HISTORIA DE HISTORIA DE MADRID ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS , PROVINCIA DE Madrid, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Madrid

Historia de Madrid


 


>



PUEBLOS DE Madrid

Historia de Madrid

Localización de HISTORIA DE MADRID ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS , Madrid


MAPA DE HISTORIA DE MADRID ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS , Madrid
COORDENADAS GPS:
40.416691 , -3.700345

HISTORIA DE MADRID ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS   (HISTORIA) .
  - Madrid.


Datos de la localidad:

    En su primitivo orígen fue mas bien una asociación piadosa y benéfica , que puramente facultativa se llamaba Congregación y Hermandad de >.tra. Sra. de la Asunción y conmemoración de San Ibo, la cual tuvo principio en la j u n t a que varios abogados de esta corte , celebraron el dia 13 de agosto de 1595 en la sacristía del conv. de San Felipe, de agustinos calzados , en la que comisionaron á 6 individuos para la estension de las ordenanzas, que bebieran regirles, bajo la inmediata protección del Supremo Consejo de Castilla , que las aprobó en su real provisión de 15 de julio de 1596. Permaneció la Congregación de a b o g a d o s e ñ dicho conv., en donde celebraba sus j u n t a s y fiestas anuales á la patrona, h a s ta el año 1628, en que se trasladó al colegio imperial de los padres de la Compañía de Jesus. Mas de siglo y medio h a bia transcurrido va desde su creación , cuando en j u n t a «le 28 de agosto de 1731 , se notó la necesidad de modificar y ampliar sus primitivos estatutos , los cuales ya retomados se aprobaron por el supremo consejo de Castilla, en 30 ele julio de 1732, y real cédula de Felipe V, de 8 de agosto del mismo año. La espulsion de los jesuítas de 4707, dejo sin local á la Congregación ó Colegio de abogados, y en 21 dc junio de aquel año, acordó la j u n t a de gobierno trasladarse á la parroquial de S t a . Cruz, que se estaba concluyendo, en la que se celebraron las funciones hasta el año 1775, en que se dispuso el regreso á la iglesia de San Isidro el Real por e s tar bajo el real patronato , tener mejores proporciones y la concesión de indulgencias. Grande era la importancia que en aquella fecha habia r e cibido el colegio, y su nombradia fue t a n t a á fines del siglo pasado, que desearon y obtuvieron la incorporación y filiación en él los Colegios de Cádiz , Córdoba, Coruña, Granada, Málaga, Méjico, Oviedo, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza. Los adelantos del siglo y de las ideas reclamaban la reforma de los estatutos, cuya tarea se encomendó al s e ñor Calleja , que d i o cuenta dé tenerlos ya en borrador en junta de 14 de junio dc 1807. La invasión francesa impidió que tuviera efecto su aprobación , y hasta puede decirse, que los trabajos del colegio se paralizaron ó no tuvieron aquella vida que t a n t a celebridad le habia conquistado. Vueltas las cosas á su estado normal y publicada la Constitución en 1820 , se agitó de nuevo la necesidad de unos estatutos que estuvieran en consonancia con las instituciones, y formados que fueron se dispuso, en junta de gobierno del 27 de mayo de 1822 su remisión al Gobierno para que los aprobase. Lejos de hacerlo a s í , mandó por real d e creto de Cortes de 8 de junio de 1823, que los abogados, médicos y demás profesores aprobados, puedan ejercer en todos los puntos de la monarquía sin necesidad de inscribirse en ninguna corporación ó colegio particular, con sola la obligación de presentar sus títulos á la autoridad local. Esta disposición daba un golpe de muerte al Colegio, pues destruía su base fundamental de que para ejercer la abogacion en la c o r t e era necesario estar incorporado en su Colegio no sabemos hasta que punto pudiera haber afectado á su existencia, porque la reacción política que vino en nos, restableciendo en su fuerza y vigor los ant. estatutos , d e s truía tambien la innovación del decreto de 8 de j u n i o . Los efectos de apuella violenta década se hicieron sentir también en el seno de esta corporación científica ; se dejaron sin efecto las incorporaciones practicadas durante los 3 años llamados revolucionarios por el Consejo, debiendo de purificarse y acreditar su buena conducta demostrativa de amor al rey ; se suspendió de la facultad á varios de sus mas notables colegiales ; se impusieron m u l t a s , y hasta se creia que habia perdido el Colegio gran parte de su antiguo prestigio. Calmados ya los odios en tiempos posteriores y removida de nuevo la forma de los estatutos , en junta dé gobierno" de L.° de j u n io de 1834, se espidió la real orden de 21 de setiembre def mismo año, en la que se disponia que se convocase á junta general, para que esta tomase en consideración los negocios propios de su interior, régimen y adm., y acordase loque juzgara conveniente á l o s intereses y lustre de t a n digna corporación , la cual se celebró cn 9"dc n o viembre, y acordó nombrar una comision que redactase los nuevos estatutos. No se publicaron e s t o s , sino que por el contrario en virtud del d e c r e to de Cortes de 11 de julio de 1837 , se restableció el de 8 de j u n io de 1823 , que hacia l i bre cl ejercicio de la abogacía sin nccisidad de incorporarse en el Colegio. Esta disposición paralizó la marcha de este último; y aunque por real orden de 3 de setiembre se p r e venía que continuase la misma junta gubernativa hasta que sejlispusiese y publicase el nuevo arreglo , uo d i o ningunas señales de vida, ni admitió en su seno á ningún individuo, hasta que aprobados y publicados los e s t a t u t o s vigentes de 28 de mayo de 1838, se abrió una nueva era , v se d i o una nueva forma á todos los colegios del reino. La instalación del de Madrid tuvo efecto en ¡unta general de 8 de julio de aquel año, y desde esta fecha debe contarse la segunda época de t an importante corporación el art. primero de los nuevos estatutos hacia necesaria la incorporación en el c o legio para que se pudiera abogar , v si bien es c i e r to q ue esta disposición se derogó por real orden de 28 de noviembre de 1841, volvió de nuevo á restablecerse por el real dec r e t o de 12 de j u n io de 1844, el cual hizo tambien grandes alteraciones en dichos e s t a t u t o s , que deben considerarse modificados en t o do lo que este establece, y disponen otras reales órdenes y acuerdos posteriores. Según ellos, el colegio se rige por una junta de gobierno compuesta de un decano, 6 diputados, un tesorero v un secretario contador el número de individuos es indefinido, ascendiendo el de e s t e año (1848) á 054, sin contar muchísimos que h a n sido eliminados de la lista que anualmente publica el Colegio, en virtud de lo que dispone la real orden de 24 de agosto de 1847. Para ingresar en el Colegio basta la presentación del título de abogado, debiendo abonar por derechos de entrada 500 r s . , según la real orden de 14 de diciembre de 1847, que empezó á regir en L.° de enero siguiente. Desde la primitiva creación del Colegio ó Congregación, se dispuso y practicó el nombramiento de cierto número de colegiales para abogados de pobres ; y así vemos que en la primera junta de gobierno, nombrada en 5 de agosto de 1590, se señalaron 8 , cuyo número ha sufrido varias alteraciones; hasta que en virtud de oficio pasado por el señor regente de la Audiencia en 10 de enero de 1848 , se dispone que se nombren 80 todos los años, los cuales gozan de la exención total de la c o n t r . industrial, según real decreto de 19 de julio de 1846. Ha sido siempre tal la importancia y crédito de esta ilustre corporación, que el Supremo Consejo de Castilla y el Gobierno mismo la ha consultado en los asuntos mas arduos de derecho y jurisprudencia; se pidió su informe con respecto á la Novísima Recopilación y Código Penal; se le ha cometido siempre la censura de t o das las obras que habian de ver la luz pública; y hasta se le concedió la facultad de examinar á los que quisieran recibirse de abogados, cuyo privilegio conservó hasta nuestros dias. Se ha apresurado siempre á cumplimentar á nuestros reyes en su exaltación al t r o n o , recibiendo de su parte la acogida que merece tan respetable cuerpo; y ha celebrado con pompa la fiesta de Ntra. Sra. d e la Asunción, hasta que a consecuencia de los acontecimientos ocurridos en los conventos en 1834, dispuso la j u n t a de gobierno en 4 de agosto su suspensión hasta que en adelante se pudiesen allanar todas las dificultades que entonces se oponían •. en junt a general del 20 de diciembre de 1847 se acordó el restablecimiento de dicha fiesta á costa dc los fondos del Colegio, y no del decano, como en lo a n t . era costumbre. Tarea harto difusa seria tener que reseñar los hombres célebres é ilustres que han pertenecido y pertenecen actualmente al Colegio de abogados de esta corte bástenos decir, que los nombres de Floridablanca, Campomanes, Cano Manuel, Cambronero, y los de los presidentes y vocales del ant. Consejo Real, de Indias , de las Ordenes, de la suprema y general de Inquisición y del de Contaduría; asi como los mas ilustres jurisconsultos de nuestros dias se hallan inscritos en sus l i s t a s , para que se haga la mayor apología de t an digno y respetable cuerpo. Es hoy decano de este colegio, al cual también tenemos la honra de pertenec e r , nuestro querido amigo Don Manuel Cortina una y otra vez reelegido, el Colegio de abogados rinde un acto de justicia al ilustrado jurisconsulto , al hombre de ejemplar pureza y honradez, al ciudadano distinguido, modelo en tonas ocasiones de abnegación y de patriotismo




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.