HISTORIA DE LAS PALMAS , PROVINCIA DE Las Palmas de Gran Canaria, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Las Palmas de Gran Canaria

Historia de Las Palmas de Gran Canaria


 


>



PUEBLOS DE Las Palmas de Gran Canaria

Historia de Las Palmas de Gran Canaria

Localización de LAS PALMAS , Las Palmas de Gran Canaria


MAPA DE LAS PALMAS , Las Palmas de Gran Canaria
COORDENADAS GPS:
28.124823 , -15.430006

LAS PALMAS   (HISTORIA) .
  - Las Palmas de Gran Canaria.


Datos de la localidad:

    ciudad con ayuntamiento, residencia de la audiencia territorial de la provincia de Canarias, de" un gefe civil de distr. de primera clase, de un juzgado de ascenso, de un gobernador militar, del juzgado eclesiástico, del tribunal de cruzada, de espolios y vacantes, de un alcalde corregidor, de las juntas de agricultura y de comercio y de la sociedad económica de amigos del pais; de los vice-cónsules de kglaterra , Estados- Unidos, Francia y otros. Hasta el año de 1833 ha sido la capital de las Canarias corresponde á la diócesis de Gran Canaria. SITUACIÓN Y CLIMA. Está situado á los 28° 33' de lat. set. y 20' de long. oriental del meridiano de la isla de Hierro, estendiéndose de N. á S. por la orilla del mar y mirando al E. Dos elevadas montañas la dominan por el Ó. formando en su declive un delicioso valle, cubierto de palmas y otros hermosos árboles, sobre el cual se asienta la c, corriendo su población hasta la costa. El pequeño r. Guinijiuada la atraviesa en dirección de O. á E. y viene á desaguar en el mar. Esta ciudad es la mayor, la mas bella, y la mas populosa de todas las de las islas Canarias ya por la benignidad de su temperatura, pues el termómetro nunca baja de 16." sobre 0 ni sube de 26.°; ya por la hermosura de sus casas y la suntuosidad de sus edificios públicos; ya, en fin, por la riqueza, mdustria y comercio de sus numerosos hab. En ella , como s e ve, no se conocen los rigorosos frios del invierno ni los calores del estío; las flores se suceden sin interrupción , y l°s árboles apenas se despojan de sus hojas. Las brisas del Norte reinan todo el año, purificando la atmósfera y refrescando el aire, de tal modo en que los meses de agosto y setiembre se siente un fresco tan suave y grato, como es la primavera , siendo esta estación la que propiamente reina en las Palmas. A tan delicioso clima debe sin duda el que no se conozcan enfermedadessendémicas, padeciéndose tan solo algunas elefancias, efecto del pescado salado que es cl principal alimento de sus naturales, aunque esta enfermedad, de la que hay muy pocos casos nuevos en el día, ha sido general en todas las islas. Padécense también algunas otras enfermedades ligeras, propias de las estaciones. FORTIFICACIONES. Habiendo sido la ciudad de las Palmas por espacio de muchos siglos la cap. de las Canarias, sus fortificaciones fueron siempre atendidas con un cuidado especial de parte de las autoridades, hasta que habiendo fijado los capitanes generales su residencia en Santa Cruz de Tenerife, abandonaron completamente la verdadera capital, dejando arruinarse sus castillos y reducirse á escombros sus murallas. Solo en 1840 se pensó en reconstruirlas, gracias al celo y patriotismo del comandante de ingenieros de la provincia don Domingo Rancel; pero habiendo muerto desgraciadamente este eminente canario, han continuado hasta el dia en el mismo estado de lastimoso abandono. El lienzo de muralla que mira al N. principia en el castillo de Santa Ana, situadoá orilla del mar y dominando la esplanada del muelle, correr hasta la puerta de Triana esta parte de las fortificaciones es la única que ha sido reedificada, como ya hemos dicho. Esta muralla podrá tener 16 pies de espesor y 30 de altura aproximadamente y forma un bonito y cómodo paseo desde el cual se descubre"el populoso barrio de Triana al S., y el puerto de Luz al N. La puerta reconstruida , también tiene dos cuerpos, y es de una arquitectura sencilla y severa al par que agradable. La muralla se prolonga luego en la misma dirección de Este á Oeste hasta el castillo de Casa-Mata que puede cruzar sus fuegos con el va mencionado de Santa Ana. Desde aquella fortaleza, colocada á la falda de la montaña de San Francisco, continúa la muralla trepando por esta eminencia hasta unirse con la plataforma, que solo es una avanzada del cast. de San Francisco , vulgarmente llamado del He y. Este cast., que es el mas importante de la isla, se halla separado de la plataforma por una estensa llanura, que forma la cúspide de la montaña, y se puede considerar como una verdadera ciudadela. Rodéale un ancho foso y se entra en él por un estrecho puente levadizo; sus murallas son bastante elevadas y se hallan en muv buen estado. Pueden alojarse en él hasta 1,500 hombres, y tiene habitaciones dispuestas para los oficiales v tropa, habiendo ademas algives, depósitos de pólvora, almacenes y otras oficinas. Saliendo de aqui, se interrumpen las fortificaciones, por el r. Guiniquada v el valle de San Roque, y solo se vuelven a encontrar en la montaña opuesta llamada de San Juan en donde aun se ven algunos restos de la ant. mura la, que baja hacia el mar, casi paralelamente á la que ya hemos descrito , y de la cual dista 1/2 leguas En esta muralla, que podemos llamar del S., se encuentran las puertas de San José y de los Reyes, y al llegar al mar, el reducto de Santa Isabel. En otra época no muy lejana se veian aun algunas otras fortificaciones, que defendian la orilla del mar, uniendo las dos fortalezas de Santa Ana y.Santa Isabel, esto es, los dos puntos opuestos de la ciudad, pero en el dia han desaparecido enteramente dejando indefenso este punto tan importante de la costa. Alejándonos ahora de la ciudad por la parle del Norte encontraremos junto al itsmo de Guanarteme, que une las cinco montañas que forman la isleta con cl resto de la isla, el cast. de Santa Catalina, en cuyas inmediaciones se verificó el primer desembarco de los españoles en 1478. A 1 1/2 leguas de dist. y protegiendo el puerto, se levanta el cast. de la Luz, que se conserva en muy buen estado, y siguiendo la costa en opuestas direcciones, los dos reductos de San Fernando y el Confital. Por la parte del S. v á I 2 leguas de la ciudad hay también otro cast. llamarlo de San Cristóbal, que defiende aquellas playas por naturaleza abordables. MUELLE. Al N. de la población y al fin de la espaciosa calle de Triana se encuentra este, en una lengua de tierra, que penetra en el mar mas de 800 pies. Empezóse á construir en 1811, segun los planos y bajo la dirección del gefe de escuadra é ingeniero de marina D. Rafael Clavijo, quien por disposición del capitán general de aquellas islas, duque del Parque Castrillo, levantó el plano y formó el proyecto y presupuesto, importante 2.573,493 ra, vn. lo-^ (pie puso en manos de aquel, como presidente do la junta económica formada al efecto por dicho señor. Aprobado el proyecto y conforme á la autorización que le daba á aquel ayuntamiento la junta central por su decreto de 13 de julio de 1809 contando solo para una obra tan colosal con los arbitrios y donativos de sttS hab., se colocó el 30 de mayo de 1811 la primera piedra por los Sres. duque del Parque, general Clavijo y ob. de aquella diócesis, verificándose dicha ceremonia á presencia de un numeroso concurso, que prorrumpió en vivas y aclamaciones, persuadido como debia de estarlo, de que la gigantesca obra, cuya primera piedra acababa de sentarse sobre varias monedas de oro y plata, debia-con el tiempo proporcionar el engrandecimiento y prosperidad de la isla. Tanto esta obra como la del dique, que le es contiguo, se continuaron bajo la dirección del general Clavijo hasta 1813, que falleció en la isla de Tenerife. En el año dé 1831, por real orden comunicada en 3 de mayo al avunt. de la ciudad por el Ministerio de Marina, se formó una junta que cuidase de la obra y sus arbitrios, compuesta del alcalde presidente, dos individuos de la clase de hacendados, tres vec del pueblo, dos comerciantes, tres matriculados, dos regidores del avunt., el subdelegado de Marina, vocal nato segun la citada real orden, V un secretario. En el dia el contador y tesorero son también individuos de la junta. Continuóse la obra, aunque con varias interrupciones, por la escasez de fondos, hasta que en 25 de setiembre de 1844, en virtud de real orden se encargó de su dirección el comandante de ingenieros IJ. Nicolás Clavijo, sobrino del ya citado D. Rafael. Este muelle tiene de largo 834 pies y de ancho 8i- en el lado del S. se encuentran tres fáciles, espaciosos y cómodos desembarcaderos, los que facilitan las operaciones de carga y descarga sm que se interrumpan los trabajadores, mediando entre estos desembarcaderos el espacio suficiente. En el lado del martillo de 90 pies, se halla establecido otro espacioso desembarcadero, de cuya anchurosa meseta arrancan tres ramales de escalera, de las cuales dos conducen á la esplanada de la cabeza del muelle, en la cual deberá establecerse el correspondiente pescante. El estado del muelle en el dia es el de encontrarse forrado con una sólida muralla de cantería toda la parte del S. del esqueleto, hasta la altura del antepecho, en cuyo macizo se han construido los desembarcaderos ya mencionados y encontrándose próximo á su terminación el martillo de este mismo lado, todo con arreglo al plano y proyecto formado por el general Clavijo. En el mismo plano y "próximo al cast. de Santa Ana que está unido al muelle por la parte del Norte y hacia su mitad, se ve el proyecto de un edificio en cuya planta está la distribución de dos cuerpos de guardia y la casilla y demás dependencias de la capitanía del puerto. La rapidez y economía con £jue se han verificado los trabajos durante los tres últimos años , el progreso sorprendente que han tenido, y el estado de adelanto en que se encuentran, hacen concebir esperanzas de que-podrá verse finalizada una obra de esta naturaleza, muy superior á los elementos con que cuenta para su conclusión, ' y en cuya construcción se han vencido obstáculos al parecer insuperables, pues que la falta de medios ha impedido el que se proveyese de los útiles y máquinas tan precisas á las de su clase. "Cuenta con la cantidad anual que producen los arbitrios siguientes un real de vn. en q. de jabón introducido de la Península y 2 del estranjero 30 reales pipa en el aguardiente de Cataluña; 25 mreales en cada botija de aceite de olivo; 4 mreales por cada libra de carne que se consuma en la ciudad, y 16 mreales por cada persona que se embarca y desembarca; ademas 60 reales cada buque estranjero por lá aguada y 2 por tonelada; 60 reales los nacionales; 7 reales los del cabotage y costas de África, y finalmente cada labrador tiene la obligación de trabajar un dia al año con su yunta en el acarreo de piedra y materiales. IXTEKIOK DE LA POBLACIÓN. I)i\idese esta en siete grandes barrios de los cualss solo uno (San José) se halla fuera de murallas. Todos estos barrios toman sus nombres de los diferentes santos á que están dedicadas sus respectivas iglesia, á escepcion de los dos principales de Vegueta y Triana. Hállanse estos (que forman el núcleo de la población) separados por el pequeño r. Guiniguada, y los pone en comunicación un elegante puente de sillería, principiado en 1814 y concluido en 1819 a espensas del Sr. D. Manuel Verdugo y Machado, ob. de aquella diócesis y natural de la misma ciudad Tiene este puente tres arcos de sólida y hermosa construcción, coronando sus ángulos cuatro estatuas colosales de mármol que representan las estaciones. Esta obra es de las mejores que adornan la ciudad Consta la población de mas de 3,000 CASAS de elegante arquitectura y por lo general de dos cuerpos; su construcción es de una solidez á'toda prueba y sus habitaciones interiores grandes y perfectamente ventiladas todas terminan en terrados ó azoteas y algunas tienen hermosos miradores desde los cuales se domina el mar y la campiña sus fachadas son graciosas, y sus ventanas y balcones muy bien distribuidos. Las calles en número de 151, son un poco irregulares en los barrios del S. por ser la parte mas ant. de la población , pero en los del Norte son rectas , distinguiéndose todas por su aseo y esmerada limpieza el empedrado es sumamente igual y las baldosas que cubren sus aceras, anchas, cómodas ybien niveladas. Entre sus calles mas considerables podemos citar las siguientes Triana, Cano, Malteses, Peregrina, Colegio y San Roque. En estas calles hay una multitud de casas particulares sumamente notables por su hermosa construcción, como las de Falcon, Suanston, Quintana . Belhencourt, Rios y especialmente la de D. Agustín Manrique de Lara, construida, este año bajo la dirección y según los planos levanCados por D. Manuel de León. Su fachada es del estilo del tiempo de Luis XV y se compone de dos cuerpos sostenidos por una serie de pilastras intercaladas entre lo? balcones corona todo el edificio una balaustrada de silleria que es la piedra que ha servido para su construcción con doce jarrones y las armas de la familia de Manrique. El conjunto de este edificio es noble y magestuoso como un palacio. Establecióse el alumbrado público en los años de 40 y 41, hallándole este ramo muy bien servido. En esta ciudad se cuentan 7 plazas v 10 plazuelas; los nombres de las primeras son, déla Constitución (vulgo de Santa Alia), de Sto. Domingo, del Puente, del Teatro, de San Francisco, de San Bernardo y de San Nicolás todas son bastante capaces, y están adornadas de buenos edificios , encontrándose en" la de Sto. Domingo una hermosa fuente, cuyas aguas surten al vecindario. P a s e o s . De los 4 paseos que hay en esta población,uHO, que es la Alameda, está en el centro" mismo de ella, y los otros 3 estramuros. Aquella existe en el lugar que ocupaba hacia pocos años el conv. de Santa Clara, v fue construida en 1842. Rodéala una verja de madera interrumpida de distancía en distancia (6 varas) por pilastras de sillería, adornadas con magníficos jarrones. La puerta principal que mira al ¡S. es de una construcción sumamente elegante. Compónese de 4 columnas divididas en 2 grupos, que descansansobre z pedestales á la altura del enverjado, dándoles esta disposición suma esbeltez v gracia. Sobre el cornisamento se elevan 2 jarrones de "piedra simétricamente colocados. Hay también otra puerta al Sur de construcción mas sencilla, con una pequeña escalinata á causa de! desnive] del terreno. .La Alameda tiene 3 calles principales cyue corren en di recciouneceÍ aralela , y 4 menores que se cruzan en dirección contraria, stas calles están perfectamente alumbradas por la noche, adornadas con elegantes asientos de canteria. El pavimento es de arena, regada con el agua de las hermosas fuentes, que se elevan en el centro, y apisonado fuertemente para hacer suave y cómodo su tránsito. En los cuadros que forman las calles al cruzarse, se cultivan una multitud de llores de los mas opuestos climas. Graciosos cenadores y glorietas ocultas en los paseos trasversales, v perfumados con el aroma de las rosas y jazmines acaban de embellecer este lugar de recreo los chopos, los plátanos, las acacias, los naranjos, los sauces y los álamos sombrean todos sus paseos. Paseo de los Reyes. Saliendo por la puerta de este nombre se encuentra éste paseo que conduce hasta la cueva llamada del Veladero, y que con varios asientos de piedra, y rodeado por ambos lados de huertas siempre vetees, á causa de las 3 cosechas, que producen aquellas tierras en el año, presenta una vista agradable. A su izquierda y antes de llegar á un sitio que llaman Plazoleta, se halla el camino que conduce al cementerio. Paseo de San José. Por la parte del S. y saliendo por la puerta de su nombre, se estiende este paseo que es uno de los mejores de la población, á causa de la hermosa vista que presenta su campiña terminada á lo lejos por cl mar. á su der. se eleva la montañade San Juan, cubieita en su declive de tortuosas y pequeñas calles, que forman el barrio de San José, y en las cuales y especialmente en la principal se encuentran algunas casas de bonita construcción. El paseo se prolonga cerca de 2 millas hasta el cementerio protestante, cruzándole un puente de piedra de un solo arco , construido recientemente por el anterior ob. de aquella diócesis D. Judas José Romo y Gamboa. Pateo del Puerto.* Saliendo por la puerta de Triana se prolonga este paseo en una estension de 3 millas hasta el puerto de la Luz, teniendo á su der. el Océano y á su izquierda varias casas de campo con huertas y jardines. Fuentes publica*. Existen eH esta ciudad 8 fuentes que proveen al abasto de sus veciudad, y son en el barrio de Vegueta el pilar llamado Nuevo, enfrente del frontis posterior de la cated.; el de Sto. Domingo en la plaza de este nombre; la fuente denominada de Morales, y la del Espíritu Santo, adornada últimamente con un magnífico enverjado y 4 pedestales de cantería, sobre las cuales descuellan 4 hermosas estatuas de mármol que representan las estaciones, quedando de este modo á la vista del público el jardin de la casa de Manrique v una parte interior de la misma. En el barrio de Triana se hallan las 2 fuentes que adornan la Alameda; y ademas otras 2, de las cuales una está en la calle de Triana, y otra junto á la muralla que sirve también para hacer la aguada á todos los buques que llegan á aquella bahia. Encuéntranse también otras muchas fuentes, tanto en los edificios públicos, como son los conv. de San Agustín, San Francisco, Palacio Episcopal y casa Recental, é igualmente en la mayor parte de las casas particulares. Casas consistoriales. En horroroso incendio redujo á cenizas la noche del tercer dia de pascua de Resurrección del año de 1842 la ant. casa del a\unt. de las Palmas, a pesar de losgrandes esfuerzos que se hicieron para salvarla de las llamas por todos los veciudad de la población.- su archivo donde se hallaban depositados desde el tiempo de la conquista muchísimos documentos interesantes, y enriquecido ademas con otros que se habian ido sucesivamente agregando desde aquella remota época hasta nuestros dias, convertido en polvo en muy breves instantes, privó al pueblo canario de una riqueza inmensa y de mucho mayor precio y valia que la plata y el oro, por hallarse consignados en aquellos viejos legajos los hechos heroicos de sus antepasados en las sucesivas invasiones de holandeses, franceses é ingleses que ha sufrido aquella isla desde su conquista. Pasados los primeros momentos de consternación y espanto y repuestos un tanto del anterior disgusto, se reunieron todos los veciudad que por su cuna , su riqueza y sus destinos gozan de mayor indujo y prestigio en el pais , y decidieron por unanimidad, llenados de su loable entusiasmo en favor de su patria , edificar á su costa y en el mismo sitie otro palacio de mejor gusto y magnificencia que el anterior. En muy pocos dias estaban ya cubiertas las suscriciones y nombrada una comisión, á cuvo trente se hallaba »D. Juan Garcia del Pozo, regente entonces aquella aud., y digno de que se haga de él una especial mención por el celo, interés y loable empeño con que trabajó para que se llevase á efecto la obra, colocándose la primera piedra á los pocos meses de haber sucedido el incendio. El nuevo edificio concluido á los 6 años de haberse comenzado , está situado en la plaza de la Constitución mirando al E. y dando frente á la hermosa cated. su fachada principal es de l()4 pies de linea y 58 de altura, constando de planta baja y alta o principal. La linea del edificio está dividida en 3 grupos, uno central y 2 á los estremos el del centro consta de 5 vanos y de 2 cada uno de los otros. Al, grupodel centro se antepone*una escalinata de 0 peldaños, que haciendo resaltar mas todo el edificio presenta una vista majestuosa. La construcción toda de dicha fachada, como también los de ambos costados es de piedra sólida, del mejor gusto, atrevida y de un estilo elegante y severo el piso bajo hasta el principal es almohadillado, coronado con una faja horizontal é imposta moldada de bellísimo efecto. El piso principal está decorado con el orden jónico , y el grupo central con 5 intcr-pilastras del mismo orden, que abrazan un antepecho en forma de balaustrada los de der. é izquierda solo 2, con su correspondiente cornisamento; remata todo el edificio una azotea con una hermosa balaustrada , en cuyos estremos hay grandes jarrones de piedra; rondín endo la obra un gracioso grupo en el centro, que representa un ant. guerrero armado , una matrona y varios niños sosteniendo entre todos las armas de la ciudad En él interior del edificio y en su planta alta se ven grandes salones destinados unos á las sesiones del ayuntamiento, y otros á la secretaria, archivo, depositaría y demás oficinas peculiares de la corporación, y todos ellos adornados con gusto y sencillez. En su parte baja y al rededor de un gran patio cuadrado, se advierten varias salas, destinadas para el juzgado de primera instancia y oficinas de escribanos y procuradores, con el objeto de que estando todas reunidas en un mismo local y custodiado como se halla todo el edificio por la guardia del Principal, puedan con mas facilidad precaverse de un incendio, robo ú otro mal los infinitos documentos de intereses particulares que en ellos se conservan. El coste de toda la obra ascendió á unos 300,000 reales vn (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.