HISTORIA DE AVILA, PROVINCIA DE Avila, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Avila

Historia de Avila


 


>



PUEBLOS DE Avila

Historia de Avila

Localización de AVILA , Avila


MAPA DE AVILA , Avila
COORDENADAS GPS:
40.656410 , -4.700426

AVILA  (HISTORIA) .
AVILA  - Avila.


Datos de la localidad:

    Intendencia que puede considerarse de antigua y de nueva creación, compuesta de 3 9 9 población, de las que 2 41 correspondían á la ant.  Prov.  De Avila; 1 3 8 á la de Salamanca; 12 á la de Toledo y 8 á la de Segovia.  Al observar que han sido agregados á la actual intendencia pueblos que antes de la división territorial de 1 8 3 3 á otras correspondieran, se Conoce sin gran dificultad, que han de presentarse bastantes Complicaciones para trazar la historia del movimiento de la población  Y de la riqueza.  Era antes Avila provincia  Que figuraba ya con este nombre, y sin embargo no hemos creído oportuno publicar un art.  Separado, si bien nos ha parecido indispensable , siquiera sea como recuerdo histórico, presentar en osle art.  De la nueva intendencia algunos datos que se refieren á la antigua.  La Álava ant.  Tiene hoy significación en el orden político y en el orden administrativo, porque el territorio es el mismo, y aun en muchos puntos importantes es igual la representación y la adm.  Pública.  Hemos hablado de Aragón como reino, como provincia  De la ant.  División , porque su territorio hoy comprende sin aumento ni disminución las provincia Ae Huesca, Teruel y Zaragoza, prescindiendo de que con el nombre de Aragón , hoy se significa la división militar y judicial de una ciudad g. y de una aud.  Pero en Avila no sucede lo mismo: la ant.  Prov.  Es muy distinta de la formada en 1 8 3 3 , de suerte que ni en el orden militar , ni en el político, ni en £1 económico, ni en el judicial, pueden tener aplicación á la intendencia del dia, á la intendencia que describimos, los datos y noticias que pertenezcan á la demarcación del terreno antes conocido con el nombre de Avila.  Ya en los estados primero y segundo que comprende el art.  Anterior, aparecen los pueblos agregados de otras antiguas provincia  Y los segregados de los de Avila , para formar con otras población  Las intendencias limítrofes deSegovi.i, Cáceres, Toledo, Salamanca, Valladolid y Madrid.  Estas ligeras indicaciones sirven desde luego para manifestar que es necesario un estudio muy detenido á fin de no incurrir en graves equivocaciones, al presentar el árt.  De la intendencia de Avila.  No basta conocer en época lejana la población  Y riqueza de los 2 9 7 pueblos que formábanla jtit.  Prov, ; no basta saber la proporción en que deben figurar los 5 6 agregados á otras, según hemos manifestado anteriormente; necesario, indispensable nos ha sido examinar datos antiguos y recientes de las provincia  De Salamanca, Toledo y Segovia, para de este modo metodizar nuestras tareas y obtener resultados que dejaran algún tanto tranquila nuestra conciencia.  Por estas segregaciones y agregaciones hemos dióno, que la intendencia de Avila podia considerarse de ant. Y de nueva creación ; de ant., porque desde tiempo remoto existe una provincia  Dicha de Avila, con su representación política, con su organización especial, con su adm.  Separada, figurando en su consecuencia en todos los trabajos oficiales, como terr.  Solo dependiente del Gobierno central; de nueva, porque los pueblos que antes compusieron esta provincia En número considerable han pasado á otras de nueva creación; pjorque población  Antes; de otras intendencias, hoy forman la de Avila, variando én cierto modo no solo la topografía, sino basta la fisonomía de la ant.  Prov.  Con estas importantes variaciones poco pueden servir los datos ant., sobre todo si se considera , como ya en otro lugar hemos tenido ocasión de decir , que al erearse las nuevas intendencias, no se trasladaron á sus respectivos archivos las noticias de los pueblos agregados á otras provincia  Procuraremos, sin embargo, sacar de los datos ant.  El partido posible , principiando desde luego y según el orden que nos hemos propuesto por el examen de la: POBLACIÓN. Primera población.  Refiérese este dato al censo de población De la corona de Castilla en el siglo XVI, censo de que hemos hablado en las pág.  2 2 0 y 6 3 3 del primer tomo, y la 1 1 5 del segundo, esplicaudo la procedencia de este dato, su valor oficial, y la importancia que debe tener para apreciar, en la época áque se refiere, la población  Que se suponía entonces existir en España.  Según se ha dicho, forman hoy la provincia  De Avila pueblos de la ant.  De este nombre, con otros que correspondían á la de Salamanca, Segovia y Toledo: debemos pues examinar el vecindario de estas provincia  En general , y calcular después los veciudad  Que contaban los pueblos con que cada una de ellas ha contribuido á formar la provincia  Que describimos, y de este modo podremos conocer una población  De época ant., en la que si escasean por cierto los documentos, abundan las exageraciones en uno y otro sentido, ya presentando á España pobladacual nunca lo estuviera, ya describiéndola enunestado de decadencia y abatimiento que apenas puede ni comprenderse ni esplicarse.  En el dato de 1 5 9 4 , censo hecho para el repartimiento y distribución del donativo de millones, documento el mas fidedigno de la época, ya porque todos los pueblos estaban interesados en que no se hiciera agravio en la distribución. Segunda población.  Refiérese como indica la fecha, á los trabajos del conde de Floridablanca , ó sea el censo de 1787, y desde luego sorprende que á la populosa provincia  De los siglos XV y XVI se presente en contraste la provincia  Del siglo XVIII, disminuida en población  Tan considerablemente; antes con 1 8 3 , 1 4 0 almas; en la época queahoranos ocupacon 1 1 7 , 8 2 4 , ó sea una diferencia de menos, de 6 5 , 3 1 6 .  Como nosproponemosexaminar muy detenidamente el progreso ó decadencia de la población  Española, muy particularmente desde la época de la dominación romana, combatiendo la opinión de los Alvarez , Osorios , Arriguibares , Cadahalsos, que señalaron á España 7 8 , 52 y 50 millones de hab.  , trabajo para el que ya hemos reunido importantes materiales que utilizaremos al terminar esta obra, boy vamos á concretarnos á la provincia  De Avila, rica y poblada en lossiglos XIV y XV, principiada ádecaer en el siglo XVI, para presentarse en el siglo XVIII y principios del XIX postrada y abatida hasta el último punto.  Sensible fuéquelos 3 grandes acontecimientos de la reunión de las 2 coronas de Aragón y Castilla, la conquista de Granada y el descubrimiento de las Américas fueran la señal de la decadencia para un pueblo digno por sus esfuerzos de mejor fortuna: el fanatismo religioso presentó exigencias funestas á los intereses materiales de la nación española, preocupaciones políticas arrancaron decretos de esterminío cuando mas necesitaba este pais de calma y de reposo, no solo para reponerse de las pérdidas que le causara una invasión estrangera, sino para curar las heridas todavía no cicatrizadas délas luchas intestinas que provocaron bastardas ambiciones, durante los últimos 6 siglos, desde el XI al XVI, épocas de triste recuerdo por haber dado las minorías de nuestros monarcas ocasión ó pretesto á todo género de intrigas.  Como sino bastaran para perder á este pais las intempestivas reclamaciones que á nombre de la religión se hicieron, como sino fueran suficientes para arruinarle las medidas que adoptaron los monarcas, á fin de arrancar de su suelo los elementos de prosperidad que tenia: la riqueza ficticia que adquirió España con la conquista de las Americas, contribuyó también poderosamente á que se vieran muy luego abandonados los campos y desiertos los talleres.  Si al menos los caudales que de América venían hubieran servido para facilitar las comunicaciones de nuestro pais por medio de caminos y canales, para levantar grandes establecimientos industriales y con sus prod.  Abastecer los mercados de nuestras posesiones de Ultramar, hubiéramos visto á España al perderlas Américas, industriosa y floreciente. Pero sucedió por desgracia lo contrario ; coincidí*) con las persecuciones por opiniones religiosas la decadencia de nuestra agricultura y el abandono de nueslra ind., y como consecuencia natural y forzosa de la marcha del Gobierno vinieron los pueblos al estado de abatimiento con que se presenta durante el siglo XVIII la provincia  De Avila: sobre este pais escribió en 1804 una estadística (de que hablaremos mas adelante) en virtud de orden superior, D. Ber nardo de Borjasy Tarrius, oficial entonces de la sección primera del Departamento del Fomento General del Reino y de la Balanza del Comercio, mas tarde Director de Loterías y Senador apreciado tanto por sus vastos conocimientos, como porsus virtudes; hoy, como otros muchos hombres de mérito, en el olvido y abandono, á pesar de sus talentos, de sus servicios y de sus compromisos.  Posteriormente eslendió el Sr.  Tarrius sus trabajos estadísticos sobre la misma provincia  En una obra inédita y que existe en nuestro poder, manuscrita, hace ya bastantes años (*). En estos trabajos, como prueba de haberse disminuido considerablemente la población, dice el Sr.  Tarrius eme la v. de Cebreros llegó á tener 5 , 0 0 0 vec, reducidos en el año de 1803 á 500, y en el 1842, según la matricula catastral, á 5 8 5 ; que la V. de Tiemblo ya reducida á la miseria contaba 1,500 v e c , á principios de eslesiglo tenia solo 4 0 0 , y en el dia figura por 348: que Madrigal llego á tener 4 , 0 0 0 veciudad  Y hoy solo cuenta 5 0 0 . Pero prescindiendo de estos datos del Sr.  Tarrius, presentados después de examinar documentos fidedignos, se conoce la de- _ ( 1 Este manuscrito que honra la inteligencia y laboriosidad del &r.  Tarrius, fué adquirido por el autor de esta obra en el aíio de 1839 Por un obsequio que le hiciera el Sr.  D. Agustín de Blas , oficial que S rf S'm° d < !  ' m i n i s , P r i o d c l a Gobernación , muerto en i 840: era el ¡ .  C " ' a s hombre entendido y laborioso, en cstremo aficionado á la ciencia de la estadística : aprovechamos esta ocasión para tributar a su amistad el debido homena-e.  Pueblos.  Año de 1530.  1646.  1694. Avila.  .  .  . Arévalo.  .  . Madrigal.  . Mombeltran. 1523. 1123.  9 6 5 . 292. 254.  3 3 5 . 626. 217. 4 2 5 .  3 0 4 .  2 7 1 . Asi caminaba rápidamente el descenso de la población  En el siglo XVL y como la disminución continuó en los siglos XVII y XVIII, no debe estrañarse que los pueblos que hoy forman la provincia  De Avila figuren en 1787 con tan escaso número de habitantes. Tercera población.  Es laque se desprende del censo de 1 7 9 7 , censo en el que se asignan á las 4 provincia  á que corres- Eondian los pueblos que hoy forman la de Avila, el número de ab.  Que sigue : Avila 118,061. Salamanca , 209,988. Segovia 164,007. Toledo.. , 370,641. 8 6 2 , 0 9 7 . Resulta mas disminuida en general todavía la población  En el censo que examinamos , apareciendo los pueblos de la actual provincia  De Avila con 1 1 2 , 9 0 9 hab.: ni es de estrañar esta disminución porque en los trabajos del Sr.  Tarrius, aparece siempre descendiendo el número de almas, movimiento que siguió en el mismo sentido hasta en 1804, como aparece del estado siguiente sobre él (*). Movimiento d é l a población  En l a provincia  De A v i l a en el decenio de 1 7 9 5 á I S O I . Anos.  Muertos.  Nacidos.  Matriculados. 1 7 9 5 .  .  .  .  3 , 0 1 1 .  3 , 7 0 9 .  9 9 3 . 1 7 9 6 .  .  .  ' 2 , 8 5 1 .  4 , 0 4 8 .  8 8 0 . 1 7 9 7 .  .  .  .  2 , 9 6 5 .  4 , 2 2 8 .  943. 1 7 9 8 .  .  .  .  4 , 2 4 4 .  3 , 8 9 1 .  7 9 2 . 1799. .  .  .  3 , 7 9 2 .  3 , 7 2 0 , 9 á 4 . 1800. .  .  .  3 , 8 0 7 .  3 , 8 5 5 .  817. 1801. .  .  .  3 , 7 7 9 .  3 , 5 9 9 .  9 5 0 . 1 8 0 2 .  .  .  .  4 , 4 3 1 .  3 , 6 2 3 .  817. 1 8 0 3 .  , .  .  4 , 8 5 1 .  3 , 5 2 2 .  8 3 1 . 1804. .  .  .  8 , 5 1 4 .  2 , 8 0 7 .  6 7 8 . Sumas.. 4 2 , 2 4 5 .  3 7 , 0 0 2 .  8 , 6 2 5 . Con estas esplicaciones no sorprende ya la decadencia de la población  De la provincia  De Avila , y lejos de eso se esplica fácilmente como en los siglos XVII y XVIII y principios del XIX, bien ipie en este último por el hambre "y la peste que á este pais afligiera, se ha disminuido de un modo tan considerable. Cuarta población.  El mismo aumento observado en los trabajos de 1 8 2 6 , respecto á la provincia  Que hemos descrito, aparece en la de Avila, en la que la población  De 1 1 2 , 9 0 9 almas  Del censo de 1,797, se aumenta hasta el número de 157,119 hab. La provincia  De Avila, ant., que presenta al terminar el siglo XVIII 118,061 almas, ofrece según los esfuerzos de la policía en el referido año 1826, 1 5 3 , 4 7 9 ; laprovinciade Salamanca con 2 0 9 , 9 8 8 individuos, en 1797, aparece en la época á que nos referimos con 2 7 2 , 9 8 2 .  Segovia ve aumentar sus 1 6 4 , 0 0 7 almas  Al número de 2 2 1 , 3 7 9 , al paso que Toledo ofrece 4 8 5 , 2 0 3 individuos en 1 8 2 6 , cuando en 1797 solo figuraban 3 7 0 , 6 4 1. Cada vez admiramos mas los esfuerzos que se hicieron para conocer la población  Española por las oficinas dependientes de la policía, y cada vez sentimos mas también que no se tomaran aquellos trabajos como punto de partida para nuevas y mas O Este estado figura en la obra inédita del Sr.  Tarrius. Cadencia de la población  De esta provincia  Con solo leer las notas comparativas de los años 1 5 3 0 , 1646 y 1 6 9 4 , tomadas de los libros que servían para el encabezamiento de alcabalas y repartimiento del servicio militar. (VER MÁS EN ORIGINAL)




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.