HISTORIA DE ALCUDIA, PROVINCIA DE Alava, CENSO FIESTAS Y DATOS RÚSTICOS

Historia de todos los pueblos de España. Censo, fiestas y datos de 1845. Censo rústico y fiscal. Diccionario Madoz. Diccionario estadístico e histórico de los pueblos de España. Censo económico. Padrón. Fincas. Partidas de nacimiento. Parroquias


HISTORIA DE TODOS LOS PUEBLOS DE ESPAÑA
BUSCAR PUEBLO POR NOMBRE

CENSO, FIESTAS, IMPUESTOS, ALDEAS, PEDANÍAS, AYUNTAMIENTOS, MANCOMUNIDADES, OBISPADOS.

PUEBLOS DE Alava

Historia de Alava


 


>



PUEBLOS DE Alava

Historia de Alava

Localización de ALCUDIA , Alava


MAPA DE ALCUDIA , Alava
COORDENADAS GPS:
42.910000 , -2.698387

ALCUDIA  (HISTORIA) .
ALCUDIA  - Alava.


Datos de la localidad:

    ciudad con ayuntamiento  En la isla, diócesis tercio ,-provincia  Y partido  Marít.  De Mallorca, provincia  Civil y económica, aud.  Terr- y ciudad g. de las Baleares (10 1/2 horas de Palma), partido  Jud.  De Inca (4), distr.  Marít.  De su nombre, y apostadero de Cartagena : SIT.  á 1/2 leguas  Del mar, entre dos grandes bahías, la de su nombre ó Puerto Mayor (de que se hablará), y la de Pollenza ó Puerto Menor, á los 39" 50' 45" lat.  Y á los 6" 50' 25" long.  Del Meridiano de Madrid , bien combatida da los vientos, con especialidad de los del Norte y E.; goza de alegre cielo y despejada atmósfera; sin embargo, es poco saludable su CLIMA por la calidad de las aguas que beben y también por las emanaciones mefíticas que exhalan con el calor del sol los pantanos y charquinales, que ocasionan las lagunas ó albuferas cuando, rebosando, sus aguas , se estienden á una considerable dist.; las enfermedades mas comunes son tas calenturas pútrido-malignas en e!  Invierno , y obstrucciones del bazo todo el año.  Rodean la población  Ant.  Murallas de grande espesor, defendidas por dos fuertes cast.  Y un foso ¿¡eco, ancho y profundo.  Rica y floreciente por muchos años, en términos de disputar á Palma la capitalidad de la isla , encerraba en su recinto hasta 1,000 CASAS, pero desde el año 15, del último pasado siglo, principió á decaer i!e su prosperidad y grandeza, porque su puerto, habilitado hasta entonces para la esporíacioü del aceite y otros art., perdió estas ventajas y le abandonaron los buques , y los comerciautes buscaron otros puertos mas frecuentados para sus especulaciones al mismo tiempo que los propietarios y personas pudientes huían de la insalubridad del clima.  Esta desgraciada ciudad no présenla en el dia ni aun la sombra de lo que fué ; solo cuenta 314 CASAS entre las ruinas y escombros de mas da"700 quo la dan un aspecto de tristeza y de desolación tal, que comprime ei corazón de quien se detiene á considerar las vicisitudes de los tiempos.  Hay un hospital para enfermos pobres que por falta de rent.  No puede llenar su instituto ; una easa municipal ; una escuela de instrucción primaria elemental, frecuentada por unos G0 discípulos; otra de ninas, en laque ademas de las labores propias del sexo , se enseña á las 3o ó 40 educandas que asisten , las primeras letras,; una igl, panbajo la advocación de San Jaime, servida por un cura párroco , un vicario temporal y amovible , un beneficiado de patronato de sangre , dos de patronato ccl., por haber un beneficio vacante; de los dos que residen, el uno tiene á su car»o el órgano; un beneficiado de paíronato misto del párroeoV los jurados, y un sacerdote ordenado á título de patrimonio adscrito al servicio déla parr., sin especial obligación.  ¿1 curato es de segundo ascenso, de nombramiento real y del diocesano en los meses respectivos, siempre previo concurso: el vicario lo nombra el diocesano á propuesta del párroco.  Antes de la exclaustración hubo un conv.  De observantes, el cual se vendió juntamente con su iglesia  El cementerio se halla en parage bien ventilado , y en él se encuentra un oratorio público dedicado á Santa  Ana , de patronato del ayuntamiento, ge dice en él misa algunos días, y se celebran varias fiestas.  Confina el TERM.  Por el Norte con el de Pollenza á 1 leguas; por el E. con el mar á 1/2; por el S. á igual dist.  Con el término  De Muro, y por el Oeste á i/2 con el de la Puebla: en él se encuentra la bahía de su nombre, puerto habilitado de  cuarta clase , con 8 matriculados y escaso número de pescadores , 1 buque de tercera clase y 4¡de cuarta ; la forman los cabos de Menorca y el de Farruch, dist.  El uno del otro 6 1/2 millas al SE.  , medio cuarto E. y al contrario.  El cabo Menorca, mas alto que el del Pinar, mas puntiagudo, de color oscuro, pelado y cortado á pique desde la mitad de su a!-_ tura, y la otra mitad poblada de arboles, da entrada á la bahia, viniendo por el lado setentrional da la isla: 1/2 leguas  Escasa a!  SO.  De él, se halla la punta de Terrents, baja y poco saliente, la cual debe su origen á unas montañas menos altas que las que forma el cabo de Menorca; media milla al Sur de la espresada punta 43" O. se ve la isla de Alcana que es rasa, próxima á la costa y sin paso por la parte del Norte: por la de!  SE., á dist.  De de 1 1/2 cable arroja un placer de arena y piedra con tan poco fondo, que no tiene en su estremo mas qué tres brazas, por lo que no conviene atracarse á ella á menos de 2 cables.  Al O. á una milla larga , se encuentra la Torre Mayor, sobre un montecito, bien artillerada; de este montecito desciende á corta dist.  Una punta de mediana altura, en cuyo estremo hay una batería arruinada.  Toda la costa desde la punta de la Torre Mayor, hasta el cabo de Menorca, es la parte setentrional y estertor de la bahia, debiéndose tomar por parte interior, toda la costa que desde dicha punta tira al NNO., NO., 0.  Y SO., hasta los Pons, que es la boca de una laguna ó albufera que esta detras de la playa.  La bahia de Alcudia es mejor que la de Pollenza , á pesar de estar mas al descubierto de los vientos del NE.  Y E.; menos ventosa, mas limpio su tenedero, y mas fácil de coger con los vientos del NO.  Y N. La costa del S. sigue desde la boca délos Pons circulando al SE., hasta la punta llamada el Pi de la entrada, quedando en el intermedio , la isla de los Poreos, chica y rasa.  Toda la bahia es limpia desde cabo Farruch hasta el fondeadero de Alcudia; á un cable cumplido hay de 4 á 5 brazas de fondo, que crecen luego á 10 , 15, 20, 25 y 30- Desdft el mencionado cabo del Pi, lira la costa al NE.  1/4 E. basta la cala Mata que está al NE.  De una punta poco saliente, y á dos millas de ella al NNE.  Se llega á otra punía próxima al cabo Farruch.  El  punto que de este cabo baña al mar. no es muy aLto , pero va elevándose eí terreno hasta terminar en una montaña que se corre del Este alO. , la cual tiene en su cumbre una gran llanura.  El mejor medio de fondear en la bahia de Alcudia, con navio, es: conocida la isla de Alcana, Torre Mayor y su punta , dirigirse á dar fondo por la medianía de.  Esta y aquella á dist.  De 3 ó 4 cables de tierra en 6 ú 8 brazas cascajillo: siendo fragata podrá ejecutarse en frente de la torre á NS.  En 5 ó c brazas de la misma calidad, con manchones de alga, amarrándose NO.  SE-; con embarcación chica puede fondearse entre la Torre y una casita con'su muelle, que está mas al N. en la playa, sobre 2 ó 3 brazas, con eJ cuidado de que poco mas adentro falta de pronto el fondo á la ensenada, y el que se encuentra es de una braza que disminuye hasta un palmo.  A dist.  De una hora de la pobf.  Se halla el santuario de Ntra.  Sra.  De la Victoria, patronato del ayuntamiento: se celebran en él algunas fiestas: á 1/4 N. la Albufera Mayor, y aun mas cerca al SE.  La Menor, ambas ricas por la mucha pesca de anguilas y otros peces que crian, y por taño menos abundante caza de aves acuáticas que entre ios juncos y aneas se anidan, ambas fatales á la ciudad por las enfermedades que se desarrollan con la estancación de las aguas en pantanos y otros eharquinales, y que pudieran ser por sí solas bastantes á convertir en un delicioso jardín la campiña, sise practicasen desagües y canales bien entendidos: el desp.  De Villa-rotgé, la capilla de San Martin en la cueva de su nombre, formada con el mayor primor por la misma naturaleza, adonde suelen subir los veciudad  En ciertas festividades, apesar de distar déla ciudad 1 1/2 leguas, y esparcidos por el término  Los predios denominados Alcanada/ Balme (can), Basera (can), Beuíatria, Bregat (can), Burgues( can), Cuirana (son), Colombar, Oriolet, Simó (son), Sione (cana), Socias (can), La-Torre, Vertalrent y Xanet: el TERRERO en dirección de la bahia es pedregoso é incultivable, lo mismo que el de pantanos y lagunas, y tas 2,000 obradas de monte matorrral; pero en estos puntos se crian las mejores yerbas de pasto, con las cuales se mantienen numerosos hatos de ganado lanar, vacuno y mular, principalmente déla primera especie, que da el vellón mas fino de todas las islas; multitud de plantas aromáticas que con sus flores hermosas y fragantes llaman infinitos enjambres de industriosas abejas, que anidando en Golmenas bien dispuestas por aquellos alrededores , trabajan una miel delicadísima y muy buena cera, y multitud de arbustos de especies diferentes que dan leña eñ abundancia, no solo para el consumo de los hab,, sino para estraer ora en rama, ora reducida á carbón para otros puntosde la isla y hasta para las otras islas inmediatas; pero todo este resultado no compensa en modo alguno de las pérdidas que los aícudianos esperimentan por no canalizar las aguas de de las albuferas; si esta operación llevasen á efecto, sobre las ventajas que reportaría la salud pública, dando circulación á las aguas estancadas, podrian conducirse estas para riego de las mejores tierras, y como arriba dijimos, ei término  De Alcudia se convertiría en un jardín delicioso; ademas, la considerable estension de tierra que en sus derrames ocupan las albuferas, y que empantanadas se hacen completamente inútiles para todo enltivo, llegaría á desecarse en poco tiempo y su misma condición los haría mucho mas feraces y productivas , no solo para campos de pan llevar, sino para ricos prados artificiales que tanto beneficio reportan al cultivador, para plantios de todo género y aun para huertas deliciosas.  Costosa había de ser esta operación; crecidos capitales habrían de invertirse; pero no quedaría defraudado el que en ella los ocupasen: poces años bastarían á remunerarle grandemente de su sacrificio, y sobre todo, Alcudia saldría del estado lastimoso en que se encuentra, reconquistaría su ant.  Esplendor, y volvería á ser, si no la primera, la segunda población  De la isla, porque su situación y su ventajoso puerto para esto la tienen destinada.  Las tierras de cultivo están al E-; son de muy buena calidad y muy feraces , asesar de no haber otras aguas para el riego que de noria, y escasear los brazos para el cultivo.  Sale des de Alcudia una CARRETERA general, que pasando por Inca, cabecera  Del partido  Jud., conduce á Palma, la cual se halla en mediano estado, los demás caminos son locales.  La CORRESPONDENCIA la recibe de la capital  De la isla y de la provincia, por medio de un maletero , dos veces á la semana, PRODUCCIÓN  : toda clase de cereales, algarrobas , cáñamo, lino , miel, poco aceite y Tino, sin embargo de ascender esta última cosecha á principios del siglo anterior á 66,000 cargas de uvas de 3 quintales  Cada carga, legumbres, hortalizas y frutas agrias y dulces; cria ganado lanar, vacuno y mular, usn.: telares de lienzos ordinariosj la pesca de agua dulce en las albuferas, y la de mar que consiste en doradas., pájaros, sirviólas, palomidas, den-.  Tolos y atunes; también se pesca en abundancia el coral por los meses de julio y agosto, y se elabora rico queso, COMECIO : era este de la mayor importancia á principios del siglo anterior, come arriba se dijo ; pero después del año 15 del mismo perdió estas, y decayó con rapidez; el poco que después de aquella época conserva, lo debe al coral que en sus costas pesca. POBLACIÓN  : 272 veciudad, 1,116 almas: CAP.  IMP.  : 212,814 CONTRIBUCIONES  17,059 rs, 9 mreales vn.  HISTORIA.  Al mirar las antigüedades de esta ciudad, lápidas, ídolos, medallas etciudad, y el triste aspecto de sus muchas ruinas , preciso es decir con Ovidio, en sus metamorfosis, que el tiempo, trabajando sin descanso, encumbra en la opulencia á unos, mientras á otros en el polvo humilla.  Alcudia, antes poderosa, hoy solo presenta el revés de la fortuna, abrumada con los despojos de su perdida opulencia: toda , como se lleva dicho en el centro delart., yace envuelta en los escombros.  Ocúltase su fudacion en los tiempos místicos.  Puede sin embargo asegurarse conEstrabon, Dionisio Alejandrino y Festo Avieno, corresponder á los fenicios.  Aunque las trirremes tirias ; sus discípulos los griegos, y los púnicos de África hubieron de fondear en su puedo , y sus hijos se contasen entre los famosos fundibuíarios , que los eartagineces, y daspues los romanos llevaron de las Baleares , tan celebrados por  T. Livio , L. Floro, Bolybio.  Virgilio, Silio Itálico , Ovidio, Servio, Státio, Lucano, Veigetio etciudad, ningún geógrafo ni historiador nos ha conservado ideas partieulares de ella, hasta que lo hizo el diligentísimo Plinio.  Llamábase en su tiempo (el imperio de Vespasiano).  Cunici, y disfrutaba del fuero del Lacio ant.: Salmasio , en sus Plinianas , opinó que en vez de Cunici se debía leer Tucim.  Los árabes la denominaron Atendía , que se interpreta Cerro ó Altozano; y asi como "durante las especulaciones de Fenicia y de la Grecia por los mares internos, y dominaciones de Cartagoy_B.oma.su historia aparece totalmente oscurecida, y no es otra que la general de las Symnesias, Valerias ó Baleares, continúa siéndolo por las de ¡os godos y agarenos , tiempo de la reconquista , y hasta el reinado de D. Carlos í.  De España, V emperador de Austria de este nombre, en cuya época se presenta jugando por sí sola en un partido que no era el general da los isleños.  El Sr.  Furio., en su Memoria Histórica , ofrece cuanto puede decirse de aquellos acontecimientos , en cuan'.o hacen relación á Alcudia.  No tuvieron los agerraanados en mucha cuenta ni la resistencia délos alcudianos, ni la residencia en aquel punto de algunos caballeros, pero aumentándose esta cada día , y esparciéndose la noticia de que se habían pedido socorros al rey contra la confederación , "acordó la junta á Íirincipios de noviembre, enviar algunas partidas sueltas por os caminos , para que impidiesen la reunión de los caballeros, á quienes llamaban mascarados , dentro de las murallas de Alcudia.  Algunas pequeñas escaramuzas que se trababan entre estos destacamentos y los realistas, produjeron la resolución de enviará aquella ciudad un cuerpo de ejército al mando de su capitán general, Juan Odón Colotn, compuesto de seis mil hombres de infantería, 400 caballos ; y 6 piezas de artillería, para obligarla á entrar en laherm.  En nada impuso este aparato á sus decididos hab.  , que no quisieron ceder de su empeño, hasta que el lugar-teniente gobernador , D. Pedro Juan Alberti, D. Antonio de Veri, lugar-teniente de regente D. Guillermo Desoías,, jurado, y los canónigos D. Miguel Gual y D. N. Salom, que hablan liegadocon lacolumnaeldiaia del citado mes y año, les persuadieron podían, manteniendo su lealtad al emperador, aparentar afecto ó deferencia á ¡os acuerdos de la comunidad.  No era el ánimo de estos comisionados que la ciudad cediese á la plática misma, que ellos le habían propuesto, sino para ponerse en salvo mientras llegaba el so corro apetecido, y asi es , que se encerraron dentro de la población; tan pronto como, 'os comuneros conocieron cual liabia sido su objeto.  Los veciudad  De Lluchmayor deseosos de evitar la sangrienta catástrofe que iba á ocasionar la resistencia de los de Alcudia, enviaron al efecto de convenirles una comisión compuesta de 16 individuos de los mas calificados de la v., á tuyo frente estaba Matías Salva , baile , quienes á pesar de su eficacia , nada pudieron conseguir.  En consecuencia , se rompieron las hostilidades en el dia 20 de noviembre, empezando el fuego por una batería de tres cañones que habian construido los sitiadores mientras se derruían seis molinos, y á retaguardia de la linease fabricaban escaleras, y una tortuga para el asalto.  No acobardados los sitiados , hicieron algunas salidas, y en una de ellas tomaron la batería con muerte de muchos de las dos parcialidades, distinguiéndose en este choque loscadalleros D. Bartolomé Rosiñoll, que mandaba á los alcudianos , y D. Antonio Sureda.  En vista de esto acordó Colom se redujesen por entonces las operaciones á estrechar le linea, reservando el asalto para el dia 1.° de enero del año siguiente 1522, reclamando déla cap.  De la isla algunas piezas de artillería de grueso calibre.  D. Berenguer Sbert.  Que deseóme fiaba á la sazón el cargo de lugar-teniente de gobernador, quiso impedir el transporte de ios cañones; pero fueron ínuti' les sus.  Esfuerzos: habiendo resuelto los prohombres de los gremios, que Alcudia debía ser balido, y castigada su temeraria osadía.  Todo quedó dispuesto en el campo de los sitiadores para el asalto en el dia prefijado , y entretenidos en diferentes escaramuzas, y en fabricar baterias por lá parte del puerto Mayor y Menor, pasaron el tiempo hasta el dia si de diciembre, &n el cual se dio permiso á una considerable parte del ejército sitiador, para que pasasen á sus casas á celebrar las fiestas de Navidad.  En este mismo dia llegó á Alcudia desde Mallorca D. Pedro de Pax, hijo de otro del propio nom' bre, gran soldado y capitán, que habia sido de los "de aquel pueblo.  Con su presencia y la de D. Pedro Juan Zafortoza y de algunos otros caballeros, se reanimó el abatido espiriíu'de los sitiados.  Animóles á hacer una salida , en su fervor religioso, el P. Antonio de Avila .  Prior de un conv.  De carmelitas que había cerca de Alcudia, dedicado á Ntra.  Sra.  De la Victoria.  Lo verificaron al romper de!  Alba el dia 26 , llenos de un entusiasmo sagrado , en número de 1,080 hombres y 7 caballos , capitaneados por D. Pedro de Pax ; trabóse la batalla no muy lejos de la ciudad, consiguiendo los sitiados desbaratar las máquinas de guerra y escaleras que para el asalto temarrprevenidas los sitiadores, y les saquearon los bagages: mas á pesar de esto , y de no constar entonces el ejército de los germanias, por las licencias acordadas, sino de unos 1,000 infantes y 60 caballos, D. PedrodePax.no pudo romperla linea , y tuvo que retroceder con los suyos , y encerrarse de nuevo en la plaza.  Queriendo la junta de la capital  Aprovecharse del mal éxito qne tuvieron los sitiados , para ver de reducirlos á su obediencia, quiso otra vez terciar las pretensiones de uno y otro partido, y al efecto envió á Alcudia al ob.  Don Pedro Pont, y D. Juan Odón de Salas , caballero de.  Mucha opinión , y respetado por sus virtudes; pero nada consiguieron; pues, si bien los de Alcudia consentían en firmar la es-- tinción de derechos, no quisieron obligarseá pagar los gas- • tos ocasionados en el sitio.  Aun se probó por cuarta vez el transigir las diferiencias entre los de Alcudia y los comuneros, y para ello se nombró una comisión mas numerosa, pero tampoco pudo conseguirlo esta; tal era la terquedad de uno y otro parí.  Continuaba el silio sin descanso , y los sitiados sus salidas impetuosas, entre las que son memorables las que hicieron el 23 de abril, dia de S. Jorge, patrón de Aragón , yotra.  En que perecieron mas de 400 realistas , y entre ellos D¿ Berenguer de Serralta, y quedó herido de un bote de lanza. D. Juan Odón Zaforleza; pero tan repetidos esfuerzos, obligaron á los agermanádos á levantar el sitio , convirtiéndose este en un bloquea.  Asi permaneció hasta principios de setiembre que ordenó Colom se estrechase de nuevo con 3,000 infantes, 200 caballos y alguna artillería; se levantaron trincheras y baterias; se fabricaron escalas y máquinas, y logrando abrir brecba por la parte del puerto Menor, no obstante ser poco practicable, embistieron los comuneros con gran Ímpetu; pero no les favorecieron las circunstancias, y fueron rechazados con gran pérdida de ambas partes.  El analista de Aragón, Lanuza, afirma que los de Alcudia colgaron de las murallas á los prisioneros, cometiendo en ellos las crueldades mayores.  A muy poco de haberse dado este asalto se presentó sobre la bahía de Palma la armada de D. Juan de Velasco, y pronto fué recibida en Alcudia como se puede presu mir.  Desde luego publicó el virey, que vino en ella, una amnistía.  á la que se acogieron algnnos: Pero la multitud se mantuvo fiel á su juramento , y se retiraron á Pollenza los sitiadores, que no pudieron contrarestar el poderoso refuerzo de los sitiados.  E1 Emperador premió la constancia de Alcudia, concediéndole el titulo de ciudad fidelísima , franqueándolo de todos los derechos y gabelas del reino , y poniendo encima de las dos torres de su escudo de armas , las aguijas imperiales; pero no pudieron sus sacrificios y privilegios contener la despoblación y lenta ruina, que ya en ella se habia manifestado.  Sus murallas góticas no sirven mas que para el artista y el anticuario, como se lee en los recuerdos y bellezas de España.




    ANUNCIE SU EMPRESA O NEOGOCIO EN ESTA FICHA. COLABORE CON EL MADOZ



    Alojamientos baratos en .

    Busque datos complementarios al catastro o al registro civil. MOLINOS, CASTILLOS, CASERÍOS, ALQUERÍAS, YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS, CEMENTERIOS, MANANTIALES, ETC... El Diccionario Madoz resulta imprescindible para cualquier trabajo sobre historia de la fiscalidad, los impuestos o la contabilidad pública en España. Otra de sus utilidads principales es la búsqueda de las parroquias a que pertenece cada localoidad, pues en ellas se guardan los registros de bautismo, imprescindibles para la solicitud de la nacionalidad, ya que a menudo son los únicos docimentos que aún pueden encontrarse para acreditar los orígenes españoles de un ancestro.
    visitas


    >



    Publicidad

     
    ©2009 Cheapholidaysinspain.com. Abracadata y Cumbres Borrascosas * C/ Las Eras 8, 24369 Valbuena de la Encomienda, León
    Historia de todos los pueblos de España. Censo, padrón y datos de 1845. Censo rústico y fiscal.