HISTORIA DE ISLA DE LA PALMA , PROVINCIA DE Las Palmas de Gran Canaria, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Las Palmas de Gran Canaria

Historia de Las Palmas de Gran Canaria


 


>



PUEBLOS DE Las Palmas de Gran Canaria

Historia de Las Palmas de Gran Canaria

Localización de ISLA DE LA PALMA , Las Palmas de Gran Canaria


MAPA DE ISLA DE LA PALMA , Las Palmas de Gran Canaria
COORDENADAS GPS:
28.060337 , -15.553839

ISLA DE LA PALMA   (HISTORIA) .
  - Las Palmas de Gran Canaria.


Datos de la localidad:

    una de las siete que forman el grupo  del archipiélago canariense, en el Océano Atlántico. Dista de Cádiz 250 leguas , 41 de Canaria, 72 de Fuenteventura  de la Gomera, 42 4/2 de la de Hierro y 79 de Lanzarote LA SITUACIÓN GEOGRÁFICA de esta isla aparece en el ad. junto al estado (Ver en el original) Tiene 9 leguas de largo, 7 de ancho, 27 de circunferencia Y 90 de superficie; con 46 población y 28,878 hab. segun Miña- Qo; 4 L., 8 v. y una ciudad, con una multitud de pagos ó cas. en la actualidad, los que juntos componen 43 ayuntamiento, cuya población segun los ciatos oficiales es de 7,838 veciudad, 33,659 a"Ti.; y de 35,380 hab. segun datos de la redacción. Los pueblos de esta isla forman un solo partido judicial de entrada, c"-yo juez de primera instancia y gobernador militar residen en su cap., que es Santa Cruz de la Palma, uno de los prin- G»pales puertos de la misma, al SE.; y hay otro , el de Tazacorte, también de importancia, al O. La defienden 8 fuertes entrecastillos y baterías su terr., compuesto en su mayor parte de elevadas cumbres, cubiertas de nieve por lo general y cortado de barrancos profundos, estaba en lo antiguo poblado de espesos bosques , de los que se sacaba escelente madera de construcción; y sin embargo de la variedad de temperatura que se advierte de unos á otros puntos, el clima es grato y saludable, aunque espuesto á la langosta y á las erupciones de los volcanes, de los cuales se formó una nueva montaña en el año de 4558. TERRITORIO. Para dar una idea general de la fisonomía geológica de la isla, dividiremos esta en dos partes, N. y S la parte N. puede considerarse como prod. de un solo volcan, que en tiempos muy remotos ardió en su centro con tanta ó mayor tuerza qued Etna ó el Vesubio, y que apagado siglos antes de la conquista dejó allí un cráter ó caldera rodeada de lomas ó barrancos, que como radios de un mismo centro siguen hasta las costas formando del todo una sola montaña, cuya elevación sobre el nivel del mar (en su pico llamado Roque de los muchachos) se ha calculado en 8,000 pies de París montaña cuyas alturas son generalmente quebradas, fragosísimas é intransitables, y por esta razón poblada v cultivada solamente en su circunferencia una ó 1 1,2 leguas "del mar. Esta parte de la isla presenta ademas el fenómeno de que sus costas son muy elevadas y cortadas á pico sobre el Océano en su misma linea litoral, lo que supone ó que una catástrofe redujo su área á lo que es en el dia, ó que el mar ha gastado considerablemente el terreno, ó bien que este, como dice Buch, fue levantado en una masa que corrió debajo de las aguas del mar, cuya opinión parece acreditada en vista de las profundísimas cortaduras de montes y barrancos. Comprende ademas aquella opinión la caldera, porque esta espantosa cabidad de 5 leguas de circunferencia en sus bordes y de 2,500 pies de profundidad, solo ofrece al viagero ó al curioso que la transita, estrechos desfiladeros, horrendos precipicios y masas enormes de rocas desgajadas de su cuerpo principal y. echadas al través de sus honduras. Dicha cavidad, cuyo fondo es mucho mas alto de la parte N. que de la del S., está indicando el alzamiento mencionado. Y podemos añadir que corrobora lo dicho por aquel sabio, lo que se verá en el tránsito de NE. á SO. en la gigantesca loma del Time, que en posición vertical tiene á sus pies el valle de la Banda ó Llanos; mientras lleva sobre su espalda y á su misma altura todo el terreno que va siguiendo al N. y continúa en torno del gran cráter; terr. cuyas costas principian desde la punta titulada de Juan Grage a ser cortadas á pico, como digimos antes. Es cierto qué dichos cortes se hallan á veces interrumpidos con lavas que caen oblicuamente al mar ; pero la mas atrasada descomposición de las referidas lavas y los puntos mas ó menos pronunciados de donde salieron, prueban que dichas interrupciones provienen de otros volcanes incomparablemente menores, que después de aquel trastorno nacieron en las faldas de la gran montaña. En la misma parle N. de la isla hemos comprendido el valle de la Randa o Llanos y la sierra, porque consideramos tanto aquel valle como esta sierra apéndices de la misma obra, con la sola diferencia, de que la citada sierra fue producción plutoniana, y tal vez una especie de mina que condujo el fuego á la enorme recámara <lel horrendo cráter; y el valle, producción neptuniana del mismo; ya fuese por eyecciones lluviales, ó ya por denudación, cuando su fondo se'hallaba á mayor altura. La parte S. de la isla, es el resultado de un sin número de volcanes muy posteriores al trastorno que esperimentó la parte N., como lo prueba la diferente fisononía de aquella, con respesto de la que hablamos ahora, sin que por esto queramos decir, que el núcleo de esta, no sea igual á aquella , ó que este no participe del mencionado trastorno; sino que los vestigios dé lo uno-y de lo otro, han desaparecido bajo las lavas de tan crecido número de volcanes, ó que solo se revelan, por decirlo asi, misteriosamente. De la comparación que vamos á hacer de una y otra parte déla isla, se vendrá mejor en conocimiento de la diferencia que se obsena entre ellas. En la parte S., las costas son bajos relieves de sinuosas lavas sobre un plano de agua ; y en la del Norte, las costas son altos terraplenes, que defienden la isla-, en aquella parte no se encuentran barrancos que merezcan nombre en los mapas, y si alguno hay que lo tenga en las partes altas, lo pierde en las bajas, mientras que los torrentes en el lado del Norte van creciendo á proporción que se acercan al mar, y los barrancos abren massusbocasparadarsunombre. En ei S., si se fijase en un plano cualquiera, un punto casual, mayor seria la probabilidad de dar con el cráter de algun volcan , mientras que en el N. haciendo abstracción del inmenso cráter de que hemos hablado, la operación daria un resultado en sentido opuesto. También se observa que los caminos en aquella dirección, aunque siempre ásperos y tortuosos, solo aumentan las dist. en 4 5 por 100 con corta diferencia; mientras en esta se duplican y triplican las dist, con, el aumento de aspereza y tortuosidad, que dan á los caminos los muchos zigs zags de cumbres, sierras y barrancos. Establece una diferencia notable el hallarse solamente una fuente llamada Niqúiomo en la parte del S., de la que brotan numerosas y gruesas gotas de agua, del techo de una cueva subterránea; mientras que en el lado N., donde el tiempo ha producido ya en el terreno capas impermeables, los manantiales son muchos y abundantes. Otra diferencia que se nota , respecto un punto de otro es, que por el lado de S., para utilizar la mitad de un terreno , se hace indispensable ocupar la otra mitad con gruesas paredes y enchidos morrones, mientras que no siempre se hallan en el lado del Norte piedras con que construir una simple cerca, aunque en algunos suceda lo mismo, con corta diferencia. MONTAÑAS. Aunque ya hemos hablado en otro lugar de la que compone toda la parte N. de esta isla; de la circunferencia y profundidad del cráter que tiene en su centro, del fondo de este y délas aguas (pie allí se reúnen, solo añadiremos, que si el esterior dé dicha montaña, es enteramente volcánico, su interior presenta el carácter de montaña primitiva en sus vetas verticales, que descienden por suscostados y atraviesan su fondo, en sus picos y demás objetos que alli se ven y que dan al terreno diferente aspecto del que presenta lo demás de la isla. Una de dichas velas que atraviesan el fondo de la caldera y que el gastado terreno de sus costados ha dejado descubierta mas de una vara, es una pared de singular perfección interior y esterior interior, poique sus piedras ajustan unas con otras perfectamente en cuantas figuras geométricas pudieran imaginarse; y esterior porque dé ambos llanos es perfectamente plana. Sin duda una de estas vetas es lo que se llama por los naturales pared de Roberto, en el camino que pasa por los bordes de dicha caldera. Después de esta gran montaña, todas las demás son tan pequeñas y numerosas, que costaría mucho describir siquiera las del grupo que está en la cumbre vieja haremos, sin embargo, mención de algunas. La del último volcan , que atormentó la isla, tiene la particularidad de no hallarse cortada por un lado como todas las demas ; su esterior todo de arenas, es un cono truncado de mucha elevación, y su interior un cono inverso muy profundo pudiéndose caminar horizontalmente por sus bordes sin riesgo alguno. La montaña denominada de las Toscas, sobre la parr. de Mazo, merece atención por la elegante forma que le da su grande altura, v por conservar todavía los frondosos árboles, con que la vistió la naturaleza aun antes de la conquista. La montaña nombrada Risco de la Concepción en Rreña alta, es también digna de atención por la pintoresca vista que proporciona su mucha altura sobre la ciudad de Santa Cruz de la Palma y el mar, sus colindantes al N. E. Es asi mismo digna de notarse la montaña de Tenagua en Puntailana, que domina los pagos de la espresada ciudad de la Palma; montaña que seria el veículo de los meteorosacuosos, sino se la hubiese despojado ya de su fresca verdura. MANANTIALES. El mayor caudal de agua de la isla, es el que se reúne en el fondo de la caldera, procedente de dos grandes manantiales llamados, eiuno Agua mala, yj'°'r0 Agua buena, Este último nace en el sitio denominado Taburiente , que es lo mas adentro déla caldera ; luego quena nacido se pierde enteramente; pero vuelve á salir a poca dist. del lugar en que se perdió. Su agua es de la mas esquísita que se conoce y tan fria como si fuese de nieve, al paso que la del otro manantial es algo desagradable y carece de este grado de frialdad. L A confluencia de estos dos manantiales se establece á 1/2 leguas de Taburiente, y sus aguas corren juntas por mas de una leguas basta el tomadero de la acequia que dirige á Argual. flanqueando la parte interior a cerro de Vejamgua , la restante anua sigue corriendo m » de 1/2 leguas hasta el fondo de la grande abertura SO. je» caldera , donde está el tomadero de la acequia que va a iu zacorte y de la que siempre queda alguna, que corre I'm mente por el barranco, a veces hasta el mar. Cada una las dos acequias mencionadas, regaba antes ptóntiosoe ña dulce, y movía en su respectivo pago, el mgenio se molia aquella para elaborar los azúcares y mieles, v cluyóse ya este ramo de industria rural, PR I I R \ E R ° *;v\ v e\ corte (año de 1830), después en Argual (en el de «*+-•... cultivo ordinario de tierras de regadío ha reemplazado al caña dulce. En cada uno de los referidos pagos, habia y hay i ! todavía dos molinos harineros impulsados por dichas aguas. El manantial quo riega la Loma de los'Sauces, cs el segundo en orden de la isla. La acequia que conduce sus aguas, será como una de las dos que salen de la caldera, y como ellas deja también un sobrante que corre á veces hasta el marpor el barranco , que llaman del Agua. Dicha acequia tiene el mérito de atravesar dos rocas firmes taladradasal intento; la primera en una línea trasversal de 17 varas , y la segunda en otra de 63. Un reconocimiento que en el año 1847, se hizo de estas aguas, nos facilita la noticia siguiente nacen aquellas de dos manantiales distantes 1 ,620 pies uno de otro el principal, que es el mas set., se ha reducido de poco acá á menos de lo que antes era el otro , y este á mas de lo que era aquel. De las dos rocas taladradas de que hablamos antes, la primera tiene dos barrenos y entre ellos un balcón de madera que pasa el agua de uno á otro ; el barreno de la segunda es seguido. Los taladros tienen 6 pies de alto y 3 de ancho. En otro tiempo las aguas de esta acequia movían un ingenio de caña¡> de azúcar, que se concluyó en 1806 y 2 molinos harineros que existen todavia. Hablando con propiedad, los ingenios tueron 2, pero el que perteneció al mayorazgo del conquistador y adelantado D. Alonso Fernandez" de Lugo, se concluyó hace mas de 200 años. Otro manantial de tanta ó mayor consideración hay en el lugar de Barlovento , donde principia el barranco de Gallegos, pero sus aguas nacen en un sitio tan escabroso, que su aprovechamiento se mira como imposible. El manantial que provee de agua á la ciudad es el tercero en orden, no contando con el antecedente; la acequia por donde corre contiene en moderada corriente una vena fluida de un pie en cuadro; y demás seria si fuese posible su aprovechamiento en terreno tan peligroso de transitar. Con estas aguas se impulsan 9 molinos harineros y se riegan las huertas de la ciudad de Santa Cruz de la Palma , cuya agua pertenece al comunal de la población Estos son los manantiales ae mayor consideración que hay en la isla. Hay ademas otras aguas cuya noticia podrá contribuir á formar una idea del terreno en que se hallan principiaremos por la ciudad y seguiremos por la parte S. La espresada ciudad se halla fundada en un terreno de aglomeración, en el cual se han abierto varios pozos, que dan aguas bastante dulces , y unas mas que otras. Bajo la loma de Buenavista , al SO. de la ciudad hay otro terreno de aglomeración, que forma en el dia una buena propiedad con 3 norias , cuyas aguas son tanto ó mejores que las antedichas, y 2 pozos públicos, de cuyas aguas se proveen los veciudad de Breña-baja y Mazo en años de sequia para sus necesidades y usos domésticos y casi siempre para lavar sus ropas. Otras aguas son verdaderos manantiales, pero salen tan cerca del mar y de su nivel, que solo se toman á la bajamar y en tiempo de bonanza, como sucede en lo que se llama pozos de barqueta y pozos de Alarcon; la primera de estas dos aguas es muy buena, la segunda no tanto. Se hallan también otras aguas que ellas mismas salen á flor de tierra, pero ausdiadas de la pleamar. De estas últimas era la quo se llamó Fuente Santa en la punta S. de la isla, de virtudes termales, las que curaban muchas enfermedades, singularmente cutáneas y venéreas pero el volcan de 1677 dejó sepultada esta fuente bajo una lapida de 16 varas de espesor, sirviéndole de epitafio una largaescavacionque se hizo poco despuos paraindicar el punto enque podia hallarse algun dia. Pero ¿existirá allí enla actualidad estatúente benéfica? ó aquella lápida no la pondría el volcan sino después demuertaó secada lafuente? Esto parece mas posible, sisecalcula y tieneenconsideracion el gran trastorno interior que debió sufrir el terreno, por el que recibió su parte esterior. El charco Verde situado á 235 varas del mar en la playa de los pájaros (costa de la Banda) no es mas que una poseta de corto* diámetro y muy poco fondo, cuyas aguas también suben y bajan con el mar. La subida se anuncia siempre con lentos y repetidos golpes subterráneos y exalacion de gases, que no es posible soportar dentro de la misma poseta. Los principios dominantes de esta agua son sulfato de magnesia, á que debe su propiedad purgante, y ácido hidro-sulfúrico ó hidrógeno sulfurado, á que se atribuye su cualidad antiherpética. Muchos son los enfermos que" se han curado bebiendo esta agua por algunos diás, ó recibiéndola en baños de vapor. Cerca de dicho charco hav otro mucho mavor á 30 varas del mar, qu» tambien siguen el flujo y reflujo de aquel; pero su agua es diferente y su fondo desconocido, por cuya razón siempre conserva aquella. Este charco no tiene otro uso que el curtido de linos y altramuces se conserva la tradiccion de que hubo otro charco incomparablemente mayor cerca de este último, que obstruyó el volcan del año de 1585 y salió de la montana de Tijuy a. CAMINOS. LOS de esta isla son generalmente estrechas y peligrosas veredas, por las que apenas se puede atravesar con caballerías del pais. Sin embargo, conformándonos con el nombre de caminos que se les ha ciado , diremos que ademas de los que circundan la isla hay tres principales para cruzar desde la c, es decir de la darte E. á la de O.; y son el de la cumbre de los andenes, peligrosísimo de transitar en invierno y aun en otoño y primavera. Este es el mas escabroso de todos, cómo lo indica su nombre, y cuando otro tuviera bastaría considerar que el que lo transita tiene quo subir á la parte mas alta de la isla , y pasar por los bordes mismos déla caldera; este camino tiene ramificaciones con todos los pueblos de la parte N. El que se llama de la Cumbre vieja, que es la segunda altura de la isla, aunque menos escabroso, debe esta ventaja al gran rodeo que forma, rodeo molestísimo en estremo para el eme pasa de la ciudad al O. de la isla, ó vice-versa. El que se llama de la Cumbre nueva, atraviesa la sierra que hemos anteriormente descrito esta cumbre es la tercera altura de la isla, y está entre las dos ya nombradas. Dicho camino corta aquel rodeo , pero la sierra que es preciso subir y bajar tiene por el Oeste 49 vueltas y 100 por el E. sin contar los recodos que unas y otras torman á veces. Tanto este camino como, el antecedente tienen sus ramificación con los pueblos de la parle S. de la isla ; habiendo ademas otros locales y de herradura que conducen de unos á otros puntos. Los PUOD. de esta isla son pocos granos, que los pobres mezclan con la raiz del helécho, pulverizada para pan; abundancia de vino, frutas, almendras, miel, cera y alguna seda con que se fabrican tafetanes, rasos negros v cintas lisa?.. Entre los árboles raros que se crian en esta isla, se cuenta el noel, alimno y aloes; y aunque mas poblada que las de Lanzarote y Fuerteventura, es igualmente pobre y miserable; por manera que á lo menos tres cuartas partes de sus hab. no se alimentan de otra cosa generalmente (¡ue de la espresada raiz del helécho, cavada con peligro de sus vidas al borde de espantosos precipicios. Con lo espuesto queda por consecuencia demostrado, que el decaimiento á que ha venido la isla, es grande y que si no se promueve con eficacia la instalación de cualquier ramo de INDUSTRIA, de no procurar también con actividad la reproducción de sus montes, el plantío de olivares y el cultivo de algodones y otras providencias adoptables á las necesidades y urgencias del momento, no queda otro recurso á sus naturales, que emigrar á las Américas abandonando su ingrato pais, que no puede suministrarles los recursos indispensables para su subsistencia. POBLACIÓN. Segun datos oficiales 7,838vec , 33,659almas con referencia á otros 33.380 hab. RIQUEZA IMP. L.360,554 reales CONTRIBUCIONES por todos conceptos 377,393. HISTORIA. (V.en el articulo de Canaria)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.