HISTORIA DE AMPUBDAN o AMPUBDA , PROVINCIA DE Girona, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Girona

Historia de Girona


 


>



PUEBLOS DE Girona

Historia de Girona

Localización de AMPUBDAN o AMPUBDA , Girona


MAPA DE AMPUBDAN o AMPUBDA , Girona
COORDENADAS GPS:
41.981796 , 2.823700

AMPUBDAN o AMPUBDA   (HISTORIA) .
  - Girona.


Datos de la localidad:

    terr. do la provincia y diúe. de Gerona, partido judicial de Figucras, audiencia territorial ? ? g. de Barcelona; comprende 12 v.. 99 1. y 13 aid., de cuyas dist. entre sí, á la corte, cap. de provincia, audiencia ? ? g., asi como de su estadística municipal y criminal, y de lo concerniente á la población, reemplazo del ejército, riqueza imp. y conlr. que se pagan, se hablará al describir el parí. judicial, que cu su mayor parte abraza osle territorio.

    Situación, Confines Y Cuma. Situación en la parte oriental del ant. principado de Cataluña, confina al N. con el reino de Francia, al 1?. con el Mediterráneo, al S. con el r. Fluvia, y al O. y NO. con el propio r. y el partido judicial de Olot: su circunferencia es de 27 leguas, y cada uno de sus diámetros opuestos que forman las carreteras de Barcelona á Francia, y de Rosas á Olot pasando por Figueras ; tiene 7 leguas : á pesar del frió intenso que se esperimenta en invierno por las nieves de que se cubre el Pirineo, y de los escesivos calores que se csperimenlan en verano, y que no bastan á mitigar las brisas del mar inmediato: el Cuma es sano, contribuyendo á hacerle algún tanto inconstante el viento N., conocido en el país con el nombre de Tramontana, el cual suele dominar á veces con tal violencia, que vuelca los carruagesy diligencias que transitan por la carretera, arranca los mas corpulentos y robustos árboles, agosta en pocos instantes las cosechas mas pingües, y causa unos estragos difíciles de describir, de suerte que puede compararse á los horrorosos australes : estos recios temporales, cuya duración esde cuatro á cinco días, suelen repetirse tres ó. cuatro veces al año: la primavera generalmente es fría y lluviosa, y puede decirse que se pasa repentinamente de un temperamento estremo á otro ; pero en cambio el otoño es muy prolongado y delicioso : aun cuando los vientos del S. y O. no son los dominantes, déjanse sentir con alguna frecuencia, en perjuicio de la vegetación y la salud, y las enfermedades mas comunes son fiebres inflamatorias é intermitentes ; pero estas, que en algunos puntos son endémicas, van disminuyendo á medida que desaparecen los estanques en qtic abundaba el terreno y las producían. Montes Y Sikuius. Dominado el terr. en toda la linea del Norte por los Pirineos, en los que se ven estensos bosques de encinas, robles, acebos y arbustos, y de donde se desprenden innumerables fuentes y arroyos de esquisitas aguas ; tiene ademas elevadísimas montañas, ramificaciones de aquellos: las principales son las de Salinas y Requescns, poblada de acebos, que se hallan en la misma dirección ; la de Rodas al
    E., y la de Mon al O.: en cada una se encuentra un santuario« y en la de Rodas bubo un monast. de claustrales tarraconenses , que se trasladó á Vilasacra, y despues á Figueras: en cl interior se encuentran dos montañas aisladas, de menor elevación que las anteriores; la una llamada Monroig, poblada de espesos bosques de alcornoques, está inmediata al camino que conduce de Figueras á la Junquera; y en su cima hay un cast, que los franceses fortificaron y artillaron en la guerra de la Independencia, para evitar las sorpresas y daños que incesantemente les hacían los somatenes y guerrillas, guarecidos en los matorrales, en tales términos, que por esta razón la llamaban viontana negra ; y al evacuar el terr. volaron la fortificación : la otra, llamada sierra de Santa Magdalena , se halla en la parte del O., es muy escarpada, enreco de toda vegetación , y á su falda se encuentra un santuario, dedicadoaNtra.Sra.de la Salud: en la parte del Pirineo que separa el Ampurdan de la Francia, hay varias cortaduras y collados, por los cuales la comunicación entre los dos reinos es mas fácil y espedita que por el resto de aquellas es cabrosidades; los mas conocidos y frecuentados , son el llamado Coli de Bañuls, el de Ported , el del Vi, el del Morit, yelde Panisas, célebre por haber acampado en él con su ejército el emperador Cárlo-Magno, y por la entrevista que en el mismo tuvieron en el año de 1289 los reyes Alonso de Aragon y Carlos de Francia, para la terminación de la guerra que por tanto tiempo los enemistara : desde el Perthus á la Albera (pueblosde Francia), hay olro collado, que llaman de la Condesa, el cual, según el tratado que en 1765 se ce lebró con la Francia , es neutral para ambas naciones, cuya circunstancia generalmente se ignora en el pais. Muchos valles y cañadas se encuentran en el terr., pero los de mas ñola son los de Llausá y San Quirico de Culera, por sus escelentes vinos, y los de la Serna , Cabrera , Arnera y Albaña. Toda la parte del Ampurdan que eslá á la der. de la carretera que conduce á Francia, es una dilatada llanura que puede considerarse subdividida en otras tantas, cuantas son sus denominaciones , según el term, jurisd. que respectivamente ocupa ; pero de la que no puede prescindirse de hacer particular mención, es de la que se atraviesa 1/2 leguas despues de Pont de Molins, llamada Plá del Coto, en cuyo punto se ven las ruinas de un conv. de Templarios, una ermita con la advocación de Ntra. Sra. del Hourc, y un monumento bastante elevado con una inscripción latina, que recuerda el desgraciado cuanNo glorioso fin del general, conde de la Union, en la batalla que se dio allí los días 17 y 20 de noviembre de 1794 entre las tropas españolas y las de la república francesa. El terreno, del que por falta de brazos queda mucha parte inculta, es generalmente rico y feraz, y se dan bien en él cuantas prod, se encuentran en las ¡lemas provincia de España: por la parte del S. y O. se ven estensos olivares de una lozaniay robustez poco común; por la del Norte dilatados bosques de encinas, robles, acebos, alcornoques y arbustos , que no solo producen maderas en abundancia para construcción, carboneo y combustible, siiio que ademas proporcionan una considerable riqueza con la bellota y el corcho: en todas las montañas, collados y cañadas se crian infinidad de yerbas medicinales, y las corlas do encina y demás arbolado, se reponen con la plantación de castaño», que, si se propaga , asegurará otra riqueza al país por su fruto y buena madera : se cria mucho ganado lanar, cabrio , de cerda y caballar , y no falta caza mayor y menor y toda clase de pesca. La feracidad del terreno hace que no haya necesidad de importar mas géneros que los coloniales y manufactureros , algo de trigo y pesca salada; pero en cambio se esporta mucho vino y aceité, bastante ganado, corcho, maderas, carbon, licores, lana, curtidos y algún prod, químico, siendo los precios de los frutos de un año común, los que se espresan á continuación:

    Trigo 120 reales rarga.

    Aceite 400 id. id.

    Vino 00 id. id.

    Corcho en rama. . 20 reales a.

    Lana 40 id. id.' ¡\.j¡

    Carnero 4 reales n mreales la camm,

    Vaca 4 reales id.

    Tocino fresco ... 5 reales id. , '., ' ^y Id. salado 6 reales id. Ríos, Fuentes I Estanques. La multitud de manantial*»
    como sucede con todos los demás caminos", locales, carretero y de herradura. Industria. Aun cuando los ampurdaneses se hallan dotados de escelentes disposiciones para toda clase de adelantos, no abraza la ind. que se ejerce en el pais tantos ramos como la de las demás provincia de Cataluña, pues se halla reducida á los molinos y artefactos de que se ha hecho mérito, á la fabricación de paños ordinarios , bayetas, alfarería, algunos prod. químicos y otros objetos de primera necesidad; á varias fáb. de tapones de corcho en Agullana, Figueras y otros puntos, á las de curtidos que hay en la última población, y las de hierro, en el Pirineo: siendo de notar, que si de las dos últimas clases no existieran, acaso reportaría mas ventajas el pais y la hacienda pública; pues á su sombra so c*< meten innumerables abusos, (pie al paso que no sirven mas que para enriquecer á un reducido número de especuladores, arruinan á los operarios y comerciantes de buena fe, y privan del sustento á muchas familias. El precio do los jornales en las labores de la agricultura es de 8 a 12 reales, según las esta» ciónos, y el de los artesanos de 6 á 12. Comercio. Limitado el que se hace en el Ampurdan á la venta del sobrante de sus prod., se conducen oslas á los mercados de Figueras y Castellón de Ampurias, como puntos los mas á propósito para el tráfico, por su situado y las demás circunstancias que reúnen. Costumbres. Las de los ampurdaneses, cuyo carácter es vivaz, emprendedor, belicoso y hospitalario con el forastero, se diferencian muy poco do las del resto de Cataluña , si bien se advierte en su trato la proximidad al veciudad reino de Francia: entre sus diversiones, las que mas predominan son el baile (al que tienen una afición que casi raya en frenesí), y los juegos de naipes y de pelota. Historia. El nombre A mpurdan ha quedado á este terrdel de la ant. y célebre ciudad Ampurias, asi como los latinos le denominaron Emporítanus , y antes se dijo do los indiceies ó indigeles por la ciudad Indica -, su denominante primitiva (V. Inoica). Los geógrafos mayores adjudican á estas gentes, que eran las mas orientales do España , toda la costa desdo el Tcr, cuyo r. es el término de los Lalctanos, hasta el Salto Pirenaico. Ptolomco les atribuye en ella el r. Sambroca y el Clodiano, y lase. Emporio' y Rhode, yon lo Mediterráneo Deciana y hincaría. Estrabon, atendiendo sin duda á las cuatro c, que después hubo de nombrar Ptolomco, capitales las cuatro de otros tantos cantones ó distr., espresó que los indigeles estabandivididos en cuatro parcialidades. El poda Rufo Festo Avieno dijo ser esta gente dura, feroz, dada á la caza, yavezadaá los vallcsy bosques, al describir su costa: ^\ Post indigeles asperi se pro/erunt Gens isla dura, gensferox , venatibus Lustrisqitc inherent. Dehiscit illis máximo Por tus sinu, Cavumque late cespitan inrepit Salhtm, Poslquozrecumbil littus indigeticum P'jrencc ad usgue praminentis verticem.

    Sin duda es el golfo de Rosas, del que habla Avieno; y Aa Estrabon , Mela y Plinio resulta su misma doctrina , estendiendo á los indigeles hasta el Pirineo: los últimos de la cosía desdo el Ebro á estos montes los coloca el primero: «Quídam, dice ademas, hablando do los mismos, et extrema pyrenes accoluntusqtie ad iropheca Pompea, per qwr iteres/ ex Italia ín ex/eriorem, quam vacant llispaniam...." tflumen rubrica

    tum.áquo laletani et indigetes'-, escribe él segundo:» Tum iler pyrena-i promontoría Porlus Venera est Sinu Salso, et Cervaria locus, finis Gallicc; concluye el tercero la descripción de la costa, viniendo de Francia á España (V. INIHGÜTES).

    Es de suponer que este fue el pais primero que los fenicios pisaron de nuestra Península: según DiodoroSírulo, apodaron cerca de los Pirineos, donde hallaron tanta abundancia de oro y plata (V. Pirineos), que esta riqueza los cebó mas que todo para establecer colonias á lo largo de la costa ibérica (V. España). También los griegos surcaron sus aguas y colonizaron en esta región (V. Riiode y Emcoria). Por ella vio Roma marchar sobre sí las armas de Cartngo al mando do Aníbal. Vinieron los indigetes á ser do Roma, cuyas armas recibió esta región, la primera de las de España; y después

    17

    que su ejercito fue batido por el cónsul M. Porcio Catón, ya no se libertó de su dominio , que antes tanto odiara, hasta que fue de los invasores del Norte. Fue de los sarracenos, y sin gozar mas su ant. independencia, fue luego de un conde ó de un rey, y quedó reservada para sufrir inmediatamente las rivalidades de franceses y españoles. Cuando Cataluña dio el grito contra el Gobierno de Felipe IV, no son de calcular los males que hubo de sufrir el Ampurdan, particularmente en las repetidas veces que fue asolado por las tropas del Rosellon. No fueron pequeños tampoco los que le afligieron en las guerras de Sucesión, habiéndose declarado por el Austríaco, m despues en la de la Independencia, y en las civiles que últimamente han tenido lugar. Contaba en esta época el A mpurdan 6 batallones de Milicia Nacional, 2 de ellos ligeros y los otros 4 delinea; una compañía dearlillcria, otra de bomberos y alguna caballería; milicia que prestó grandes servicios, ya en las columnas que de ella se formaron, como en los varios destacamentos á que fue destinada, habiendo sustenido por sí sola el obstinado sitio de Besalú contra la division de Uuergué. Parte de esta fuerza quedó desarmada en 1848 , cuando la sublevación de Barcelona, y la restante lofue el año de 1843, á consecuencia del alzamiento por la Junta Central. Como han trabajado áeste pais las guerras, se ha vistoasolado también en diferentes ocasiones por otras calamidades : la gran sequía del año 1333 ; una peste en los de 1347 y 1348, que dejó desiertas algunas población; la langosta que acabó con toda su vegetación en julio de 1358; una inundación en 1431, que dejó casi destruidas las población del bajo Ampurdan ; la gran sequía del año 1541; los terremotos y tormentas on elaño 1612; por cuyos estragos terrorizados los ampurdanetes, determinaron procesiones al Pirineo, cada pueblo á punto determinado y distinto: se reunían en San Quirdo de Colera, y de allí subian á la capilla de Requeséns , tomando en seguida cada uno el sitio que tenia señalado. Al votarse por los pueblos esta procesión se resolvió verificarla cadacuatroaños, para evitar sus consiguientes dispendios; después algunos pueblos la dejaron del todo, y otros la continuaron cada año por vía do diversion. Ademas de las ruinas que ofrecen muchas alturas del Ampurdan, pertenecientes aun á los ant. cast, montanos, que tenían sus ? indigetas, también presentan muchas las torres ó atalayas que edificaron los ampurdaneses para defenderse de las correrías del corsario BarbaRoja i cuyas atalayas eran guardadas por un alcaide con cuatro ó mas hombres, y un perro de presa cada una.

    El título de condado, que goza esle lerr., data desde luego después de haber sido asolado por la invasion agarena. Solnoan, capitán y prefecto de los sarracenos en esta parte de la provincia Tarraconense, para asegurarse mejor en la posesión de su gobierno, resolvió someterse á la obediencia del rey Pipino, cuyas armas victoriosas le hacían temer la pronta pérdida de su estado. Este suceso dio á los reyes de Francia toda la oportunidad que apetecían para restaurar de algun modo los pueblos, y establecer el gobierno mas conveniente á su defensa. Nombraron varios condes á fin de que guardasen los países de que se titularan, por cuya razón fueron llamados Guardias del límite hispánico. Dividióse este en algunas diócesis, y cada una de ellas en cierto número do condados. El lerr. de Ampurias fue unido á la de Gerona; apareciendo el condado Bmporitano entre los cualro que se formaron de aquella diócesis Hermingario, á quien otros llaman Irmingario, es el primero que se ve titulado conde de Ampurias en la historia con fecha del año 813. Este condado, cuya cabeza es la v. do Castellón, estuvo muchos años en la casa de los Moneadas, descendientes de Dapifer: por los años de 1300 entró en la corona de Aragon, y por via de parentesco fue trasmitido á la ilustre casa de Medinaceli.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.