HISTORIA DE GUADALAVIAR, BLANCO ó TURIA, PROVINCIA DE Teruel, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Teruel

Historia de Teruel


 


>



PUEBLOS DE Teruel

Historia de Teruel

Localización de GUADALAVIAR, BLANCO ó TURIA , Teruel


MAPA DE GUADALAVIAR, BLANCO ó TURIA , Teruel
COORDENADAS GPS:
40.344109 , -1.106910

GUADALAVIAR, BLANCO ó TURIA  (HISTORIA) .
  - Teruel.


Datos de la localidad:

    r. que tiene su origen en la mitad de la subida por la parte S. del cerro llamado Muela de San Juan en el término del L. del mismo nombre del r . , partido judicial de Albarracin provincia de Teruel. Las aguas que lo forman , á poca dist. de su origen , se recogen en una balsa que GUAndo está llena, salen por un cubo y dan movimiento á 2 molinos harineros de únanmela cada uno. Lleva su curso de O. á . E . , y á corto trecho de su nacimiento (1/4 de l e g . ) , pasa lamiendo las paredes del pueblo de Guidalaviar, sumergiéndose luego sus aguas en la tierra , quedando seco el cauce en los meses del eslió, siendo en invierno perenne su curso. Después de dejarse á 1 leguas al anterior pueblo, atraviesa por un estremo el L. de Villar del Cobo, en donde se aumenta su áheo recibiendo las que lleva una rambla, á la que confluyen' multitud de manantiales que nacen en la Muela de San Juan, pur la parte del E . , término del L. de Griegos, que tampoco son de curso constante en la estación del calor; 500 varas después de haber pasado del Villar del Cobo , se encuentra un molino que cesa de trabajaren aquella época; un poco mas abajo entran en el r. por la der. las aguas que en tiempo de aluviones lleva una rambla que arranca cu la cañada de Salcedo, término del espresado Villar del Cobo ; continúa en esta forma uniéndosele las que descienden de varios barraucos que se ven á der. é izquierda que proceden de 2 cerros elevados , entre los GUAles marcha el r. hasta llegar al sitio conocido por /{arranco- Hondo, 2 leguas mas abajo de aquel pueblo, donde de entre unas piedras de grande magnitud y elevación, n;icen diferentes fuentes tan abundantes, que podrían impulsar 2 muelas de un molino harinero; sus aguas van todas á mezclarse con las del r . , cuya descripción vamos haciendo. A 1/2 leguas de Barranco- Hondo pasa el Guadalaviar por junto á las casas del pueblo de Tramácastilla, en donde por su izquierdase enriquece con las de un r i a c h . , cuyo origen lo tiene en el punto llamado Puerto de las S i e r r a s , y hasta que confluye con aquel, da movimiento á un molino harinero de represa y cubo , regando 30 fan. de tierra se dirige luego á fertilizar varios terr. de Tramácastilla, impulsando otro molino de 2 muelas y un batan, pasando después al L. de Torres, en donde fecunt l i ía 300 fan. de labor y da movimiento á otro artefacto igual al anterior y una fáb. de hierro f sirviendo al propio tiempo sus aguas para un lavadero de lanas. Siguiendo su curso, á l leguas de Torres y en el sitio llamado Estramhasagnas, se le une elriach. Royuela, que, como formado de una multitud de fuentes que nacen en los cerros que constituyen el centro de las sierras de Albarracin en una estension de 4 leguas de NO. á SE. y 2 de SO. á N E . , seria prolijo enumerarlas todas; empero se harán de los arroyos mas principales en el art. correspondiente á aquel r. Desde Entrambas-aguas continúa el Guadalaviar su curso á la ciudad de Albarracin (t leguas de aquel punto), aumentando su álveo con los derrames de diferentes barrancos y ramblizos que en tiempos de lluvias llevan muchas aguas; rodea la c por la parte del S. corriendo por entre dos cerros escarpados, separándola de un arrabal que se ve cu dirección E., con el que se comunica por medio de un puente de madera con los estribos de manipostería bien conservados en las inmediaciones de la ciudad impulsan sus aguas á 2 molinos harineros, la presta para 3 fáb. de t i n t e s , 2 batanes, regando porción de fan. de tierra que producen cereales, lino, legumbres , hortalizas y diversas frutas se precipitan luego en el diferentes manantiales , siendo los mas notables el de la Peña y La Vega , á 3/4 de leguas mas abajo de Albarracin; llega á Sau Croché y á Gea, engrosado con las aguas que en tiempos do avenidas llevan varias ramblas, entre ellas la de Monterde, como mas notable á la entrada de aquella v. se cruza por un puente de madera , cuyos pilares ó estribos son de mamposteria, bistante debilitados ; mueve 2 molinos harineros, un batan , una fáb. de fundición de h i e r r o , en la que hay un mar • tinete para la fabricación del liradillo, beneficiando unas 300 fan. de tierra que producen los mismos frutos que en la vega de Albarracin. Después de haber serpenteado por la estension de l leguas mas abajo de Gea, entra en el partido de Teruel por el término de Caudete , cuyo pueblo deja á la izquierda asi como el do Concud lame las paredes de la ciudad de Teruel, que también queda á la izquierda recibiendo antes las aguas que bajan por el r. Alhambra, y desde esta confluencia tuerc-' su curso hacia el S. pasando por entre Villaspesa y Villastar, llega á Villel que dejaá la der., fertilizando porción de su t é r m . , asi cortí.-» del de Cascante que se ve á la izquierda, desde cuyo pueblo baja úr< riach. que se le une cerca de Libros, último pueblo que baña en Aragón, prov, de Teruel, desde el GUAl se introduce en la de Vajpícía p o r e í ^ e r r . llamado Rinj?6n de Ademuz. Antes de pcoai á describir eiVurso que tiene en esta provincia, nos parece oportuno decir algunV particularidades de la de Teruel, que es donde nace. El caudYl de sus aguas en ella , y el de los arroyos que se le unen , no es fácil fijarlo, porque como lo forman algunos miles de fuentes y manantiales que nacen en las sierras, son mas ó menos abundantes y perennes, según las nieves que caen en los inviernos; pero fuera del tiempo de las lluvias y deshielo de las nieves, siempre es escasa la porción de aguas que lleva el r . , de modo que se puede vadear casi por todas partes á caballo, y por muchasá pie. Como su curólo tiene siempre por entre elevados cerros, no podría regar mas ¿ierras que lasque hoy fertiliza, aunque sus aguas fueran mas abundantes; pero la misma estrechez de su cauce y los varios saltos que lo quebrado del terr. proporciona , podria facilitar el establecimiento de mayor número de fáb. movidas por máquinas hidráulicas. Por el mismo motivo de la escasez de sus aguas, carece de puentes notables; pues ademas de los que se han citado, solo tiene algunos pontones de madera de mala construcción, si se escepíúa el puente llamado de Rodilla que se halla entre Entrambas aguas y Alb .rracin , que es de solo un ojo de piedra sillería de suma solidez y construcción antiquísima, pero solo sirve para el paso de personas y caballerías por su estrechez. En el partido de Albarracin cria el Guada- Javiar sabrosas t r u c h a s , y cangrejos en las inmediaciones de Ro vuela. Dijimos antes que al abandonar el r. que describimos la provincia y partido de Teruel en el término de Libros, se introducía en la provincia de Valencia por el Rincón de Ademuz (V.), que corresponde al partido de Chel va. Parte á aquel en dos mitades cruzándole de N. á S. y fertilizando sus riberas , ya con sus propias aguas , ya con las que recibe de los r. Ebron ó Caslicl y Boilgues que le entra por su der., y de la rambla de la Puebla por su izquierda Los pueblos que se encuentran en sus orillas en aquel terr. son Torre-alta que se ve á la izquierda, y Torre baja, Ademuz, Casas altas y Casas-bajas á la der. Desde este punto que por una anomalía singular existe á manera de isla rodeado de dos provincia estrañas, se interna en la de Cuenca , partido judicial de Cañete, que recorre por 4 leguas dejando á la izquierda al cas. Orchova, y a la der. á Santa Cruz de Moja , cuyas huertas , en número de 200 cahizadas , fertiliza, y en donde se ve otro puente. Antes de introducirse de nuevo en el partido de Chelva (Valencia), recibe en su cauce l a s a g >as del r. A reos junto al monte llamado Peña de la Hoz , 3/4 de leguas al Sur de Santa Cruz, y desde que baña aquel partido varia su dirección del S. que llevaba hacia el S E . , c u \ o eurso es ya invariable basla que desagua en el Mediterráneo dividiendo el ant. reino de Valencia en dos partes próximamente iguales. Vrse en su ribera izquierda á Benajivir. en cuyo pueblo se aprovechan las aguas para criar legumbres y hortalizas; y serpenteando por su terreno árido y montuoso llega á Domeño y Lori^uilla , ambos situado en su orilla izquierda, entre cuyos pueblos confluye el r. Clielva que es bastante copioso. Desde esta confluencia hasta Chuliba que ya corresponde al partido de Vi lar del Arzobispo, podrá haber t leguas por donde el Guadalaviar llamado allí Rio Blanco , baja entre montes calizos dejando á la der. los de Sotde Chera, y á la izquierda las Pedrizas de Geslafgár. Junto á Chulilla se introduce en tan espantosas angosturas, que causa horror ver correr las aguas en el sitio llamado El Salto á la profundidad de unos 800 pa mos, GUAndo el cauce solo tiene 30 de ancho. En sus muros casi perpendiculares, se descubre el grueso de los bancos de piedra , y se conservan los surcos y roces que en diferentes épocas han hecho las aguas Estas sirven p a n regar unos 100 jornales de huerta en Chulilla. Desde este pueblo baja el r. atravesando montes calizos deja á la der., por donde se le introduce el riach. Sort, un desierto casi estéril, de algunas leguas, y á la izquierda á Gestalgal y Bugarra, que riegan 150 jornales de huerta que podria aumentarse si se llevara á efecto el canal proyectado para fertilizar los campos de la ribera der. del r .  baña después las paredes de Pedralva, internándose luego en el partido de Liria. Contrasta este terr. ameno y fértil con lo árido de otras tierras poco apartadas después de haber corrido 20 leguas por entre montes, ence/rado siempre en profundas gargantas, queda libreen jas cercanías de Liria, empezando desde allí á fertilizarlos mingues campos y riberas que siguen hasta el mar. Son del i c i o s a s las 3 primeras horas de su nuevo curso, donde se ven las huertas de L i r i a , Benisanó, Benaguacil y la Puebla de Valibona, cuyos pueblos que á la izquierda del r . , que ya alli se llama Turia, y las de Villamarchante y Ribarroja á la der. Desde el lím. jurisd. de este último pueblo comienza la deliciosa y fértil huerta de Valencia, donde riega una estension de terreno de mas de 3 leguas de N. á S . , y 1 1/4 de Este á Oeste cruzando el primero el partido de Moneada por entre Manises y Paterna, GUArt y Mislata que están á la d e r . , Benimamet á la i z q . , introduciéndose luego en el partido de Valencia, en el que deja también á la izquierda á Burjasot, Beniferri, Campanar y Benimaclet lame los muros de la ciudad de Valencia, que está á la der., donde se encuentran 5 sólidos y magníficos puentes, desembocando en el Mediterráneo por junto al Grao de Valencia , llamado mas bien Pueblo Nuevo del Mar. El curso del Guadalaviar ó Turia , desde su nacimiento hasta Valencia , es de cerca de 50 l e g . ; sus aguas enfrente de Teruel están á 1,053 varas sobre el nivel del mar , y la elevación de Teruel sobre el r . es de 46 3/4 varas. Se le puede calificar como de tercera ó GUArta clase con respecto á la cantidad de sus aguas , pero en GUAnto á las utilidades que rinde, ya por los terrenos que riega, ya por los ingenios á que da movimiento, puede casi compararse con el Segura , superando no solo á los mayores de la Península , sino á los famosos Rin. Elva, Vístula , e!ciudad, y quizás al mismo Volga, centro de la civilización y comercio de la Rusia. Por "stas consideraciones es muy sensible no se haya averiguado todavía con exactitud, la cantidad de agua que suministra para el riego en todo su curso, la cabida de los terrenos que fertiliza y los ingenios á que da movimiento. Sin embargo, por lo que respecta á la provincia de Valencia, tenemos noticias muy aproximadas , y mas concretas que lasdadas antes relativamente á la de Terueí. En el tránsito de 18 leguas que habrá desde el Rincón de Ademuz, primer terr. que baña en aquella provincia, hasta Ribarroja , desdo donde empieza la huerta de Valencia, riega las de los 18 pueblos que hay en sus riberas, los GUAles quedan ya mencionados , derivándose estos riegos por 27 acequias ó canales. GUAndo llega el r. á ¡a hermosa huerta de Valencia ha perdido ya muchas de sus corrientes, de modo que en el estío solo 120 filas de agua serán las que le queden, las GUAles acaban de consumirse en este terr. j riegan 232,922 hanegadas de ti rra. Si se repara que la hauegada contiene 200 brazas GUAdradas y que la braza es medida de 9 palmos, parecerá muy poca el agua para mantener fresco aquel t e r r . , mayor, mente en un pais donde los calores son considerables y contL. nuos. En verdad que á no ser por la grande ind. y mavor economía establecida para el riego , no podrían recibirlo las tierr a s , unas cada 15 dias y otras cada 8, como se verifica. Se abrieron 8 canales ó acequias principales llamadas de Moneada, Tormos, Mestalla, Bascaña, Manises, Mislata, Favara y Rovella,(k á cada lado del r . , que toman sucesivamente las aguas por otras tantas presas , y partiéndose después en otros innumerables canales mas angostos, facililan el riego. Las 4 acequias de la izq del r. sirven para regar los campos de 37 pueblos esparcidos en las llanuras set. de la huerta las otras 4 de la der. fertilizan los 17 pueblos situado al S . , y gran parte de sus preciosos arrabales. Las utilidades de este r. no se roncretan únicamente al riego de los campos sus aguas suministran la suficiente á los jardines y huertas de la c a p . , á cuya multitud de fab. y oficios que la necesitnn con abundancia, y subdividiéndose en miles de canales arrastran todas las inmundicias de esta gran ciudad. La riqueza que da como potencia motriz en los diferentes saltos que la ind. ha proporcionado al agua de este r . , es incalculable. En las 1,053 varas que tiene de desnivel desde Teruel hasta el mar, si se calculase di< ha potencia , y la facilidad de aprovecharla con poco gasto por estar este desnivel en corto espacio, daria resultados asombrosos. Asi nos contentaremos con calcular la que hay aprovechada ; pues annque no hemos podido averiguar el numero de artefactos á que da movimiento, ni qué fuerza comunica á estos desde su origen hasta Valencia, sabemos de positivo los resultados de la huerta de esta c , según un estado muy moderno. Resulla de él que hay 112 molinos repartidos en las 8 acequias mencionadas á saber á la izquierda 27 en la de Moneada, 7en la de Tormos, 22 en la de Mestalla y 16 en la de Rascafia y á la der. 4 en la de Manises, 6 en la de Mislata, 24 en la de Favara y 6 en la de Rovella de estos 3 están dent ro de Valencia , y 3 fuera. Casi todos estos molinos son de muchas p i e d r a s ; algunos tienen 8 y 10, y otros mayor número; y aunque no sepamos cuánta sea su fuerza motriz, po demos asegurar qué^bastan para surtir de harina no solo á la Huerta y c . , sino también á oíros pueblos y al comercio debiendo notarse , que siendo grandísimo el consumo del maíz, pues se asegura que llega á 250,000 fan. castellanas, este necesita doble tiempo para molerse que el que se gasta ordinariamente en el trigo. Ademas de lo dicho son muchas las cantidades de arroz que en estos molinos se limpian Da también movimiento á un martinete de cobre, la magnífica máquina de hilar y torcer seda de Vüanesa , á un batan de paños, y sirve para el uso de 16 fáb. de curtidos. Por las concesiones hechas por el rey Conquistador resulta que la mav or parte de estos molinos existían al tiempo de la conquista de Valencia; es decir , que fueron construidos por los árabes. En las avenidas de este r . , que por cierto son frecuentes en el invierno, y algunas bastante temibles, se hacen grandes conducciones de maderas desde Moya y los montes de Castilla hasta Valencia En el angosto paso del Safio de Chulilla se suelen cruzar muchas veces los maderos ; otras se amontonan formando una especie de barrera , siendo entonces preciso que algunos hombres bajen á cortar y quitar estorbos , y como los muros se h a l a n cortados á pico, solo queda el recurso de las sogas, por donde se descuelgan. Practican esta operación arrie; gada y consiguen dar curso á la madera , si bien algunos infelices pagan con la vida, ó arrebatados de la corriente, siempre violenta en aquella estrechura , ó heridos de algún madero que se precipita con furia al romper la barrera. En frente de Campanar son siempre temibles las riadas, porque las aguas se derraman por sus huertas causando muchos daños, los GUAles se hacen incalculables si ocurren las avenidas GUAndo el cauce del r. está embarazado con las maderas que bajan para el abasto de la capital En este caso se suelen cruzar algunos al pasar por debajo de los puentes , detienen á los que vienen después, y todos amontonados tapan los arcos impidiendo el curso de las aguas. Refluyendo entonces estas anegan los campos inmediatos á no ser que rompan alguno de tan sólidos puentes, como ocurrió en 5 de noviembre de 1776 con el llamado del Mar , que es el último que atraviesa el r., cuya'considerable quiebra quedó ya reparada en 1782. Con tres nombres aparece este r. en los antiguos escritores Turia , cuya denominación conserva usada también alternativamente con el de Guadalaviar, de Guadi-Alviar que le dieron los árabes, Canas como se lee en Festo Avieno y Pallando como resulta en Ptolomeo sinónimos lodos, cuya razón esplic triamos nosotros ['amándolo Rio Blanco.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.