HISTORIA DE LA JARA , PROVINCIA DE Cáceres, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Cáceres

Historia de Cáceres


 


>



PUEBLOS DE Cáceres

Historia de Cáceres

Localización de LA JARA , Cáceres


MAPA DE LA JARA , Cáceres
COORDENADAS GPS:
39.456745 , -6.376625

LA JARA   (HISTORIA) .
  - Cáceres.


Datos de la localidad:

    terr. enclavado en las provincia de Toledo, Ciudad- Real y Cáceres, part judicial de Talavera de la Reina, Puente del Arzobispo, Navahermosa , Piedrabuena y Navalmoral de la Mata.- S I T . á la izquierda del Tajo, comienza por la parte del Este un poco mas abajo de la embocadura del r. Pusa, terminándose por esta banda al NO. con el mismo r. Tajo hasta el paraje en que desagua el riach. Gualija este riach. es su lím. occidental, y las encumbradas sierras donde nace y que son la divisoria de las aguas al Tajo y Guadiana lo cierran por el SO. por la parte d e t s . y SE. son muy irregulares sus aledaños , formando una especie de semicírculo que terminan los montes de Toledo, ramificaciones de las Villuercas, sierras de Piedraescrita y Navahermosa en esta comprensión se hallan los pueblos siguientes, que esencialmente constituyen el terr. de la Jara á la banda del Este los I. de Puebla-nueva v San Bartolomé de las Abiertas ; al N. y NO. las Herencias, Corralrubio, Aldeanueva de Valvarroya , Azutan y Valrielacasa; al SO. Castañar delbor, Navaentresierra/Mohedas, Puerto deSan Vicente v la Mina, y al S. y SE. Anchuras, Alares , Navalucillos y Torrecilla los pueblos situado en su centro son Alcaudete de la Jara, Espinosa del Rey, Relvis de la Jara, Estrella, Navalmoralejo, Villar del Pedroso, Garvin, Peraleda deGarvin, Carrascalejo, Aldeanueva de San Bartolomé, Campillo d» la Jara, Sevi'leja, NavadeRicomalil'OjBobledodel Mazo, Robledo del Buey, y Piedraescrila, y ademas muchas alq. dependientes de estos I., las cuales forman reuniones de 20.30 y mas v e c , siendo la« mas principales Fuen'es, Gar gan'illa , Buenas bodas, Navalasenjambres y Encina caida Es tal el laberinto de valles y montes encumbrados que se advierte en estas cordillera, que seria difícil percibir su verdadera dirección , si no se atendiese continuamente á la masa divisoria que separa las aguas de los r. Tajo y Guadiana , que unas veces es elevadísima, como sucede en la Vdluerca de Guadalupe y Riscos-altos de Mohedas, y otras baja y humilde como se, reconoce en el caminodel Puerto de San Vicente á la Mina. El hombre amante del esludío de la naturaleza , y observador de sus maravillas, que viaja por entre estas elevadas montañas, y discurre poi lo profundo de los valles que forman, se queda absorto al contemplar este magesluoso cuadro en medio del horror del silencio y de una soledad espantosa los riscos que se ocultan entre las nubes, formados de pena-viva , que parecen bajos á larga dist. y que son de una altura increíble forman precipicios horrorosos, sobre todo por la parte del S.; otros riscos, habiéndose quebrantado en los terremotos, ó habiendo sido despedazados por los rayos, forman lo que los naturales llaman pedreras , que interceptando las estrechas veredas aumentan la dificultad del tránsito y despojadas de todo vejetal, como no sea el liquen ó musgo que las cubre, solo sirven de abrigo á las víboras y escorpiones ; corren por debajo de muchas de estas pedreras, las -aguas que salen de los inagotables aljibes que encierran las montanas, formando gargantas que son el surtidor del manso Guadiana, de pacífico curso, y del magestuoso Tajo que salta precipicios y bre-„ ñas , y penetra por angosturas increíbles. Desde la confluencia de este r. con Gébalo comienza la incomparable deh. de Castellanos, que fué del monast. de Santa Catalina de Talavera , destinado á pasto, labor y bellota , de que sacan cuantiosas riquezas los colonos y no menos sus dueños ó propietarios. Las quebradas de las faldas de las montañas están llenas de robles brabíos, acebos, durillos, alisos y otros muchos árboles que se consumen de vejez, á no ser que los corle algún cabrero para que su ganado coma las hojas; suele vérselesatravesados en las veredas, ó caídos sobre los mas cercanos, porque la aspereza del terreno no permite el trasporte de las maderas lo mas alto de las lomas está cubierto de jaras, brezos y lentiscos, cuya espesura y elevación impiden la vista por todas partes; los ganaderos procuran aclarar estos parages con quemas, que si bien privan de su guarida á los lobos y otras alimañas, ocasionan regularmente la pérdida de muchas colmenas en los valles profundos donde no se oye mas eco que el del riach. ó arroyo que le atraviesa, no se ve mas viviente que el corzo ó el jabalí, y sobre los riscos el águila que esclusivamente los habita. De las sierras que rodean la Jara por la parte del E . , S. y O., nacen una multitud de torrentes de bastante caudal y muy rápidos en invierno los mas notables y á quienes pagan tributo los demás, son el Sangrera , Gébalo, Huso, Andilucha y Pedroso que corren en dirección de Este á Oeste El T E R R E N O es vario, pintoresco, abundaute de granos y ganados con algún vino y aceite, y sobre todo inagotable de caza mayor y menor las aguas dplicadas , las frutas y hortalizas de un sabor esquisito, el aire puro y sano eslas dotes han influido sin duda en gran manera en las vicisitudes de este pais, de que pasamos á ocuparnos. Los muchos vestigios que por todas partes se encuentran, que los naturales llaman moradas' de moros, las muchas monedas de varias edades que se han descubierto , y las señales evidentes de cultivo de las tierras y de esplotacion de sus inmensos minerales , que aparecen aun en los sitios menos habitados hoy , son una prueba de que lo han sido en otros tiempos baste decir , que desde la ermita de Ntra Sra. del Prado, situado alE. del L. de Mohedas, hasta el arroyo de Cubilar á 1 leguas de dist. de él, pasando por los sitios denominados Sepultura del Moro, Cerro Quemado, la Clarilla, Valle de los Espinos y Valle de! Crespo, todo el terreno está lleno de escombros y cimientos rústicos, sin incluirlos restos de una infinidad de cas. esparcidos en todas direcciones; en la parte NO. de esta población hay un cerro elevado de piedra berroqueña con señales indubitables de contener minas de cobre , y en su cima subsisten las paredes de un campo atrincherado con 2 puertas al S. y N. estas paredes tienen mas de 2 varas de grueso, se les llama Castrejon y se suponen del tiempo de Augusto. Entre la v de Azutan y el L. de Aldeanueva de Valvarroya^ la orilla izq de Huso y no lejos de su embocadura en el tajo , se halla la arruinada ciudad de Vascos, cuyos muros se conservan en buen estado , y en su distr. aparece también el ant. puente romano sobre el último r . , del que existen los pilares é impostas de algunos arcos; este puente se hallaba defendido por el fuerte de Castro que aun subsiste alli cerca. el término de las Herencias está la granja de Pompajuela, situado á la orilla del Tajo en terreno pingüe con una alameda y un plantío de viñas y olivos cercado de tapias, y cuya circunferencia tiene mas de 1/2 lea., con un gran edificio , cuya posesión atribuyen los naturales á Pompeyo , fundados en una lápida sepulcral, que está en un corredor del arco de San Pedro de la v. de Talavera, en la cual parece consta haberse sepultado en esla v. un hijo de aquel ciudadano romano. Continuando en subir por la izquierda del Tajo, 1/2 leguas mas arriba del puente de Talavera, se halla una labranza llamada la Orbiga, donde hay vestigios de una pob!. ant. No aparece después ningún resto , medalla ó moneda que pertenezca á la dominación do los godos, por lo cual es de suponer que la población de este pais dejó de existir en aquellos 3 siglos; pero no sucede lo mismo respecto á la época sarracena, de la cual subsisten infinitos recuerdos no hay cerro medianamente elevado en la parte sept. de estas sierras, donde no se conserven paredes de las atalayas, casas fuertes y torres de refugio , llegando á mas esta previsión ; pues el espacio que media entre risco y risco de la cresta de las montañas, está tomado con paredones de piedra, de enorme anchura en algunos riscos se encuentran esculpidas las medias lunas , y en la peña viva, ó en la tierra sepulcros en dirección de O. á E. con mucha exactitud entre aquellas torres debemos citar la ant. fortificación exis tente en lo mas elevado de la sierra de Piedraescrita llamada de Altamira , desde la que se descubren las atalayas de Segurilla y el Casar á una leguas de Talavera por un lado , y por el olro los cast. de Herrera del Duque, Puebla de Alcocer, Magacela, Belalcazar y toda la Sierra Morena, en términos que por medio de los fuegos ó ahumadas que se acostumbraban en aquellos tiempos, podían saberse en Granada en menos de 1/2 hora los movimientos de Castilla ; pero habiendo tomado el rey D. Alonso VI á Talavera en el año l ,086 , los sarracenos tuvieron que retirarse á los fuertes de Herrera, Puebla de Alcocer, Talarrubias y Cabanas , y entonces la Jara volvió á ser teatro de las correrías de unos y otros combatientes; nue vo origen de despoblación , y esta fué tal, que en el espacio de 16 leguas no se encontraba un solo L. ni a'q., cuando se obligó á los moros a establecer por lira, de su imperio las montañas escarpadas de Sierra-Morena. Entonces algunos veciudad de Tala vera vinieron á establecerse en la Jara para apacentar ganados y colocar posadas de colmenas , y este es el principio de los pueblos que vemos en el dia, edificándose en primer lugar una pequeña ermita con el título de Santiago de Zarzuela , á 5 leguas de Talavera, donde ios curas de esta v. poniau un teniente que administraba los sacramentos á todos estos moradores esta pequeña ermita , arruinada ya , era la única iglesia de toda la Jara , y el principio de todas las que se edificaron después. Pero antes que estose verificase, la Jara volvió á ser túrbida en su quietud, y faltó muy poco para que n uevamente se despoblase á finesdelsigloXIIy principios del XIII, la vecindad de la frontera de los moros servia de asilo á una infinidad de salteadores que infestaban los montes de Toledo y los déla Jara confinantes con ellos aumentáronse estos facinerosos con motivo de las disensiones civiles entre D. Alonso el Sabio y su hijo, y acabó de poner el colmo á los desórdenes la menor edad de D. Fernando el Emplazado estos bandidos conocidos con el nombre de G o z n e s , nombraron por su gefe a un tal Carchena, que dividiendo su gente en pequeñas partidas, ó juntándola en trozos respetables , segun le convenia para sus fines, talaba todo el reino de Toledo para oponerse á este torrente se vieron precisados los colmeneros, ballesteros ó cazadores de Toledo, Talavera y Ciudad-Real (V.), á unirse en hermandad para perseguir á los Golfines , y por este medio los malhechores desaparecieron libre ya la Jara de la persecución de los Golfines comenzó á repoblarse rápidamente en lugar de la ermita de Santiago de Zarzuela, se comenzó á construiren el L. de Aldeanueva de Valvarroya, nuevamente formado la magnífica iglesia de Santiago , muy semejante á la de Santa Catalina de Talavera alli se estableció un cura propio; pero hallándose mal situado para tan vasta feligresia , se trasladó eí curato al I. de la Estrella, el cual en 1753 se dividió en los 4 de Aldeanueva de Valvarroya, Estrella, Mohedas y Sevilleja, quedando el primero con el anejo de Corral-rubio , el segundo con los de Navalmoralejo y Alquería de Fuentes , el tercero con los del Campillo, Aldeanueva de San Bartolomé y Puerto de San Vicente , y el cuarto con los de Nava de Bicomalillo, Gargantilla, Buenasbodas y la Mina, en la que después se puso teniente perpetuo también se edificó otra iglesia magnífica en Alcaudete que servia de parr. á los de Belvís, Torrecii lia y Espinoso del Bey , los cuales tuvieron después iglesia propias en el centro ó corazón de la cordillera se erijióel curato de Sla. Maria de Piedraescrita, que se dividió en 3 , que son ademas de la matriz, los de Robledo del Mazo y las Anchuras otra iglesia que se edificó en Garvin, servia para los pueblos de Valdelacasa, Peraleda, Castañar de Ibor, Navalvillar de Ibor y Talavera la Vipja con el Rohonal; posteriormente se trasladó la matriz al Castañar y después se dividió en 3 curatos, á saber Valdelacasa con Garvin v la Peraleda; Castañar con Navalvillar y la Avellaneda; y Talavera la Vieja con el Rohonal, Poveda y Alija también se erijió el curato de Villar del Pedroso , cuyo cura habitual pertenece á la col. de Talavera de la Reina, pero en sus 3 pueblos que con el Villar, Carrascalejo y Navaentresierra se ponen 3 vicarios del concurso del arz. el curato de Almofraquey Sangrera . que primero fué uno y se dividió en 3 , á saber Pueblanueva , Santa Cruz de la Jara y San Rartolomé de las Abiertas el curato de las Herencias tiene por anejo al Membrillo. De tan débiles principios se ha formado la población de la Jara , la cual por el número de almas y veciudad y correspondencia á las provincia y partido actuales, apare, ce del estado siguiente (Ver en el original) No comprendemos en este estado la villa de Talavera la Vieja con su barrio del Rohonal y desp. de Povedu y Mija, por no pertenecer al terr. de la Jara los I. de Almofraque, Sangrera, las Abiertas y Santa Cruz de la Jara se hallan desp. Hemos comprendido en esta descripción todo lo que se entiende propiamente Jara-, pero han comenzado á escluirse de esta denominación los pingües terr. de Sangrera y Gébalo, reduciéndola á los comprendidos desde esle último arroyo hasta las sierras de Mohedas y Carrascalejo donde se hallan los puertos siguientes el del Rey, que sin duda servia de paso á los monarcas cuando iban á visitar el sant. de Guadalupe; el de San Vicente, el mas frecuentado en el dia por las recuas que pasan de Córdoba á Vitoria y por las cabanas de ganado trashumante que bajan á pastar á Estremadura; el de arrebato capas, y mas allá el de la Mesa de Ibor




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.