HISTORIA DE JAÉN, PROVINCIA DE Jaén, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Jaén

Historia de Jaén


 


>



PUEBLOS DE Jaén

Historia de Jaén

Localización de JAÉN , Jaén


MAPA DE JAÉN , Jaén
COORDENADAS GPS:
37.765739 , -3.789518

JAÉN  (HISTORIA) .
JAEN  - Jaén.


Datos de la localidad:

    ciudad con a y u n t . , cap. de la provincia c i v i l , intendencia, comandancia general, ob. y partido judicial de su nombre, dependiente de la audiencia terr y ciudad g. de Granada (16 leguas) S I T U A C I Ó N Y C L I M A . ES la falda terriza de un monte llamado cerro del Castillo, cuya parte mas elevada es de piedra, se halla como recostada la c . , abrazando á aquella por todos puntos menos por el Oeste y SO., únicos vientos de que se encuentra defendida en parte. El clima es benigno, y aunque en las estaciones de invierno y eslío suelen notarse escesos de frió y calor, son sin embargo de poca duración y no suficientes para que neguemos la benignidad del clima. La mayor temperatura que ordinariamente suele esperimentarse, es de 2 5 á 3 0 grados de Reaumur, y la menor de 8 á 6 sobre cero de id. Las estaciones se marcan con bastante regularidad á escepcion de la primavera que algunas veces es nula por la firolongacion de los frios de invierno ó la anticipación del caor; esto último es menos frecuente. El otoño suele ser siempre una estación muy agradable , por lo templado y porque r a r a vez faltan en ella las lluvias tranquilas, copiosas é interrumpidas que, al paso que descargan la atmósfera de las exhalaciones de que se carga durante el verano, ablandan las t i e r r a s , refrescan la fibra animal y vegetal, y preparan de una manera consoladora los terrenos para la sementera. To dos los vientos so sienten á su vez en este pais, pero los que reinan con frecuencia y tienen conocida influencia sobre los seres vivos, son el de O. que el vulgo llama derecho, muy frecuente, útil á la vida animal y vegetal por su frescura agradable, y auuque suele soplar con mucha fuerza, no por esto se hace dañoso aunque moleste su fuerza y algunas veces haya maltrado árboles y edificios este viento suele traer abundantes lluvias. El SO. también es frecuente y precursor casi seguro de la lluvia, hasta el caso de haber llegado á ser refrán infalible en el pais el que dice el vulgo. «Cuando Javalcuz tiene capuz y la Pandera montera, lloverá aunque Dios no quiera.» Y en efecto, por la Pandera y Javalcuz asoman las nubes promovidas por el SO. y casi siempre sucede que antes de abanzar desde aquellos cerros hasta la c . , ya están dando lluvia abundante. El viento de S . , aunque algunas veces llovedor también , suele ser seco y generalmente no se se mira como beneficio. El del Este y SE. llamado aqui vulgarmente , solano, es casi siempre caliente, seco, muchas veces violento, y siempre dañoso á la salud animal y vegetal irrita los nervios, produce vértigos y cefalalgias, y en los vegetales hace un daño incalculable, principalmente en los meses de mayo y junio en que con algunas horas de este viento suele perderse ó á lo menos empeorarse mucho la cosecha de cereales. Este es el mal mas grave y mas frecuente que aqui se sufre en los campos , pues que siendo generalmente húmedos y buenos los otoños é inviernos, los sembrados llegan lozanos hasta la primavera en que la escasez de lluvias ó los aires solanos, empobrecen la vegetación , y dan lugar á una granazón endeble y mezquina. No siente menos el olivo la influencia del solano, en términos de perder todo su fruto cuando tierno aun y apenas desarrollado, sufre la acción de un aire tan secante. También suele suceder que cuando el movimiento de la savia vegetal se adelanta por los tempranos calores de primavera, y después corren aires solanos frios ó del Norte, ó caen heladas de noche, ó nieva formalmente, como sucedió en 1 8 4 1 , los olivos se a r r u i n a n , pierden la circulación, se gangrenan y solo la raiz y algo del tronco queda vivo. A esta desgracia llaman los labradores, quemarse el olivo. El aire del Norte siempre frío, es poco sano en esle pais y tiene ademas la desventaja de que aleja las nubes y para'íza la vegetación. La fuerza estraordinaria de los vientos, sobre todo del O. y S O . , es una cosa singular en esta c . , y ha sido siempre tan temible su ímpetu, que aun recuerdan con espanto los habitantes el terrible huracán de la noche buena de 1 8 2 1 , en que ademas de otros destrozos en árboles y casas, se vio con asombro que el viento dobló de una manera increíble los cuatro enormes barrónos de hierro que con otras cerraduras sostenían la puerta mayor de la catedral, colocados como estaban de punta sobre la pesada puerta. Enfermedades. La buena ventilación de este pueblo, sus esquisilas aguas y los alimentos sanos y abundantes que produce el pais, ocasiona indudablemente en sus moradores un estado bueno de salud, principalmente en las gentes de campo. Tal vez estas mismas ventajas den lugar á que las enfermedades tomen con facilidad el carácter inflamatorio asi es que se emplea con frecuencia y felices resultados el tratamiento antiflojístico en las afecciones agudas febriles. Con este método, bien que se aproxime mas á la verdad, bien que esté mas en armonía con el temperamento y modo de padecer general de las personas de esta c . , se ha conseguido desterrar un no pequeño número de enfermedades crónicas que, como resultado de las agudas , se observaban antiguamente con mas fre cuencia que ahora. Aqui no hay enfermedades endémicas propiamente dichas, y ademas de las ordinarias comunes á todos los países, solo se padecen las estacionales y epidémicas que suelen reinar en tiempos dados, aunque sin graves consecuencias. Ñútanse sin embargo, con alguna frecuencia las afecciones reumáticas bajo todas sus formas, y también una disposición prematura, principalmente en los hombres robustos, á las congestiones cerebrales, y por consiguiente á la apoplegia con todas sus consecuencias. Rien podrá ser la causa de esto la abundancia y buena calidad de los alimentos y la vida poco agitada y el escaso egercicio que generalmente se hace en los hab. perpetuos de la ciudad También podrá ser causa de los reumatismos esta misma, unida á la umbria que producen los cerros , sobre todo el del castillo que quita á la ciudad el sol algunas horas antes que se oculte para otros pueblos. Entre los trabajadores del campo , cuya constitución es sana y fuerte, suelen padecerse en el verano algunas calenturas intermitentes benignas , que adquieren por su permanencia en las huertas durante dicha estación. Puede decirse sin embargo que el pueblo es sano, y lo era mucho mas, antes que la nueva civilización viniera á alterar las costumbres sencillas, los hábitos racionales de nuestros padres. I N T E R I O R D E L A P O B L A C I Ó N Y sus A F U E R A S . Si la ant. ciudad estuvo encerrada dentro de estrechos lím. durante las guerras contra los moros , en que la necesidad de la defensa aglomeraba los edificios á la raiz del peñón del cast., hoy se ha salido de aquellos, estendiéndose en busca de la llanura, y muy particularmente por el lado que mira al E. Al contrario por la parte del cast. ha ido destruyéndose en términos que hoy existe una no pequeña estension de terreno sin casas, entre el principio de las existentes y el peñón. Este desp. se ha llamado siempre la Cuesta ó el Carril, por donde hoy pasa una vereda que sirve de paseo , y que es delicioso en verano por sus vientos frescos y por el espacioso horizonte que desde él se domina. Al final de esta vereda por la parte del N E . , principia el camino que conduce á las fortificaciones del cast., que aunque abandonado en la actualidad, no deja de ser cómodo, y puede andarse por caballerías, sin molestia. La ant. ciudad estaba limitada por una muralla , de la cual existen restos bien conservados, y que está marcada por el curso siguiente. Principiando por la parte de Martos, que está al N. , desciende por cima de las huertas de la ribera hasta lo alto de la calle llamada el Arrabalejo, alli sigue internándose en la población por la línea de las casas de dicha calle, cuyas fachadas miran á oriente apoyándose en algunos sitios la pared posterior de las casas en la ant. muralla continúa haciendo algunas tijeras curvas, y perdiéndose en algunos cortos espacios, desciende por bajo del conv. de Santa Clara hasta unirse á la torre de San Agustín , que es un polígono de planta de bastante elevación , todo de piedra en buen estado , no obstante los daños que le hicieron los franceses en su primera invasión y cuando quemaron dicho conv. que está á su espalda. Próximo á esta torre hay otro torreón que en el dia está dent ro de una casa particular, y desde alli sigue la muralla metida en las casas y sube por la calle de Tiradores, Campillejo de las Cruces, y se une á la pared posterior de la cárcel, no dejando la línea de casas, en la cual está aquella hasta la calle del Mesón de la P a r r a , donde se ven restos viejos de la vetusta muralla. Desde alli descendía un poco á buscar la es quina que hoy es del Sagrario de la cated., en cuyositio exis tío la puerta llamada de Santa Maria. Seguia por lo que hoy es calle de la Mona , ó por otro nombre Callejón Sucio, é iba á buscar cn dirección recta el arco de la Puerta Noguera, que aun existe; desde alli subia por lo que hoy es calle délos Abades y se reunia á la torre del Alcoron , que estuvo en lo alto de dicha calle, y costeando la cated. por la parte del S., se incorporaba á las casas consistoriales desde esle punto seguia por la calle del Obispo , que en otro tiempo se llamó calle del Toro, y en cuyas casas de la parte del S. existen aun torreones muy bien conservados, hasta encontrar el torreón de la casa del Conde de Torralba, subiendo luego á buscar el arco de la puerta de Granada , del cual salia la fortificación esterior á buscar las defensas avanzadas que habia extramuros, enlazándose después con la muralla que aun existe, y sube á buscar el peñón del c a s t . , por medio del cual va la muralla, no fiándose sin duda de la defensa natural que ofrece la escabrosidad del cerro , y sus cortes de piedra generalmente en agujas perpendiculares. Por la parte delN. desciende la muralla eslabonada con torreones desde el cast. hasta unirse á la puerta de Martos, que es la única fuerte que existe por su forma. Después sigue la puerta de Aceituno en lo alto del Arrabalejo, que está inutilizada luego va la del Sol en dicha calle, que hoy es portillo; después la de Baeza juntó á los Huérfanos, que no existe; la de San Agustin tampoco ; el arco de Noguera; el de San Sebastian, hoy de Dolo res , en la calle del Obispo; y el arco de la puerta de Granada que no existe. Esta era la muralla ant. con sus salidas para el esterior. Fuera de estos lím. la ciudad está muy cstendida , en términos que los grandes barrios de San Ildefonso y la Catedral, se hallan fuera de la ant. muralla. La actual ciudad está circundada por un tapial de tierra en muchos parajes, y en otros por las casas y sus jardines, de modo que no es fuerte por este concepto , y solo tiene este impedimento para los efectos del derecho de puertas y el interés de la Hacienda. A pesar de haber abandonado la cuesta, la ciudad tiene muchas Calles inclinadas, sobre todo las que dan á aquel sitio por la parte del cast.; otras del barrio de San Miguel, San Andrés y San Pedro; algunas de la Catedral que se dirigen hacia el c a s t . ; todas las perpendiculares á la calle llamada Juego de Pelota; las del barrio de San Ildefonso, paralelas á l a q u e se llama de las Carretas, y algunas otras , como las perpendiculares á la calle de San Clemente, y la subida que hay desde el llano de la plaza Mercado hasta la de Abastos, ó sea la de San Francisco, y mas arriba aun la de Santa María ó de la Catedral. Las calles largas principales ant. tienen la dirección del S. á N . , y las modernas de E. á O .  las calles largas son 56 , las de travesía ó cortas 208; las ant. generalmente mas estre chas y tortuosas que las modernas, están formadas por edificios mas irregulares que las otras, y todas ellas están regularmente empedradas con piedra esférica, muy dura, de color azul y blanco. No se ve en ellas suciedad repugnante, porque las inmundicias corren subterráneas por grandes madres ó cauces que cruzan casi toda la c . , y fuera de desear que se construyeran en las calles donde no las h a y , aunque son pocas y á los estremos de la población La calle mas ancha de la ciudad es la llamada de la Carrera , que media entre el mercado y la plaza de San Francisco tiene 12 varas castellanas dé ancho, y es igual en toda su estension. Esta calle, Ja de Barrera, la de Juego de Pelota en gran p a r t e , la de San Clemente y la del Arrabalejo en mucha parte, son las únicas que no están empedradas por el centro. Algunas calles de las pendientes tienen muy cerca de 30 grados de inclinación , de modo que las humedades filtrarían en las casas inferiores, si de tiempo inmemorial no tuviesen la costumbre de edificarlas con un piso alto , para asi librarse de la humedad , y esto hasta en las casas mas infelices, donde nadie duerme en el piso bajo, sobre todo en invierno. En general las calles son poco anchas, pero las principales tienen de 4 á 6 varas castellanas de l a t . , y hay algunas de travesía tan angostas, que no esceden de una vara. Se acostumbra á construir las casas con gruesísimas paredes de piedra ó de buen tapial encajonado en esquinas y pilares de piedra , dejando pocos claros en ellas. Esto depende de la necesidad de hacerse fuertes contra los vientos del O. y SO. que son tan violentos, sobre todo cuando se prepara lluv i a , que han derribado casas, árboles y personas, y hasta las campanas de la cated. se tocan muchas veces al impulso del huracán. Estos vientos bajan despeñados por los cerros de Almodovar, Neveral y del Castillo, y por eso se sienten tanto al entrar en la c , á pesar de que mucha parte de ella está defendida por el cast. La general forma de las casas regulares, eonsiste en un portal con segunda puerta, un patio claustrado, habitaciones en bajo para verano , un claustro alto con ventanas ó balcones cristalados, y habitaciones para invierno con cocinas en el mismo piso sobre él una cámara con ventanas á la calle. De este género hay algunas casas magníficas, modernas casi t o d a s , y muchas con un tercer piso habitable. Como pueblo agrícola, cuenta un número considerable de edificios en que habitan los trabajadores del campo, hortelanos y vegueros. En casi todas las casas ant. hay poco gusto y menos estudio en la distribución de las habitaciones tienen rejas á la calle y ya se va estiendiendo el gusto por los balcones. Toda la ciudad se compone de 2,954 casas, sin contarlos edificios públicos, iglesias, conv., etciudad que sucesivamente iremos describiendo ; muchas de ellas están hermoseadas con jardines, principalmente las que forman la línea de circunvalación, y muchas también tienen pozos, los mas de agua potable. El alumbrado de calles y plazas es de aceite con 243 faroles comunes y 10 reverberos que consumen en un año 280 a. Hay 12 serenos para los 12 cuarteles en que está dividida la p o b l . , por los cuales se forma anualmente el padrón del vecindario. En lo ant. lo estaba por barrios con los nombres de las iglesia parroquial Las puertas que hoy dan entrada á la ciudad son la de Barreras, con fielato al N E . ; la de Martos, con id. al N . ; la del Ángel, portillo al E . ; Santa Ana, portillo al SO.; la Alcantarilla, fielato al S . ; el Sol, portillo al NE. La puerta de Barreras, hoy la principal porque es la entrada de las carreteras de Madrid y Granada, es de construcción moderna , sencilla y de poca anchura para el tránsito de carruages tiene un arco de medio punto en el centro, y 2 puertecitas á los costados. Un frontón triangular corona la p o r t a d a , y en él se ven 2 escudos de armas, el de la ciudad por la parte que mira á ella con esta inscripción en su basa Reinando Fernando VII, y en su nombre la Junta Central, año de 1809. El de España por la parte que da al arrecife. La puerta de Martos colocada en la cortina de muralla que baja del cast. y que en lo ant. era la principal de la c . , es segun parece por su construcción, del tiempo de los árabes está abierta en un cuerpo de fortificación, y apoyada en una torre; una serie de arcos estrechos y de estraordinaria a l t u r a , forman un callejón que la hacen inespugnable. La puerta del Ángel es un gran arco de piedra sencillo, pero muy sólido y de bastante antigüedad, de orden dórico. Por la parte del campo tiene sobre el arco un nicho, y en él la estatua de San Miguel. Las demás son modernas y de ningún mérito. A G U A S . En este punto Jaén es una ciudad privilegiada. Varios raudales de agua esquisita la abastecen de los cuales los mejores y mas permanentes son el de Santa Maria y el de Ja Magdalena. El primero de estos nace á pocos pasos de la ciudad entre unas peñas junto al Arenero á la salida de la puerta de Santa Ana, subiendo un poco á la der. En aquel lugar se recogen las aguas por un cauce subterráneo bien construido de vara y 1/2 de a l t u r a , 1/2 ó mas de lat. y al llegar al frente de dicha puerta y algunas varas antes de ella, se vierten las aguas rebalsadas, cuando hay sobrantes, á un lavadero al descubierto situado por bajo del camino donde las mujeres de los barrios inmediatos concurren á lavar sus ropas. Entra la mina en la ciudad; pasa por delante del conv. demolido de Santa Ana, luego por el de los Carmelitas descalzos y á poco vierte el agua en una fuente pública de 2 caños llamada Cañuelo de Jesús. Hasta alli llega la mina de la altura que hemos dicho al lado de esta fuente hay un repartidor. Sigue el cauce por el pie de la antigua muralla y desde alli hasta que se agota, caminando siempre al E. abastece varias fuentes públicas y particulares. Las públicas son después del Cañuelo de Jesús; pilar de la Imprenta, situado en la calle de su nombre; pilar del Borrego en la del suyo; otra en la plaza de San Francisco con un remanente que va á un pilar frente á la puerta de la pescadería ; Santa María , en la plaza de su nombre, 2 fuentes de agua abundante situado al pie de las casas consistoriales á ambos lados de la puerta; San Ildefonso, en la plaza de su nombre ; la Alameda, otra fuente á la salida de la puerta del Ángel y antes de entrar al paseo de la Alameda. Esta última, la de San Ildefonso y plaza de San Francisco, son de taza y están aisladas; las otras no la tienen y eslan unidas á alguna pared también da otra fuente públicaque es el pilar que hay en la calle del Colegio á el lado del palacio episcopal. Este raudal da agua á 86 fuentes particulares, toda potable y de escelente calidad especialmente cuando está sentada algunas horas. Esta agua que en los veranos muy secos se disminuye bástanle , si bien se repone pronto en las primeras lluvias, obstruye los cauces con unas concreciones calcáreas y silíceas que forma en poco tiempo. El hermoso raudal llamado de la Magdalena, de agua sumamente esquisita, nace al pie de una roca cubierta por una obra de mamposteria bien elevada en forma semicircular, con un pequeño arco en la parte inferior donde sale el agua en estraordinaria abundancia á una gran balsa de piedra , defendida hasta la mitad por una verja de hierro, piedra y madera mas baja que el nivel de la calle por lo que hay una gradería para bajar á tomar agua en la parte de balsa que eslá fuera de la verja. Este gran cóncavo resguardado por paredes elevadas y sin techar, se halla situado frente á la puerta de la iglesia de la Magdalena. Fuera de la verja y en la pared de la der. se ven 2 escudos de armas de piedra, uno déla ciudad y en medio de ambcs una inscripción que espresa que en el año de 1696 costeó la ciudad la gran mina con sus repartidores que conduce agua desde dicha fuente hasta en frente del conv. de la Coronada. El remanente de elia va á otra fuente ó pilar que llaman de las Bestias y que está al lado de la puerta de la iglesia Fuentes públicas de este raudal. La suya y su remanente; la del Arrabalejo , en la calle de su nombre , es un pilón rectangular adosado á la pared con algunos adornos de piedra sobre los caños que son 2 ; mira al E., es antigua y socorre de agua á mucho vecindario. La de los caños de San Pedro en la plazuela de los Caños, que es plaza de abastos para los barrios altos de la población, surte también á muchos vecinos y mira al SO. Esta fuente , que es de elegante arquitectura, consiste en un pilón rectangular adosado á un muro que sirve de testero y del cual salen de unas figuras simbólicas 3 abundantes caños de agua colocados á iguales distancias. El muro tiene en sus estremos 2 estatuas del dios Término coronadas por capiteles caprichosos que representan unos canastillos de flores con 4 volutas de orden jónico un entablamiento desproporcionado de orden dórico corre á lo largo del muro entre las 2 estatuas y se avanza un poco de frente sobre sus cabezas su friso está adornado de florones. Encima de la cornisa descansa un ático en cuyo frente se ven las armas del emperador que figuran ser sostenidas por 2 leones asidos á 2 paños que arrancan de la corona del escudo, y dicho ático está coronado por un frontoncito que forma un nicho en figura de concha donde está una Virgen, y en los costados 2 estatuas que representan 2 rios. En una inscripción que tiene en el centro del muro se lee que fué su obrero Gregorio de Murcia Cano y tiene notado el año 1559. La fuente de San Bartolomé en la plazuela de su nombre frente á la iglesia del mismo, no se une á casa alguna y sí solo á un respaldo de piedra de donde salen los caños, que son dos mira al E. y surte á gran parte de vecinos. La del Mercado , en la plaza de su nombre , en la parte de ella que está fuera del paseo ó salón, es de taza y surtidor sirve mucho, sobre todo á la arriería de las posadas que están á las inmediaciones y á los que entran y salen por la puerta de Barrera que está en una de las calles que salen al mercado. Fuentes particulares del mismo raudal, 124 también da gran parte de agua para un estanque en el patio de la iglesia de la Magdalena, en el cual se conservan las lápidas de que habla el Dean Mazas. Esta agua es deliciosa ; fresca en verano y menos en el invierno, es decir, no se altera fácilmente su temperatura y por esta causa parece mas ó menos fria con relación á la temperatura admosférica. (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.