HISTORIA DE BAÑOS DE CESTONA , PROVINCIA DE Guipuzcoa, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Guipuzcoa

Historia de Guipuzcoa


 


>



PUEBLOS DE Guipuzcoa

Historia de Guipuzcoa

Localización de BAÑOS DE CESTONA , Guipuzcoa


MAPA DE BAÑOS DE CESTONA , Guipuzcoa
COORDENADAS GPS:
43.239441 , -2.258113

BAÑOS DE CESTONA   (HISTORIA) .
  - Guipuzcoa.


Datos de la localidad:

     los baños termales de Guesalaga, conocidos comunmente bajo el nombre que encabeza el art., se hallan en la provincia  De Guipúzcoa, partido  Jud.  Do Azpeitia y término  Jurisd.  De Cestona.  Su srr.  Es á la izquierda  Del r. Urola, entre dos cordillerade montañas de naturaleza caliza, cuya configuración particular, combinada con los árboles de que se ven pobladas , y con el esmero del cultivo, forma un aspecto ó panorama muy pintoresco; el CLIMA es suave, y durante la primavera es muy deliciosa la estancia en esle establecimiento.  El nacimiento de las aguas está on la misma peña caliza y á la altura del álveo del Urola, de modo que para dar salida á las aguas do las bañeras y evitar las innundaciotics en tiempo de avenidas, se ha elevado desde su origen un conducto vertical que tiene de alto 9 pies: son 2 los manantiales, uno que da por minuto 44 cuartillos de á 20 onzas, cuyo caudal aumenta en el invierno hasta 49 en el mismo espacio de tiempo, siendo su calor 29" 11.; el otro da 17 cuartillos , pero es alterable esta cantidad, que en tiempos lluviosos se cuadruplica, disminuyéndose por consiguiente el calor: del primero se surte á 7 bañeras, al chorro ó ducha, y á la fuente de beber; del segundo solo se llenan 2 bañeras.  Recientemente se ha construido otro edificio con su departamento de baños de agua dulce, calientes y frios, separado solamente del ant.  Por su hermoso paseo con galería cubierta, por encima de la cual se comunicarán los dos mediante otro cuerpo que sobre el existente se está edificando, y quizás se hayáaoslas horas concluido.  El establecimiento es muy capaz, y pueden hospedarse en él, después que se ha concluido la obra nueva, 210 personas; tiene hermosos y cómodos cuartos con toda la independencia apetecible; la asistencia es esmerada , pues ademas de los criados necesarios de ambos sexos, hay otros en los tránsitos para cualquiera que llame: los cuartos están ricamente alhajados, sin que falte nada de cuanto pueda apetecerse aun en su propia casa: para las señoras y ancianos ha solido destinarse el primer piso, si bien es cierto que durante la temporada se falta á voces á este orden con motivo de la concurrencia. Hay ademas en el nuevo departamento disposición para servirse la comida por su cuenta el que no quiera acomodarse á los precios de la casa, que son 20 reales  Diarios por comida y asistencia en primera mesa, 10 en la segunda, y 12 en la tercera. Eu la primera, después del desayuno que se sirve á placer de los bañistas , se ponen 4 principios á mas de los cocidos con dos sopas y sus correspondientes postres, y por la noche ensalada, huevos pasados por agua y 4 platos fuertes con sus postres , dándose en cualquiera hora del dia caldos, agua con bolado , chocolate ó dulces por las tardes: la segunda mesa se sirve con 2 principios, y con uno la tercera , con todo lo demas correspondiente.  Hay ademas en la orilla der.  Del r. y sobre el puente á una dist.  De 1,000 pies desde el cuerpo de los baños, otra casa destinada á hospedería, pero independiente de los baños, y perteneciente á otro dueño; en ella pueden alojarse hasta 70 personas: el trato es muy bueno y aun para algunos preferible al del establecimiento: los pobres suelen hospedarse en los muchos cas.  Inmediatos. Los baños están servidos por un bañero y una bañera muy prácticos , con sus criados y criadas prontos para lo que pueda ocurrir: cada baño cuesta 8 reales  Inclusa la ropa para secarse, y por beber las aguas se pagan 12 en toda la temporada.  Hay uu magnífico salón de recreo que por las noches se destina para bailes, con un elegante piano y algunos otros instrumentos para los aficionados: tiene cl empresario varios jue Gos á disposición de los bañistas, y aun piensa adquirir una barquita á fin de que por el r. puedan ir á Cestona.  En la capilla del establecimiento, que es muy cómoda y capaz , se dice misa todos los dias de precepto. PROPIEDADES FÍSICAS.  El agua'medicinal de Guesalaga es limpia é incolora , diáfana, sin olor, de sabor salado , ligeramente amargo, algo mas cuando se enfria, y entonces su color suele sor opalino, un poco untuosa al tacto, se cubre cuando se la deja en quietud de una ligera telilla irrisanle , y desprende unas burbugitas que se rom pon en la superficie; después de algunas horas de embotellada ha despedido á veces al destaparse, según observó el Sr.  Cearrote, olor á huevos podridos.  La gravedad específica es mayor que la del agua destilada; y espresando la de esta por 1 , resulta que la del agua mineral es de 1,00-2 siendo la temperatura de 28 á29" de R. ó de 35 á 30 1/4 del centígrado en el primer manantial, y en el segundo de 27 á 28° ele R. ó 33 3 / 4 á 35 del centígrado: ¡a presión barométrica de las aguas es de 26 pulgadas españolas; arrastra el agua muchos copos de un color rojo, compuesto en su mayor parte de hidro carbonato-férrico y ácido carbónico.  Estas aguas salinas no tienen uso alguno doméstico; pero se estraen en cantidad considerable, llevándose á las tres provincia  Vascongadas y Navarra, á los pueblos fronterizos de Francia y aun al interior del reino para usos medicinales. PROPIEDADES QUÍMICAS Y ANÁLISIS.  Por los trabajos practicados en febrero de 1845 por los doctores, D. Antonio Moreno y D. Diego Genaro Lletget, resulta que estas aguas no producen ninguna alteración en las tinturas de malba y tornasol, ni tampoco en la de palo brasil ó Fernambuco.  Se enturbian ligeramente con el agua de cal , y añadiendo bastante esceso de agua mineral, desaparece solo en parte el precipitado.  Con el carbonato de potasa produce instantáneamente precipitado blanco, abundante.  Con el amoniaco puro, se enturbia ligeramente y se produce escaso precipitado , que aumenta según va pasando tiempo.  El oxalato tle amoniaco ocasiona al instante precipitado blanco muy abundante.  El nitrato de plata , ya solo, va asociado al ácido nítrico, da en el momento precipitado blanco en abundancia y como coagulado.  El hidro-clorato-baritico, solo ó con adición del ácido hidroclórico, produce en uno y otro caso abundantísimo precipitado blanco.  Filtrada el agua que se ha tratado ya con el oxalato de amoniaco, y añadiendo á la misma subfosfafode amoníaco, se produce ligero precipitado blanco.  Con la tintura alcohólica de agallas, no hay al pronto ninguna reacción perceptible, fciijM observa tampoco después de pasado algún tiempo: lo mismo sucede tratando el agua mineral con el cianuro-férricopotásico. Herbida por bastante tiempo el agua, se enturbia ligeramente y produce escaso precipitado; hace también escasa efervescencia con los ácidos nítrico y acético.  De estas observaciones pasaron los espresados señores á hacer el análisis de las aguas, y de él resultó que cada libra tle 16 onzas del agua mineral, contiene varios cuerpos y en las cantidades siguientes: Cloruro de magnesia .  0'78 granos. ídem de calcio 0'73 ídem de sodio 46'4 Sulfato de cal 1G*7 ídem de sosa 4'8 ídem de magnesia 1'47 Fosfato de cal 1'8 Bi-carbonato de cal o'5 ídem de magnesia 0'47 Oxido de silicio 0'7 Existe también en dichas aguas una materia orgánica particular y como bituminosa , cuya corta cantidad no les permitió estudiarla bastante para fijar su naturaleza y proporción. No obstante las observaciones practicadas , creyeron probable dichos señores , que el agua al salir de su manantial contenia mayor cantidad de ácido carbónico, que la hallada en su análisis. VIRTUDES MEDICINALES.  Las aguas de Cestona aceleran la circulación , son purgantes por lo general ala dosis de dos á cuatro vasos , que puede aumentarse hasta 0 , 8 y 1 0 ; promueven la secreción de la orina y el sudor, máxime si las dosis son crecidas: en baños escitan también la generalidad obrando inmediatamente sobre la piel, en la que pueden ocasionar efectos revulsivos, y calman el estado de eretismo nervisioso. Se usan en baños , bebidas y chorro, y son muy notables sus virtudes en los catarros reumáticos crónicos, con gestiones linfáticas, escrófulas y lombrices ; aprovechan á los de temperamento linfático , siendo eficacísimas en los reuma tismos musculares, articulares y nerviosos; han producido varias veces muy buenos efectos en los golosos y paralíticos: son también útiles en las enfermedades crónicas del tubo digestivo , en las del hígado y bazo, en los vicios de las digestiones, en los infartos glandulosos, en las lesiones de la matriz y la cristitis, sobre todo si es producida por una retropulsiou reumálica , asi como en los anquilosis incompletos, retracciones tendinosas, heridas de armas de fuego, clorosis, leucorrea, histerismo, tericia , anafrodisias, relropulsion de la gota, herpes etciudad CONTRAINDICACIONES.  Como no basta conocer los casos en que e.«.tan indicados los medicamentos, sino que también han de apreciarse las circunstancias en que puetlen'ser infructuosos ó perjudiciales , debemos manifestar que no convienen estas amia.-, á los tle temperamento sanguineo-nervioso muy irritables, ni aprovechan en bebida á los biliosos ni á los vivos de genio ; dañan en las flegmasías agudas y crónicas del canal intestinal y aparato respiratorio, en la tisis, en los casos de demacración general ó de supuraciones internas, en los aneurismas del corazón y grandes vasos , y por último, son malas y perjudiciales á los predispuestos á un ataque apoplético. PRECAUCIONES GENERALES PARA su uso.  Los pictóricos deben sangrarse antes tle bañarse , ó cuando menos someterse á un régimen atenuante, y después tomarlas como purgantes por 6 ú 8 dias consecutivos : los debilitados por sus largos padecimientos principiarán á usarlas en muy corta dosis, mezclándolas ó terciándolas con agua de cebada, ó con algún olro cocimiento mucilaginoso.  Estos ú'limos tomarán baños do 1 / 4 de hora á lo mas , alargándolos con observación según que las fuerzas vayan recuperándose, y al contrario tle los primeros, se someterán á un plan de alimentos nutritivo y de fácil digestión , haciendo unos y otros mucho ejercicio al aire libre y á las horas del dia de menos calor.  La temporada de estas aguas principia en primero de mayo , y termina el último dia de octubre, siendo su mejor época desde mediados de junio, hasta Unes dé agosto; esto no obstante, como la estación no es siempre igual en este pais, debe advertirse que cuanto mas seca y despejada está la atmósfera , es cuando sus virtudes se hacen sentir con mas intensidad.  Sin embargo, la observación constante, suministra también ciertas reglas para cada una de las enfermedades : en los catarros reumáticos crónicos, debe, principiarse por tomar 4 dias las aguas, aumentando poco á poco las dosis , para después hacer uso de los líanos que sue- Jen bastar 7 ; pero convendría que á estos siguiesen otros 3 ó 4 días de bebida, y con dos de descanso , tomar otra tanda de 7 baños, siempre que el sugeto rto esté muy debilitado, ó que de su uso no resulte alguna estilación local ó general de merecida consideración: en las congestiones linfáticas deben asociarse ó por lo menos alternarse las aguas en bebida con los baños, haciendo uso al mismo tiempo como bebida á pasto, del agua ferruginosa de Lasao , que nace cerca del establecimiento; en esta enfermedad debe tomarse el mayor número posible de baños, acudiendo por lo tanto al principio de la temporada, para poder al fin de la misma tomar algunos (le mar que se ha observado son eficasísimos después del uso de estas aguas, teniendo la precaución de que medien 15 ó 20 días de unos baños á otros : para las escrófulas se administran en los mismos términos y bajo las mismas condiciones que para las congestiones linfáticas , evitando toda oscitación exajerada que pudiera conducirá los tejidos, á la inflamación y lo (pie seria peora la supuración : las afecciones verminosas se combaten bebiendo G ú 8 dias las aguas en dosis crecientes, teniendo cuidado de disminuirlas en un orden inverso hasta llegar á la que dio principio: los reumas musculares , articulares y nerviosos, ceden á los baños, tomados por 20 ómas dias, conforme á su rebeldía y fuerzas del* paciente, siendo muy del caso, que sí el sugeto es estriñido de vientre, haga uso de las aguas en bebida al principio, medio y fin de los baños por 2 ó 3 dias cada vez; pero es muy conveniente que medie algún tiempo desde el estado agudo en que suelen principiar estas enfermedades, y el uso de los baños , pues los contraindica toda reacción febril ; en los gotosos conviene solo los baños tomando de 10 á 1 4 , procurando suspenderlos du Rante los ataques: para las parálisis bastan tle 7 á 10 baños, bebiendo todas las mañanas las aguas , y mejor ardes de principiar los baños por igual número de dias y en dosis purgantes ; mas no son convenientes , ínterin no se presuma que el derrame ha sido absorvidp (cuando dicho efecto reconoce esta causa), y falten en el sugeto la mayor parte de las señales (pie constituyen la disposición aplopética, cucuyo caso se usarán solo las aguas : en las enfermedades nerviosas del tubo digestivo se lomarán en bebida por G ú 8 días, concluyendo cou igual número de baños; del mismo modo se administrarán en las enfermedades del hígado, bazo é infartos glandulosos, cuidando en estos últimos casos de mezclarlas con caldo de pollo ú otras tisanas análogas, cuando en su estado de pureza las resista el estómago ó estimulen demasiado: para las lesiones de la matriz se administran en baños, bebida y aun en inyecciones; para las cristitis reuuftticas suelen bastar los baños, y aunque en algunos casos pueden beberse las aguas, no es siempre prudente usarlas de este modo : en la clorosis, leucorrea, histerismo é delicia, convienen las aguas y baños por 15 ó 20 dias, asociando en estas 4 indisposiciones, como bebida á pasto, las aguas ferruginosas de Lasao, que por mañana y tarde, cuando el tiempo lo permita, se deberán beber en la fuente.  El chorro ó ducha tiene aplicación , ya solo , ó mejor asociado á los baños, en los anguilosis incompletos, en ¡as retracciones tendinosas y en ciertas heridas de armas de fuego recibido en la parte aféela, por 0, Sólo dias.  En la nnafrodisia se usarán en baño y bebida, y en la relropuLion de la gola, reumatismo y herpes, solo del primer modo.  Otras aplicaciones l¡enen estas aguas para muchas enfermedades que por no ser demasiado estensos no comprendemos en el présenle artículo, j. - ... ;Í¡ -•<,;•': •.  - ivt >ts e¿*?cÍJfVi »>•"<••.**>. PRECAUCIONES GENERALES DURANTE T DESPUÉS DE SU uso. Después de beber las aguas se recomienda el ejercicio por un cuarto de hora para en seguida volver á tomarlas, sieudo su dosis uno ó dos vasos, regulares cada vez, en cuyo intermedio se tlan algunos paseos en la galería del establecimiento ó en su arboleda: operación que se puede repetir por lo general hasta cuatro veces.  Deberán tomarse por la m o.; n i eu ayunas, y dejar pasar una hora por lo menos para el desayuno.  Cuando se necesita aumentar su acción purgante , se hará con sal de higuera, ó con alguna otra sal neutra.  También es conveniente tomar los baños desde las cuatro de la mañana , basta las dos de la tarde , que son las horas mas cómodas, y cuando las aguas tienen mas calor, debiendo cuidarse no ¡r acalorados al baño, asi como abrigarse á su salida , y luego descansar una hora en su cuarto, ó mejor aun en la cama.  Es prudente ser moderado en la comida durante osla medicación, como en todas las estimulantes , para dar mas tiempo y libertad ala naturaleza, a lin deque elimine completamente el principio ó agente morboso, loque no podría hacer con lauta facilidad, ocupada en digestiones laboriosas. Los efectos de estas aguas suelen ser palpables desde los primeros días de su uso; mas todas las virtudes de que son capaces, deben esperarse hasta después de (lasados cuarenta dias de haberlas suspendido, y por consígnente el régimen que proponga su médico director , uo debe abandonarse hasta este tiempo. La concurrencia anual se calcula de unas 800 personas para ñaños, siendo menor el número tle que van solo á beberías. Desde el año de 1842 en que hay director, se habrá aumentado la concurrencia en el número de 200 personas. Equivalen estas aguas , con la diferencia de temperatura, á • as de Arnedillo , en Castilla la Vieja, provincia  De Logroño ; á las de la fuente del Rosal ó boleta, en la provincia  De Cuenca, aunque estas se hallan mas saturadas do principios minorali/.adores ; á las de la Hermida, provincia  De Santander, menos la temperatura; á las de la isla de Lonja ó Toja grande, provincia  Tle Pontevedra; Y en el estrangero á las de bourbonne los Rain , San Silvain y balaruc (Francia), las de Lúea (Italia) y otras varias de igual composición; mas so puede asegurar sin temor de equivocarse, que por razón de Jo magnífico del edificio y osqui.sito gusto en el servicio, escoden á todas las de la Península y á muchas del estrangero; pudiéndose añadir también que con las obras concluidas durante cl año último, y algunas otras ligeras mejoras con que piensa completarlas su filantrópico propietario j3' Sr.  Marques de Villalegre y de San Milian , competirán con bis mejores de Europa. HISTORIA.  Las de estas aguas data desde el año 1760, en Cuya época después de haber notado los naturales, que en un charco donde nacían aquellas, se revolcaron algunos perros tlel Sr.  Marques de San Milian, que padecían sarna, y quedaron curados a poco tiempo , principiaron á hacer uso de ollas en baños y bebidas, con felices resultados en sus enfermedades. Después de algunos anos procuró dicho Sr.  Adquirir el terreno, y edificó en 1804 el establecimiento que ha ido engrandeciendo poco á poco, en tales términos, que i asi no deja nada que desear.  Los trabajos publicados y de que so tenga noticia sobre estas aguas, son una Memoria de D. Manuel Bernardino tle Aranguren, médico de Tolosa, y de D. Ignacio Antonio de Izeta , que lo era de Cestona, quienes fueron comisionados en 1789, por la diputación feral para hacer el examen y análisis de las mismas ; en ella se habla de dos manantiales que en cada minuto daban 75 libras tle liquido poco mas ó menos, pero esta cantidad disminuyó en la quinta ó sesta parte por Jas grandes sequías de 1785 y 1786: el Sr.  Chavaneau , catedrático de física del seminario de Vergara, publicó sobre los anos de 1817 al 20 , una análisis no muy osada ; pero el trabajo mas a preciable es la erudita Memoria que el Sr.  Cearrote publicó en Bilbao el año] 1822.  A los trabajos tle este distinguido profesor, que es el que ha escrito sobre estas aguas con mas empeño, ostensión y lino práctico, se deben las pocas noticias que se tenian hasta el año 1843 , en que su actual director interino el Dr. I).  .losé Salgado , publicó algunos apuntes en la (¡arela de Madrid , tomados do la Memoria que con igual fecha dirigió á la junta suprema de Sanidad tlel reino.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.