HISTORIA DE BARBASTRO, PROVINCIA DE Huesca, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Huesca

Historia de Huesca


 


>



PUEBLOS DE Huesca

Historia de Huesca

Localización de BARBASTRO , Huesca


MAPA DE BARBASTRO , Huesca
COORDENADAS GPS:
42.034798 , 0.123980

BARBASTRO  (HISTORIA) .
BARBASTRO  - Huesca.


Datos de la localidad:

    ciudad con ayuntamiento  De la provincia  De Huesca ( 8 leguas), cabecera  Del partido  Jud., adm.  De rent.  Y diócesis  De su nombre, aud.  Terr.  Y ciudad g. de Zaragoza ( 1 4 ) .  SITUACIÓN Y C L I M A .  Sentada en un terreno desigual, que se eleva por todas partes en torno suyo , y cubriendo la vertiente de un recuesto, en cuya cima están su parte mas ant., y sus principales edificios, ó lo que es lo mismo, la cabecera  De la población, está en medio de una feraz campiña, y al principio de un valle ú hondonada , que forman 2 cordillera  De montes llamados del Poyet y San Marcos, v tiene cerca de 2 boras de estension y !  / 4 escaso de lat.  á 1 'leguas  Do la confluencia de los r. Yero y Cinca sobre las márgenes  Der é izquierda  Del t.", que la divide en interior y arrabal, comunicándose ambas partes por medio de 3 puentes (¡ue se bailan sobre el mismo , 2 do ellos de piedra y ladrillo con 3 áreos cada uno, distinguidos con los nombres de Puenle del Portillo, y Puente de Son Francisco, y el 3."  Que se denominado la Misericordia,, de madera y Pifares.'  Dé piedra con 2 arcos; combálenla principalmente los vientos del Norte, NO.  Y O. que causan graves perjuicios á toda clase de plantas por la frecuencia con que se desarrollan en el invierno y primavera , en cuyas estaciones hacen su CLIMA bastante frió, pero siempre saludable.  I N T E R I O R D E L A P O B L A C I Ó N Y sus AI• C E R A S .  Tiene 9 3 5 c*s*s' la mayor parte de fab.  Moderna y con todas las necesidades  Que exije el comercio y la agricultura, que son los ramos mas florecientes, sin que por ello se hallen descuidadas la elegancia y las comodidades, propias del buen gusto de los dueños que las habitan; otras conservan en sus fachadas algunas se nales del siglo á que corresponden, pudiendo el observador admirar en sus aleros las lindas labores de madera por el estilo de los artesanados del siglo XVÍ.  Están distribuidas en varias calles y plazas, (pie si bien la mayor parte de las primeras son estrechas y pendientes atendida su posición topográlica, las hay también muy regulares y bien empedradas: citaremos como las principales las llamadas Mayor, del Coso y Rio-anc/io; la primera atraviesa la mayor parte de la ciudad y por un eslremo la plaza del Mercado; algo pendiente, describe un medio semicírculo , y la adornan buenos edificios: la segunda, de corta estension, es ancha y recta, también con buenas casas, y en uno de sus estreñios una coronada con su galería de rosetones calados en el antepecho, columnas del renacimiento con impostas y esculturado alero, tipo de la primera mitad del espresado siglo XVI, y la tercera tan larga casi como la primera, pero mas ancha, es asimismo muy buena, y tiene casas muy cómodas con una línea de soportales debajo de algunas de las de la acera de la der.: en una de ellas se halla engastada una ventana gótica de 2 áreos, de gusto delicado, cuyos calados arabescos ocupan casi todo su hueco, y cuya belleza debió contener el vandalismo del que tapió y mutiló gran parte de ella: esta calle que, aunque mudando de nombre, puede considerarse como una prolongación de la anterior, se halla espuesta en la temporada de verano, en que son muy frecuentes las tempestades , á peligrosas intimidaciones.  Porque desprendiéndose un barranco por la parte del O., baja con violencia, y como su desagüe en el Vero sea atravesando por ella la población  Cuando llega á tener que estrechar Su corriente por causa de las casas , se introduce en estas, y algún ejemplo podría presentarse de que después de haber penetrado en las tiendas , almacenes y bodegas, lo que es muy común, ha tocado también en los balcones del primer cuerpo ó piso principal llenando á sus hab.  De la mas triste cunsternacion: bien convencidos de la necesidad de cortar á todo trance una esposicion tan continua que pone con facilidad en alarma á los veciudad  De aquella parte de la ciudad , y de otros ¿numerables perjuicios que se hacen estensivos á toda ella, han tratado de impedir el que dicho barranco penetre en la misma , y variando su dirección al aproximarse á sus muros, obligarle á que pague su tributo al Vero antes del pimío por donde hasta hoy lo ha verificado.  Al efecto han intentado varías clases de obras , fijándose por último en la que se está construyendo por frente del conv.  De la Trinidad que se halla á la entrada de la población: es una zanja ó canal de una profundidad enorme, para la cual ha sido preciso desmontar parte del espresado conv., y por medio de una presa ó azud que ha de fabricarse al principio de ella, se logrará cortar el barranco en aquel mismo punto, y las aguas que por él se desprendan, tendrán que introducirse en el canal.  Y morir en el repetido t. Vero.  Esta obra, sin embargo, no ofrece toda la ventaja que fuera de desear, porque aumentadas las aguas del r. antes de entrar en la ciudad con las abundantes que reúne el barranco en sus desbordaciones, puede comprometerla á nuevos peligros mas trascendentales, aun, que á los que hasta ahora se ha hallado espuesta, y aunque mucho mas costoso , hubiese sido preferible que , dando dirección opuesta al canal que hoy se fabrica, se inclinase nacía el O., llevando la confluencia de las aguas del barranco al mencionado r. al S., y después de su salida de la c: otras calles hay de las que del mismo modo podria hacerse particular mención, como es por ejemplo la de Monzón, de las Fuentes etciudad, pero deseamos no ser demasiado difusos, y omitiremos todas aquellas noticias que no ofrezcan conocido interés; en este concepto pasaremos á hacer también una ligera reseca de las 8 plazas principales, suprimiendo la de otras varias Y algunas plazuelas que se encuentran en distintos puntos de 'a población: es la primera la que hemos anunciado del Mercado, que rodea un hermoso pórtico, aunque fuera de desear que tuviese mas amplitud y desahogo; sirve sin embargo para punto de reunión en los dias que no es posible dirigir el paseo por otra parle, y alli concurren á distraerse de sus tareas por las tardes los que se dedican al estudio y á sus diferentes negocios durante las mañanas : ocupado por tiendas de comercio muy bien surtidas, y por confiterías perfectamente arregladas, es ademas un punto de animación continua áque con tribuyen en gran manera 2 lindos cafés que han sustituido á los ant.; el almudi y peso nacional que se halla en uno de los testeros de dicha plaza : de figura cuadrilonga, es en verdad algún tanto pequeña, y tuviera mayor brillo, y seria mil veces mas hermosa si contara algunas varas mas de ancha y de larga.  La segunda es la plaza Mamada de la Constitución que tiene una sola entrada cortada por una barandilla de hierro á der.  é izquierda, dejando espedita en el centro la comunicación: ocupa su frente la casa consistorial ó de ayuntamiento, edificio bien distribuido, con buenas salas para celebrar las sesiones, para archivo y demás dependencias, para cárceles seguras y ventiladas aunque pequeñas: de construcción ant., se le hadado hace algunos anos forma mas moderna; es preciosa la escalera que tiene para subir á sus oficinas , y antes de entrar en ellas , hay un salón bastante capaz y de aspecto muy bello donde la municipalidad reúne lo mas escogido de la población  Cuando por algún motivo delibera celebrar con saraos ó de otro modo aquellos acontecimientos que son dignos de llamar su atención , ó lo cede con aquel objeto para proporcionar algún alivio á los establecimientos de beneficencia, si en obsequio de estos trata algún particular ó la junta de dar funciones por el carnaval ó por las ferias.  A la der.  De dicha plaza está el colegio de Escuelas Pías, fundado hace poco mas de 150 años, el cual se estiende después por la calle Mayor donde tiene su principal entrada y la de la iglesia  Mas adelante hablaremos de este establecimiento digno del mayor elogio, limitándonos ahora á dar una ¡dea de lo que es la casa, que después de encerrar espaciosas salas para la multitud de alumnos que concurren á ellas, abraza 2 partes, en las que no se echan de menos ninguna de las necesidades para la comodidad de la vida : una de aquellas está destinada para el P. rector y los demás PP., y la otra para el director y los discípulos internos ó colegiales que en número de 70 ú 80 hay generalmente en el mismo: la parte destinada á los PP.  Ofrece á cada uno un cuarto muy decente, ademas de las oficinas que son precisas para una comunidad del mejor arreglo y disciplina; y el seminario tiene buenas salas de estudio, oratorio particular, puntos de recreo, chimenea muy capaz y bien entendida para el invierno, y dormitorios cómodamente distribuidos y ventilados: cada dia se observa en él mejoras y adelantos, porque cada dia es mayor el celo con que los PP.  Procuran llenar mas cumplidamente los deberes de su instituto: asi este edificio como el anterior de que hemos hablado , se hallan fundados por la espalda sobre el r. Vero con cimientos de estraordinaria elevación , consistencia y coste: ala izquierda  De la mencionada plaza hay casas de particulares que con sus obras modernas hermosean el aspecto de la misma , embellecido por otra parte con la plantación de varios árboles que en su centro se observan algunos años hace.  Habiéndonos conducido la descripción de las plazas á la de los edificios notables que se hallan en ellas, antes de pasar á la de los demás objetos que encierra la población, continuaremos hablando de aquellos que bien ocupando el centro ó los estrenaos de la misma, merecen particular mención, principiando por el palacio episcopal: ocupa este uno de los costados de la plaza de la eated.  Haciendo frente en'parte por otro lado á la de la Constitución, de la que lo separa la calle Mayor: ninguna de sus fachadas demuestra particularidad alguna que fije la atención del curioso viajero , antes por el contrario al descubrirle formará una idea mezquina de la mansión del gefe de la dióc : pero si se decide á penetrar en ella no obstante la prevención que causa á primera vista, observará con gusto la buena distribución de su interior: á pesar de los obstáculos que su localidad opone, no deja de contener todas las comodidades apetecibles y que proporcionan el decoro correspondiente á la elevada clase de la persona que lo habita: aunque rauy reducido tiene también un bonito jardin, y dando vista al mismo galerías cubiertas estimadamente lindas , en las que puede encontrar ratos de recreo y de distracción de sus penosas tareas en los dias malos, y en las horas de descanso y de quietud.  L A C A T E D R A L al frente del palacio ocupa otro de los costados de la plaza de su nombre, que por su tercer lado se cierra con ambos edificios; tiene tocando á ella, pero formando cuerpo separado una elevada y bien construida torre, toda de pió dra silleria donde está el relox, y el número de campanas comLa fachada principal de la iglesia  No presenta la belleza que encierra en su interior, pues consiste en un portal encajonado entre 2 cuerpos salientes de ladrillo y coronado por 2 cupulillas; es mejor penetrar en ella por la puerta situado  á su espalda y adornada con labores platerescas no indignas de atención; y de este modo se ven desde luego las 3 lindas naves iguales en altura de que consta, y su hermosa bóveda tachonada de florones dorados y sostenida por 6 columnas.  Las dimensiones del templo no son muy vastas, pues no pasa su long.  De 144 pies, ni su lat.  De 91, de los cuales ocupa 40 la nave principal y 20 cada una de las laterales.  Las columnas son de construcción canalada composita, pero tan delgadas y con tal arte y tan esmeradamente hechas, que no admiten mejora: no se elevan á mayor altura que la de 70 palmos con sus bases, capiteles y molduras , y sostienen la crucería que es muy fuerte, y cuya artificiosa fáb.  Admira, componiéndose de 464 llaves enlazadas tan artísticamente, que según peritos podría la del medio sostener el peso de una torre: en cada una de las espresadas llaves se ve una rosa mas grande ó mas pequeña, pero muy lindamente entalladas y doradas todas, de manera que parece un cielo estrellado, conteniendo las principales igualmente el escudo de armas de la ciudad A la cabecera  De las 3 naves forman los arcos una hermosa estrella que cubre en la del medio el altar mayor, y en las de los costados 2 capillas colaterales de menor profundidad.  El altar mayor, dedicado ala Asunción como titular, es obra de diferente material en sus partes, de distintas manos, mérito y época; se compone de 3 cuerpos, de los cuales el primero, de alabastro con muchas figuras y labores, es obra de Damián Forment, según el P. Ramón de Huesca, y los 2 restantes de madera de trabajo mucho menos esquisito, aunque bueno; corresponden al tiempo del oo.  D. Carlos Muñoz, que ademas hizo á sus espensas la reja del coro.  Esta cated.  Carece de cúpula y crucero, pero le prestan abundante luz las ventanas ojivas colocadas encima de las capillas y adornadas simplemente con molduras, debajo de las cuales corre por todo el rededor del templo un ancho friso, en el cual se leen en gruesas letras doradas diferentes inscripciones.  No se conserva memoria del nombre del ingenioso artífice que ejecutó esta obra, ni del año en que fué construida, pero pertenece á los tiempos en que reinaba el orden gótico, y ya fué mezquita de los moros.  Ocupa el coro la nave del centro: la parte que da frente al altar mayor, se halla cerrada por un verjado de hierro con adornos de bronce, que tiene una puerta en el medio, y áder.  éizquierda  2 graciosos balconcitos con antepechos, adonde salen los prebendados por 2 pucrtecitas practicadas en el mismo verjado para oir los sermones que se predican; por las demás partes está rodeada por fuerade capillas, en una de las cuales llama la atención del artista una bella pintura de la Purificación, y coronada con gracia por pequeñas efigies de Santos de mejor mano que los relieves que afean su parte posterior.  La silleria del interior es degusto plateresco; aunque sencilla á primera vista, ofrece tanto mérito y variedad de invención como delicadeza de ejecución en sus istriadas columnas, en los mascarones qne sostienen los guardapolvos, en los lindos adornos del friso y en los caprichosos remates.  Es obra délos escultores maese Jorge Common que trabajó en él hasta el año de 1584, y Juan Cubero, natural de Barbastro, que en 1594 emprendió su continuación, todo acompañado de indicaciones preciosas acerca de su trabajo.de los materiales y del coste de la obra.  La sacristia mayor es también muy buena y estensa; á espaldas de las 3 capillas principales tiene asimismo 2 altares, y por ella se comunica á las salas de cabildo, de descanso para los Sres.  Canónigos, archivo y demás dependencias.  A la entrada de este templo y entre 2 puertas que forman un atrio, hay un oratorio que es la parr.  De que se hablará cuando descendamos á hacerlo de sus servidores: en su interior 10 capillas, ademas de la mayor, rodean la iglesia; 3 á cada lado, 2 á la cabeza y 2 á los pies de las naves colaterales; las mas son fundación ó propiedad de particulares, llevan los nombres de Tolla, de Lunel, de Segura, de Pueyo; otras lo conservan escrito en el friso con inscripción latina como la de Santiago , construida en 1610 por el ob.  Morizde Salazar.  Y su inmediata costeada en 1654 por Pedro Pilarte.  Distinguense por su exagerado barroquismo las 2 colocadas á los pies de la i g l .  ; y aunque mas regulares 4 de las que existen á lo largo de las naves, no dejan de perjudicar la bellezaY homogeneidad del edificio.  También en las capillas ha pe • netrado el mal gusto, erigiendo churriguerescas cúpulas; el techo de otras es de crucería igual al de las naves, y las 2 primeras de la iglesia  Que entre si se comunican, conservan todavía su primitiva sencillez y una imponente oscuridad, apenas disipada por 2 góticas rendijas.  Saliendo de la cated.  Por la puerta situado  á su espalda, de que ya hemos hablado, se da vista desde luego á la casa de misión de San Vicente de Paul, que es otra de las obras que no deben pasar desapercibidas por su magnificencia y solidez; fundada á fines del siglo pasado, habitábanla antes del decreto de esclaustracion los hermanos de aquella religión, conocidos en el pais por Los Paules: después de haber dado toda la estension que les fué posible á este edificio, todo de piedra y ladrillo con 3 pisos, no omitieron gasto alguno para la comodidad de los fieles que en ciertas épocas del año se refugiaban por algunos dias á aquella casa de devoción á practicar los ejercicios de virtud; largos, imponentes y silenciosos claustros en los que casi se pierde un hombre de vista, buenas celdas ó cuartos enteramente independientes, proporcionan hoy al soldado uno de los mejores cuarteles, para cuyo objeto ha sido destinado: sus paredes forales son de un grueso tan estraordinario, que ademas de contribuir á la solidez de la obra hacen que en el estio, durante los pesados calores, sea aquella casa un punto envidiable y deseado.  Es de admirar que este establecimiento, que en su origen era muy pobre, al tiempo de su supresión, sin embargo de los pocos años de existencia que contaba, hubiese llegado á tal estado de opulencia que era la casa escusada de la ciudad Mas de una vez escitada la curiosidad del autor de esta obra, que por otra parte veia los apenas perceptibles adelantos del colegio de Escuelas Pias en donde se educaba, fijó su atención en busca de las razones de esta diferencia , y no encontrándolas en sus reflexiones, sedecidió, después de algún tiempo, á preguntarlo al que era su director y maestro.  La sencillez con que resolvió esta cuestión es digna de consignarse en este art., porque envuelve una máxima que no puede menos de causar la impresión mas viva.  Es que nosotros, dijo, recibimos los niños al nacer y ellos se encargan de los hombres al morir.  Los capuchinos, franciscanos, mercenarios y trinitarios también tenian en este pueblo sus respectivos conv., cuyos edificios, aunque no del mejor gusto y escasos de mérito, no dejaban de presentar alguna particularidad en su clase.  Pero abandonados ahora el primero y último de estos edificios, aquel á causa de un pleito que sobre el mismo tiene pendiente la casa del marqués de Vallesantoro, la cual sostiene debe pertenecerle; y este por no ser útil para ningún objeto, solo ofrecen un aspecto triste, y seria de desear que el de capuchinos, por lo menos , se aprovechara para alguna fáb., de lo que es susceptible por la posición que ocupa y la hermosa huerta que contiene.  El de San Francisco fué vendido áD.  Agapito Llanas, D. Juan Serrate y otros.  Su estension es grande, y habiendo separado enteramente la iglesia  Del resto de la fáb.  Han dividido esta en dos partes, alta y baja, destinando la primera para habitaciones , que arregladas con la mayor comodidad han merecido mucha aceptación, y generalmente se hallan siempre ocupadas: la parte baja la han "habilitado para cuadras, que dejan una pingüe utilidad álos dueños, especialmente en la época de la feria de setiembre de que se hablará, prestando al mismo tiempo la mayor comodidad á los traficantes; situado  En una plazuela que da principio al arrabal, ha sido esta mejorada con aquel motivo y ha desaparecido la irregularidad que entonces presentaba.  Asimismo tenia una hermosa y fértil huerta que compraron D. Juan Plana y el espresado Sr.  Serrate (nuestros particulares amigos).  Mucho mas reducido el conv.  Déla Merced, también ha sido vendido á un particular, quien igualmente ha arreglado varias habitaciones y arrendado la iglesia  Para almacén: este conv.  Si bien situado  En el mismo parage que el que ocupó el ant.  De igual nombre, solo sirve para ofrecer una memoria de lo que fué aquel; era acaso de los mas magníficos que tenia la orden , grande en demasía, sólido y fuerte como pocos, y etí sitio algo mas elevado que el resto déla población  La dominaba con orgullo , y parecía ser ol primero de entre sus edificios; pero destinado para fort.  En tiempo de la guerra de la Independen fia, después de haber sufrido muchos deterioros en varios ataques y escaramuzas, fué devorado por las llamas y reducido á cenizas hasta sus cimientos.  Acogidos sus frailes entreTanto en una casa particular, y no teniendo proporción alguna para cumplir los estatutos de su religión, nada deseaban con tanta ansiedad corno reedificar la suya, y varias veces y de varios modos lo intentaron; la escasez de recursos sin embar go, ponia un dique á sus deseos, y en la imposibilidad de llevarlos á cabo, determinaron por fin levantar el de que hemos hecho mención, que solo era un asilo menos incómodo por hallarse dentro de el la iglesia  Que en la casa les faltaba.  Ademas de los conv.  Referidos, hay otros dos de monjas capuchinas y de Santa  Clara, que también son casas espaciosas y buenas, y que habitadas por un competente número de religiosas, la una y la otra se conservan en el mejor estado de solidez y de decencia.  El primero es délos últimos años del siglo anterior, y el segundo de fecha mas ant.  Ambos tienen huertas para recreo de las monjas.  Después de los edificios que llevamos descritos, merecen igualmente se haga particular mención , del hospital civil y la casa de Misericordia, aunque esta toque ya cltérminode su completa destrucción: arruinada y casi reducida a escombros como el conv déla Merced, la junta de Beneficencia de estaciudad  Siguiendo sus filantrópicas inspiraciones, no obstante la falta de medios que le impedían llevarlas á cabo , se propuso, después de concluida la guerra con los franceses, rehabilitarla , si no en el estado floreciente que antes tuviera, por lo menos en el que fuese bastante á ocupar y mantener fas clases menestorosas é indigentes; al efecto construyó de nuevo el edificio, y lo habilitó con todos los enseres necesarios, de manera que en muy corto tiempo se halló en disposición de Henar el objeto que se habian propuesto; estos gastos sin embargo, y los crecidos desembolsos que en los primeros años de su instalación hubo que hacer para mantener las per sonas que habian sido admitidas, y para pagará los maestros de todas clases que dirigían las operaciones de las diferentes materias que se adoptaron como bases conservadoras del establecimiento, redugeron á la mas grande imposibilidad de consumar una obra emprendida únicamente por el buen deseo, y á costa de grandes sacrificios pecuniarios de los que la intentaron; y no disminuye seguramente el mérito que adquirieron al hacerlo, la necesidad en que después se vieron de abandonarlo: no permitiendo pues la escasez délas rent.  Mantener abierta la casa, y haciéndose ilusorios todos los medios ó arbitrios que se proponían para su conservación, suspendieron todas las empresas, y para no pasar por el dolor de ver destruida enteramente una obra con tantos afanes empezada y á costa de tantos desvelos sostenida, determinó la junta cerrarla por algún tiempo para abrirla de nuevo, siempre (pie se hallase en posibilidad de hacerlo.  Al efecto conservaba todos sus enseres y mantenia el edificio en el mejor estado, tanto que en los años de 1 8 2 0 al 1 8 2 3 , á pesar de que el punto que ocupa no es el mas ventajoso, se destinó para fuerte de la c, y después en la guerra civil, que febízmente ha terminado, volvió á rehabilitarse para el mismo fin.  Como tal sirvió durante ambas épocas, hasta que á fines de mayo de 1 8 3 7 fué destrozada la obra, y desapareció cuanto habia en sus almacenes y laboratorios, por manera que acaso no bastaría la suma de 6 0 , 0 0 0 rs, vn.  Para reponerlo al estado en que se encontraba antes de destinarlo para fuerte.  El hospital también habia padecido sobremanera mientras la guerra con la Francia; pero siendo el objeto de predilección de la ya espresada junta, fué el primer edificio que se propuso reponer, y desde aquella época todos lósanos ha ido adquiriendo nuevas mejoras, porque los escasísimos medios con que cuenta, no permiten se distraigan de una vez con este objeto, abandonando el principal de su instituto: testigo el autor de esta obra de los continuados y generosos desvelos conque su señor padre, D. Francisco Madcz, prior que era de la citada junta, atendió á la restauración del hospital de Barbastro , no podemos dejar se sepulte en el olvido el interés con que lo solicitaba.  Muchas veces se le veia abandonar por largo tiempo sus negocios particulares para entregarse enteramente á aquel piadoso objeto; otras adelantaba cuantiosas sumas, que mas tarde le fueron reintegradas; siempre dispuesto en fin á robustecer los esfuerzos de la junta, no vacilamos en asegurar queá su poderosa cooperación se debió en gran manera ver coronados los afanes de la misma.  Al hablar de este establecimiento que nos recuerda en toda su estension el generoso desprendimiento y la pureza de alma de nuestro difunto padre, no hemos podido resistir el vehemente deseo de tributarle un homenaje á que le juzgamos muy acreedor: no hemos podido renunciar al placer de consignar en este articulo un hecho que demuestra sus virtudes: ellas nos han constituido deudores de una obligación que no podemos satisfacer de otra manera; séanos, pues, permitido aliviar nuestro corazón de la ansiedad con que aguardábamos la oportunidad de este momento, sobre cuya jusficia é imparcialidad apelamos á los hab.  De esta c, en cuyos pechos no dudamos se conservará grata memoria de un amigo que tan sincero cariño les mostrara.  El hospital que nos ocupa se halla á la entrada de la población, dist.  Como 3 0 0 pasos de sus primeras casasen el camino que llaman de Zaragoza; ya desde fuera se echa de ver el aseo y cuidado que reinan en su interior, y se conoce la buena disposición y comodidades que contiene: bien administradas sus mezquinas rentas por la ya repetida junta de Beneficencia, y ayudadas por el celo y esmerada atención de esta, son bastantes para la asistencia de los enfermos que á él se acogen, y estos en sus dolencias temporales hallan la mas cordial acogida, y el cuidado mas esquisito en 3 hermanas de la caridad y algunos sirvientes que hay al efecto, encargándose de lo espiritual un cura que tiene habitación en el mismo.  Concluida la descripción de los edificios que nos han parecido mas atendibles en esta ciudad, y de sus principales plazas y calles en todas las que se hallan diseminadas las tiendas de comercio, y de objetos de industria de que nos ocuparemos en su respectivo lugar, pasaremos á hablar de los demás que lo son de nuestro Diccionario, manifestando antes, que los comerciantes que han tenido la suerte de aumentar sus caudales por medio de operaciones mercantiles, han empleado mucha parte de ellos en hermosear la población  Y que entre aquellos merece particular mención el ya citado D. Juan Seríate, quien con su genio activo y emprendedor ha edificado crecido número de casas; al espresarnos asi, prescindiendo de hacer justicia á los sentimientos de un amigo, somos intérpretes de la opinión de todos los barbastrinos.  Hay en esta ciudad un teatro muy reducido, pero bastante para admitir 3 0 0 ó 4 0 0 personas; su forma es moderna y está casi en el centro de la población: una plaza de toros construida con buena idea, pero en estado decadente por las pocas funciones que hace años se dan en ella; estas dos fincas son propiedad del hospital, al cual está inmediata la última; hay también pósito, posadas públicas, juegos de villar y de pelota, molinos de aceite y harineros, batanes, tintes de ropas, fáb.  De aguardiente, de jabón y de loza ordinaria, tenerías, carnicería y matadero, 2 platerías, 1 administración de rentas con sus correspondientes empleados, contaduría de hipotecas; hay asimismo una sociedad de comercio donde en los ratos que sus asuntos se lo permiten se reúnen los comerciantes de la población  Estrechando por este medio sus buenas relaciones; donde se leen los periódicos, revistas y otras obras , y donde se distraen los socios con juegos permitidos.  Igualmente hay otra sociedad de agricultura, que habiendo principiado bajo los mas brillantes auspicios, prospera de dia en dia, trabaja incesantemente por la protección de la propiedad, y facilita ademas al vecindario el abasto de carnes buenas y baratas.  Por último hay un tribunal ecl., y un juzgado de primera instancia que es de ascenso, con todos sus dependientes y apelación á la audiencia de Zarogoza.  I N S T R U C C I Ó N P U B L I C A .  Respecto á los varones está á cargo de los PP.  De la Escuela Pia, de cuyo colegio en su parte material ya se ha hecho mérito: generalmente concurren á sus clases 6 0 0 niños, porque es tal el prestigio de que gozan por todo el pais estos celosos directores de la infancia, que no solo enrían los veciudad  De la ciudad sus hijos á recibir la educación civil y religiosa que en aquellas se enseña, sino que acuden de todos los pueblos inmediatos y hasta de algunos bastante dist.  De Aragón y Cataluña, y tanta la asiduidad en el trabajo de estos maestro"s y tan grande el esmero con que procuran el adelanto de los discípulos, que no puede dudarse que la superioridad que Rarbastro cgerce sobre muchas otras población  Del ant.  Reino de Aragón, asi en la agricultura como en la ind.  Y el comercio, es debida al continuo desvelo de aquellos, tanto mas recomendable, cuanto que no cuentan con mas ventajas que las de una mediana subsistencia, debida á la asignación anual de 3 , 5 0 0 reales  Vn.  Con que el ayuntamiento  Contribuye, y á las rent.  De las fincas que dejó su fundador, mejorada" aquella si se quiere, por el aumento que estas han recibido, merced á la  Laboriosidad del distinguido agrónomo el P. D. Cosme Valles, rector muchos años de aquel colegio y hoy provincial de Aragón, quien planteó ademas una adm.  Que puede servir de modelo por la inteligencia y escrupulosidad con que se dirige.  Felizmente para la ciudad que nos ocupa, se han declarado las Escuelas Pias establecimientos de primera enseñanza , y esta medida al paso que no priva áaquella población  Del beneficio irreparable, que en otro caso hubiera perdido, no puede menos de honrar al Gobierno que sabiamente la ha dictado, porque es una [prueba incontestable del interés con que mira la instrucción de la juventud que tantos sinsabores lleva consigo, y que difícilmente podria sustituirse si se la privara de los cuidados con que vela sobre ella el infatigable celo de los PP.  Escolapios: antiguamente los discípulos internos ó colegiales, que también hemos indicado, no tenian ventaja alguna sobre los estemos, y solo la encontrábanlos padres de familia de los pueblos mas dist.  Que careciendo de conocimientos en la población  Preferían enviar sus hijos al cuidado de los maestros, mas bien que a una casa particular, siempre temible en una edad tierna: pero hoy se observa una diferencia muy notable, y la educación que reciben es mucho mas esmerada é instructiva, de manera que se encuentran entre ellos muchos de la misma ciudad: este adelanto es debido al P. maestro predicador de S. M. D. Bartolomé Miralles, ahora provincial en el reino de Valencia, quien, cuando se encargó del colegio, se propuso dirigir por si solo sus discípulos, y fué tanto el esmero con que atendía esclusivamente á ellos, que bien pronto se aumentaron de una manera considerable; ademas de la mas rigorosa urbanidad, y todos los ramos que son objeto de las escuelas generales, procuró instruirles en el francés, griego y otros varios idiomas; y ejemplo tan laudable ha sido posteriormente secundado por los PP.  Que le han sucedido, los cuales han llevado su cuidado hasta el mas cumplido grado, habiendo introducido en estos últimos meses el uso de un uniforme y adoptado el que visten los alumnos de los colegios de San Antón y San Fernando de Madrid.  El autor de esta obra se congratula en hacer esta manifestación, y como uno de los discípulos del mencionado D. Bartolomé Miralles, cree un deber aprovechar esta ocasión para tributar un merecido elogio á la memoria que conserva del mismo, como igualmente á la del también citado P. D. Cosme Valles y á la del P.D. Joaquín Cortés, hoy residente en Madrid, que fueron sus tres maestros en el colegio de Barbastro: á no dudarlo les merecimos particulares atenciones y estraordinario cariño: nuestro agradecimiento por lo tanto será eterno, y si en el curso de nuestra azarosa vida, hemos podido servirles, nuestra voz en el Parlamento, nuestra influencia en el Gobierno ha contribuido algún tanto á sostener una institución beneficiosa al pais, particularmente á las clases menesterosas.  Dando frente á este establecimiento se halla el de instrucción de las niñas encomendado á las hijas déla Caridad; no es en su clase menos digno de alabanza que el de que acabamos de hablar.  Con la escasa retribución de 4,047 reales  Vn.  Anuales pagados por el ayuntamiento  Y unas insignificantes rent.  Que prod.  Las [fincas designadas por su fundador, lo mantienen estas dignas hermanas en el mas brillante estado de decoro, y prestan á las discipulas la enseñanza de todas las labores propias de su sexo, instruyéndolas también en la lectura y escritura: lo mismo que en ía Escuela Pia, tienen educandas internas al cuidado de una directora, cuya religiosa llenaba tan cumplidamente sus deberes, que cada dia se complacían mas los padres de familia que podían encomendarle la educación tan espinosa de una hija.  Pero desde el año de 1843, coartadas sus facultades, ha desaparecido con disgusto del pais y sentimiento de las familias la brillante educación que proporcionaba, muy análoga á los adelantos de la época y sustituidola con otra menos conforme á los mismos.  Los sacerdotes del Noviciado de Madrid que desde su mansión dirigen la clase de establecimientos de que hablamos , creyendo que habíamos vuelto á los tiempos de su dominación , se han entregado muy prematuramente á la lisonjera esperanza de ser otra vez los mentores de la infancia , y han dado principio á su obra introduciendo una enseñanza muy impropia de nuestros dias.  Al efecto han prohibido á las hermanas de la Caridad que en sus escuelas se conozca la música, el dibujo y otras bellas artes , de suerte que jóvenes que aprendían el piano y el canto, se han visto en el caso de abandonar este ramo de instrucción.  Llamamos seriamente la atención del Gobierno para que ponga un término á la influencia funesta, cuando es eselusiva, de dichos sacerdotes haciéndoles entender que en el dia todo cuanto se refiere á la instrucción pública debe es tar bajo la vigilancia y fiscalización de las autoridades que representan en cada provincia  El poder público, y recomendamos muy particularmente á las de Huesca para que evitando el retroceso en la educación adoptada en el colegio deque hablamos, vuelva á aparecerel brillante método que habian planteado antes que los referidos sacerdotes del Noviciado se entrometieran en ejercer de nuevo facultades omnímodas, incompatibles con el sistema que hoy rige á la nación española, tanto mas cuanto que dicho método forma un ridículo contraste con los adelantos de la Escuela Pia, en la que cada dia mejora la enseñanza, como dejamos sentado, á pesar de que la benéfica institución de San José Calasanz, ha dependido de la ant.  Dirección de Estudios, y hoy depende del ministerio de la Gobernación.  Poseidos del mas íntimo convencimiento á favor de la necesidad de esta medida , hemos emitido francamente nuestra opinión, que no puede por cierto tacharse de parcial, puesto que es bien conocida en el pais la protección que siempre hemos procurado dispensar á este colegio, en el que tampoco encontramos otra cosa (pie no sea digna del mayor elogio: próximamente ascienden á 3 0 las educandas que en él existen, y para recibirlas con la decencia que lleva por tipo esta casa, se han visto en la precisión de darle un ensanche considerable, sin que para ello hayan reclamado auxilio de ninguna clase, prueba bien inequívoca de su igualmente buena administración.  Como hemos manifestado , hay en estaciudad  Silla episcopal y cated.  Con su cabildo de que vamos á ocuparnos ahora: se compone de 4 dignidades y 12 canongias, de cuyas prebendas hay algunas vacantes, 1 capitulo ecl.de 3 vicarios, 3 racioneros llamados de tolla, 2 medios racioneros, 11 beneficiados de al tar, 2 sacristanes, 1 organista, 4 músicos cantores, 4 infantes y varios dependientes y capilleros.  En la caled, se halla la única parr.  Que tiene la ciudad que describimos, cuya cura de almas reside habitualmente en el cabildo; una desús dignidades con el título de capellán mayor es el cura párroco, el cual para el mas exacto cumplimiento de su ministerio, tiene los 3 vicarios arriba espresados: según dijimos, la iglesia  Parr.  Está en un atrio que forman las 2 puertas que hay para entrar en la cated.  Por su fachada principal, y es una capilla capaz y muy buena, á cuyo frente, cerrada por una verja de hierro, está la pila bautismal: para mayor comodidad de los hab.  Se divide la población  En 3 cuartones distinguidos con los nombres de la Seo, San Hipólito y Arrabal, y cada uno de ellos está á cargo de au vicario respectivo; en los 2 últimos hay capillas anejas de la del 1.° para tener el Señor Sacramentado, y provistas de lo necesario por la cated.  Ademas de esta iglesia  Se hallan abiertas con culto público la referida de San Hipólito y la del conv.  De San Francisco, que se habilitó con orden superior, como la única que hay en el espresado cuartón del Arrabal; las de los conv.  De monjas capuchinas y de Santa Clara; la de los escolapios, á la que se ha trasladado el altar mayor de la de los Paules que es rauy bueno, la del hospi- !al, bastante bellas las 4 , aunque no contengan grandes méritos artísticos, ni objetos de particular mención ; y por último 3 capillas particulares, una en la casa de las hermanas de la Caridad, y las 2 restantes inmediatas á la plaza del mercado dedicadas á San Bartolomé y Santa  Ana: el cementerio ocupa un parage ventilado fuera de la población  á 1/2 cuarto, poco mas de dist.  De la misma.  Dentro de ella, en la parte llamada del Arrabal y su calle délas Fuentes, están las principales de estas que proporcionan las aguas para beber los veciudad  Y de las que se surten igualmente que de las del r. Ver© para los demás usos domésticos; son todas de muy buena calidad, pero merecen la preferencia las de la fuente del Vivero, que viniendo por debajo del repetidor. , brotan por un caño que tiene una de sus azudes ó presas situado  En frente del centro de la c, siendo preciso[bajar á ella por una escalera de tablas sujeta á la misma presa por unas cadenas ; hay otra distinguida con el nombre del abrevadero, por • que deposita sus aguas en un largo pilón donde abrevan las caballerías, desde el cual van á parar á un lavadero cubierto por su alrededor para los dias en que no puede hacerse en el r. aquella operación, y otra en la Tallada fuera del portal de Monzón al estrerao opuesto. (VER MÁS EN ORIGINAL)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.