HISTORIA DE GUIPÚZCOA, PROVINCIA DE Guipuzcoa, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Guipuzcoa

Historia de Guipuzcoa


 


>



PUEBLOS DE Guipuzcoa

Historia de Guipuzcoa

Localización de GUIPÚZCOA , Guipuzcoa


MAPA DE GUIPÚZCOA , Guipuzcoa
COORDENADAS GPS:
43.031769 , -2.214848

GUIPÚZCOA  (HISTORIA) .
  - Guipuzcoa.


Datos de la localidad:

    provincia marítima y fronteriza (su cap. Tolosa) la mas septentrional de las tres conocidas bajo el nombre de Vascongadas en lo civil y administrativo es de 3 . 1 clase en lo judicial corresponde á la audiencia territorial de Burgos en lo militar forma una de las tres Comandancias generales en que se divide la ciudad g. de las Provincias Vascongadas residente en Vitoria en lo eclesiástico depende de las diócesis de Pamplona y Calahorra en lo marítimo pertenece al Departamento del Ferrol, tercio naval de las provincias Vascongadas, provincia y partido de San Sebastian; usa bandera blanca con dado azul superior cuadrado junto á la b a i n a , y su lado de la mitad de lo ancho comprende los partidos judiciales de Azpeitia, San Sebastian, Tolosa y Vergara que reúnen 2 ciudades, 70 villas, lo lugar e s , 29 anteiglesias, 1 v a l l e , 5 universidades, 3 concejos y multitud de barrios y caseríos dispersos que constituyen parto de aquellas población y forman 93 ayuntamientos; siendo las dis tancias enlre las cabezas de partido, provincia, audiencia territorial y otras dependencias, las que demuestra el siguiente estado. (Ver en el original) SITUACIÓN. Se halla situado esta provincia en la parte mas oriental ü e la costa septentrional entre los 42° 58' 10" y 43" 22' 7"de lat. s ,endo su límite N. la parte septentrional del cabo del Higuer, Y el de S. el cstremo meridional del término de la villa de Salio s ; y entre el 1° 56' 47" y 1" 5' 13" de long. E. del meridiano de Madrid, sirviendo de limite E. el confín de Guipúzcoa con Navarra sobre el Vidasoa, y por poniente el término O. de Salinas. El CLIMA de Guipúzcoa aunque húmedo por la proximidad al mar y por el mucho arbolado de su territorio, es sano y benigno su temperatura media es de 13° á 14" del termómetro de Reaumur; la ordinaria de verano e s d e 2 0 u á 2 1 ° cuando sopla el viento cierzo ó NE. que es el dominante en esta estación. En su ausencia marca el termómetro de 23° á 24°, y con el viento S. felizmente muy raro en verano sube hasta 28"; pero en estos dias sobreviene infaliblemente á media tarde la galerna ó sea el fuerte golpe de viento del mar que con el mayor ímpetu viene á llenar el vacio que la escesiva evaporación ha formado en la atmósfera terrestre, refrescándola y equilibrando su densidad con la del mar. La temperatura ordinaria de invierno es de 6 y 7" con los vientos del 4.° cuadrante, que son los dominantes y vienen atravesando el mar en su inmensa estension el viento S. recorriendo una superficie fria por las escarchas y nieves hace bajar el termómetro á 2 y 3", y el viento E. que llega al pais por las cumbres heladas y nevadas- del Pirineo navarro, le obliga á marcar el cero y aun 2 ó 3* bajo de él. Este es el único viento con que hiela en el pais particularmente en la proximidad del mar, pues que las escarchas blancas que son mas comunes, no merecen este nombre el aire húmedo del mar viene á neutralizar entonces la rigidez de la atmósfera terrestre y produce la formación de las nubes y consiguientes lluvias á la segunda ó tercera helada. De aqui resul- COA. 87 ta que en esta provincia no se esperimentanlos calores del verano, los rigores del invierno, ni la destemplanza que en Alava; no faltan de vez en cuando vientos recios é impetuosos que baten de tal manera las casas, que á no ser la mayor parte de piedra sillar y todas de cal y canto, padecerian mucho también se presentan algunas tempestades terribles por las centellas y rayos que suelen caer; sin embargo, la pureza de los ai res, la influencia del territorio y las lluvias ocasionan una agradable y deliciosa fertilidad que subsistiendo en lo mas riguroso del invierno, se equivoca con el florido verdor de la primavera. Todas estas ventajas reunidas, contribuyen notablemente á que los naturales se crien sanos, robustos y prolonguen su vida á edades muy avanzadas. Aunque la división geográfica de esta provincia puede desde tiempo inmemorial considerarse la misma que hoy dia tiene; ha sufrido sin embargo notables variaciones bajo su aspecto judicial y administrativo. Los trabajos estadísticos del Sr. conde de Floridablanca, que vemos reproducidos en el Diccionario de la Academia, nos la presentan dividida para su mejor gobierno en varias jurisdicciones que se conocen co'n los nombres de partidos, alcaldías y uniones, á escepcion de algunas villas que se denominan separadas, por no comprender ningún pueblo bajo su jurisdicción civil y criminal, ni hallarse tampoco sujetas bajo otra dependencia; lo cual es importante advertir, porque repugnaría á la constitución de la provincia según la que todos Jos pueblos forman por sí una sola her' mandad, gobernándose separadamente en lo político y económico, el que hubiese unos cabeza de los otros. Mas á pesar de esto, nos parece oportuno presentar el resultado de la división practicada eu 1789 para que puedan formar una idea nuestros lectores Sin alteración alguna continuó la provincia hasta el año de 1805, en que por real orden de 26 de setiembre se agregaron la ciudad de Fuenterrabia y la universidad de Irun con sus dependencias al antiguo reino de Navarra, que se estendia por entonces hasta la desembocadura del r. Vidasoa , comprendiendo la jurisdicciónde ambos pueblos terminó esta agregación en 1814 en que por otra real orden volvieron á la herm. de Guipúzcoa. Durante esla época y consecuencia de los trastornos que en su intervalo sobrevinieron, tuvo lugar la división territorial de España en departamentos (1809) y en prefecturas (1810), de que repetidas veces se ha hablado en los artículos de provincia Por el primer decreto perteneció al departamento del Vidasoa el territorio comprendido entre elr. Oria, Navarra y el imperio francés, y al de Machichaco todo elpaisdeGuipúzcoa, situado aquende del susodicho r. hasta los confines de Álava y Vizcaya. El decreto de Sevilla, fecha 17 de abril, dio nombre ^especial á las dos subprefecluras en que dividió fa herm. guipuzcoana, denominándolas de San Sebastian, dependiente de la prefectura de Pamplona, y de Azcoitia, que corresponde á la de Vitoria la línea que las separa y sus confines eran los mismos que habian servido para la división departamental. El decreto de las corles de 1822 y el de 30 de noviembre de 1833 dejaron á esta provincia sus limites naturales; mas permanecía independiente del siglo X V , aunque enclavada en su terr., la v. deOñate, hasta que por último eu las juntas generales celebradas en Villafranca en 1845, las representaciones de ambas repúblicas trataron sobre la conveniencia mutua de la uuion, habiéndose en su consecuencia otorgado el 9 de octubre de dicho año la escritura de agregación de la v. de Oñate á la herm. de Guipúzcoa, bajo ciertas condiciones que se estipularon enlre las partes, y en cuya ejecución ha quedado la v. de Oñate, incorporada á la provincia, declarándosela pueblo de turno para Ja celebración de sus juntas generales que se han tenido en ella por primera vez este año de 1847. La división municipal es muy irregular de los 93 ayuntamiento que tiene la provincia, á escepcion del de San Sebastian que está organizado con arreglo á la ley de 8 de enero de 1845, los restantes están constituidos según Jas ordenanzas forales, presentando la estraordinaria anomalía de que en 9 pueblos se elijen los concejales in voce ó en votación pública , en 82 se sacan suertes para la designación de personas, y en el otro pueblo restante , el ayuntamiento que sale, designa á los concejales que deben reemplazarlo ,• sobre cuyos métodos de elección ha elevado una esposicion al Gobierno , el actual gefe político D. Juan López de Ochoa, pidiendo pronto y eficaz remedio (**). Hay pueblos á cuya jurisd. pertenecen otros llamados barrios suyos, aunque independientes en lo económico, que están á 3 leguas de dist. interceptados por oíros enteramente independientes, como Aduna respecto de San Sebastian, entre los cuales se encuentran Hernani, Andoain y Soravilla. El término alcabalatorio de unos es muy estenso y muy reducido el de o t r o s , sin guardar proporción alguna con su vecindario. El número de concejales varia en casi todos , porque los mas de ellos tienen sus ordenanzas particulares, pero solamente 36 las tienen aprobadas por el consejo y cámara de Castilla, desde el año 1527 hasta el de 1804 , careciendo las restantes de sanción real. Hay 32 ayuntamiento, cuyos pueblos tienen de 14 á 97 veciudadj 54 en que se cuentan de 105 á 498; 6, de 648 á 944, y 1 que es San Sebastian, asciende á 1844. El ramo de protección y seguridad pública, se halla organizado de distinto modo que en las demás provincias de la nación y sin embargo está completamente servido con notable ahorro parael erario público. No hay mas que un comisario en la capital en los demás pueblos están los alcaldes revestidos del carácter de comisarios y desempeñan sus funciones sin sueldo ni gratificación alguna. Solo hay 4 celadurías, establecidas en Vergara, Azpeitia, Zaldivia y Pasages, servidas por 4 celadores que se llaman agentes especiales en Irun hay una subdelegacion especial con tres agentes á sus órdenes en Oyarzun 4 agentes mandados por un cabo en San Sebastian dos á las órdenes del alcalde, y 5 len Tolosa á las del comisario. Catorce destacamentos de guardia civil, situado en los puntos mas intere santes cubren el servicio de seguridad pública , custodian la carretera y caminos trasversales y llenan los demás objetos de su instituto toda la fuerza consta de 135 hombres de infantería, de un comandante y tres oficiales subalternos, cuya fuerza escasa para las necesidades del servicio, convendría aumentar hasta el número de 170. Los pueblos generalmente son bien formados y en lo antiguo estuvieron cercados de murallas, cuyos vestigios aun existen, con sus portales que se pueden cerrar en cualquier tiempo. Las calles son rectas , empedradas de calzada fuerte, enlosadas por sus aceras, siendo en algunos pueblos todo el pavimento de losas grandes, perfectamente unidas las casas son por la mayor parte muy buenas , y aunque antes se edificaban de madera, hace muchos años se construyen de cantería ó ladrillo y hasta el primer piso de piedra sillar, con balcones de fierro de bellas labores, y en el interior elegantes chimeneas, papeles y otros adornos de moda varios pueblos tienen alumbrado por la noche , y en los principales lo es de reverbero,,según los modelos de las mejores poblaciones del reino. Los edificios públicos, como casas de a y u n t . , templos é igualmente los juegos de pelota, son grandiosos y algunos de arquitectura moderna. Por lo general las parr. son magníficas, siendo en su mayor número de tres naves sostenidas por columnas de grande elevación , todas de piedra sillar con sus torres de bello gusto y los retablos principales de buena arquitectura, construyéndose ademas modernamente de piedra jaspe y estuco. Enlre las iglesias se distinguen por la suntuosidad de su forma, la de Santa Maria de Tolosa; la parr. de San Salvador de Guetaria (*); la de Deva que tiene pórtico y claustros dignos de una c a t e d r a l ; las de Irun , Fenterrabia, Oyarzun, Azcoitia y Rentería, en que está el mejor retablo de Guipúzcoa; la de Evbar con un .bellísimo retablo del si glo XVII, y la nueva de Motrico Santa Maria de San Sebastian es la mas larga y suntuosa, siendo capaz de 4000 almas. Entre las portadas sobresale la de la parroquia de Azpeitia. Por último, esta provincia no cede á ninguna de España en la magnificencia y solidez de sus edificios, lo cual no es estraño atendidas las muchas canteras de que abunda , y los buenos arquitectos que en todos tiempos ha lenid<.\ Por todas parles se hallan puentes de piedra, no faltando algunos extraordinariamente elevados de un solo arco, y lleva esta provincia ventaja á las demás , en Ja comodidad de las posadas y esmero de los caminos. TÉRMINO Y CONFINES. El término de esta provincia desde su parte meridional , tomada en el puerto do la v. de Salinas, hasta la septentrional que remata en el cabo de liiguer en Fuenterrabia, comprende 15 leguas por el a i r e , y sobre 19 por el camino r e a l , á causa de sus muchos retornos en un país tan montuoso y cortado de rios su mayor lat. desde el misino puerto de Salinas á Motrico es de 8 á 9 leguas por el aire, y algo mas por la carretera la costa marítima se estiende otras 9 leguas desde el cabo de Higuer, hasta la jurisdiccióndeOndarroa (provincia de Vizcaya), y en ella se encuentran los puertos de Fuenterrabia , Pasages , San Sebastian , Orio , Zar a u z , Guetaria, Zumaya , Deva y Motrico. La superficie es 52 á 53 leguas cuadradas, y la circunferencia de 33; teniendo por limites N. el Océano Cantábrico ; E. Francia y sus pueblos de Endaya y Behovia, dirigiéndose la linea divisoria por medio del famoso r. Vidasoa (*) basta encontrar con Navarra, cuyos lugares fronterizos por esta parte , son Goizuela, Araño, Leiza y Areso, del valle de Basaburua menor; Por el Sur continuadla linea por la cima de Lecumberri, monte de Aralar y San Adrián, hasta hacer frente con Álava que presenta limítrofes los ayuntamiento de San Millan, Gamboa y Aratnayona; en fin, ^por O. las villas de Mondragon, Elgueta, Eybar y Motrico confinan con las de Elorrio, Ermua, Marquina y Ondarroa de Vizcaya. COSTA. Hemos dicho yaque el r. Vidasoa forma límite entre Francia y España; empezando por consiguiente la costa marítima de Guipúzcoa en la márgenes izquierda d é l a desemboca dura de esle r. en el Océano el cabo -de fliguer, eslremo de la montaña de Jaitzquivcl, es el mas avanzado por esta parte ó mas inmediato á Francia; es de mediana altura con un islote rodeado de piedras al NE. y á corta d i s t . ; for ma la punta occidental de la concha y r. de Fuenterrabia, y á s u punta oriental llaman de Arretas, corriendo ambas entre sí como inclinadas de Este á Oeste distancia de una milla, y teniendo la segunda próximos por O. 2 islotes redondos eu forma de torreones y otros pequeños Por el Norte y NO., desde los cuales principia una restinga de media milla de estension y con dirección al N. NO. que en baja mar descubre algunas piedras. Desde el cabo Higuer corre la cosía alta hacia el S. 1/2 milla y se encuentra ¡a boca del r. Vidasoa con muy poco fondo, porque desde la punta de las Arretas, nace en el arenal que casi cierra con la costa de enfrente, y al cual llaman barra desde aqui se interna el rio hacia el S. con varias revueltas, pero de tan poco fondo , que en la bajamar solo le queda un pie de agua; mas adentro está Irun, y poco antes la isla de Los Faisanes, célebre por las conferencias que han tenido en ella \OÍ monarcas de Francia y España. En toda esta eslension se forma solamente un mal surgidero llamado de Astigarra , que solo puede servir en una precisa necesidad y con vientos del 2." y 3.* cuadrante, ó para barcos pequeños; sirviendo de poco abrigo contra los principales vientos borrascosos de aquellos mares. Si desde el referido cabo de Higuer se camina de Este á Oeste se encuentra una costa muy áspera y generalmente escarpada que se forma por las descendencias al mar de la montaña Jaitzquivel; no habiendo hasta la punta de la Turrulla, poco saliente y distante 3 millas del cabo, masque una pequena ensenada con playa, conocida con ei nombre de Asabaratza punto donde se ha hecho en otro tiempo mucho contrabando y que servia para embarcarse varias personas comprometidas que tenían que emigrar á Francia. Desde la punta continúa la costa alta y de piedra, inclinada á manera de derrumbadero hasta la boca del puerto de Pasages, formada por dos puntas bajas de piedra cou direcciones opuestas que estrechan la entrada, á saber ; por la punta mas occidental de la dicha montaña llamada Arando grande, y por la parte oriental de las montañas de Ulia que llaman Arando chico una punta con otra corren S. 83° 30' O . , distante ent re sí por la cumbre 1,166 varas, y por la abertura de la entrada 175, aunque cortando algunas piedras podria llegar á algo mas de 200 ambas son muy limpias y visibles, pues solo en la plenamar se cubre una pequeña parte de ellas; pero á dist. de un cumplido de bote se hallan 7 brazas de fondo. AI N. 21" O. distancia 79 brazas de Arando chico y 66 separado de la costa, hay un bajo de piedra con 2 1/2 de fondo, que denominan la Bancha grande ó del O . ; mas en su alrededor tiene de 5 á 6 brazas, y á poca d i s t . , de 8 á 10, asi entre él y la costa, como por la parte de fuera. Al N. 47" E. y dist. 100 varas de Arando grande y 50 de la costa, se halla el estremo occidental de una barra de piedras llamada Bancha del E., de 41 brazas de estension á lo largo de la costa con una de fondo, y por entre ella y la tierra de 4 á 7, y por su parte N. y muy cerca de l o á 12 brazas. Siguiendo una costa de la misma naturaleza é inaccesible, desde la punta de Arando chico se llega á la de la Atalaya que es a l t a , escarpada y con un bajo al N. 68° 45' O. de ella distante 2 cables, el cual rompe con poca marejada entre este bajo y la punta hay paso cuando apremia la necesidad. Al S. 56" O. milla y 1/2 de la punta de la Atalaya, está lo mas setentrional del monte OrgtUlo; pero al mismo rumbo y á corta dist. se halla la punta de Mompás, alta también y escarpada, que es el cstremo occidental del Ulia. Desde este punto hasta el oriental de Igüeldo se consideran unas 3,370 varas divididas en esta forma la boca del Urumea compone 1,400 , el monte Orgullo 920, la boca del puerto de San Sebastian 350, la isla de Sta Clara 400 y el canal de la otra parle de la isla hasta el Igüeldo 300. La ria del Urumea formada por el r. de este nombre y las mareas, no tiene el menor abrigo; está sucia y sin fondo constante, ni aun para barcos pequeños, sino en las horas de creciente , haciéndola mas peligrosa la dirección de su último tramo y boca del desagüe al NO.; viento y mar borrascosos en aquella costa, debiendo añadirse la mucha escollera que hay por al pie déla Zurrióla hacia O. de la ría, donde se forma la ensenada de aquel nombre y el gran arsenal hacia el E. y montaña de Ulia que se deja ver en la baja mar. El monte Orgullo, de regular a l t u r a , se eleva con mas ó menos rapidez , aunque siempre considerable, por todas sus faldas basta su cumbre que sigue la figura del monte , y en la que está situado el cast. de la Mola dominante todas las alturas del S. ó parte opuesta al mar, pero dominado al E. por el Ulia, y al O. por el igüeldo que sigue también la costa á su pie y falda por la parte de tierra, está la ciudad y plaza de San Sebastian que con aque! forman una península cuyo istmo de poco mas de 200 varas en mareas a l t a s , está entre dicha plaza y el arrabal de San Martin y dista de las obras esteriores unas 140, cuya estrechez proviene de que las aguas del puerto y ria se aproximan bastante , particularmente en las espresadas mareas, éntrela pieza y el arrabal. Al S. 75° 30' O. una milla escasa del asta bandera del cast. de la Mota, está la torre y linterna antigua (') de San Sebastian en la cumbre del monte Igüeldo, entre el cual y el Orgullo se forma una ensenada hacia el S. SE. de 1/2 milla de profundidad terminada por un grande playazo á que nombran la Concha , cuyo menor diámetro a contar desde la entrada á la playa es de 800 á 900 v a r a s , y el mayor, comprendido des^e la baja marea de la playa de San Sebastian hasta el arroyo de la Antigua, que desagua enla parte mas orientaldei Igüeldo, tiene unas 1,600 la Concha, pues, ni se interna-mucho, ni está completamente resguardada de los vientos. Al S. 65° 04' O. media milla escasa de la misma asta bandera, y al N. 86° 10' E. 1/2 milla larga de la linterna, está la medianía de la isla de Santa Clara con una ermita dedicada á la Santa la isla está tendida de NE. á SO. unas 400 v a r a s , siendo su latj ó ancho de 140; es de regular altura pero mucho mas baja que las montañas de Orgullo é Igüeldo, y algo escabrosa fórmase entre estas montañas y la isla el freu para la entrada del puerto de San Sebastian, cuya descripción presentaremos en e! a r t . de esta ciudad (V.). A unas 400 varas N. de la ermita de Santa Clara está el bajo ó bancha, cuyo fondo^en dos puntos es solo de 3 y 3 1/2 brazas y el resto hasta 6 1/2 es un placer de piedra paralelo á la isla y casi del mismo tamaño, donde rompe el mar con marejad a por todo su alrededor '.tiene desde 7 hasta 11 brazas de agua. Desde el monte Igüeldo corre la cosía a l t a , ingrata y escarpada al S. 68" 30' O. 5 millas escasas, donde está la boca del r. Oria, en cuyo transitóse hallan dos puntas poco salientes y con pedruscos próximos llamados la Galera y Tierra Blanca que está al pie del monte Agudo, el cual puede servir de reconocimiento de esta costa, cuando los demás objetos estuviesencubiertos. El r. tiene su boca al N. NO. y la forman tierras altas, dist. entre sí como 1 1/2 cable; se interna de S. á E. con varias revueltas, y su entrada es de barra bástanle difícil, que en baja mar solo tiene un pie de fondo y un cumplido de embarcación de anchura , porque de la costa oriental nace un placer de piedra y arena que casi cierra con la costa occident a l , por cuya razón solo frecuentan este r. las lanchas de pescar y otros barcos pequeños , bien que se construyen aun en el dia buques de bastante cabida. Desde aqui sigue la costa alta y escarpada al N . 72° O. hasta la punta ó islote de Mairruari, dist. 1/2 leguas corta el islote no es muy alto y está rodeado de bajos. Desde dicha punta é islote principia costa baja y el arenal de Zarauz Q volviendo á seguirá la dist. de una milla larga costa alta y escarpada con una punta que llaman de Itcgui. La dicha playa no tiene fondo ni abrigo y solo puede servir para barcos de pesca en tiempo sereno, aunque siempre con peligro de las borrascas y chubascos de vendabal que repentinamente suelen levantarse y reinan en aquella costa. Al S . 87° 30' O. 7 1/2 millas de lá linterna de San Sebastian, se halla el estremo N . de la isla de San Antonio de Guetaria, que es algo elevada y está unida con la costa donde existe la v. de su nombre por medio de un muelle, formando puerto para lanchas que en la baja mar quedan en seco, y una dársena para barcos menores al E . del muelle entre las dos puntas que forman el promontorio de San Antón ó Piedra Alzada y la de Vbiri, hay buen fondeadero para embarcaciones grandes por 7 ó 10 brazas arena, con abrigo de los vientos del 3.* y 4." cuadrante hasta el N . N O . , pero con N. y vientos del L." y 2." cuadrante estarán enteramente descubiertas. Al 82" O. de dicha isla dist. 1 1/3 milla, está la boca del r . Urola que se interna hacia el SO. de 500 á 600 varas donde estálZumaya, y desde ella sigue al S . y S S E . con 2 y 3 brazas de fondo introduciéndose 1/2 leguas La entrada es mala por ser de barra, y el canal solo tiene de ancho'el cumplido de un falucho de una braza de fondo, por lo que solóla frecuentan barcos del pais para sacar el fierro que se conduce alli de las ferrerias del interior. Sobre la punta occidental que es alta , gruesa y escarpada con piedras á su pie , salientes un cable, hay una casita para el v i g i a , llamada Atalaya de Zumaya. Continúa la costa y al S. 88° O. 4 millas largas de la Atalaya, está la punta oriental del r. Deva, que es a l t a , escar pada y con islotillosá su p i e , y una ermita grande en su cumbre dedicada á Santa Catalina, cuyo nombre toma la punta toda esta costa es escarpada y poco limpia su orilla. Al E . de Deva está la punta de Piedra Blanca, la cual y las barrancas blancas de que toma nombre, dan el conocimiento de esta ria á 6 ó 7 leguas mas adentro desde donde se descubre su boca tiene barra peligrosa, estrecha y poco sondable;se interna cosa de 1/2 l e g . , y aunque e í r . Deva que desagua en ella y ayuda á formarla con las aguas del mar no es vadeable en la ria, lo es sin embargo poco después. Desde el r . s i gue costa alta y escarpada al N . 62° O. 2 millas, donde está el puerto de Motrico, que es una mala cala«que se interna mas de 1/2 leguas hacia el S S O . ; y en la costa occidental al abrigo de la punta de la Atalaya bay 2 muelles que forman un pequeño puerto para barcos menores las puntas de la cala e s - tan rodeadas de piedra, pero próximo á ellas hay 7 brazas de fondo. Al N . 66° 30' O., 2 millas de Motrico, está la boca del r. Ondarroa, pequeño y de poco fondo, pues en la bajamar queda toda la boca en seco; y en e l l a , cuya costa es también áspera y escarpada, termina la de la provincia de Guipúzcoa, dando principio á la de Vizcaya. (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.