HISTORIA DE HISTORIA DE MADRID EMPEDRADOS Y ACERAS , PROVINCIA DE Madrid, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Madrid

Historia de Madrid


 


>



PUEBLOS DE Madrid

Historia de Madrid

Localización de HISTORIA DE MADRID EMPEDRADOS Y ACERAS , Madrid


MAPA DE HISTORIA DE MADRID EMPEDRADOS Y ACERAS , Madrid
COORDENADAS GPS:
40.416691 , -3.700345

HISTORIA DE MADRID EMPEDRADOS Y ACERAS   (HISTORIA) .
  - Madrid.


Datos de la localidad:

    Incierto es el origen de los em- pedrados de Madrid; pues á pesar de haber registrado uno por uno todos los papeles del archivo relativos á e s t e ramo, no hemos podido ni aun con aproximación fijarle época, pudiendo solo asegurar , que los primeros espedientes que obran en aquel archivo acerca de empedrados, no se remontan mas alia del año 1545, en el que se da ya por supuesta su existencia. Entre dichos documentos hay una petición de los veciudad de la ant. calle de la Cárcel, desconocida hoy, pero que debia estar en las inmediaciones de la actual cárcel de Corte, que es la primitiva de Madrid, en cuya p e t i ción solicitaban se empedrase un trozo de calle que aparecía desempedrada por haber sido ensanchada la misma calle. En 1611 se nombraron 7 comisarios de empedrados, número igual al de los cuarteles en que estaba dividida esta v . , á fin de que vigilasen con el mayor esmero sobre este ramo de la adm. municipal. Entonces se hacia el empedrado por los veciudad y la v \ , costeando aquellos lo que ocupaban las aceras ó frontis de sus casas, y la v. el centro de las calles; y se ejecutaba con tal escrupulosidad !a visita de los comisarios, q u e , advertida la falta ó necesidad del empedrado , se notificaba á los v e c . , para que en el término de tercero dia empedrasen sus pertenencias, pues de lo cont r a r io se baria á su costa. La parte que correspondía á la v. se sacaba á pública subasta, adjudicándose la obra en el mejor postor, como se ha ido verificando hasta nuestros tiempos. Habiendo observado en 1665 el corregidor de Madrid y los comisarios de empedrado, que se encontraba en muy mal estado el paso desde la entrada del Consejo de las Ordenes hasta la calle de la casa del Tesoro (parage que correspondía á la actual plaza de Oriente en las inmediaciones de Palacio), por donde era frecuente el tránsito de los coches de la real casa, acordaron empedrar dicho trozo de encajonado de adoquines de berroqueño , al precio de 6 1 ¡i reales cada pie de adoquines y canales, lo que así se verificó. Este es sin duda el primer proyecto de esta clase ejecutado en esta y., el cual no tuvo al parecer otro incremento por entonces á causa de su mucho coste, y así vemos publicar en 1747 una instrucción, e n l a que se disponía, que los empedrados fuesen de buena piedra, llamada Cabeza de Perro, de los montes de Vallecas ó Coslada y con tierra de tapiadores , con otras disposiciones dirigidas al cumplimiento de las ordenanzas dadas en febrero de 1745. Por los años de 1761 presentó á S. M. el ingeniero Don Francisco Sabatini un proyecto para la limpieza y empedrado de Madrid, que fue aprobado por real orden de 14 de mayo de dicho a n o , en el qne se disponia entre otras cosas, que el empedrado de las ca'les se nabia de hacer á costa del público, toda vez que ya se mandaba en el mismo la colocación de baldosas en losfrentes y costados de las casas. Tambien dispuso S. M. en real orden de 31 de mayo de 1761 que la v. de Madrid destinase con la calidad de por ahora de sus fondos de propios, parala ejecución del empedrado y limpieza de las calles, la suma de 250,000 reales anuales; y por otra real orden anterior de 22 de setiembre de 1746 y posteriores resoluciones , consignó en los caudales de sisas de Madrid L.053,400 r s . , para dicho objeto y otros gastos ordinarios y estraordinarios de la causa pública. Asi continuo el ramo de empedrados por muchos años, levantando solo el de algunas calles que se empedraban de nuevo, y recomponiendo los baches y rodados que se hacian; pero algunas contratas onerosas que se celebraron, y el descuido de algunos asentistas en et cumplimiento de sus respectivas obligaciones, fueron causa del malísimo estado en que se encontraba por los años de 1827 , lo que obligó á D. Francisco de Paula Verger, regidor encargado del r a m o , a prestar en 1828 un nuevo pían comprensivo de muchos c a P ' t u l ^ en el que se disponia principalmente que los empedracío debían hacerse con paralelipipedos de pedernal bien cua jado é iguales en su a l t u r a , por ser lo mas duradero y económico. . „J0 Pero un nuevo método de empedrados se había ensay en otras capitales de Europa, y Madrid debía precisameu seguir los adelantos hechos en aquellas. Celoso «1 =>r. Ventura de Aguirre Solarte, residente en Londres, por H su patria participase tambien de los inventos, pracuo en aquella populosa c , ó impulsado por las mejoras oe población, remitió en 181-1 á su amigo Don Juan Bautista de Llano , un modelo en diferentes piezas de tablazón de los varios métodos ensayados con buen éxito en Londres con varios cuadernos impresos y manuscritos; todo lo cual fue entregado por dicho Sr. Llano al ayuntamiento de esta y,, sin ninguna retribución, el que lo pasó a una comision especial, compuesta de los Sres. Ogarrio , Talavera , Cano y Aróstegui, para que lo inspeccionasen y diesen su dictamen. En 26 de j u n i o del mismo año evacuaron su informe diciendo, que el proyecto merecía ensayarse en una calle, que no siendo de gran estension ni anchura, fuese de bastante tránsito de carruages para que se viese la utilidad que podia reportar; que reconocían su mayor coste comparado con el existente, pero que su utilidad seria grande y conocida, ya por la mayor comodidad de los que van á pie, ya porque los edificios no se resentirán tanto al paso de carruages, ya porque no se harían tantos lodos ó barro, y ya en fin porque no habrá necesidad de recomponerle tan ámenudo como sucedía con el existente. El ayünt. adoptó la idea , y señaló la calle Angosta de Peligros , en la que se efectuó el empedrado de madera, según el modelo venido de Londres, habiendo costado 95,863 r s . 16 pero sea por el poco cuidado que se tuvo en la recomposición, sea porque el piso uo se reformó con la solidez que debia, ó porque las continuas llu\ ias dañan y pudren la madera, es lo cierto, que dicho proyecto no ha proporcionado otro resultado que grandes gastos para su ejecución , habiendo tenido que quitarse en el presente año 1848 para sustituirlo con el nuevo de adoquines, de que vamos á ocuparnos. Los primeros ensayos de este empedrado principiaron en 1845 á virtud de una'esposicion del regidor, Sr. marqués de Barbóles, comisario del ramo do empedrados, en la que p r o puso diferentes proyectos para el mejoramiento de los de esta población El primero se reduce á usar la cuña de pedernal, procurando que la cara superior sea lo mas igual posible y su tamaño lo menos de 6 pulgadas en cuadro, dejándoles bastante t i z ó n , formando cajones de 4 á 6 pies de ancho y 8 á 10 de largo, compuestos con adoquines depiedra berroqueña de 1 /2 pie de ancho, 1 de largo y 1 I /4 de tizón, y llenando el intervalo de cuña de buena calidad, recibiéndolo con mezcla de cal y a r e n a , apelmazando el terreno con los p i sones de cuña y formando un buen sólido de escombro de cal y arena, sobre cuyo firme se ha de colocar el empedrado. Se reduce el segundo provecto á usar solamente la pied.-a berroqueña dura formando los cajones con adoquines de la misma clase y macizando los esnacios con paralelipípedos de berroqueña de 1/2 pie de aneno, 1 de largo y 1/2 de t í - £ 0 n = y el tercero es relativo á que en las calles donde no haya un gran tránsito y en los arrabales, se aproveche el morrillo que se levante de las calles donde se pone nuevo empedrado, formando cajones de adoquines de berroqueño v sentando el morrillo con lechada de cal. El primer proyect e ensayó desde luego en la calle del Correo, que costó 15,955 r s . 25 m r s . , habiéndose "continuado después en algunas travesías de la plaza de Oriente. El segundo fue autorizado tambien para plantearse en las calles que se creyese conveniente, pero con la modificación de suprimir el e n cuitado de adoquines, y que los paralelipípedos de ber- °queno, en vez de 1 1 ¡í pie de t i z ó n , sean solo de un P'e. Según este método se empedró la calle del Príncipe 4u e costó 192,838 r s . 16 m r s . ; la del Caballero de Gracia ^2, 3 0 7 ; la estensa calle Mayor L.114,597; la Puerta del 353,550; la Carrera de San Gerónimo 280,076 17; la ueuirretas 199,463; la de la Montera 293,243 17; la Angosta j«j Peligros 75,955 (*); y ahora se está levantando la del ^rrnen para usar del mismo empedrado. Es sin duda este hoK m a s c o s t o s o que el a n t e r i o r , pues cada cuña sale un A ^ r s ' c u a n d ° e n el empedrado de morrillo vale cada rn v A 6 C u a r t o . s a 1 real ; pero es mucho mas cómodo y de doS ( * r a c ' o n s ' s e tiene cuidado de apisonarbien el piso cuanó r H ^ a ' y ^ e c o m p o n e r l o á medida que se note algun bache cer i a s í s e e v i l a r a kl gasto que se ha tenido que hatan f C a ^ e s ^ P r í n c i p e Y Caballero de Gracia, levana o de nuevo el empadrado y volviéndolo á colocar por los muchos hundimientos y desigualdades que presentaban. Tambien se autorizó el ensayo del tercer proyecto, que se ha practicado en diferentes puntos, y se ira estableciendo en los barrios de Madrid. Se vé por esta reseña que el ayuntamiento de esta corte no ha perdonado, ni perdona gasto ni medio alguno á fin de que la capital de la Monarquía ofrezca toda la comodidad y aseo compatible con sus fondos, á cuyo fin ha dispuesto se bagan 3,000 pies semanales de empedrado ciudade adoquines; siendo de aprobar el nuevo método adoptado en todas las calles de levantar el centro de ellas formando una media c u r v a , con el objeto de que las aguas corran por los lados, dejando algunos tragaderos, que en nuestro concepto debian multitiplicarse para evitar esas grandes corrientes en tiempos de lluvias. Sin embargo conocemos que para esto era necesario antes concluir el ramo de alcantarillas, cuyos trabajos hemos visto paralizar con sentimiento, después que se han gastado unos dos millones de r s . , desde el año 1845 que empezaron de nuevo estas obras. Las personas que tiene empleadas el ayuntamiento en el ramo de empedrados y sus sueldos, aparecen de la siguiente (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.