurriendo al primero las que vierten al NO., y al segundo las que se precipitan hacia el S. y el E. Apesar de la dificultad (pie envuelve distinguir en esta inmensa serie de montañas basta el punto que llegan los cabezos de la de S o mosierra ; donde principian las d e los montes Cárpetenos y el sitio en que tiene su origen la sierra de Guadarrama, porque basta los mismos naturales confunden las tres con indistinta denominación; sin embargo , no vacilamos en asegurar que la sierra propiamente denominada Somosierra, termina en el referido puerto de Malagosto, y que desde el lado mas meridional-occidental de e s t a , principian losmontes Carpetanos, divisorios como los otros, de las provincia de .Madrid v Segovia, v que conservan aquel nombre entre los geógrafos hasta él pico llamado Montón dc Trigo, Pan de Azúcar ó Tirabarra. No dan origen á menos arroyos y m a nantiales que el Somosierra los montes Carpetanos, siendo los parases mas notables de estos el puerto de Reventón, que conduce a la Granja por un camino de h e r r a d u r a , el de Peñalara, tambien camino de herradura, el pico de las Doshermanas, el mas saliente de toda la cordillera, el puerto del Paular, camino c a r r e t e r o , pero lleno de pasos peligrosos por lo fragoso del terreno y por el abrigo que en sus e s pesuras hallan los malhechores"; el de Navacerra, elevado s o bre el nivel del mar 6,012 pies, intransitable durante la e s tación del invierno, pero fácil de acceso, y el mas cómodo y mas seguro de t o d o s , luego que queda transitable con el deshielo de las nieves; v los Siete-picos, d é l o s cuales el mas saliente cuenta 7,982 pies de elevación. En el cerro Montón de Trigo principia, como hemos dicho, la sierra dc Guadarrama, cuya dirección mas meridionales el último lím. por este lado entre la provincia de Madrid y la de Segovia, el cual termina en el cabezo denominado Cabeza-Lijar. Los sitios mas conocidos de este trozo de montana son la Peñola ó cerro de Tres-picos , el puerto de Guadarrama (colocado á 5,094 pies sobre el mar) por el cual pasa la carretera general de Castilla la "Vieja, y donde se halla el león de las dos Castillas incrustado de hielo la mayor parte del año; el alto de los Gamoños y el cerro de San Macario. Continúa siempre la cordillera de Guadarrama en la misma dirección 5 0 ., describiendo como se ha insinuado, desde el cerro Cabeza- Lijar, la línea divisoria entre las provincia de Madrid y Avila hasta poco mas abajo de la Peña de los Cientos , donde está la denominada labranza de la Parra , origen del arroyo del mismo nombre, en el cual y límites NO. de la provincia de Toledo termina la sierra de Guadarrama. Lo mas notable que se encuentra en este último trozo de montañas, ademas del Cerro-Lijar va mencionado, es el de Cascahuevo, el risco de los Avantos y el peñasco de la Torrecilla, desde cuyo punto se inclina" la línea divisoria de la provincia de Avila y con ella la cordillera hacia el O., donde se halla la Hoya de la Hija. Vuelve á tomar otra vez la dirección SO. en el t é r m . del L. d é l a s Herreras, y en su proyección siempre meridionaloccidental , se decubren como puntos mas elevados el c e r ro de San Benito, las Peñas del Cortés , el Picorzo , junto á este la Serrezuela, mas adentro el cerro de la Pela, y aun mas al E. los del Cristo y Santa Catalina; siguen después el risco del Águila, el cerro de Valdecatones, y en una misma dirección con el primero, el monte de Cofio y con el segundo el de la Zapatera se llega después al sitio denominado el Guindal, se pasa luego al Quejigar, el risco del Chaparral y las Cabreras grande y chica; monte de Ituero, cerro de San Esteban, monte y monast. de Guisando y los Toros de este nombre dentro ya d é l a provincia de Avila; la peña de los Cenicientos y el cerro de Costanita, estremos meridionales ambos de la cordillera al lado del O. el L.° y al E. el 2.° (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.