HISTORIA DE GUADALFEO, PROVINCIA DE Granada, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Granada

Historia de Granada


 


>



PUEBLOS DE Granada

Historia de Granada

Localización de GUADALFEO , Granada


MAPA DE GUADALFEO , Granada
COORDENADAS GPS:
37.163349 , -3.598164

GUADALFEO  (HISTORIA) .
  - Granada.


Datos de la localidad:

    r. Corresponde á la provincia de Granada y corre por las Alpujarras atravesando los partido judicial de Ujijar, Albuñol, Orjiva y Motril, donde fenece en el Mediterráneo. Tiene su origen en Sierra Nevada de varias fuentes que nacen en el puerto del Rejón, situado al eslremo O. del partido de Ujijar, término jurisdiccional y 2 leguas al N. del L. de los Berchules. De allí desciende hacia el S. 1/4 de hora á E. del mismo, fertilizando su hermosa vega, y entra al p a r t . d e Albuñol donde sigue una leguas hasta Narila y 1/4 á Cadiar, situado ambos en su margen izquierda y cuyas vegas riega también, dando ademas movimiento á porción de molinos y almazaras á otra leguas mas lejos y en dirección S. SO. corre por E. de Timar y Cobras pasando á 1/2 GUArto de hora de este último L., que solo utiliza sus aguas para 2 molinos harineros y desde aquel parage inclinando insensiblemente al O., camina 3/4 de leguas hasta las inmediacio nes de Nieles y Cástaras, que deja á igual dist. á su der. en la sierra y en la misma márgenes una leguas abajo los pueblos de Almejijar y Notaez, situado sobre un cerro dominando al r. y en donde se aprovechan sus aguas para 3 molinos harineros y 2 de aceite pasados 3/4 leguas sigue por las cercanías deTorviscon que deja en los montes á 1/4 de hora de su orilla izquierda, y á otro 1/4 se encuentra interrumpido por un pequeño cerro en cuya cumbre está pintorescamente colocada la venta de Torviscon; vencido este obstáculo, se dirige por entre unas estrechuras hasta 1/2 leguas, eu que la loma de Jubiley corta su curso y le hace variar al N . , encerrándolo en las angosturas d é l a garganta del Dragón de este parage y en dirección SSO., sale &l partido de Orjiva por un estenso cauce y á la leguas llega frente á este pueblo, fertilizando parte de su hermosa vega y dando también movimiento á 4 molinos harineros; de aquí vuelve á estrechar su canal y corre 1 1/4 leguas dejando á su izquierda los baños de la fuente Colorada, modernamente en uso para las oftalmías y algunas erupciones cutáneas, y mas alto la fáb. de fundición plomiza de este nombre y otra denominada del Caldero, en el partido ya de Motril á 2,000 varas mas abajo; á 1/4 leguas de esta última fáb. y con rumbo al SO., se dirige el r . bañando por su izquierda los tajos de Velez de Benandalla, en cuyos altos se encuentra situado este pueblo 1/4 leguas adelante tuerce al S. por debajo del cortijo de la Bernardina y camina la misma dist. por entre precipicios de estraordinaria elevación, hasta salir por la cortadura del tajo de los Vados ó boca del Dragón á 1/8 leguas de la GUAl pasa entre el l.deLobres que deja á su der. y las ruinas del de Pataura á la márgenes opuesta y llega á la llanura por medio de las vegas de Motril y Salobreña fertilizándolas con sus aguas y atravesándolas de N. á S. en una estension de 6,550 varas hasta el mar donde acaba á 2797 al O. del cast. del Baradero y 2,170 al E. de Salobreña, después de 12 leguas de curso. Este r. corre desde su origen por un locho llano y bastante pendiente, encerradode N. á O. por Sierra Nevada y la cadena de altos montes que sirven de estribo oriental á la sierra Almij a r a , y de E. á S. por las sierras de Contraviesa y Lujar, cuya^ dos barreras separadas entre sí por la cuenca del Guadalfeo, le estrechan y comprimen en un cauce profundo por donde las aguas se precipitan en sus crecientes con suma rapidez. La grande elevación de las montañas que vierten al rio, muchas de ellas cubiertas siempre de nieves y en donde las lluvias son por lo mismo frecuentes y abundantes, acrecientan de tal modo su caudal, que en las avenidas de invierno llega á hacerse aun de mas importancia que otros de mayor long. GUA 13 Sin embargo, en toda su carrera son pocos los daños / m e „. ocasiona eu razón de la constante altura de sus márgenes, si bien en cambio los causa bien frecuentes y considerables en las vegas de Motril y Salobreña, á cuya llanura se precipita como un torrente desde las angosturas del tajo de los Vados, cuyo nombre antiguo de boca del Dragón esplica bastante el ímpetu de las aguas que por allí se desprenden. Las sierras de Contraviesa y Lujar que á E. y S. le sirven de limites á pesar de ser aquellade 1,800 varas yesta de 2,310 de elevación sobreel mar, conservan poco sus nieves; son ademas muy escasas de manantiales y solo en los temporales de lluvias vierten sus derrames por algunos arroyos y ramblas lo contrario sucede a la parte de N . á O., en la GUAl descuella Sierra-Nevada, por su gigantesca altura y como principal manantial del r. sustentándote de continuo desde el puerto del Rejón al picacho de Veleta por todas sus venientes meridionales y aun de O. con las aguas y las nieves que siempre cubren sus cimas t i valle de Lecrin y los montes que siguen luego hasta Sierra-Almij a r a , suplen su menor elevación con el gran espacio de terreno que ocupan de forma, que toda esta región que GUAndo mas podrá apreciarse en 90 leguas GUAdradas , es la que esclusivamente alimenta al Guadalfeo, le mantiene en verano y le acrece en el invierno por medio de varios afluentes de los GUAles los mas importantes son los que siguen. La rambla del Cairo, de agua casi constante, tiene origen en los altos de Sierra-Nevada y concluye frente á Narila. Los arroyos de Jubiles y N>eles que subsisten solo en invierno, nacen, el primero del puerto de Lot ó de la Tabla, y sigue por Jubiles y Timar hasta el Guadalfeo; y el segundo ile las crestas de la misma sierra y acaba al E. de Almejijar. El r. Poqueira, de agua siempre úbundante, mantenida por los ventisqueros de dicha sierra, corre 4 I eg. de N. á S. por un barrranco profundo, y antes de fenecer en las angosturas de la garganta del Dragón una leguas al E. de Orjiva, recibe el r. de Trevelez que de la misma altura baja en dicha dirección por entre este pueblo y los de Busquitar y Ferreirola. Los r . Seco y Chico que en igual rumbo y origen corren 1 /2 leguas de N. á S. y afluyen á uno y otro lado de Orgiva por medio de su vega. El Sucio, llamado asi por lo cenagoso de sus aguas y á cuyo limo deben su feracidad y aun su suelo las vegas de Motril, solo corre en invierno, nace en Sierra-Nevada á 1/2 leguas de Cañar y tiene unaJeg. de curso de N. á S. Rio Santo ó Gran de, vulgarmente conocido con los nombres, de Albuñuelas é- Isbor y el mas caudaloso y constante de los afluentes al Guadalfeo, tiene su origen en sierra Almijara cerca del lugar de las Albuñuelas; corre de O. á E. por un lecho profundo , pasando á las inmediaciones de Restabal, Melegis é Isbor y concluye á las 4 1/2 leguas de curso á 1 1/4 O. de Orgiva, recibiendo en su marcha las aguas del valle de Lecrin y laderos de Sierra-Nevada por medio de los r. de Durcal, Torrente, Melegis, Talará, Lanjaron y Tablate, este último de un cauce tajado de suma profundidad y estrechura, con un puente que en la guerra de la rebelión de los moriscos fué teatro de obstinados combates. En fin, el r. de las Guajaras de agua constante y 3 leguas de curso, en dirección de O. á E., nace en Gaajar- Alto en las sierras de su nombre, sigue por Guajar-Faraguit y acaba 1/2 leguas al O. de Velez de Benaudalla. Las vertientes mas considerables de la barrera meridional del Guadalfeo , son la rambla del Portal que baja de Sierra-Contraviesa y concluye al O. de Cadiar; la de Torbiscon, la mas caudalosa de todas, y que se alimenta de dicha sierra y de la de Lujar, pasa al pie del pueblo de su nombre y fenece 1/4 mas lejos y á 3/4 leguas O. de Almejijar; y por último, la de Escálate que desciende de Este á Oeste de aquella última sierra y acaba por entre unas angosturas frente á L o b r e s estos tres arroyos solo llevan agua en tiempos de lluvias. El Guadalfeo es de curso constante y vadeable en todas estaciones menos en sus grandes avenidas, pues entonces desde Orjiva al mar se hace intransitable por 4 ó 6 dias y aun después continúa siendo peligroso por los fangos y atolladeros de su cauce. El caudal medio de sus aguas, considerado frente á Orjiva, puede calcularse en 2,200 pies cúbicos en sus crecidas y 440 en tiempos comunes; á su entrada en la vega de Motril, en el parage donde se halla la presa de su acequia de regadío, tiene de álveo 190 varas castellanas y lleva por lo común 840 pies cúbicos y 8,500 en sus mayores avenidas. Esto no obstante en algunos veranos suele hallarse en seco la 1 madre del r . ; pero esta falta depende de que las aguas se apro X*eí^ín lodas para los riegos de las vegas inmediatas. El beneficio que de este aprovechamiento resulta á las artes, es al presente nulo en todo el pais que corren , y aun para la agricultura es mucho menos del que ofrece el caudal del r. encontrándose porción de terrenos «le secano ó incultos en toda su l o n g . ; defecto que pudiera remediarse sacando acequias á conveniente altura y abriendo presas reales que supliesen las escaseces de verano con la gran cantidad de aguas que harían refluir de las arenas donde se pierden y consumen hoy. Este último medio es en el dia de estrema necesidad á las vegas de Motril, Salobreña y Lobres, cuyas acequias apenas reciben en ' dicha estación dos tercias partes del agua necesaria, siendo esto causa de litigios y pleitos interminables sobre propiedad en los riegos que solo producen á estos pueblos gastos enormes y providencias mal cumplidas y peor observados. Ya por esta causa en 1777 los labradores de Motril solicitaron del Gobierno la construcción de una presa real en el tomadero de su acequia , pretensión que les fué negada ; y esta obra, realizable fácilmente en aquellas angosturas con 20 á 25,000 duros, solo podria ejecutarse por una sociedad, la GUAl hallaría pronto reembolso en el gran aumento de las aguas y en las mejoras que diera á mas de 8,000 marjales, boy de inferior cali dad, por los pantanos y transminos, que en ellos causa el r i o . A media leguas del nacimiento de Guadalfeo parte una acequia de 3 ó 4 canales de agua , que al llegar á una cordillera frente á Herchules, cae poruñas simas ó conductos subterráneos para salir por las vertientes del r . Adra á las fuentes del L. de Merina deBuenbaron , proveyéndole y fertilizando unas 180 fan. de vega. Esta es la primera agua que se utiliza del Guadalfeo, fuera de la que se aprovecha en los parages de su nacimiento y en otros pequeños recodos del r. , en los GUAles se cultivan algunos centenos y cebadas, cuyas siembras suelen estar cubiertas de nieves hasta el mes de abril. Después de aquella acequia parten las que riegan la vega de los Berchules , situado en pendiente , y de 140 fan. de cabida , y mas adelante las que sirven para Narila y Cadiar, situado en llano y que juntas forman otras 350 fan.  en estos tres pueblos, la benignidad del clima hace ya mas rica y variada la p r o d . , y para el aprovechamiento y distribución de las a g u a s , no hay mas sistema, que las practicas y costumbres a n t . , acortándose en los años secos la que se dirige á Mecina , y supliéndosela que falta por medio de zanjas transversales en el r . , que á manera de presas hacen resaltar Jos transminos subterráneos. Desde Cadiar hasta Orjiva , se riegan y cultivan algunas tierras GUAndo las lluvias de invierno ofrecen en verano abundante caudal de aguas. En este último pueblo constituye su vega un gran recodo en declive sobre el Guadalfeo , y á lo que parece formado por la confluencia de los otros 5 r. que alli y un poco mas lejos se le unen esta vega , bastante rica en granos y aceit e s , y de cabida de 1,400 fan. , se riega por 13 acequias pequeñas que nacen de los r . confluentes , y por otra aun mas pequeñaque parte del Guadalfeo, y solo beneficia 146 fanegas la distribución de estas aguas se hace también por costumbre antigua y bajóla inspección de la autoridad local. De allí hasta su salida del tajo de los Vados, corre el r. sin otro aprovechamiento que el riego de algunas rinconadas , llamadas vulgarmente Islas , y de aquel parage entra en la vega de Motril, con cuyo nombre se entiéndela de esta ciudad y las pertenecientes á Lobres y Salobreña separadas de la primera por el r. Eslas v e g a s , muy apropósito para prod. exóticas, forman una gran llanura , que se estiende 1 3/4 leguas por toda la orilla del mar. La vega dicha de Motril, en número de 4,000 fan. , se riega por una sola acequia de 45 pies cúbicos de cabida y 2 y 3/4 leguas de l o n g . , la GUAl empieza á 420 varas del tajo de los Vados en una presa, cuyo mayor tragante es de 4,000 pies cúbicos de agua por minuto, y se dirige á SE. abasteciendo de paso á Motril esta acequia pertenece á los propietarios de su v e g a , quienes la gobiernan en junta general con arreglo á ciertas ordenanzas sancionadas en reales ejecutorias de 1561 y 1803 , manteniendo 9 empleados para su custodia y una diputación para el repartimiento de sus a g u a s , conforme á usos antiguos que se guardan desde tiempo de -os moros. Las vegas de Lobres y Salobreña, esta de i , 2 0 0 fan., y aquella de 450 , se riegan por otra acequia de 2 2 pies cúbicos de caudal y 1 1/4 leguas de estension que parte al SO. desde una presa situado en la márgenes derecha del r . á 600 varas mas abajo de la de Motril con ella se beneficia primero toda la vega de Lobres, y GUA después unas 340 fan. d é l a de Salobreña, pues lo restante, l escepto 230 fan. que toman el agua del mismo r . , se riegan con varias fuentes, transminos del Guadalfeo esta acequia pertenece también á los propietarios de las dos vegas, quienes mantienen 3 empleados para su custodia , y por Jo respectivo á cada pueblo la gobiernan en j u n t a general bajo ciertos estatutos municipales, conservando una diputación para el repartimiento de Jas aguas , cuyo aprovechamiento tiene Lobres desde la salida del sol hasta las dos de la t a r d e , y Salobreña las restantes horas del dia. Como se ha d i c h o , estas vegas son las únicas donde el Guadalfeo produce daños de donsideracion. Desde Pataura al mar corre el r. un espacio de 6,560 varas castellanas con 69 1/2 de desnivel en todo su curso , y 5 de elevación , término medio, sobre el terreno lateral á 100 varas de distancia de sus margenes, cuyo descenso sigue hasla 30 varas en el centro de la vega de Motril y 18 en la de Salobreña. Esta elevación , debida al gran caudal de arenas que , sin embargo de su desni vel aglomera de continuo el r . , es la causa principal de sus desbordaciones y de la inconstancia de sus corrientes, por los nuevos lechos que forma , concurriendo á ello el gran impulso que trae desde el tajo de los Vados, las tortuosidades y malas defensas del cauce y aun la repulsión que sus aguas reciben del mar en los grandes temporales del S O . , en cuyas épocas precisamente ocurren las mayores avenidas. Sin embargo de que estas causas han debido existir siempre , no hay memoria en los pasados siglos que refiera iguales estragos á los ocurridos ahora; y esto prueba que los antiguos, mas inteligentes y previsores, sabían conservar y reparar las márgenes del r. obligándolo á seguir por un mismo lecho. Hasta 1790 corría desde Pataura al S. SO. , concluyendo al pie de Salobreña; después varió á E. por un nuevo canal que siguió hasta 5 de enero de 1821, en cuya noche volvió á romper á su i z q . , abriéndose desde Pataura el cauce que hoy tiene , destruyendo mas de 7,000 marjales de labor. Para precaver de una vez sus inundaciones , en 1804 concedió el rey por 17 años la mitad y el noveno que le correspondía en los diezmos de algodón y vino de Motril y Salobreña , que importaron en arrendamiento 2.459,751 reales 29 m r s . ; y á pesar de esta suma solo una tercera parte se invirtió en su objeto, y aun esta en reparos mal concebidos y peor ejecutados que nada sirvieron para evitar la inundación de 1821 ; distrayéndose ó malversándose 1 la demás cantidad. En tal estado, solo una sociedad pudiera realizar las obras , dando al r . según se proyectó en 1819 , un canal recto y de 80 varas de lat. con fuertes vallados y alamedas en sus márgenes, el GUAl produciría un sobrante de 508 marjales de beneficio á la empresa después de la retribución que exigiese á otros 10,000 que aseguraría entonces. Al presente los sotos que ciñen al r. no bastan á impedir algunas inundaciones al a ñ o , y h a y el temor fundado de que vuelva á romper como en 1821, y destruya una ú otra vega. A pesar de la importancia de este r . , ni un solo puente se encuentra en toda su long. , haciendo esta falda muy difíciles y arriesgadas las comunicaciones entre ambas riberas. GUAndo la conquista de los reyes Católicos habia uno de silleria y de 4 ojos frente á Velez de Benaudalla, el GUAl se hallaba roto y después fué compuesto varias veces por los propios de Motril , destruyéndose al fin totalmente , sin quedar otra cosa mas que un estribo que aun existe hoy. En 1815 se empezó otro puente cerca de Orgiva, y ya encimbrado, lo arrebató el r. en la avenida de 1821 , por lo que se intentó construirlo 1/2 leguas a! E. de dicho pueblo; y sin embargo de haber esta i blecido en aquel parage un portazgo que duró hasta 1836 , y producía 30,000 reales a n u a l e s , solo se levantaron 6 pilares ó machones de piedra sillar , de los que uno hay ya en tierra. La gran cantidad de aguas y piedras que arrastra el r. en sus crecidas , su corriente y los grandes canalizos que foi m a , hacen muy costosa esta clase de obrasen su mismo álveo; por ello seria mas económica y aun estable la construcción de un puente colgante en GUAlquiera de los muchos parajes que la naturaleza ofrece en todo su canal, hallándose en particular uno muy á propósito por debajo de la fuente Colorada y al pie de la cuesta de Ja Solana, precisamente en la dirección demar- ¡ cada para la carretera que se está abriendo desde Granada á Motril. El Guadalfeo conserva el mismo nombre que le dieron los ; árabes durante su dominación. En 15i0 se decia también r. • de la Sierpe , y á este nombre acaso aluden los de Garganta y baca de Dragón con que se llaman las angosturas de la loma d e J u b i l e y y la del tajo de los Vados. Hoy vulgarmente suele conocerse por r. de Cadiar desde su origen hasta la misma loma de Jubiley y mas adelante con los nombres de Orjiva, Valecillos , mas bien Valecillo, (este último nombre se suele dar en el pais á Velez de Benaudalla, para distinguirlo de los Velez de la provincia de Almería) y Motril, según va pasando por los término de estos tres últimos pueblos. También suele llamarse Rio-Grande. El rey de Aragón D. Alfonso I atravesó con sus huestes este r . en 1126 , y según relieren los hisloiadores árabes, al pasar sus profundas angosturas y cenagosos vados, dijo á sus caballeros « \oh qué gentil sepultura, si hubiera quien desde lo alto nos echase tierra encima.»




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.