HISTORIA DE ARQUIJAS, PROVINCIA DE Navarra, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Navarra

Historia de Navarra


 


>



PUEBLOS DE Navarra

Historia de Navarra

Localización de ARQUIJAS , Navarra


MAPA DE ARQUIJAS , Navarra
COORDENADAS GPS:
42.675484 , -2.031247

ARQUIJAS  (HISTORIA) .
  - Navarra.


Datos de la localidad:

    cañada en la provincia de Navarra, raerind.y partido judicial de Estella: Situación á la dcr. del r. Eija , y al E. de la v. de Zuñiga. Historia. Dos sangrientas batallas ocurridas en este punto lo hacen célebre en la historia, y ambas merecen una ligera descripción. Después de haber batido el general Córdova en 12 de diciembre de 1835 dios carlistas, acaudillados por Zumalacarregui, hizo 3 divisiones de su ejército para perseguirlos, y una que al mando de Oráa, marchaba por el camino de Arquijas , al llegar d su ermita los avistó dispuestos A admitir el combate en posiciones ventajosas: retrocedió para combinarse con el general en gefe, y decidieron atacar al día siguiente; pero no lo verificaron hasta el 15, cuya tardanza se opinó haber influido sobremanera en el mal éxito que tuvo la acción para las tropas de la Reina, no obstante su bien concebido plan. De las 3 columnas en que Córdova dividió la infantería, una, mandada por él, debía dirigirse al centro y empezar la refriega sobre el puente de Arquijas, siendo 2 cañonazos la señal; habiéndose reservado este punto como el mas formidable délo» contrarios: Oráa con otra por el pueblo de Zuñiga caería d envolverlos sobre el puente, y arrojados sobre el llano debia batirlos la caballería: D. Felipe Rivero coronel con otra columna, debía pasar un vado en el momento del ataque general; otras 2 brigadas, la una al mando del coronel Gurrea, debia atacar la retaguardia carlista; y la otra, al del coronel Barrera, quedar de>rserva, para reforzar los puntos que lo reclamasen v sostener las comunicaciones entre si; en efecto, partieron d su tiempo cada cual; Córdova tomó posición en la ermita de Arquijas, d uno y otro lado; situó en escalones d retaguardia el gruesode sus tropas sobre las alturas mas ventajosas; colocó al pie de la ermita 2 piezas de montaña; encerró en su cerca los equipajes; mandó3 compañías d ocupar el puente de tablas, y avanzaron algunas de cazadores, sostenidas por otras de la guardia real y de Gerona, y en escalones, desde la ermita al borde ellos, en reserva , la espalda de Zuñiga; en la llanura, entre este punto, Orbizo y Sta Cruz , puso G escuadrones escalonados: advirtió el movimiento de Oráa y colocó 3 batallones alaveses d la espalda da Zuñiga para recibir el ataque; y reuniendo su caballería en el llano, situó en el mismo, frente d Zuñiga, toda su fuerza. Todo anunciaba un choque encarnizado ; y en el campo cristino se esperaba acabar con los carlistas, mientras en el de estos reinaba el desaliento, y la descorfianza de sus gefes, bastando apenas las arengas de su caudillo para llevarlos al combate. Rolo el fuego por los carlistas contestaron los erísimos bajando de las alturas hacia el puente, y muy pronto el tiroteo y las descargas se hicieron violei tas y estrepitosas. Los «distas defendían sus puestos con obstinada resistencia, y con ella se encendía el ardor de los crislinos, de los que algunos con temeridad vadeara,, el r para morir d la márgenes opuesta acribillados d bayonetazos- se" perdieron y ganaron posiciones por unos y otros varias veces; el puente de Arquijas, sobre lodo, fué el teatro de mas encarnizamiento y mortandad ; pues su interés era grando para ambos, y debia costar sangre. Uno y otro gefe desea» ban pasar el puente d sus opuestos lados, para aíli atacarsepero era mutua la resistencia; y Zumalacarregui, que mas empeño tuvo, veía su brio detenido por l batallones que con valor sereno le rechazaban y 2 piezas que jugaban junto al puente. Querían los soldados crislinos avanzar d la llanura donde estaba el grueso de las Tuerzas carlistas ; lo intentaron algunos y fueron rechazados con pérdida; pero Córdova se oponía d este paso, hasta que llegase Oráa por retaguardia del enemigo, y Oráa nunca llegaba: mas de l horas duró este fuego destructor: disminuyóse por movimiento de los carlistas: la ermita de Arquijas y Zuñiga, hospitales de sangre respectivos, estaban llenos de heridos: siguióse la noche y se apartaron de la cercanía de Arquijas. La falta de asistencia de Oráa malogró la acción, sin culpa suya, por que si bien arrollo en su encuentro los batallones alaveses mandados por Iturralde y Villarcal, presentóse Zumalacarregui con los 2 primeros de Navarra y deGuipúzcoa, restableció el combate y obligó aOraaa retirarse faltando asi la señal y combinación deCórdo. va. Esle fué uno délos 3 hechos de armas que produjeron dis gusto en enero de 1835 en la cap. y resto del reino v (,Ue dieron a conocer lo azaroso de la situación, con las 3 desgracias continuadas. La segunda batalla de Arquijas no°fué menos sangrienta que la anteriar, el día 5 de febrero del mismo año, para la cual el general Lorenzo retó d Zumalacarregui con objeto de vengar la sangre derramada en la otra refriega : mucho importaba d este gefe carlista aguerrir sus tropas y mas todavía en un punió donde habían alcanzado glorías' cuyo recuerdo influye sobremanera en el alma del soldadopor eso aceptó tan imprudente reto. La batalla fué disputada por ambas partes sin espantar d ninguno el espectáculo horrible que ofrecía tan atroz encarnizamiento; y los muertos de la pasada que todavía estaban la mayor parte insepultos; sus huesos mondos ó cubiertos de carne negra y fétida, esl'endidos por la campiña y mas hacinados por lasm'drg. del r., donde sin duda luchando con la muerte se se agolpaban para apagar con una gota de agua su última y horrible sed de la afonía. Aunque el ataque se verificó en 3 puntos, el del puente fue el mas sangriento; Lorenzo en persona lo dirigía, y viendo que su artillería no bastaba, d pesar del mortífero fuego, para desbandar d los carlistas, ordenó un ataque d la bayoneta con 1 columna de 1,000 hombres, que pasó el puente, desordenó dios carlistas y les mató al brigadier que les mandaba- pero acudiendo Zumalacarregui á la cabecera de su batallón de Bwb no solo sostuvo á los desbandados, sino que cargando día columna la hizo repasar el puente con precipitacían: un dia entero duró el cho(lue; y conociendo Lorenzo lo estéril de su empeño, se retiro con buen orden sobre la Berrueza, dejando las cercanías del santuario de Arquijas convertido en un osario.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.