HISTORIA DE GUADALHORCE, PROVINCIA DE Granada, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Granada

Historia de Granada


 


>



PUEBLOS DE Granada

Historia de Granada

Localización de GUADALHORCE , Granada


MAPA DE GUADALHORCE , Granada
COORDENADAS GPS:
36.873543 , -4.568674

GUADALHORCE  (HISTORIA) .
  - Granada.


Datos de la localidad:

    r. de Andalucía tiene su nacimiento en los manantiales que brotan de las rocas y descendencias de una sierra que llaman de Jorge , donde parten término la ciudad de Loja y v. de Archidona , partido judicial del mismo nombre, en las provincia limítrofes de Gsanada y Málaga ; corre por la jurisdicciónde Archidona hacia el S. O. en terreno desigual, pasa por la ald. de Trabuco en donde mueve GUAtro molinos harineros, corla una pequeña parte del término de Villanueva del Rosario, uniéndosele el arroyo del Cerezo después de este pueblo, sigue por entre dos cordilleras de considerable elevación , desembocando en la vega de Archidona que fertiliza con sus aguas y en donde se le une el arroyo del Ciervo, después de haber movid o s molinos harineros. Entra con la misma dirección en el p a r t / j u d . y término de la ciudad de Antequera hasta sus inmediacio nes / d e s d e donde se acerca tanto al r. Genil que parece quiere unírsele , después de haber regado la estensa vega de esta última población , ya aumentado con las aguas del arroyo del Par roso y r. de la Villa, pero á corta distancia vuelve su curso al Sur delante de la peña de los Enamorados, y atrevesandoun pais llano al pie de la enorme cordillera del Torcal, bordea una laguna de sal , inmediata á Sierra de Yeguas, se abre paso por las profundas gargantas de la sierra Aráis , ramificación del Torcal, y despeñándose por una de ellas nombrada el Chorreadero ó Despeñadero del, agua en dirección S. E . , baña apacible el término del valle de Abdalagis para entrar tranquilo volviendo al S. en el partido judicial y término de la v. de Alora. El terreno que atraviesa el Guadalhorce desde su entrada en el partido de la referida v. basta su salida por la Pizarra , ofrece la perspectiva mas magnífica y pintoresca que puede imaginarse encajonado el r. en la gran cañada que forman por el E. y S. las ramificaciones suaves y finales del Torcal de Antequera, las de la sierra de la Estacada y la cordillera de cerros que descienden de los montes y lagares de la villa de Almogia , y por el N. y O. las faldas orientales de las Sierras del Hacho y Monte redondo , presta sus aguas á las deliciosas veguetas de sus m á r g . , cubiertas de hermosos naranjos, limoneros y toda clase de frutales, figurando su variada plantación un precioso vergel que en dias de primavera llena el aire de partículas aro • máticas de azaár y las mil flores que produce en medio de tan encantadora ribera y coronando un monte escarpado de la sierra del Hacho , al costado derecho del r . , álzase la villa de Alora como atalaya vigilante y celosa de su corriente y de los campos que fertiliza. Desde la salida del r. del término del Vallehasta Alora, se le incorporan el arroyo de las Piedras y el de la Yedra por su márgenes.izquierda , y por la derecha los de Granados , Colmenar, Cañamero , Dehesilla , Canitas, Paredones y Sabinar al pie de Alora y en la confluencia de los caminos de Málaga y Almogia , se encuentra para el tránsito del r . , una barca que se usa en el invierno, única estación en que no es vadeable por este sitio. Continúa el Guadalhorce al S.O. por entre la multitud de huertas y bancales que se estienden desde Alora á la Pizarra . uniéndosele en este espacio por la orilla derecha los arroyos Hondo, el de Catalina Diaz, el de las Cañas y el de Casarabonela , y por la izquierda los de Ge b a , Rujia, Corrales y Ahumada, y dejando al costado izquierdo al último pueblo con la barca que le está próxima , la ,sierra de Gibralmora ,'el barranco y cortijo de Casablanca, y á la derecha el de Vüialon , vuelve al E. enfrente de los cort'ilos de Casapalma y Pajares, para entrar en la vega de Málaga, donde se estiende manso aumentado el caudal de sus aguas con las de Rio Grande y Torrox, que desembocan por el término de Coin y se le unen frente al Palmar de Mosquera. Desde este p a r a g e , sigue por la vega , describiendo en su curso varios senos á que le obligan algunos barrancos, pero sin perder la dirección E. en todo el espacio que media hasta llegar al cortijo de Torres las sierras que atraviesa entfVam. bos puntos s o n , las bajas del Palmar de Mosquera, Venta de Cártama , cortijo de Alcántara , Molino del Esparrago , cortijo de Venta Ratón , Estacada de Galvez , Cortijo nuevo de Salcedo , el de los Bermejales ó de las Tres Leguas; deja á la derecha la v. de Cártama con la barca para el uso de sus moradores en el invierno , y después se acerca al cortijo de Casa- Romero. Frente del cortijo de Torres hace el r. una inflexión describiendo un ángulo recto , y se dirige al S.E. que no abandona hasta confundir sus aguas con las del Mediterráneo. Baña desde esta variación los cortijos de Torres, Capellanía, Doña Ana , Canto, Molino de Rovira , Santa Águeda ,las Mon j a s , Hacienda de Campanillas, cortijos de Colmenares , Zapata , Médico , Casado , Huerta de los Perales , cortijos de Pizarro , Cotrina , Soto de Ortega , cortijos del Contador, Montañez y Pacheco , varias hazas sueltas , y dejando al costado izquierda la torre nombrada del Rio , entra eu el mar al O. y á la distancia de 3/4 de leguas de la ciudad de Málaga por las tierras de la Dehesilla , dividido en dos grandes brazos que forman el Islote perteneciente al cortijo de Pacheco. En el término de la v. de Alora , Pizarra y Cártama , da impulso el Guadalhorce á 14 molinos harineros por los cauces que de él se sacan. Los arroyos que se le unen después de la confluencia de Rio-Grande , son por la margen derecha el de Fádala, que desemboca entre el molino del Espárrago y cortijo nuevo de Salcedo, frente de la estacada de Galvez , y el del Valle entre el cortijo de las Monjas y el de Zapata , frente de Campanillas y tierras de Colmenares ; por la márgenes i z q . , el arroyo del Bujo erftre el Palmar de Casablanca y Huerta de Porras , el del Comendador por la última y tierras de la venta de Cártama, el de Campanillas que después de atravesar de N. á S. la dehesa de los Potros , confunde sus aguas con las del Guadalhorce entre los cortijos de Santa Águeda y Colmenares, frente de la desembocadura del arroyo del Valle y el de la Culebra que corta las tierras del cortijo del Contador hasta unírsele frente del Solo de Ortega y cortijo de Montañez. El álveo ó madre del Guadalhorce desde la confluencia de Rio Grande y entrada á la vega de Málaga , varia continuamente por efecto de los grandes aluviones del invierno y flojedad del terreno que recorre .- estenelidas sus aguas por las llanuras, sin obstáculo de ningún género que lo reduzca á márgenes fijas ó permanentes, tan pronto abandona inmensos espacios de t i e r r a , como invade otras nuevas, destruyendo el cultivo y la esperanza del labrador con la ocupación de su propiedad , y con virtiendo en estériles arenales lo que antes fuera especial terreno para la producción. Inútiles han sido los esfuerzos que en varias épocas han hecho los labradores de su ribera para evitar las considerables desmembraciones que sufren; la dificultad de sujetar á los interesados á un plan constante de fortificación en todo el curso del r . , y por otra parte el abandono del Gobiernoson las verdaderas causasdel estado en que se encuentra y de los repelidos destrozos que hace en los cortijos inmediatos. Algunos labradores han conseguido librar sus campos de las inundaciones con la plantación de arboledas en las orillas, pero este medio muy útil para el particular que lo ha adoptado , es hoy la causa principal de las pérdidas de terreno que esperimentan los demás predios á merced de los rechazos que sufren las aguas por las defensas aisladas que se han construido. Los cortijos de Colmenares y Contador, antes de grande estension, quedaron en 1836 tan reducidos , con especialidad el último, que apenas contaban sus dueños con otra tierra que la ocupada por las casas de labor. Deseoso el Tribunal de Comercio de Málaga de e v i t a r l o s daños que las avenidas causaban á la agric u l t u r a , y animado de un verdadero celo patriótico, repre sentó al Gobierno en 1826 la necesidad ele reducir el Guadalhorce á fijo cauce, y en su consecuencia por real orden del mismo año se comisionó al capitán del Real cuerpo de Ingenieros del ejército I). José Aparici, para levantar un plano topográfico del curso del r., quien lo efectuó presentándolo al Consulado con el proyecto de alineación y fortificaciones que debian practicarse para sujetar sus aguas por un método sencillo de canalización. Principiaba esta á la salida del r. de í la estrechura ó parte encajonada que formas las sierras del ( oortíjo de Santa Águeda y laderas de las de enfrente, antes de • la reunión del arroyo de Campanillas; siendo este punto el i mas á propósito para empezar las obras, si se habian de dar ' al r. enfilaciones que se aproximaran lo mas posible á la li nea recta, que es lo que en un plano inclinado da mayor ve- -Jociííad á las aguas y les proporciona mayor fuerza de corriente sobre el fondo, compueato en este parage de arena muerta y ceñido de un terreno fuerte por su der. y de una arboleda espesa de tarajes, mimbres y álamos blancos por su izquierda El cauce nuevo del r. debia ser de 150 varas de ancho y 12 pies de profundidad, afirmadas las márgenes por arboledas; vaso que se consideraba bastante á contener en sus límites la inmensidad de las a g u a s , pues resultando una sección de 600 varas GUAdradas, y suponiendo uua velocidad de 10 pulgadas por 1 , era consiguiente daba paso en el mismo tiempo á 6000 varas cúbicas dd agua, cantil ad mucho mayor de Ja que puede pasar en las grandes avenidas. Desde la salida del r. del punto encajonado de Santa Águeda , debía seguir el canal una línea recta hasta poco antes de la confluencia de los arroyos Campanillas y del Valle , en cuyo punto variaba de dirección formando un ángulo obtuso con la nueva línea rect a , que con inclinación Stí., se prolongaba hasta el puente del Key y tierras del cortijo de Zapata; en e»te sitio sufría la línea uua pequeña inflexión sobre su d e r . , continuando recta hasta el eeuiro de la gran esplanada que ha formado el r . en las crecientes; á corta distancia y por la parte abajo de la casa del cortijo del Contador y solo de Ortega, desde cuyo parage partía otra linea recta hasta su desembocadura en el mar, formando con la anterior nuevo ángulo obtuso con dirección S. SE. La clase de fortificación en general, que se consideraba suficiente para aproximar el r. a la línea directriz , era ganar terreno á tuerza de estacadas y plantaciones, asegurando antes el ímpetu de las aguas con malecones, cestones , mimbres y demás objetos que impidieran ó corlaran la Velocidad de la corriente, de la misma forma que los construidos entonces en el cortijo de Santa Águeda por el ingenioso labrador D. José Santaeba, debiéndose ejecutar primeramente en el ángulo que forma el r . frente del referido cortijo, en las dos márgenes al pasar el puente del Rey y enfrente del cortijo del Contador ; tres puntos que se consideraron como de apoyo para la fácil canalización , y de tal naturaleza, que parecía muy difícil los abandonara el r. una vez obligado á entrar en la línea trazada. Este proyecto , que puesto en ejecueion por los medios que su autor indicaba, hubiera dado felices resultados, desgraciadamente no se llevó á cabo á pesar de los grandes esfuerzos que para su realización hizo el Tribunal de comercio y otras corporaciones de Málaga; hoy, pues, se encuentran los predios cercanos al r. espuestos, como antes á las inundaciones y continuos destrozos por los extraordinarios derrumbos que ocasiona después de las avenidas y GUAndo ha bajado á su nivel natural, es decir 14 ó 15 pies del que tiene en tiempo del crecimiento. La variación constante de la madre ha inutilizado l ,000 fan. de tierra en la parte de vega que atraviesa, y si con tiempo no se impide el efecto corrosivo de las corrientes , que cada dia precipitan y se apoderan de nuevos terrenos, es de temer, no solo la pérdida total de la vega baja de Malaga, sino infundir por su atrevida aproximación á esta c . , senos temores GUAndo no hay un obstáculo capaz de contener las aguas en la llanura. El Guadalhorce , escepto en el invierno ó temporada de las grandes lluvias, puede vadearse en toda la estension de su álveo que aparezca de piso fuerte , pues en algunos puntos la tierra cenagosa que cubre su fondo seria un inconveniente para pasarlo sin esposicion los vados mas permanentes y frecuentados son , el que sitúa frente de la v. de Alora para dar paso á esta población desde los caminos de Malaga y Almogia; el que sirve para facilitar el paso del camino que cruza el r. cerca del cortijo de Villalon de Málaga á Carratraca; el que existe en el camino de esta última ciudad para la v. de Cártama, frente del cortijo de Torres, y el frecuentado por los veciudad de Alhaurin de la Torre, Churriana y Torremolinos enfrente del soto de Ortega y cortijo del Contador. Dos puentes tiene este r., uno de piedra de cantería con tres arcos, eu el camino que se dirige desde la ciudad de Antequera á la de Lucena á 1/2 leguas de dist. de esta última, y el nombrado del Rey á 1 1/2 leguas de Málaga. En 1720, la ciudad de Málaga y su corregidor D. Dionisio Oüriens , representaron al Gobierno la escasez de agua que sufría el pueblo, solicitando la correspondiente autorización para conducir á él las de la fuente del Rey y sus accesorias, que nacen al P. entre Alhaurin de la Torre y Churriana en las faldas orientales de la sierra de Mijas para su reconocimiento se nombró al coronel de infantería, ingeniero mayor de GUA los ejércitos y director de la provincia D. Bartolomé Thurut, coa otros peritos, quienes manifestaron r.o habia otro nacimiento mas abundaiite y mejor para el abasto público. Remitido el informe y esposicion al Consejo , despachó real provisión en 28 de marzo de 1721, dirigida al corregidor Obriens , para que los peritos hicieran la planta y tasación de la obra , que se practicó y remitió en el mismo año; y visto por el Consejo con el informe del nuevo corregidor D. Gerónimo Solis y Gante, y del fiscal de S. M. en 20 y 30 de abril de 1725 , se mandó cesar en la obra de la cañería que antes se había proyectado para conducir las aguas del Cañaveral, y que se llevar a á efecto la nueva del puente sobre el Guadalhorce y acueducto de las aguas del Rey , comisionando á este fin al arquitecto mayor del reino de Murcia Don Toribio Martínez de la Vega. Aprobada por el Consejo en 22 de diciembre de 1726 la delineaciou hecha por el citado arquitecto y los arbitrios destinados para su costo, se comenzóla obra en el mismo año y continuó hasta el de 1733, en que cesó por falta de fondos en ios años sucesivos hasta el de 1736 , se concluyeron 3 arcos de los 22»que debia tener el puente, quedaron levantados 10 pilares hasla el arranque de sus arcos , y los 5 menores de la calzada occidental; habiéndose invertido en su construcción dos millones. En este estado continuó la obra del puente hasta el año de 1793, en que á solicitud del prior del Consulado de Málaga D. Centurión, se aprobó Por el Sur M. el nuevo proyecto trazado por el arquitecto D. Domingo Tomás, por el que se ampliaba el antiguo de D. Toribio Martínez , á la construcción de una presa para regar 6,000 fan. de tierra , ademas d d puente y acueducto. El plan de la obra fué reducir toda la del puente á la conclusión de los 10 arcos ya principiados, formar otros iguales pero sobre pilares mas robustos, desde el último tirar un malecón provisional que corlando el r. le obligara^á entrar por los 14 ojos majores del puente, y construir una calzada hasta el cerrillo de la margen izquierda que asegurara el paso en todo tiempo á los transeúntes y sirviera de dique constante para el canal de riego que habia de formarse en aquel costado, en vez de prolongar el puente con 42 arcos que se necesitaban para abrazar los barrancos de las dos orillas , porque no habiendo avanzado la obra primitiva todo el ancho del r . , habían huido las aguas de aquel estorbo, cargándose á un costado y formando un nuevo álveo , que unido al antiguo habia duplicado su anchura, y por consiguiente la longitud y costo del puente. Para atender á los gastos de la o b r a , que se habia calculado en 3.000,000, se ofrecieron á contribuir anualmente y por tiempo de 10 años, el consulado con 100,000 reales, el ayuntamiento con otros 100,000, y el monte pió de viñeros con 50,000 r s ., reintegrándose de este anticipo con el importe de la contribución de 500 r s . , que por una sola vez y abonados por décimas p a r t e s , debían satisfacer por cada fan. de riego los dueños de los predios que iban á gozar de este beneficio. Se dio principio con tan favorables auspicios á la nueva obra, bajo la dirección de una junta mista compuesta de dos individuos por cada una de las corporaciones que prestaban sus fondos para la ejecución; pero disensiones que posteriormente sobrevinieron , y un lujo innecesario de obras independientes de la principal, fueron las causas para que apenas se hubiera adelantado en la construcción del puente, acequias y acueducto hasta fin de 1799, pues solo aparecían concluidos tres arcos mas , algunas fortificaciones por los destrozos de varias avenidas, habiéndose invertido la mayor parte de las cantidades recaudadas en una capilla con todos sus ornamentos para el santo sacrificio de la misa y pasto espiritual, en una fuente para abastecer á los operarios, almacenes para maderas y pertrechos, GUArtel para confinados, alojamiento para el comandante y tropa de caballería é infantería que los custodiaba, habitaciones para los maestros albañiles , carpinteros, aparejador, interventor y sobrestante, y cocinas para todos. A pesar de las inmensas sumas que después de la citada época se han consumido en esta obra, ascendentes a * millones, solo habia concluidos en 1820 nueve arcos de los 42 de que debia constar con arreglo al último diseño; pero habiendo cesado en el referido año la dotación que le estaba asignada, quedó paralizada de un todo la obra que ha ido destruyéndose con el tiempo y grandes avenidas. Sin embargo que en la actualidad apenas existe puente, no será inoportuna alguna ligera reseña de su construcción. La obra consta de tres partes, la primera que comprende 20 arcos principales es horizontal, solida, de piedra de sillería y d e l t a 12 varas de , espesor, siendo la mas elevada de todas y en la que habia 3 arcos concluidos, algunos cargados ya los linones y olios al arranque de arcos la segunda debió constar de 6 arcos y es también horizontal, pero su cimiento rebaja 9 hiladasde cantería de la anterior la tercera consta de 16 arcos y vuelve á elevarse 6 hiladas sobre la interior , y por consiguiente á re bajarse tres de la superior. El claro de arcos en toda la longitud del puente es de 14 varas y el grueso de los machones de 7, y aunque en el enrase del pavimento general, el grueso de los últimos es igual á la mitad de los claros de arcos, esta condición no tiene lugar en las dos partes segunda y tercera, porque sus cimientos son inferiores á la primera ; asi es que en la parte del centro, para aumentar el grueso del machón, le formaron 9 retretas ó retrallos que sobresaliendo 6 pies por cada lado, disminuyen considerablemente el claro del arco primitivo, resultando que los gruesos son casi iguales á los claros en su base. Las consecuencias de esta estructura en opinión di 1 ingeniero Aparici, son las que eran de esperar y han sobrevenido, que aumentada de una manera espantosa la velocidad de las aguas obligadas á pasar por un canal estrecho que encuentran obstruido con masas tan disformes, han derribado uno de los arcos y llevádose tras sí la mayor parle de los pilares que se hallaban en medio del r. Hoy no se ven mas que ruinas vlgunos machones en pie, otros derribados que impiden el paso de las aguas, y la mayor parte existente de su fáb. abandonada del mismo r . , son los tristes vestigios de esta obra colosal y necesaria para la comunicación de los pueblos de la Hoya de Málaga con la capital. En los días de avenidas queda completamente interceptado el paso del r . , y la ciudad de Málaga carece de los princip-des artículos alimenticios, en especial de pan , de que se provee en los pueblos de Torremolinos, Churriana y Alhaurin de la Torre, pues la barca del segundo es siempre arrebatada por las corrientes. Algunas tablas colocadas sobre los machos en diferentes épocas para facilitar el tránsito á los panaderos, no han sido suficientes para evitar los perjuicios que diariamente se originan con tanta negligencia, y bien pronto será ineficaz este recurso por falta de base en que apoyar las ramas y troncos que forman ahora el verdadero puente del Rey. Para los riegos de la vega existen varias acequias costeadas por los labradores que loman el agua de este r. por medio de presas que construyen todos los años en su álveo. La primera ó mas alta se encuentra en la márgenes izquierda, poco mas arriba de la confluencia de Rio Grande, conduce sus aguas por el pie del corte , que presenta^el palmar de Casablanca, atraviesa las ramblas de los arroyos del Bujo y Comendador hasta la venta de Cártama, sigue por el pie de las alturas inmediatas y pasando por delante de la casa del Cortijo de Venta-raton, termina en la estacada de Galvez. Los cortijos y fanegas que se riegan con esta acequia son Palmar de Mosquera 30 fan. Cortijo de Pizarro 12 Venta de Cártama 100 Cortijo de Venta-raton 30 Estacada de Galvez 12 Total de fan. . . . 184 En las inmediaciones de la estacada de Galvez se halla la segunda toma que alimenta otra acequia que rodea las tierras del Cortijo de los Bermejales, pasa contigua del de Salcedo ó de las tres leguas, cíñese á los cerros próximos , dando un gran rodeo en que atraviesa dos vertientes de alguna consideración, continúa colgada por un barranco antes ele! cortijo de Casaromero, pasa cerca de este, se interna en la llanura por tier ras del cortijo Nuevo, y dirigiéndose al de Torres llega al de la Capellanía donde concluye. Esta acequia riega. Cortijo de los Bermejales 25 fan. Id. de Salcedo 20 Tierras de la Escolástica 14 Cortijo ele Anaya 4 Id. de Casa-romero 32 Id. Nuevo 40 Id. ele Torres 40 Id. de las Capillanias 20 Número de fan. . . 195 La tercera acequia tiene su loma por encima del cortijo de Casa-romero, conduce sus aguas entre este y el r. , atraviesa' diferentes ramblas y da varios rodeos hasla llegar al molino de Rovira; pierde por la caida la altura que habia adquirido y quedando las aguas muy poco superiores á las del r., se las devuelve á poco trecho. Esta acequia fué construida esclusi vamente para el servicio del molino, pero después de su salida , continúa ceñida á la márgenes izquierda del Guadalhorce por los barrancos que terminan las cañadas de Lira, hasta quo cesando la irregularid.id del terreno, se separa de la dirección que lleva y haciendo en su curso varias entradas atraviesa unas vertientes hasta llegar al arroyo de Campanillas, donde desagua junto al camino frente á la hacienda del UIÍMIIO nombre. Hoy han construido los labradores una presa independiente de esta tercera por la parte superior y esquina del molino entre el r. y el Socaos, que corta con un canalizo para volverá introducirse en la acequia ant. el agua de la nueva toma. Riega ¡os cortijos siguientes Cortijo de Sta Águeda 150 fan. Hacienda de Campanillas 30 Cortijo de Colmenares 00 Id de Mena. . . . , 20 Total de fan 260 La GUArla es la acequia de labradores; toma el agua antes ele la confluencia del arroto de Campanillas, va c< ñida al pie del corle que presenta la márgenes izquierda del r., pasa el Campanillas acorta dist. de su desembocadura, sigue por el cortijo de Colmenares y tierras inmediatas, se dirige al del Médico, después de cortar el camino del puente del Rey, continúa por el pie de los Visos, atraviesa el camino ¿fe Churriana, corre por medio ele la hacienda de Santa Barbara , sig e paralela al re fe rido camino hasta el ant. jardín de aclimatación ó paseo de Abadía y vierte por último en el mar elsobrantede sus aguas. Riega las tierras siguientes Cortijo de Colmenares 20 fan. Id. del Médico 100 Id de la Cana del Corral 50 Huerta de los Perales 40 Cortijo del Contador. . . . . . . . . 130 Id. Nuevo ó de Diezmos 50 Hazas de Salamanca 50 Cortijo de las Paredillas 80 Huerta de Santa Bárbara 12 Cortijo de la viña del Conde 80 Suerte de los Torreros 12 Cortijo del Palo 24 Id. de la GUArtera 12 Id. de Ahumada 60 Haza de Sisto 20 Id. de Santa Paula 12 Cortijo de Vallejo 12 Id. de San Ciríaco 12 Huerta de Córdoba 10 Id. de San Luis 10 Huertas de San Telmo 30 Haza de Sto. Domingo 6 Id. de Jáuregui 6 Jardín de Aclimatación 8 Total de fan 840 En la márgenes der. del r. y para el riego de la parte de Vega que sitúa entre los pueblos de Cártama, Alhaurin de la Torre y Churriana hay 5 acequias, siendo la primera y mas alta, la llamada de Cártama, que principia en tierras del cortijo de Casapalma, atraviesa la dehesa alta de Cártama y coucluye en el arroyo de los Lobos; riega con las aguas que conduce en la referidad ehesa 60fau. de tierra. En la dehesa alta está la toma del caus del molino nombrado Mangarra, atraviesa el arroyo de los Lobos y el llano de las Carretas, y después de dar movimiento al citado molino, pasa á regar en la parte de vega llamada de Riarán 150 fan. Frente del molino de Manf jarra hay otra toma atraviesa la acequia el arroyo de Fadaa, pasa por las tierras del cortijo de la Alhóndiga, sigue por Dehesa Baja y concluye en el sitio nombrado del Peñoncillo riega con sus aguas. Cortijo de la Alhondiga 12 fan. Dehesa baja 100 Total 112 (Continua en el original)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.