HISTORIA DE ARQUILLINOS, PROVINCIA DE Zamora, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Zamora

Historia de Zamora


 


>



PUEBLOS DE Zamora

Historia de Zamora

Localización de ARQUILLINOS , Zamora


MAPA DE ARQUILLINOS , Zamora
COORDENADAS GPS:
41.708904 , -5.656040

ARQUILLINOS  (HISTORIA) .
VILLALBA DE LA LAMPREANA  - Zamora.


Datos de la localidad:

    vecindad con ayuntamiento de la provincia, adm de rent y rtíheM íle Zamora (i leguas), audiencia territorial y c g. de Valladolid (1 :>), dioc de Santiago (CO): Situación en un llano de bastante estcnsion , aunque interrumpido liácia algunas partes por al gun pequeño y poco elevado cerro; v d la márgenes der! de un arroyo llamado Salado : le balen todos los vientos y es su Cuma sauo, padeciéndose únicamente algunas tercianas y
    especies, muchos de ellos útiles hasta para la construcción naval , de arbustos y mata baja, de plantas aromáticas y medicinales, y desusianciosas yerbas de pasto; por entre medio de las espesuras y en los puntos mas culminantes descuellan multitud de capillitas, ermitas, algunas barracas, y las ruinas de un ant. cast, obra de los árabes. También se encuentran en estos cerros muchas maderas fusiles, canteras de tierra de pipo, y de piedra de una clase la mas especial para ruejos de molino ; pero lo que llama mas la atención y es digno de visitarse por las bellezas naturales que encierra, e» la cueva que ocupa el hueco de la montana en cuya cima se ve la torre de Moscot, dist. 2 leguas al SE. de la pobí. Entre varios salones divididos por columnas ó por otros restos de cristalizaciones, ostenta en «lia la naturaleza uno de sus mas prodigiosos elaboratorios: cuerpos regulares de arquitectura, columnas de diferentes órdenes, arcos , cornisas , relieves y otros adornos de gusto y varios géneros son los preciosos ol>jetos (pie alli compone y levanta el agua con la formación continua de estalactitas que suspenden y arrebatan al menos sensible observador. El tránsito á la cueva desde la orilla del mar es una pendiente por la ladera de la montaña y sin mas espacio para el paso que una estrechísima senda, siempre desmejorada y casi perdida en tiempo de aguas: con el bosque á la izquierda y á la der. el monte; la entrada de la cueva tiene la lisura de una albarda y la misma sigue por el interior. Para penetrar en los primeros salones, es precita franquear 2 precipicios donde la calidad verdadera del obstáculo unida á la silenciosa lobreguez que alli reina , inspira horror al mas' osado. Pasado este vestíbulo se recorren sin embarazo todas las piezas de la gruta, pero el piso escabroso y á veces obstruido por los fragmentos de la cristalización y la oscuridad, precisan á ir acompañado de 2 ó 3 manojos de teas y algunos prácticos. Con este auxilio se ve como el agua que se infiltra va formando este ú otro sólido que se levanta poco á poco; y escritos en diferentes puntos los nombres de algunos viajeros que han penetrado en aquel laberinto. Casi cu el centro de la cueva hay 1 balsita de agua liquida que se bebe con mucho gusto, y en el estremo de los salones una altísima y corpulenta columna con las incrustaciones y labores mas preciosas. Debajo de esta primera cueva hay otra que llaman el Infierno, por su hondura y oscuridad, eñ la cual se hallan las mismas columnas, los mismos grupos, y las mismas obras prodigiosas que en la superior , sin otra diferencia que la de conservarse mas blancas y cristalinas que aquellas por no haber Í)enetrado alli con tanta frecuencia las teas y hachones de os viajeros: Prod, trigo candeal y común, cebada, avena, vino, aceite, habas, garbanzos, judias, guijas, cáñamo, hortalizas, frutas, ganado lanar , cabrio, vacuno v de cerda, mn. molinos harineros, telares de lienzos ordinarios, y sayales de lana: fáb. de aguardiente, 2 tintes, 4 caleras, 1 tejar, pesca de mar y elaboración de varios artefactos de palmitos: Comercio: frutos sobrantes y lienzos: rom.. 800 veciudad 4,001 aim.: CAP. IMP.: 393,549 reales: COWTB.Î 40,533 reales 20 mreales ARTABRI : Eslrabon dijo haberse llamado Artabros los que en su tiempo le decían Arrottebas, espresando tener muchas ciudad vecinas de las suyas, en un seno llamado por los navegantes puerto de los artabros : IJabeni Artabri complitres urbes, sitasj uxta sese in sinu, quem qui eo navigant, Arlabrorum Por tus apellan t.. (lib. 3 pág. 15i).Mela nombró también á los artabros muy acorde couEstrobon, describiendo tan circunstanciadamente este seno , que no deja dudar ser el golfo del Ferrol : In Arlabris, dice, sinus ore augusto admission mare non anguslo ambitu excipiens Lambricam tirbem M quatuor omnium ostiœcingit... Espresa aun ser los b'crios los últimos de la linea que forma el O. de España (los de Finisterre), y los primeros en la set. los artabros , indicando asi c'aramente á los de la Coi una y Ferrol. Plinio los coloca en el mismo sí lio sobre el promontorio cellico, aunque respecto á en nombre se opone á la doctrina de Eslrabon , y reprende á los que les llamaron nrtabros, de cuya denominación , dice, no haber existido nación alguna: Gens Artabrum fitas ???qiinm fuit : Arrolrebas enim, quos ante celticum diximus Promontorium hoc in loco possucre manifesto errare, lítteris permutatis. No alcanzamos la razón que tuviera Plinio para espresarse de este modo. Cortés discurre que siendo los oirVibros y los arrotrebas una misma gente, se adoptó aquel nombre , como mas suave en el lenguage usual y quedó estopara los libros. Ptolomeo menciona el puerto de los artabros coló
    candólo 20 , que son 6 leguas españolas al N. del Tambre. Silio Itálico nombra á los artabros entre las naciones que dice componían el ejército de Aníbal. Eslendianse, según Plinio, desde los i\erios hasta los Ladonios , esto es, desde Cabo Villano hasta la v. de ¡llano , que es la ladonta. Plinio re prendió con razón á los que colocaron en Lisboa el promontorio ártabro, confundiéndolo con el Magnoá Olisiponense. El docto Cainpomanes, en su Períplo de Hannon , fundado en la autoridad del P. Sarmiento, colocó el puerto de los artabros en el que boy se llama Muros ó Corcub'um (p. 44).




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.