HISTORIA DE ALGECIRAS, PROVINCIA DE Cádiz, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Cádiz

Historia de Cádiz


 


>



PUEBLOS DE Cádiz

Historia de Cádiz

Localización de ALGECIRAS , Cádiz


MAPA DE ALGECIRAS , Cádiz
COORDENADAS GPS:
36.078648 , -5.511542

ALGECIRAS  (HISTORIA) .
  - Cádiz.


Datos de la localidad:

    partido  Jud.  De término, en la provincia  Y diociudad, de Cádiz , aud.  Terr.  De Sevilla, e. g. de Andalucía : compuesto de la ciudad que le da nombre y de la de Tarifa , en la Península, y de los presidios de Ceuta, Alucemas , MelilIa,y Velez de la Gomera, en África (*) que reúnen dos ayuntamiento  Antes de la nueva división terr., el actual part, de Aigeciras correspondió al que se titulaba del Campo de Gíbraltar, cuya cabecera  Era Tarifa, y se componia de esta última c , Aigeciras, S. Roque y los Barrios.  Ahora consta de las población  Arriba mencionadas, y confina al N. con lostérminode MedinaSidonia y los Barrios; al E. le sirve de límites la costa occidental de la bahía de Aigeciras y Gíbraltar; ai S: Ja embocadura del Estre trecho, ó sea su costa setentrional, y al O. el término  De Veger, y la embocadura occidental del mismo Estrecho.  La parte de costa que corresponde á este partido  Empieza en la ensenada y r. de Barbate; y luego se encuentran en ella, con dirección al Estrecho, los puntos siguientes, descritos detenidamente euel art.  De Gíbraltar Estrecho de, (V.): la punta, torre y ensenada de Sara, punta y .torre Camarinal, cabo de Plata, ensenada de Boionia, torre y punta Paloma ó de las Palomas, punta y torre de la peña, ensenada de Valdeyaqueros, punta y ermita de Santa  Catalina, y la ensenada llamada los Lances de Tarifa, la isla de Tarifa, con su torre, la piedra Marroquí, punta Camorro, punta, torre é islotillos de Canales, punta y torre Guadalmesi, punta de Acebuche, ensenada y cast.  Del Tolmo, punta v torre del Fraile, Cala Arena, punta Carnero, isla délas palomas y las Cabrillas, bajo de la Perla.  Aqui empieza ya ia bahía de Aigeciras y Gíbraltar, (V.  Bajo la palabra ALGECIRAS, BAHÍA.)  Cuya descripción comprende la seguida de la costa hasta la punta de Europa, en Gíbraltar.  El TERRENO, llano en muy pequeña parte, es en lo general montuoso, de calidad arcilloso y medianamente consistente, con rocas que pertenecen á la formación arenisca: hacia el E. lo constituye una serie de cerros y cañadas que terminan ea la sierra de laXuna, yluego las vertientes á la mar de la cordillera  Que sale de la serranía de Ronda', pasa al NO.  De Algeciras, y termina en el cabo denominado Punta del Carnero; y hacia el N. la sierra de la Palma los pequeños cerros llamados Valcerrados, una parte de la sierra de Ojén, enlazada con la de la Luna, y con los montes de Medina Sidonia, los Barrios, y Alcalá de'los Gazules; sierra del Medio, sierra de Plata, y San Bartolomé; estas tres y principalmente 'as dos úítimas casi aisladas, y ya al NNO.  Y NO.  Del partido: todas tienen una altura próximamente igual, que puede calcularse en 400 varas sobre el nivel del mar, menos Ja de S. Bartolomé, que no llega á 350.  En la parte occidental del partido  ó sea el término  De Tarifa, hay hacia el N. después de los cerros Valcerrados, una leguas  De hermosa y fértil vega, que después delacampiña, es la mayor y mas productiva llanura del término; una den.  De pastos, llamada del Pedregoso, perteneciente al marqués de Mirañores; los baldíos de propios, adehesados por el ayuntamiento, por no ser susceptibles de cultivarse para labor, y 70 huertas: solo estas disfrutan riego en dicho término, y las demás, aunqua de secano, nada dejarían que desear en cuanto á sus prod.,. si los aires de levante no destruyeran con frecuencia las cosechas de toda especie: como en la misma jurisd.  De Tarifa.  Hay 16,190 fan.  De tierra erial, y 14,000 de monte, continua mente se roturaban nuevas tierras, hasta que el ayuntamiento  Acaba de imponer severas penas al que lo veriSque en adelante.  Ea el frente oriental del partido, ocupado por la jurisd.  De Algeciras, se hallan las deh.  De propios llamadas Abiertas, Acebuchal, Algarrobo, Ceuta, la Punta y Novillero, muy abundantes de pastos, aun.  En el estío, y la de la Punta con 43 posesiones de viñedo con sus respectivos cas.: los granos también sufren mucho en esta parte por los aires de levante; y las tierras de riego prod.  Buenas frutas y hortalizas: los montes crian madera para leña, carbón, y utensilios delalabranza, consistiendo principalmente el arbolado en quejigos, chaparros, alcornoques, acebuches y alisos.  Ademas de los r. y arroyos que corren por el partido  Y vana parar al mar, y de las fuentes y pozos que en.  Aquel se encuentran es notable entre el térm de Tarifa y los de Veger y Medina Sidonia, la gran laguna llamada de Janda, cuyo desagüe se intentó en 1822 por la empresa de Moret y compañía, ejecutando varios trabajos en aquel año y siguientes; pero nada ha conseguido, ni tampoco es de estrañar, atendido el cortísimo desnivel que media entre el mar y el fondo de la laguna.  Si el desagüe llegara á verificarse, á mas de proporcionar el aprovechamiento de algunos miles de aranzadas de tierra que ocupan las aguas, se evitarían las calenturas intermitentes gástricas qne suelen producir en el estío.  La ciudad de Tarifa se halla atravesada por un pequeño arroyo, que nunca corre en dicha estación, y que entra y sale por el muro, por dos arcos, cada uno bajó su torre, desde donde se bajan ó suben oportunamente los rastrillos que llenando el vacio de la bóveda, impiden el paso.  Ademas tienen su curso por el término  De dicha ciudad los r. y arroyos siguientes: el Guadamesí de esquisitas aguas que, naciendo en la sierra de la Lu na, baja de N. á S., por la falda de la misma, y desemboca en el Dar ú&l Estrecho; sin que haya puente para vadearlo, á pesar de atravesar el camino de Algeciras á Tarifa: el de la Vega, que tiene su origen en la misma sierra, y fenece también en el Estrecho, es poco abundantey su curso se interrumdeenel verano: da impulso á dos molinos harineros, y se pasa por un mal puente, de un ojo de manipostería y ladrillo, en el camino que, desde Tarifa conduce á Veger y Cádiz: el r. Salado, notable solo por la memorable batalla á quedió nom bre, pues su curso no dura mas que el tiempo lluvioso, nace en la sierra, desagua en el Estrecho, y-tiene dos puentes, uno de tres ojos en el camino de Veger, y otro de uno, en el que guia desde la ciudad alas huertas de Jara y ermita déla Luz: el r. Manir al, formado por la reunión delosde/«?-«yP«eríollano, en el punto llamado Angorrülas, es de curso perenne, riega varias huertas, mueve muchos molinos harineros, y cria, especialmente en su último trozo, á donde suben las aguas del mar en las mareas, anguilas, lisas y barbos; desagua en el Estrecho, y tiene en ei camino de Veger, un mal puente de manipostería de tres arcos: el arroyo Valdebaqueros principia en el puerto de Facinas, y concluye donde los anteriores: se seca regularmente en el verano, y el puente que tuvo á fines del siglo anterior, camino de Veger, en el sitio llamado pasada de las Carretas, se hundió á los tres anos de su construcción: el r, Almodóvar toma origen de un manantial en la sierra de Ojén, y va á parar á la mencionada laguna de Janda, cria en los charcos que dejan las aguas en el verano, anguilas y barbos de regular magnitud; y como no tiene puente, su paso es peligroso en la campiña.  Los r. de La Miel y Pulmones, y las gargantas de Botafuegos, Guerra, Marchen-illa, y la Fuente Santa, que corren por el término  De Algeciras, se hallan descritos en el art.  Que sigue de la ciudad de este nombre.  Los CAMINOS son generalmente de herradura, en muy mal estado: el que desde Algeciras conduce á los Barrios, y el de la playa hasta Gibraltar, sinren para carruajes: el que desde Tarifa guia por Veger y Chíclana á la cap.  De provincia,yeI que va a Algeciras, ambos son de herradura y malos, especialmente el último que, en el invierno, se pone casi intransitable, ademas de ser de rocas y peñascales y de hallarse en su mayor parte cubierto de monte: en el hay tres pequeños ventorrillos; y en la vereda, también muy mala, que vapor la costa, desde la mismaciudad  De Tarifa á Algeciras.  Y se llama camino de Guadarnés!, solo se encuentran ¡oseas.  De algunas huertas y cortijos, pertenecientes al término  De Tarifa La CORRESPONDENCIA se reciba en esta última ciudad los lunes, naíéreoies y sábados, por el conductor que envia el ayuntamiento  á Algeciras, á cuyas, vuelve con Jas coutestaciones, los miércoles, viernes y domingos.  El correo general llega a la cap.  Del parí., los lunes , miércoles y sábados; y sale ios domingos, miércoles v viernes.  Las pRODccciosEsconsistenen trigo, cebada, habas, sahína, aldoran, garbanzos, arbejones, y«ros, vino, hortalizas y fratás comunes del pais «ntre ellas las esquisttas naranjas de Tarifa, de las que se estraen anualmente mas de dos millones para Cádiz, üíbraitar, Sevilla, y otros puntos.  En Tarifa sobra trigo, garbanzos y habas, que se esportan por mar para Alicante, Cartagena, y ¡otros pueblos de aquella costa, y por tierra para Algeciras: y se importa aceite del reino de Sevilla, aguardiente de la serranía de Ronda y de la costa de Cataluña, y una parte del vino de la de Málaga.  También se importan todos los art.  Necesarios para vestir, cuya mayor parte va del estraogero por Gibraltar, y la madera y hierro de Cádiz y Málaga: el último se lleva igualmente del estrangero por Gibraltar.  En Algeciras no solo se introduce trigo de Tarifa, como queda dicho, sino de Veger, pueblos inmediatos, y las costas de levante; vino de distintos puntos, aguardiente de la serrania deRoada y mercados de la costa; aceite de Sevilla y Málaga, y géneros de vestir de Gibraltar, Cataluña y Valencia.  Abundan en todo el partido  El ganado v&- cuno, cerdoso, cabrio, lanar y caballar; hay caza de jabalíes, corzos, conejos, liebres y perdices,, y en bastante númera tobos, que diezman frecuentemente el ganado, sorras, tejones y otros animales dañinos: en ios meses de setiembre y octubre hay algunos años ea Tarifa paso estraordkiarío <ie codornices que llegan de todas partes buscando aquel punto, el mas angosto del Estrecho, para pasar al Afri^, proporciona- neo una de las temporadas mas divertidas.de caza.  L¡a pes- .  Ca en «i agua salada es numerosa, pues solo de Tarifa, después del consumo, se estraen anualmente para la costa de Valencia 40,000 a. de atún, bonito, albacora, caballa, sardina y anchoa.  Existen canteras de piedra para losas de las calles, muchos manantiales y fuentes do agua mineral de laclase de sulfurosas, y algunas ferruginosas en el técm.  Dfc Tarifa: entre las primeras, la fuente del Moro ai N. úe sierra de Plata, y la Hedionda junto á la orilla del mar en laCaleta, se distinguen por el esceso de ácido hidro-sulfúrico, ¡ó.  Sea gas hidrógeno sulfurado que contienen: las segundas están mineralizadas por el sulfato de hierro; pero hasta ahora, ningún partido se ha intentado sacar de unas ni de otras.  En el term.  De Algeciras, á i leguas  De la c , se hallan ios baños hidro- salfúricos de la Fuente-Santa aplicables con buen éxito' para toda clase de afecciones cutáneas, y tienen algunas habitaciones: en otros parages se hallan también aguas mineralizadas, án haberse hecho su análisis.  La INDUSTRIA del partido  Se reduce al cultivo de los campos, á Ja marina, á ia pesca, y á los demás oficios necesarios en todo pueblo: «n Tarifa hay una fáb.  De curtidos, otra de fideos, y'8 de ladrillos, tejas y alfarería; y en Algeciras 4 de curtidos, 2 de tejidos de hilo y algodones, 1 de naipes y papel pintado, 5 tejares y .alfarerías, 3 de corcho y otras de efectos de poca importancia: en todo el part, se hallan muchos molinos harineros, unos de corriente y otros de represa, y en Algeciras una de papel de estraza y un martinete de cobre.  El COMERCIO se limita á la importación y esportaeion de los géneros y efectos mencionados anteriormente, y de todos aquellos de que se carece: la importación se hace por buques  del pais, y la esportacion por forasteros, si se esceptua el  carbón que tiene buques espresamente dedicados á este trauco, r ESTADÍSTICA CRIMINAL.  Los acusados en este partido  Jud.  Durante el año 1843 fueron 59; 9 absuelios -libremente.  45 penados presentes, 11 contumaces, 16 reincidentes en el mismo delito, 13 en otro diferente; 4 contaban de 10 á 20 años de edad, 4 de 2o á 40 y 9 de 40 en adelante;-57 pertenecían al sexo masculino, 2 al femenino; 29 eran solteros, 30 casados;  55 sabían leer y escribir, 32 carecían de esta instruccion; de 2 se ignora si la poseían; los 59 acusados ejercian artes mecánicas.  El número de delitos de homicidio y heridas perpetrados en el mismo periodo fué de 16; 1 con arma de fuego de uso lícito, 10 con armas blancas también de uso licíto y dos deuso ilícito, y 3 con instrumento contundente.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .



    Residencias de ancianos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.