HISTORIA DE CABRA , PROVINCIA DE Córdoba, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Córdoba

Historia de Córdoba


 


>



PUEBLOS DE Córdoba

Historia de Córdoba

Localización de CABRA , Córdoba


MAPA DE CABRA , Córdoba
COORDENADAS GPS:
37.474365 , -4.425931

CABRA   (HISTORIA) .
CABRA  - Córdoba.


Datos de la localidad:

    vecindad con ayuntamiento, adm. subalterna de rent., correos y loterías, cabecera del partido judicial de su nombre eu ia provincia y diócesis de Córdoba (9 leguas), audiencia territorial y capitanía general de Sevilla (24).

    Situación Y Clima. Situación al SE. de la capital de provincia, en un valle fértil y pintoresco, casi cerrado por las montañas que le circundan en las direcciones de E. y S., llamadas la Villa Vieja, en que eslá edilicado el cast., hoy palacio de los duques de Sessa, y el Cerro de San Juan á que da titulo una ermita; combátcnle todos los vientos y muy especialmente los del S. y 0., y goza de clima templado y saludable, aunque suelen padecerse erisipelas y reumatismos, afectando mas particularmente al sexo femenino las gonorreas y al masculino neurosos gástricas y algunas perlesías.

    Interior De La Población Y Sus Afueras. Forman el casco déla v. 1,346 casas, por lo general bien construidas, sólidas y elegantes, que se distribuyen en 57 calles anchas y rectas con muy pocas escepciones, y bastante limpias: una plaza espaciosa de figura irregular, llamada de la Constitución, y 4 plazuelas de poca consideración: en aquella están situado las casas consistoriales, en donde se ve el relox de la v., en sus inmediaciones la cárcel que es estrecha é insegura, y al O. del pueblo, en el barrio mas ant., el palacio que anteriormente hemos mencionado, el cual en otros tiempos debió ser una buena fort., pero en la actualidad se encuentra bastante deteriorado , á escepcion de la torre del Homenage; tiene fachada á la plaza cuya mitad se halla derruida, yaunseconoco la circunvalación esterior, con torreones de trecho en trecho, estendiendose á otros muchos edificios; en su recinto, ó loque se llama plaza de armas está la parr., un cementerio sin uso, un conv. de Capuchinos y cocheras de palacio. Fué residen cía de los condes de Cabra, cuyos títulos y caudales posee hoy la casa de Altamira. Hay tamhien establecido un pósito de granos, cuyo cap. consiste en 10,000 fanegas de trigo; un beaterío y hospital de enfermos llamado la Escuela de Cristo, fundado en 1691 bajo la regla con que fué instituido el hospital de Jesús Nazareno de Córdoba, por los presbíteros Don Juan Gómez Zeto y el licenciado D. Sebastian de Andia y Cuellar, vicario y rector de la parr., el que anteriormente se hallaba dirijido por una junta de ecl.; un hospital para hombres de fundación particular y titulo de San Rodrigo, que administraba la comunidad de San Juan de Dios, y una casa de espósitos bajo la inspección de una junta de señores. Todos los 3 se hallan en la actualidad reunidos en el conv. que fué de PP. Dominicos, formando un brillantísimo establecimiento de beneficencia, cuya capacidad, ventilación, limpieza, orden y esmero que preside al gobierno interior y estertor de la casa, ha llamado muy particularmente la atención de las autoridades y personas notables que lo han visitado. Se halla servido por 9 hermanas de la orden hospitalaria de San Vicente de Paul con criados de ambos sexos,- se admiten toda clase de enfermos naturales del pueblo, y aun hay una sala de incurables donde ha encontrado un seguro refugio la ancianidad desvalida, un departamento de niños y sala para partos secretos con puerta independiente en el mismo recinto. Tiene el hospital una botica propia muy bien montada y servida, y las rentas del establecimiento son bastante pingües, entre las que se cuentan muchos olivares, 2 molinos de aceite, un laÍ;ar con sus viñedos, huertas, casas, etciudad, etciudad En parle del ocal que ocupaba el beaterío, se edificó un pequeño teatro que es una de las fincas mas productivas. Con arreglo á la legislación vigente eslá todo bajo la dirección de la Junta de Beneficencia con un sacerdote director nombrado por ella, un capellán, cuyos sugetos viven en la misma casa, un administrador, cobrador y depositario. La instrucción pública presenta;también en esta v. un brillante aspecto. En primer término figura el Colegio, fundado por el licenciado 1). Luis de Aguilar y Eslava, bajo el título de la Purísima Concepción, el cual le dotó con cuantiosos bienes raices de mas de 2,000 ducados de renta , y cuya fundación aprobó el Sr. rey l). Carlos II, en cédula de 15 de abril de 1677. Aunque ya babia muerto el instituidor, se comenzó y llevó á cabo la obra que consiste en un vasto edificio situado en la plazuela de la Soledad y calle de Santa Ana, de mas de 100 pies cuadrados de estension, con sus patios, fuentes, jardines, casa de labor, tinaos, una hermosa balsa de mamposteria y piedra de la cabida de 6,000 a. de aceite, clases, cocinas y comedor, claustros altos y bajos, cuartos para colegiales, rectoral y habitaciones para el vicerector y catedráticos, con todas las demás oficinas y departamentos de necesidad, utilidad y recrvso. Tiene una capilla privada, y en su único altar se venera una estatua de la Concepción , otra moderna, bien acabada, debida al escultor malagueño León: en ella dicen misa los catedráticos y redor alternando por semanas. Por disposición del fundador se ensoñaban en otros tiempos y asi continuó hasta el año 1822, 3 años de filosofía , l de teología, matemáticas, dibujo y economía política; pero en 1827 fué reducido este colegio á la categoría de los de humanidades, bajo nueva forma y reglamentos aprobados por la superioridad, enseñándose actualmente filosofía, matemáticas, lengua francesa y dibujo natural, cuyas asignaturas desempeñan otros laníos profesores, ecl. los mas, entre los que se cuentan el rector. De noche tiene abierto una clase para la enseñanza gratuita de matemáticas y dibujo de los artesanos que quieran concurrir. Este colegio es de patronato familiar délos señores de Vargas, los cuales gozan por derecho propio de beca gratuita , asi como lodos los parientes del fundador , y aun se estiende esta gracia hasta 12 colegiales pobres naturales de la v., los cuales en otros tiempos se hacían acreedores á ello, cuando fuesen calificados los mas dignos en el concurso de oposición que se abria al efecto. En la actualidad es una especie de favor que otorga, ora la junta ó el rector, ora el patrono en particular, en virtud de su regalía. Las ant. constitucíonesiprevenian que hubiese conferencias públicas algunas veces al año , conforme solía hacerse en las demás casas de estudios, lo cual ha quedado reducido á la celebración de exámenes públicos, que no siempre son anuales, ademas de los privados, de curso al concluir el año escolar. La dirección del establecimiento, tanto en la parle administrativa como científica , estuvo á cargo de una junta compuesta del patrono de la casa, deudo del fundador, el vicario ecl. de la parr., y los priores de Santo Domingo y San Juan de Dios, con título de stiperinlendenles y voto deliberativo, no solo para los asuntos espresados, sino también para cualquier modificación esencial que deba hacerse en los estatutos del colegio, ó en su forma interior ó esteríor. Al presente se cuenta un rector, ocho catedráticos, un presidente, que lo es de la junta, y aun sostiene otros empleados, como son, administrador de los raudales, mayordomo del colegio, portero, cocinero, criados de servicio" y otros. El nombramiento del rector debe hacerse por la superioridad á propuesta de la jimia del colegio , que debe presentir una terna de individuos, los mas aptos y beneméritos para el desempeño de este cargo, ni atender al parentesco con el fundador, ni á otra consideración. La asistencia á este colegio es algo considerable : antes de erigirse eu de humanidades , concurrían anualmente sobre ,>0 internos, sin contar un número crecido de eslernos y medio pensionistas; hoy dia puede calcularse el mismo número de internos aproximadamente, y unos 13 estemos, habiendo local suficiente para admitir cómodamente 100 colegiales dentro de la casa. El traje de estos consistía en un manto pardo, beca azul y bonete ; pero se ha reformado últimamente con levita de paisano y botones blancos , con la inscripción de Colegio de Humanidades de Cabra , corbata negra y sombrero de copa alto , cuyo traje es de salida, pues dentro de casa se usa de levita gris con botones iguales. Esta fundación, como hemos dicho anteriormente, se sostiene con las crecidas rent. de sus caudales, que consisten en viñedos, olivares, molinos aceiteros , casas , censos , etciudad, ect., y con las pensiones de los alumnos. Tenia en otro tiempo una mediana biblioteca con gabinete de física y varias máquinas; pero de todo ello apenas quedan pequeños residuos. El otro establecimiento literario de Labra, es el llamado Obra l'ia, erigido en 13 de abril de 1763,por el presbíteroD. Gil Alejandro, natural de Priego y veciudad de Cabra, dotándole con rent. suficientes para cubrir los sueldos de los maestros, regente y catedrático de moral. Se enseña en dicha ohra pia por clases separadas y por personas diversas, que precisamente han de ser ecl. aptos y de buena fama, primeras letras, caligrafía, ortografía, aritmética, gramática castellana, rudimentos de la religión cristiana , la- . Unidad y moral. Se admiten en las escuelas gratuitamente á cuantos niños quieran concurrir, que será aproximadamente de unos 150 alumnos, sin que sea muy constante la asistencia con motivo de que los pobres suelen dedicar sus hijos á las faenas del campo, cuando reportan alguna utilidad, como sucede en la recolección de la aceituna: a la cátedra de moral suelen asistir varios ecl. La dirección administrativa de este establecimiento se halla á cargo de una junta compuesto de cuatro superintendentes, que anteriormente era el comisario del Santo Oficio, y hoy los vicarios ecl., el rector de la parr., del colegio que anteriormente hemos descrito , y el regente de estudios. Esto junta nombra el administrador de los caudales, previas las fianzas correspondientes; les toma cuentas de la inversión de los prod., labores, etciudad, debiendo cuidar del aumento y mejora de las fincas, evitando que se menoscaben ó destruyan. La dirección científica la desempeña un regente con la dotación de 300 ducados, y tres catedráticos con la de 250 cada uno, con las misas de fundación, (pie se les reparte á los mismos crin la limosna de 4 reales El edificio en donde se hallan estas escuelas es también digno de atención: está situado en la calle llamada del Rio, de fáb. sólida y sencilla, cuyo primer cuerpo es de piedra , y el segundo y tercero de ladrillo dormido , bien proporcionado , con sus oficinas interiores, patios, fuentes, huerto, clases, sala de juntos , y un oratorio público donde celebran misa los maestros diariamente. Tiene 3 altares: en el mayor se venera la Concepción , que es la titular; en el de la der. San Bartolomé, cuadro de poco mérito , mal copiado del de Ribera , y en el de la izquierda hay otro de San Francisco Javier, un poco mejor. Las rent. de la Obra Pia consisten en olivares, un molino aceitero , y otras fincas rústicas y urbanas de seguro rendimiento. En el ex-conv. de San Martin hay ademas un buen establecimiento privado, eu que se da la educación primaria bajo la dirección de dos PP. esculapios y un maestro del pueblo : admiten pensionistas por entero y tienen sobre 00 discípulos. También hay otra escuela privada dirigida por nn esclaustrado bastante bien montada , a la que asisten unos 64 niños ; y otra que dirige un ant. maestro de escuela , regularmente servida , y asistida por 25 alumnos. La escuela normal. si bien tiene designado maestro , con la dotación de f> reales diarios, aun no se. nilla establecida definitivamente , por no haberse habilitado el local, que lo hade ser el ex ronv. de San Martin. En otro tiempo hubo una escuela de niñas con el nombre de la Sociedad , que la servían dos maestras con sueldo de 100 ducados señalados en la fundación , y se daba la enseñanza gratuita ; pero al presente no están abier' tas las clases , y se trata de organizar una buena academia para niñas. Sin embargo, hay oirás varias particulares, para las clases acomodadas y pobres, á las cuales concurrirán unas 200 educandas. Ademas de los establecimientos piadosos y literarios de que hemos hecho mención, hay en Cabra "una Sociedad Económica de Amigos del País , fundada por Carlos III. Su influjo protector hubiera dado importantísimos resultados al pais, si la invasión francesa, y después las revueltas publicas y consiguiente división de las familias , no hubiese dado en tierra con las benéficas instituciones que planteaba. Incitada por el saludable objeto de la do Lucelia, comenzó á principios de este siglo á ensanchar el círculo de sus tareas, fundando una escuela gratuita de niñas, costeando telares de lienzos y bayetas, abriendo esposiciones ind., y señalando premios á los que mas se hubiesen distinguido, bien en los adelantos de enseñanza, bien en agricultura, ind. y otras artes mecánicas y liberales. En 1834- volvió á reunirse de orden del Gobierno, pero faltaban ya los primeros elementos de reorganización con la muerte de los socios D. Juan María Alvarez, D, Juan Antonio Ruano Calderón, y otros celosísimos patricios que la sostuvieron ó impulsaron en su carrera antes de la lu«ha de la Independencia , empleando sus recursos intelectuales, y hasta los pecuniarios, con el objeto de darla vida y movimiento. Volvió , pues, á caer en el olvido, dejó de celéhrar sus juntas y de dar trabajos, y eslingnióse de hecho , quizás para no volverse á levantar en mucho tiempo, CAB
    [graphic]
    según la divergencia (le opiniones y de miras que en sus individuos se observa.

    En el urden ccl. cuenta esta v., primeramente 2 parr.; una dentro de la pobi., y otra fuera, á la dUt. de mas de 1 leguas hacia el O. La primera bajo la advocación de Ntra. Señora de la Asunción y Angeles, fué en los primitivos tiempos una mezquita árabe, la cual hizo consagrar el Santo rey D. Fernán do III por medio de ü. Gutierre , ob. de Córdoba. Después los maestres de Calatrava, á cuya orden pertenecía desde principios del siglo XIV ó antes, edificaron en el mismo sitio un templo de mayor estension , y de orden gótico , según se cree comunmente, con portadas de buena arquiteciura, sirviendo el ant. minarete de la mezquita, para torre de las campanas. Asi parece hubo de continuar hasta el ano 1082 en que se amplió sobre trazas harto defectuosa», construyéndola de siete naves, inclusas las de las eapiilas , sostenidas por columnas de jaspe encarnado con capiteles dóricos. En dicho ano, demolida la portada ant., se la sustituyó por el vicario D. Gregorio (lallinas y Orejón , beneficiado y cura de dicha iglesia, con otra portada de jaspes y piedra ripia , que es un verdadero pegote churrigueresco y defectuoso. En t«88 se construyó la nueva torre de las campanas, siendo obrero I). Juan de líobles, legua revelaba una inscripción colocada en el primer cuerpo. Es de construcción mas proporcionada que el templo; tiene 120 pies de altura y 10 1/2 de ancho, rematando en una graciosa cúpula con piramidillas y bolas en los esiremos: el cimiento y zócalo son de sillería , lo demás de ladrillo dormido , y sustenta «campanas bástanle sonoras, y la llamada (¡urda , (pie se percibe á mas de 1 1 2 leguas de la población La iglesia pnrr.áque dicha torre está aneja, asienta sobre una colina sil. al O. de la población , apellidada YMa Vieja , como ya dijimos, en la plaza de armas del ant. cast., y boy palacio de los dtiquesde Sessa, dando frente á la calle Mayor, con la puerta principal mirando al Oriente , delante de la cual hay una pequeña csplanada y gradería. A la parte opuesta , en línea recta, hay otra puerta nombrada de Capuchinos; y al S. una pequeña que comunica con las oficinas del archhoecl. y notaría. La long. de este templo de muros adentro, es de 171 pies castellanos por 81 de ancho, inclusas las capillas: la elevación no corresponde á estas dimensiones , que serian mucho mas ajustadas y bellas, si en vez de cinco naves tuviese solo tres , y sus bóvedas se nivelasen con la linterna practicada cerca del arco toral. Notase con estrañeza que el altar mayor está al pie del templo , y queda como á espaldas del que entra por la puerta principal , cu-upando el coro el sitio de aquel. Pero lo que mas sorprende por su ridiculez, es el grande empeño del arquitecto en imitar en la estrechez de las naves y ligura de los 43 arcos que las sostienen, á la cated. de Córdoba; pero con tan poco acierto, que los arcos no son de herradura, sino altos y angostos j teraiinando en medios pilares sostenidos por igual número de columnas, también desproporcionadas. No tiene este templo media naranja, cimborrio, ni elevación alguna sobre «1 altar mayor, que aunque de jaspes encarnado y negro, noesdemucho mérito, y se halla como arrinconado en un oscuro presbiterio y en el fondo de la nave central. A sus costados hay otros 2 de lamisma traza, con columnas salomónicas y capiteles corintios de mal gusto. En los nichos de estos 3 altares se hallan las imágenes de Ntra. Sra. de los Angeles, Santiago á la der., y á la izquierda Sla. Catalina, obras de escaso mérilo artístico: frente del aliar mayor, bajo de otra cúpula cuadrada, en un todo igual á la ya descrita, se encuentra el coro de 33 pies de largo y 18 de ancho. La sillería compuesta de 33 asientos, es de nogal tallado , con labores medianamente ejecutadas, mascaroncillos en los brazos y en el respaldo una serie de medallas de naranjo ó boj, con varias imágenes en bajo relieve, que representan varios santos, entre ellos los Evangelistas, los Santos Padres Mártires de Cabra y fundadores de las órdenes que tuvieron conv. en esta v. Se reputa obra de un tal Podra ja», á lines del siglo anterior, y las ligur.is en mas de medio cuerpo y tamaño de una tercera parte del natural, con es presión viva y animada de los semblantes, aunque hay algunas algo exageradas y aun violentas, y olías frias y desmayadas; sin embargo todas revelan genio y fuerza de invención , tan lo mas notable, cuanto que en el color de la madera no es fácil hacer resaltar ciertos afectos con la dulzura y belleza que en el colorido natural y ron el auxilio del barniz. Hay baranda de lienzo, en cuyo lado izquierda se encuentra el úr»ano de dimensiones vastas , pero que no ofrece nada de notable. A la der. del coro eslá la sacristía baja de 57 pies de largo por 16 1/2 de ancho con ventanas al oriente: en su testero hay cajones para los ornamentos; en sus paredes pinturas muy malas , y al pie una puerta que comunica con el patio del archivo. Siguiendo hacia el altar mayor la dirección de esta nave oriental, se encuentra la capilla del Sagrario , titulo de Ntra. Sra.de la Sierra y Santa Lucia, patronato délos lleredias, reedificado á fines del siglo XVII, con retablo de madera de estilo churigueresco , bástante malo: sel mismo urden y trazas, es la inmediata capilla de San José y San Acisclo, patronato de los Aguilarcs. Pásase la puerta principal y al lado izquierda del presbiterio ,eslan las capillas de San Cosme y San Damián , patron'alo de los Fernandez de Córdoba , y Ntra. Sra., id. de los marqueses de Sla. María, ambos con sus retablos correspondientes. Al lado der. del altar mayor bajo del nicho de Santiago , e»tá la sacristía llamada Alia de 30 pies de largo y ti ile ancho. Guárdanse en ella varios ornamentos- ricos, alhajas de plata de mucho peso y valor, aunque de escaso mérito artístico, si c-a-epl u:u nos un cáliz , que fué del insigne ob. de Valencia, Fr. Alonso de Pedraso, de plata sobredorada con filigranas de buen gusto, y la custodia de los jubileos, obiaseneilla y moderna con alguna pedrería. La otra custodia que sale en la procesión del día de Corpus y se conserva en l.t sacristía baja, es muy superior á estas dos piezas: tiene inasde 7 pies de elevación, y consta de 3 cuerpos con figurillas en los remates, glolxis , pirámides y un hermoso viril tai lionndo de pedrería. El trono que la sustenta, es de mil gusto , asi como el sitial de plata de los jubileos , y la enorme lámpara del mismo metal que pende del arco local, ocultando el altar mayor y haciendo su emlweadura todavía mas oscura y mezquina. Las capillas que hay edificadas en la nave occidental son las siguientes : Ntra. Sra. la Antigua, patronato délos Cáceles; Ntra. Sra. del Carmen, de los Riñeras; el Cristo del Perdón , de los Jimenes ; San Pedro Mártir , de los Alcántaras; San Isidro Labrador, San Francisco y la Concep cion, de los Molinos , Porras, etciudad; San Pedro que no tiene patronato , y el Buen Pastor , de los Ladrón de Guevara , vecinos de la Rambla. En ninguna de estas capillas hay cosa notable , pues todos son maderajes y retablos churriguerescos de muy poco gusto. Tenia señalados esta parr. por bienes de fáh. , según ant. donaciones, mas de 4,000 ducados de renta anual, que sacaba de los rendimientos y prod. de muchas y piniMies lincas rústicas y urbanas : hay consignados en ella v aria» memorias , aniversarios, y en sus aliares capellanías de buena dotación. Sirvenla 5 curas , de los cuales tuvo uno basta principios del siglo pasado el titulo de rector , cuvas rent. no bajaban antes de 000 ducados, un vicario y 2 beneficiados de patronato de los duques de Sessa, como condes de Cabra , los cuales antiguamente estaban dolados en mas de 2,000 ducados , impuestos sobre diezmos de Ilute , Iznájar y otros pueblos del sen. El clero de esta v. ha sido siempre, muy numeroso, constando algunas veces de 170 individuos, á cuya cóngrua sufragaban las innumerables capellanías, patronatos de sangre, memorias pías y patrimonios fundados por la piedad de los antepasados. La otra pan ., estramuros fué en otro tiempo una ermita , y se erijió en parr. rural por los años 1735, con (1 titulo de Ntra. Sra. de la Esperanza: está situado, comodijimos, al O. de la v. ála dist. de mas de una leguas, ni la partida de su nombre , y se halla servida por un cura, con buena dotación en oíros tiempos, el cual tiene asiento en el coro de la parr. del pueblo, al lado de los de ésta. El templo está reconstruido do ñoco tiempo a esta parte: en su centro hay un tabernáculo de manipostería y yeso cortado, sostenido l»r columnas istriadas. Sus dimensiones serán poco mas de 30 pies de muros adentro, con el ancho correspondiente: tiene 3 altares, incluso el mayor , y en ellos las imágenes de Nuestra Sra. de la Esperanza, Ntra. Sra. del Rosario y San Agustín. Al pie de la iglesia está el baptisterio; contiguo á ella un trozo de edificio con habitaciones para el párroco y algunos sirvientes rurales, y á espaldas un pequeño ténenlenó. El de la parr. de Cabra era antiguamente un espacioso salón, situado entre la puerta de Capuchinos y el conv. de este nombre, cuvo pavimento formado de losas que encubrían ollas tan bóvedas profundas, recibió lodos los cadáveres de la nobl., distinción de clases i'ademas en esta sillería algunos follajes bien ejecutados, asi sin distinción de clases ni estados; pues que como algunos bustos y ángeles. Sobre esta pieza corre una I souas querían sepultarse con mayor fausto,

    [graphic]
    capillas, en las bóvedas propias, ó en las de los amigos y , deudos , á falla de estas en las de las herm. y aun en las buvedas comunes do los templos, pagando cierta limosna. Pero después que se publicó la Heal resolución de 1771 , y se puso coto á este csceso , sirvió el panteón referido para lodos, hasta que sobrevino el contajio del cólera morbo, que invadió á Cabra en 1834, y no siendo suficientes las sepulturas que quedaban vacias, se trató por el obrero de la parr. de construir otro descubierto, fuera de muros, en sitio ventilado y que no afectase á la salud pública. En efecto, á principios del siguiente año se empezaron áabrir las zanjas sobre los cimientos de la ant.fort., en la colina occidental ya nombrada de la Villa Vieja, y se siguió sin interrupción hasta terminarlo. Tiene una pequeña capilla , cuya long. sera de 15 á IR pies por 9 , de lat., y guapdaudo las mismas porporcíones, corre desde N. á S. del panteón, un cuerpo de manipostería, en el cual hay practicados varios órdenes de nichos que se prolongan también por toda la parle meridional hasta el ángulo occidental. Por clE., paralelo con la capilla, hay fabricado otro cuerpo con los mismos órdenes de nichos para entierro de los eci. Este vasto campo santo tiene en su totalidad de muros adentro, SI 3 pies de long. y 144 de anchura: en la capila existen varios lienzos y una imagen de San Miguel en el altar, todo muy endeble y sin ningún mérito artístico. Hubo en esta v. 4 conv. de religiosos, á saber: Dominicos, Hospitalarios de San Juan de Dios, al que estaba anejo el hospicio de San Ro drigo, Capuchinos y Mínimos de San Francisco de Paula: los 3 primeros dentro dé la población, y el último estnmuros, cuyas iglesia, escepto la última, sirven de ermitoriosi públicos. El conv. de Slo. Domingo, que era de la orden de Predicadores, con el título de la Concepción, fué fundado en 22 de mayo de 1550 por el bachiller Antón de Levi Fernandez de Córdoba y su esposa Doña Juana de Galvez. Es de algún mérito el cuadro que se halla en el altar de Sto. Domingo, en donde con espresion viva y bastante dulzura, se representa á la Virgen y á un religioso desdoblando un lienzo del patriarca. En la alta nave, á mano izquierda sobre uno de los arcos de la capilla, hay una sania penitente de cuerpo entero, quo parece lienzo de regular mérito , aunque de mano poco maestra, siendo también notable la estatua del Beato Posadas, en su altar, dentro de la capilla del Rosario, con espresion fervorosa y buen colorido. El conv. de San Juan de Dios del mismo título que el anterior, le fundó Fr. Baltasar de la Misená, primogénito de la casa de los marqueses de Camarasa, y compañero del Sto. fundador en 13 de junio de 1580, dotándolo el ayuntamientocon las rentas de los hospitales de la Caridad y San Rodrigo, que habían erijido el vicario Diego Fernandez de la Cruz , y su hermano el Jurado Hernando Gómez de Cáceres en 1542, reservándose el patronato, y agregando al conv. dichos establecimientos con las obligaciones que había de desempeñar la comunidad. El templo comprende varias pinturas de bastante mérito, y entre ellas debemos mencionar los varios cuadros grandes del altar mayor, que sí bien no podrán clasificarse de originales, son acreedores al título de buenas copias, y los dibujos que se ven en el altar de San Francisco Javier á la entrada de la nave de la iglesia, entre los cuales resaltan el del Santo y algunos indios, á quienes bautiza el agua de un arroyo que corre á sus pies , las conchas y mariscos que bordan sus orillas, todo en fin, muestra gran inteligencia en la ejecución , buen gusto en la elección de las posturas y colocación de los objetos. Es también digna de mencionarse la estatua de Ntra. Sra. de los Dolores al pie de la cruz, que se halla en el Sagrario , la cual es de tamaño natural, con actitud noble, semblante espresivo y rasgos de belleza que contrastan con la gran aflicción y abatimiento que espenmenta por la pérdida de Jesús. El P. Fr. Nicolás de Córdoba, cronista de capuchinos, asegura que esta imagen fué enviada por la comunidad de Ecija á la de Cabra en 1770. El Cxiiv. de capuchinos , con el mismo titulo que los dos anteriores , dehe su fun dación al Excmo. Sr. D. Antonio Fernandez de Córdoba, en 1635, y el do Mínimos de San Francisco do Paula, título de Ntra. Sra. de la Victoria, lo fué por los Excmos. Sres. D. Antonio de Córdoba y Córdoba y D. Francisco de Córdoba, duq ues de Sessa y condes de Cabra, en 21 de enero de 1589. En este conv. había en otro tiempo abundantes y clásicas pinturas , asi como algunos objetos de escultura de un mérito regular , pero cuasi todo ha desaparecido. También se cuentan dos conv. de religiosas: c) uno de dominicas y el otro de agustinas recoletas. El primero fué en sus primitivos tiempos una ermita titulada de San Martin , la cual se fundó en 1340 y fué, reedificada por el limo. ob. D. Francisco Pacheco en 1500; por este tiempo se constituyó en ayuda de parr., como luego diremos, hasta que en 1601 se erigió en dicho convecindad con el mismo título porD. Gabriel, Doña María y Doña Francisca Merino , hijos del regidor D. Antonio Merino. La comunidad de quese componía, se ha repartido en los pneblos del contorno, estando ocupado el local por las viudas de militares, por una escuela privada de que hicimos mención , y la normal que va á establecerse muy en breve. El de agustinas descalzas recoletas subsiste en el mismo estado, ocupándole su comunidad, el cual bajo el título de Ntra. Sra. de las Angustias ó de los Dolores, fué fundado por Doña Eulalia Ramírez Caro y Zcto y D. Juan Zeto su, hermano presbítero, en 1697. Ambos convecindad contienen en sus templos buenas pinturas y esculturas. No escasea esta población tampoco en ermitas y capillas: ademas de las que dejamos hecho mención, se ven dentro del pueblo la de San Juan Bautista que ocupa el cerro de su nombre, la cual es notable por haber sido parr. en tiempo de los romanos, godos y árabes , de cuya grandeza conserva aun vestigios y monumentos; la de Ntra Sra. de la Aurora, en el centro de la población fundada por los años 1728 o 29, en la que se baila establecida la cofradía de Animas, y Ntra. Sra. de la Soledad , título de Santa Ana, también con su cofradía, que lo. fué en 1506. Esta ermita, una de las mas antiguas de la v. fué a y ni la de parr. antiguamente por mas de 200 años, en cuyo tiempo tuvo por titular á Santa Ana, hasta que á principios (leí siglo XVÍ, un prelado de Málaga, hizo donación de la imagen de Ntra. Sra. de la Soledad , erigiéndose en 1550 una cofradía titulada déla Quinta Angustia, cuyas constituciones fueron aprobadas en 1579 , desde cuyo tiempo se apellidó de 'a Soledad , conservando, sin embargo, en documentos el nombre de Santa Aua, cuya eligiese venera allí también. La devoción general que todo el vecindario de Cabra ha profesado á esta ermita , contribuyó á formar de su iglesia un deposito de preciosidades artísticas, que antes de 1760 pudiera considerarse como el mas abundante de los pueblos del contorno. De los inventarios de aquel tiempo resulta la existencia de gran número de cuadros uc las escuelas española y flamenca, que destruidos sucesivamente por la incuria de los ant. mayordomos, ó enajenados antes del presente siglo para subvenir á las obras de la ermita y gastos del culto, han reducido esta colección á muy pocos lienzos, dos de los cuales son de un mérito singular y se atribuyen á Rubcns: representa uno de ellos el diluvio universal, y el otro el sacrificio de Caín y Abel. Con motivo de estar algo maltratados, se han limpiado y restaurado nuevamente, renovando los bastidores y poniéndoles marcos nuevos á espensas de una persona devota. En el altar mayor dentro de un camarín de prolijo trabajo, aunque de mal gusto, existe la imagen de Ntra. Sra, de la Soledad, de estatura algo mayor que el natural, con espresion noble y majestuosa. Esta estatua según han dejado escrito varios historiadores de la v.,se debe al célebre Juan de Mena. Difícilmente podrá bailarse escultura mas acabada, ni mas profundo conocimiento y estudio que el que la cabeza revela. En su semblante parece como agotado el llanto, desprendiéndose de sus ojos algunas lágrimas que se muestran sin brillo, sus párpados enrojecidos, marchita su tez, oscurecida su frente y sus labios descoloridos y entreabiertos. Pero lo que no cabe en los límites de un art. en compendio , es la detallada descripción del Santo Sepulcro que sale el viernes de la semana mayor á la pública veneración délos fieles, y contiene una imagen de J. C. del tamaño natural. Es una pieza notabilísima por su riqueza y costosa construcción, toda de plata de martillo , fabricada por los años 1760 , á espensas de un devoto mayordomo déla cofradía de este nombre , por un tal Oviedo, artífice cordovés, según con algún fundamento se cree. Consta de un zócalo ó basamento, parle liso y parte cincelado , sobre el cual apoya una columnata corintia que sustenta una arcada , arquitrave, friso y cornisa de igual trabajo y gusto que el zócalo. Desde el friso arranca oblicuamente, y á la manera que en las urnascí nericias romanas , una tapa de 4 faces ó frentes, cinceladat ambien , con 4 relieves en su centro que representan varios pasages de la Pasión. Campean en los ángulos y centro de esta tapa varias pirámides y obeliscos con figurillas, follagcs y crestería de buen gusto, aunque no de mucha ejecución. Apesar de todo , el conjunto de la obra es sobremanera vistoso y agradable, Oíros oratorios se cncueutran dentro de la población: uno á la subida de la parr. propio de la hcrm. de la Sierra; otro en los arrabales titulado la Cruz de Paris, y multitud de capillas mas ó menos notables que omitimos, algunas de las cuales dejamos mencionadas en otra parte. En las afueras de la v. vcnse también algunas ermitas que vamos a enumerar: por la entrada de Baena y á unos 100 pasos de la población , se halla yira. Sra. de Belén; üu poco mas lejos en el cerro de San Cristóbal, Ja de su nombre, las cuales eslaban ya construidas en 1550, según resulta de los ant. libros de visita: la del Calvario á cosa de medio cuarto de leguas en una eminencia , edificada por Don Félix Benito de Vargas, en 1619 , en cuyas tres ermitas se celebra misa en señalados días del año ; la de ¡Stra. Sra. 'leí Rosario, que se hal a situado Inicia la cortijada de Gaena , y fué fundada en 1683por elSr. D. Francisco de Lama, en la que se dice misa lodos los dias festivos por un capellán dolado por los labradores de los cas. contiguos; la de la Santa Cruz situado en la misma cortijada de Gaena á 1 1/4 leguas de dist.; otras muchas capillas particulares en los cortijos, cas. y molinos del lérm., en las que se celebra el santo sacrificio de la misa; pero la ermita de mas nombre y la que merece mas especial mención, es la igj. y santuario de iVíro. Sra, de la Sierra, palronade la v., imagen antiquísima y de gran celebridad, la cual se halla situado en las sierras llamadas de Cabra en la cúspide del monte, que Rasis apellidó Simbliaó Simbria ramal del llipulla de Plolomeo. Su fundación está autentizada con documentos del siglo XIV, y puede fijarse á mediados del décimo-tercio. Desde él se goza de una vista dilatada y pintoresca, pues que escepluanclo á Sierra levada, sera quizas este el punto mas culminante de Andalucía. Alcanza el horizonte desde los montes de Granada i Extremadura, desde el puerto del Rey en Despeñaperros hasta los de Gausin, Estepona y Campo de Gibrallar, viéndose al salir ó ponerse el sol la ciudad de Corcova , su campiña y parte de la de Sevilla hasta Carmona. El templo de este santuario es una nave con un crucero, cimborrio y campanario: el retablo mayor es de jaspes encarnados dé Cabra, con columnas salomónicas de jaspe negro de Rute, y capiteles corintios. Tiene en su centro el camarín de Ntra. Sra., reedílicado á costa del hermano mayor D. Juan Antonio Ruano , caballero déla órden de Carlos III, Gentilhombre de cámara de S. M. , correjidorde Ecija y Murcia, y regidor perpetuo de Cabra, cuyo cadáver existe sepultado •lili. Hay muchas olicinas y separaciones para el hermano mayor , consejo de la v., síndicos de los pueblos y capellán de la imagen, los cuales las ocupan en la romería que anualmente se hace el dia de su santo. Otras muchas ermitas había que se han destruido completamente, entre las que recordamos la de San Marcos, San Sebastian y Ntra. Sra. déla Cabeza; y tanto lasque se hallan sil. dentro de la población como las de fuer», tenían tollos alguua pequeña dotación, corriendo por mucho liempo á cargo de sus cofradías, que ayudaban con sus fondos á sostener el culto. Ya hubiéramos concluido aquí todo lo referente á el orden ecl. de esta v., sí no creyésemos oportuno y muy curioso dar ahora una sucinta idea do la ant. división de feligresías en que se hallaba dividida, para poder reconocer de este modo la grande importancia de algunas de las ermitas que hemos descrito. Dividíase Cabra á principios del siglo XVI en 2 collaciones ó [>3rr. con sus respectivas ayudas de parr. La primera comprendía loque se llama , Villa vieja, calle mayor, del jurado ecl., Alcaldesa , Tinle , Huertos , hasta la de la Fuente , Plaza y calle de la Reina , calle de Hospitales, Andovalas y Albaicin, concluyendo en el cast. ó palacio de los Sres. duques de Sessa. Junto á este asienta la parr. de Xlra. Sra. de la Asunción, como dijimos, la cual daba nombre á esta feligresia Todas las referidas calles y plazas corresponden á la parle occidental y sept. del pueblo, y algo del S. por las calles de la Fuente y Huertos. La ayuda de esta parr. era la ermita de San Martin (que luego fué rbnv. de dominicas), y á ella correspondían la calle de su nombre y la de Baena , con sus travesías hasta la puerta de Baena entre N. y E., la del Caz, Dona Leonor, Pasadizo de San Martin , calle de Nogalejo, de Alamos.dc Buitrago, Santa Rosalía , Panas, Panillas, llormo grande y Herrerías .¡concluyendo en la plaza del Mesón grande, esquina á la mencionada calle de San Martin. La segunda collación se titulaba de San Juan Bautista por depender do la ermita de este nombre , que sin ser parr. gozaba cierlos privilegios como ant. iglesia muzárabe de la población, donde la fama y tradición alesliguan haber existido la célebre latonería ; 2 tiendas de talabartero; 3 de albardoneria; 3 de odreros con almacén de colambre para alquiler; 2 buenos tejares ; 5 fáb. de yeso y cal; 10 de jabón blando; 2 alfarerías; 3 tintes; 5 talleres de sastre; una tienda de torneros, otra de esterería; 4 talleres de cantería, sin otros obreros de esta clase que trabajan en las canteras, y 24 alambiques para estraer aguardientes, sin contar varios existentes en las casas de los cosecheros de vino.
    Comercio. Se importan muchos cereales de Baena, Santiaguillo. Castro y Espejo; géneros ultramarinos, quincalla, lencería, pañolería y otros arl. de vestir; hierro y pino de Flandcs; pescado, batatas, pasas , higos y Naranjas de Mátoga y su costa , aunque suelen consumirse algunas naranjas de Palma del Rio ; paños, sedería, arroz, papel, cordelería y telas de cáñamo de Valencia; aceite de linaza de Granada: bayetas de Antequera y Ecija ; algunos paños, sedería y loza de Sevilla; pimiento, azafrán y queso de la Mancha; y muy poca madera labrada de las tierras de Segura. A pesar de todo, el comercio mas principal y directo, puede decirse que se hace con la plaza de Málaga. Se estrae la mayor parte de aceite para la anterior población, alguno para Castilla y aun para Granada y Valencia, cuando son cortas las cosechas de levante ; vino y vinagre para Córdoba y su Campiña , aguardiente para Ecija, Bujalance y provincia de Jaén; frutas y hortaliza para Lucelia, Córdoba , parte de su provincia y de la de Sevilla: patatas para la de Málaga; sillas finas y bastas , puertas, ventanas y toda clase de madera labrada para la provincia y pueblos inmediatos; útiles de labor, como arados, ubios, piezas de carreta etciudad, para Ecija y otros pdntos ; piedras de molino para la Carlota y pueblos (le las inmediaciones de Cabra; zumaque á varios puntos, y jaspes y mármoles para Sevilla , algunos pueblos de la provincia de Jaén , Málaga y otras partes. Hay 8 buenas tiendas de comerciantes, propiamente mercaderes, quo se surten principalmente de Málaga, algunos art. de Granada y Sevilla, y han principiado á recibir también géneros directamente por conducto de los comisionistas franceses de las fáb. de Lion , traídos á Marsella, y de este punto á Málaga; i boticas , 3 confiterías, 2 cafes, 9 almacenes de vino, una pastelería pobre, 52 puestos de abacería y varios otros de frutas y legumbres; 9 fáb. de chocolate y un molino de almidón. También se hace bastante comercio con el cobre batido y elaborado, que á mas de llevarlo á las inmediaciones, se conduce á Cádiz, los Puertos y Sevilla. Ferias Y Mercados. La feria de Cabra ha sido recientemente trasladada de octubre á setiembre, celebrándose en los dias 15, 16 y 17, la cual puede considerarse verdaderamente como nueva, y se presentan en ella ganado de todas clases, sobrepujando siempre el de cerda y vacuno: tiendas de quincalla y otras varias mercancías, loza, escopetas, paños valencianos, mantas, obra de talabartería y albardoneria. No hay mercados periódicos, sino que la plaza y tiendas están surtidas de continuo, y los cereales entran diariamente en una espaciosa alhóndiga establecida en el que fué conv. de San Juan de Dios, en cuyo local tienen los arrieros posada con muchas comodidades. Población, Riqueza V Contribuciones. Tiene 2,394 vec, 9,576 aun. Riqueza IMP.: 2.438,860 reales CONTRIBUCIONES: 460,652 con 11 mreales El Presupuesto Municipal asciende á 66,236 reales 31 mreales que se cubre del caudal de propios consistente en algunas casas, tierras de labor, deh. de la Sierra, 7 canteras dadas en arrendamiento v los censos que gravitan sobre varias deh. de que hornos hecho mención, y que se han enajenado recientemente, y de algunos arbitrios impuestos sobre la carne, vino, aceite, vinagre, cabezas y verdeo de cerdos, alcabala del viento, jabón, géneros cstrangeros y bacalao, cuyos ramos son arrendables y prod. la suma de 49,091 reales 31 mreales Historia Civil. La posición que ocupa este pueblo, inclina desde luego á creer que fuese uno de los primeramente fundados en este pais: asi es que algunos le atribuyen antigüedad túrdula. El primer nombre que sabemos le distinguiera, acredita tenerla al menos griega, y esto que aquel pueblo comerciante , al establecer sus colonias en España, no se limitó á lo litoral, tanto como han querido suponer algunos. Llamóse Algabro ó Igabro , según las lápidas descubiertas en ella y de los escritores del Imperio. Este nombre reducido á sus verdaderas raices y etimología, debiera escribirse Ai^agros, que se interpreta cabra montes ó silvestre. Tal debiu ser el primitivo nombre de esta ciudad bélica; pero poco á poco fué degenorando, hasta que en tiempo de los godos llegó á decidirse Egabro y Agabro : la mayor degeneración con que aparece este nombre, resulta de muchos códices de.Plinio , donde se ha escrito Bebro, cuyo defecto advirtió Harduíno. D. Narciso García Montero , el Dr. D. Juan Murillo de la Vega y el cronista de Capuchinos de Cabra, Fr. Nicolás de Córdoba, que se dedicaron constantemente á inquirir é ilustrar las antigüedades de esta v., aseguran que los griegos edificaron en ella u>. magnífico templo ala fortuna. Ignoranse hoy los fundamentos de esta aserción, acaso la apoyasen en algún monumento de los que no han llegado á nuestros dias ("'). No se carece asi de memorias romanas relativas á esta población: numerosas inscripciones y otros monumentos que de aquella edad! se conservaron , de los cuales permanecen hoy unos y otros» sé nos recuerdan por los citados escritores ele Cabra", certifican haber sido población considerable bajo aquel grande imperio. Plinio ademas la cuenta entre las principales ciudad situado entre el Betis y la costa del occéano. Conservó su importancia bajo la dominación goda, como resulta de los fastos ecl., y no decayó tampoco en la dominación de los árabes, quienesla apreciaron mucho por su delicioso terreno, y asi es que en la división de España, hecha por Insuf el Fhecri, se la contó entre las. principales ciudades de Andalucía , y en el empadronamiento ó catastro que hizo Abullvhatar, para fijar las numerosas tribus que vagaban por España sin residencia segura, cupo esta villa con sus cercanías , á los de Wacita , quienes la llamaron Waselh, en memoria de la Waseth del Irah. su ant. patria". Ahdel-Rahman encargó su gobierno á Soleíman Foteis ben Soleiman ben Abd el Melek, que fué uno de los que vinieron á España cuando regresó á ella (principios del año 140 de la egira 758 de J. C.) Mowíah-ben-Solehi, que habia ido á Siria y habia traído consigo crecido número de parciales y las últimas reliquias de la familia de Omiah, fué de suma importancia en las largas guerras entre agarenos y cristianos, asi para unos como para otros, por lo que el cronista agareno, Abdalla, la califica de ciudad noble y altamente celebrada de cristianos y musulmanes. El santorey D. Fernando III la conquistó, según unos, en 16 de agosto do 1240; pero las memorias publicadas á principios de este siglo para escribir la vida de aquel santo principe, por D. Miguel de Manuel Rodríguez, fijan esta conquista en 1244, suponiendo varias razones que desvanecen toda duda. Hizo el rey merced de ella á D. Rodrigo Alfonso de León, adelantado de la frontera. D. Alonso el Sabio, por privilegio fecho en Valladolid á 5 de febrero de 1258, hizo donación de ella con su cast. por juro de heredad á la ciudad de Córdoba, sin perjudicar por esto al citado D. Rodrigo, quien debia seguir gozando las rent. de Cabra como las tenia, sin que la ciudad de Córdoba entrase en la posesión hasta después de la muerte del D. Rodrigo. Revocóse después esta donación, pues el rev D. Sancho el Bravo concedió esta v. á su hijo el infante D. Pedro, separándola de lajurisd. de Córdoba, sin que nada valiese la oposición de esta ciudad La poseyó el ¡níante, y habiendo pasado á su hijo D. Sancho, señor de Ledesma. la permutó este con la orden de Calatrava por la v. de Santa Olalla. En 1288 era ya Cabra de esta orden. D. Juan Ponce de Cabrera, del regimiento de Córdoba, se apoderó de Cabra en las revueltas del reino ocurridas por los años 1328. El rey D. Alonso XI le intimó su devolución al maestre de Calatrava, D. Juan Nuñez de Prado: resistió á esta orden el de Cabrera; el maestre acudió á sitiar y combatir la v.; mas D. Juan Ponce se defendió tan valerosamente, que le obligó á levantar el sitio. El rey, sabida esta rebeldía y acordándose de los alborotos de las tutorías, en que habia tenido parle, formalizada su causa y vista en el consejo real, le hizo degollar en Córdoba con muchos de sus cómplices. Fué hecha Cabra encomienda y dada al dicho D. Juan Nuñez de Prado. En 1333 fué tomada esta fort. por el rey de Granada, quien derrivó el cast. y se llevó cautivos todos sus moradores. En seguida acudió el maestre á reponer esta plaza, y el rey concedió muchos privilegios y franquezas á los que fuesen a poblarla. Parece que después volvió aun Cabra al poder de los moros, y reconquistada por el rey D. Alonso, la dio este á su amiga Doña Leonor de Guzman, la cual gozó este señorío hasta su muerte (1350.) Don Enrique II dio título de conde de Cabra á D. Enrique, su hijo (*) Licenciado D. Luis Ramírez y las Cisas-Deía, corografía historico-esladislica de la provincia y ob. de Córdoba.natural, duque de Medina-Sidonia, y por su muerte volvió otra vez á la corona. Ultimamente, el rey D. Enrique IV en 2 de setiembre de 1445 hizo donación de esta v., con título de condado, á D. Diego Fernandez de Córdoba, mariscal de Castilla , tercer señor de Baena en cuya casa permanece hasta el presente, y habiendo pasado á la de Sessa y después á la deAltamira , lleva el primogénito el título de conde de Cabra. A pesar de haber tenido esta v. tantos señores , desde el tiempo de D. Alonso el Sabio, se gobernó por el fuero de Córdova hasta suúllima enagenacion. Los muchos privilegios que la concedió el rey D. Alonso XI, fueron confirmados por los^reyes sus sucesores hasta Luis 1: todos estos privilegios debe hacer mucho tiempo que han caducado como últimamente los que gozaban los condes de nombrar justicias , regidores , jurados, alguacil mayor etciudad etciudad No se han abolido asi ciertas leyes municipales que observa esta v. por mas de dos siglos , las cuales fueron formadas por su ayuntamiento y aprobadas por la condesa Doña Francisca Fernandez" de Córdoba en 25 de julio de 1593. Estas leyes cimentadas en costumbres inmemoriales sobre conservación y divisjon de propiedad rural, cultivo de campos, recolección de frutos, cria de ganados, son respetadas por el vecindario y sirven de testo en los casos dudosos y de conocimiento á las autoridades para fallar en ciertos juicios.

    Al llegar á esta v. Cabrera que iba da vanguardia con algunos caballos y ayudantes, en la espedicion carlista de Gómez, (183G), se encontró con cierto número de caudlos de la reina quevagaban por la población Arremetió contra ellos , avisando al propio tiempo á Gómez del encuentro; este hizo avanzar un escuadrón. Los espedicionarios redoblaron el paso, atravesaron la población y so situaron al otro lado de ella en una altura, camino de Montilla. Disipóse la alarma de los carlistas al saber que toda aquella fuerza eran unos 100 caballos de los carabineros de Sevdla, que los estaban observando. Algunos de estos paga ron con la vida su poca vigilancia.

    La v. de Cabra hace por armas un ciclo estrellado, y en medio del escudo, siete cabras por la constelación, y mas abajo otra cabra.

    Es patria de muchos varones ilustres, entre los que. merecen particular mención San Ramiro, San Argemiro, Abd el Wahydy de Córdoba , AVali el kodad de Schatybah, quien dedicó sus discursos en prosa y en verso al califa Mohamcd ben-Abdel Itabman ben Obeidala, ele.

    Historia Eclesiástica La consideración que en lo civil tuvo desde lo mas antiguo este pueblo, debió influir para que recibiese la luz del evangelio entre las primeras población de la Bélica. Bien pronlo llegó a obtener la categoria de sede episcopal : el M. Florez presenta el catálogo de los prelados de la iglesia egabrense, empezándolo por Sinagio que asistió al concilio eliberitano ¡ otros suponen que este ol>. lo fue de Epagro ó Ipagro, y que de esta cátedra evangélica tuvo su principio la egabicnse , siendo esta traslación de aquella: no deja de tener fundamento esta opinión; y como de todos modos resulta ser una misma la sede y deberse empezar sus memorias con las de aquel prelado, escusamos entrar en esta cuestión, respetando la autoridad de unos y otros, y como todos empezaremos con su nombre el Catálogo de los ob. de la iglesia egabrense , de los cuales se conservan memorias. Sinagio: Asistió. como se ha indicado , al concilio eliverilano celebrado en el año 302, suscribiendo en tercer lugar, precediendo no solo al grande Osio, sino á otros 7 ob. mas ant. que el de Córdoba, y como este empezó en 214 , es preciso anticipar la consagración de Sinagio cerca del año 288, como pide el número de 7 ob. á quienes precedió. Juan: Asistió al concilio de Toledo de 589 , que se numera el tercero en que, como primero general después de ser católicos los godos, asistió el ob. de esta iglesia Suscribió Juan el 19." entre 62 ob., y en 599 concurrió al primero de Sevilla, congregado por San Leandro , de cuyos sufragáneos era uno el egabrense, y firmó como el mas aiít. que era, en primer lugar después del metropolitano. Cesadcaquila memoria de Juan, y aun por mucho tiempo la de sus sucesores, por no haber concurrido á los concilios inmediatos hasta el cuarto de Toledo. Es muy creíble que no sobreviviría mucho el ob. Juan, A causa de su notable antigüedad. Esto prelado debió do ser, dice López de Cárdenas, uno de los ob. católicos á quienes tocó el destierro que á San Leandro, por el rey Lovigildo. Sospecha, mos, añade, que por este motivo el rey hereje destruyó la silla epaguense, trasladándola á Egabro , su vecina, cuya posesión tomó Juan á la vuelta de su destierro.

    N. sucesor de Juan : En el concilio II de Sevilla, presidido por San Isidoro, se menciona un ob. de Egabro, sin espresar su nombre, pero diciéndose allí, que le cogió la muerte antes de celebrarse el concilio á 13 de noviembre de 019, se infiere que falleció poco antes, pues vacaba la iglesia y esto no pudo convenir al que en el año 580 tenia notable antigüedad, sino al sucesor, para el que hay espacio de mas de 20 años. Lo que en el segundo concilio de Sevilla se refiere, es qoe la iglesia de Egabro envió un diácono llamado Amaino , el cual dió cuenta á los PP. de que su ob. había ordenado á un presbítero y 2 diáconos, poniéndoles solamente las manos y liando lo demás á un presbítero, por causa de hallarse el prelado con dolor de ojos. Los PP. hubieran sentenciado al ob. si viviera, pero como le cogióla muerte antes del congreso, y estaba ya juzgado por Dios, se contentaron con anular las ordenes. De mas de esto, consta por el titulo 8.° que el ob. de Egabro díó libertad á un siervo de 1.: misma iglesia, llamado Elíseo, el cual se portó tan ingratamente que procuró dañar con hechizos la salud del prelado, y perjudicó a la misma iglesia su patrona. Contra este resolvieron que pues era indigno de la libertad , volviese á la servidumbre. No firmó cu aquel concilio ningún ob. de Egabro, porque como se ha dicho , vacaba *Deodato: Poco después del concilio de Sevilla, recibió Egabro á su ob. Deodato, como se infiere por el concilio coarto de Toledo, celebrado en el año de 633, donde suscribe en el número 22." con antelación á 40 prelados, lo que obliga á reconocerle por ant., como se verifica , señalando su consagración cercana al concilio II de Sevilla, esto es, en el año de 620 , desde el cual al 633 , tenia 13 años de prelacia , espacio proporcionado para preceder en el concilio IV de Toledo á 40 prelados menos ant. Fué sin duda consagrada por el glorioso San Isidoro, que de mucho antes era metropolitano de la Bélica. Asistió Deodato al concilio VI de Toledo en el año 638, y aquí se lee su nombre en el número 22, propuesto á ob., á quienes precedió en el eoncilio IV , por lo que parece haber desorden. Demás de estos dos concilios concurrió Deodato al VII de Toledo en el año 646 , en que firmó 4." después de los metropolitanos en el número 8 de la edición de Loaysa , pero debe colocarse en el número antecedente, antepuesto al Dumiensc que le precede allí, por ver indubitablemente mayor la antigüedad de Deodato que la do Recimiro Dumiensc, en virtud de que Deodato concurrió en el eoncilio IV con el antecesor de Mecimiro; y en efecto, algunos manuscritos ponen en el concilio VII al egabrense antes que al Dumiense. Fué el pontificado de Deodato de bastante duración , pues por los concilios se muestran 13 años, y según la mucha antigüedad que lenia al tiempo del primero, se puede anticipar otros 13 años ; de modo, que admitida su consagración por los años de 620, consta haber gobernado su iglesia 26 años, sin contar lo que viviese después de 616, por no saberse apunto fijo, sino solo que no fué mucho; porque á los 7 años se halla sucesor de algunn antigüedad en el concilio VIII, cuyo nombre fué Bacanda:

    El nombre de este prelado se ha hecho memorable, no solo por el concilio VIII de Toledo, en que se halló el año de 643, sino por la inscripción que se conserva en la ermita de San Juan. Según esta inscripción , era ya Bacanda ob. en la era de 688 , año de 650 , en el cual consagró la igl que alli se menciona á la Virgen María en el dia último de mayo, si fué II calenda junias. Concurrió Bacanda al concilio VIII del año 653 , firmando en el número 36 á 37 antes de 15 ob., según la antigüeded de 4 ó 6 años que tenia de prelacia. Y cesa ahí su memoria por no haber concurrido ningún sufragáneo de la Bélica á los tres concilios siguientes de Toledo Gratino:

    El nombre y dignidad de este prelado, consta por el concilio XIII de Toledo, celebrado en el año 683 , y según la poca antigüedad que manifiesta su firma, precediendo á solos siete ob., fué consagrado poco antes en el año 681 en que vacaba por enero esta sede, según la falta de mención de tal prelado en el concilio antecedente. En esta suposición fué corto su pontificado, pues en el año de 688 lenia sucesor llamado Constantino: Concurrió este prelado al concilio XV de Toledo del ,111o 688, por mayo, en que ocupó el último lugar, manifestando haber sido consagrado poco antes. Padilla, Tamayo y Gómez Bravo ponen por sucesor á Arsccindo, suponiéndole en esta iglesia en el año ¿le 693 en que se celebró el concilio XVI de Toledo; pero se engañaron con la edición de Loaisa, que en el núm. 41 de aquel sínodo atribuyó la sede Egabrense al ob. Egitaniense. Este fué descuido notable al escribirse, por el cual se ha introducido en Egabro un ob que no hubo, aminorando la vida de Constantino, que acaso presidió en su iglesia muchos años después de aquel concilio. Arcesíndo era de Lusitania , según los manuscritos del Escorial y de Toledo, no hay memoria de Egabro en los concilios últimos de los godos, por lo que se ignora lo que vivió Constantino; pero aunque fuese largo su pontificado, es de creer 110 alcanzó la entrada de los moros, porque entre esta y su consagración pasaron mas de 22 años, espacio suficiente para reconocer sucesor, aunque ignoramos su nombre y el de otros posteriores. Después de la invasión de los árabes perseveró esta iglesia; pues del concilio celebrado en Córdoba contra los acéphalos en la era 877 , año 839, día viernes 21 de febrero, cuyo códice inédito hasta que lo publicó el M. Flore*, se conserva en la santa iglesia de León, consta que era entonces Recafredo:

    Obispo de Córdoba al mismo tiempo que de Egabro; mas esta incorporación de iglesia fué interina ó accidental, pues antes y después hallamos á cada una con su ob. Recafredo pasó luego á metropolitano de Sevilla, en cuyo catálogo debe colocarse después de Juan: en el de Córdoba antes de Saulo Reculfo: Este prelado consta del apologético del abad Sansón , pues según se espresa este presidia en Egabro el año 862, por estas paiabras : «Rccalíus quoqtte Egnbreiisis StdiS Episcop Iís : este prelado fué uno de los que escudándose de concurrir á la consagración del intruso ob. de Córdoba , Esteban Flacco, fué obligado á ello con terror. Es de. suponer, según esto, la continuación de la sede de Egabro desde el tiempo de la monarquía goda, y que perseveraría todo el que se mantuvieron las sillas de la Bélica, que según algunos fué hasta la entrada de los almohades; mas no se pueden asignar los antecesores y sucesores de Reculfo.

    El territorio de la diócesis de Egabro, era si no de los mas estensos, de los mas célebres por las grandes y señaladas poblaciones que contenia, tales como lllia, Ipagfo, Cisimbrum, Claritas Julia , Ipska, Antikaria , Singilis, Nescania ect.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.